Se encuentra usted aquí

oftalmología

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Causas, consecuencias y acciones por baja en precio del petróleo, desaparición poderes en Guerrero y pobreza en México y el mundo

El director general de CAPEM-Oxford Economics, Antonio Castro Quiroz, nos explica a qué se deben las bajas de los precios del petróleo y como afectan al país y la Reforma Energética. Desde Zacatecas, Luis Enrique Mercado, nos dice qué debe hacer el gobierno para obtener recursos ante la baja de los precios del petróleo. En el estudio me acompañan Liliana Alvarado y Juan Azcárraga y comentamos sobre lo que señala la ley para desaparecer los poderes en Guerrero, analizamos una encuesta que muestra lo que pensamos los mexicanos de las diversas reformas aprobadas por el Congreso y hablamos sobre los niveles de pobreza en el mundo y México. Desde Hermosillo, Marco Paz Pellat informa sobre el crecimiento de los videos en internet. El Dr. Fidel Ruiz-Healy nos dice que son las catarátas y cómo tratarlas.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 14 de Octubre 2014 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Fidel Ruiz Healy, Oftalmólogo

El Dr. Fidel Ruiz-Healy Álvarez nos explica qué es el desprendimiento de retina y como tratarlo.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 30 de Septiembre 2014 - 20:40
Media: 

En Entrevista: Fidel Ruiz Healy, Oftalmólogo

Contenidos relacionados: 
Desprendimiento de retina
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El funesto Ángel Aguirre, la prepotente Yoloxóchitl Bustamante y el ébola

Luis Miguel González, Director Editorial del periódico El Economista opina sobre las realidades y mitos de la recuperación económica. En el estudio me acompañan Liliana Alvarado y Juan Azcárraga y comentamos sobre el funesto gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, y la prepotente directora general del IPN, Yoloxóchitl Bustamante. El primero debería ser removido por el Senado, la segunda por el presidente Enrique Peña Nieto. También hablamos del ébola, las elecciones brasileñas del domingo entrante, y de cómo va hasta ahora el gobierno de EPN. Desde Hermosillo, Marco Paz Pellat nos actualiza sobre el mundo del internet. El Dr. Fidel Ruiz-Healy Álvarez nos explica qué es el desprendimiento de retina y como tratarlo.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 30 de Septiembre 2014 - 19:30
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desprendimiento de retina

El desprendimiento de retina es un problema que afecta a miles de mexicanos anualmente (cerca de 28,00 casos anuales en EEUU, lo cual nos hace pensar que hay alrededor de unos 10,000 casos anuales en México). Es una de las pocas urgencias oftalmológicas, ya que si no se trata de forma oportuna, casi siempre ocasiona ceguera irreversible del ojo afectado. El desprendimiento de retina se reconoció desde los 1700's pero el primer diagnóstico clínico se realizo en 1851 con el invento del oftalmoscopio. Hasta los 1920's todos los desprendimientos de retina terminaban en ceguera del ojo afectado ya que no existía un tratamiento para esta enfermedad. Fue en estos años cuando se empezaron a desarrollar las primeras cirugías con resultados iniciales muy pobres.

La retina es una capa nerviosa muy delgada que se encuentra dentro del ojo y se encarga de captar los estímulos de luz, iniciar el proceso visual y enviar estos impulsos nerviosos a través del nervio óptico al cerebro. Si tomamos la analogía del ojo con una cámara fotográfica, la cornea y el cristalino son lentes que se encargan de enfocar las imágenes sobre la retina, la cual sería como el rollo dentro de la cámara. Un desprendimiento de retina ocurre cuando la retina es jalada de su posición normal, ocasionando que esta deje de funcionar de forma normal, alterando la visión en el ojo afectado. Si no se trata a tiempo un desprendimiento de retina va aumentado en su extensión y el daño a la retina cada vez es mayor. Los síntomas tempranos de un desprendimiento de retina pueden ser: ver flashazos de luz, ver manchas negras flotantes en el campo visual, ver una sombra en la visión o ver como una cortina o un velo que se mueve sobre el campo visual. Estos síntomas no siempre indican un desprendimiento de retina pero si los presentan, es mejor que acudan con su oftalmólogo para que le hagan una revisión oftalmológica con dilatación pupilar.

Un desprendimiento de retina se puede ocasionar por distintas causas. El vítreo es un gel transparente que se encuentra dentro del ojo y está adherido a la retina fuertemente en ciertas zonas. Usualmente con la edad este vítreo se desprende de la retina sin problemas, pero en ocasiones tracciona a la retina y la rompe creando agujeros o desgarros en esta. Estos agujeros y desgarros permiten que pase vítreo licuado por estos orificios ocasionando que vaya aumentando el desprendimiento de la retina. Así como si un papel tapiz con humedad se fuera desprendiendo de una pared. Existen ciertas condiciones que aumentan el riesgo de padecer desprendimientos de retina como son: la miopía, cirugía de catarata previa, glaucoma, trauma ocular, desprendimiento de retina en otro ojo, historia familiar de desprendimiento de retina y/o tener áreas de adelgazamiento en la retina. El trauma es de las principales causas de desprendimiento de retina sobre todo en personas de 25 a 45 años de edad y se puede prevenir en un 90% de los casos utilizando lentes protectores, sobre todo al hacer reparaciones en el hogar y al jugar deportes como beisbol, basquetbol y deportes de raqueta. Las personas con diabetes sufren desprendimientos de retina de tipo tracciónal o mixtos. Esto se debe a la presencia de sangre o de tejido fibroso que tracciona a la retina desde su superficie más interna.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 09 de Junio 2015 - 16:30
Contenidos relacionados: 
En Entrevista: Fidel Ruiz Healy, Oftalmólogo
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Glaucoma

El glaucoma es un conjunto de enfermedades que afectan el nervio óptico. El nervio óptico es como el cable que conecta los ojos con el cerebro y está compuesto por millones de fibras nerviosas que son como los diferentes filamentos dentro de un cable. Al irse dañando estas distintas fibras nerviosas aparecen pequeñas manchas en el campo visual del paciente que al inicio son imperceptibles. Solo es hasta que el daño al nervio esta avanzado, y estas manchas pequeñas se juntan en zonas más grandes de ceguera en el campo visual del paciente, cuando lo nota la persona. Sin embargo, desde el inicio de la enfermedad por tratarse de una lesión a neuronas el daño es irreversible. Debido a esto, la detección temprana y oportuna son esenciales para poder iniciar un tratamiento que disminuya o disminuya la progresión de la enfermedad.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en México y en el mundo, se estima que afecta entre un 2 - 4% de la población mexicana (2 a 4 millones de personas) y cerca de 65 millones de personas en todo el mundo. Se cree que en países desarrollados cerca de un 50% de los enfermos no saben que padecen la enfermedad y que cerca de un 90% de los enfermos en países en desarrollo están en la misma situación. Alrededor de un 10% de estas personas quedaran completamente ciegas debido al glaucoma.

Anteriormente se pensaba que el tener la presión del ojo elevada era sinónimo con padecer glaucoma. Actualmente, sabemos que existen múltiples factores de riesgo relacionados con el desarrollo de la enfermedad. Estos factores de riesgo son: edad mayor a 60 años, ser de raza negra o hispana, tener familiares con glaucoma, utilizar esteroides, tener antecedentes de traumas oculares, diabéticos, hipertensos, personas con miopía elevada y personas con grosores corneales centrales disminuidos (<500 micras).

El glaucoma crónico de ángulo abierto es la forma más común de la enfermedad. Dentro de la parte anterior del ojo circula un líquido llamado humor acuoso que constantemente se está produciendo y drenando por un sistema de micro filtrado del ojo. Cuando el sistema de drenaje pierde su función existe un sobre llenado de líquido adentro del ojo que ocasiona un aumento de la presión intraocular dañando al nervio óptico. El riesgo de desarrollar glaucoma crónico de ángulo abierto aumenta con la edad. El ángulo de drenaje del ojo se vuelve menos eficiente con el paso del tiempo, y la presión intraocular aumenta gradualmente, causando daño al nervio óptico. En algunos pacientes, el nervio óptico se torna más sensible a la presión normal del ojo, corriendo el riesgo de sufrir lesiones. Es necesario realizar un tratamiento para prevenir mayores pérdidas de la visión. Usualmente, el glaucoma de ángulo abierto no presenta síntomas en su estado temprano y su visión se mantiene normal. A medida que el nervio óptico sufre daño, manchas negras comienzan a aparecer en el campo de la visión. Sabemos que existen casos de glaucoma con presión intraocular normal, que por las condiciones únicas de esas personas tienen nervios ópticos más susceptibles a desarrollar la enfermedad.

El glaucoma de ángulo cerrado es otra variante de la enfermedad en donde algunos ojos se forman con el iris muy cerca del ángulo de drenaje (el iris es la parte coloreada del ojo.) En esta clase de ojos (con frecuencia pequeños e hipermétropes) el iris puede desplazarse hacia el ángulo de drenaje, bloqueándolo completamente. Debido a que el fluido no puede salir, la presión dentro del ojo aumenta rápidamente causando un ataque de glaucoma de ángulo cerrado agudo. Este tipo de glaucoma sí da síntomas que pueden incluir: visión borrosa, dolor severo en el ojo, dolor de cabeza, halos coloreados alrededor de las luces, náusea y vómito. Esta es una verdadera emergencia oftalmológica que puede provocar ceguera, a menos que sea tratado rápidamente. Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, llame a un oftalmólogo inmediatamente. Desafortunadamente, dos tercios de las personas con glaucoma de ángulo cerrado lo desarrollan lentamente y sin síntomas previos a un ataque.

Los exámenes regulares de la vista realizados por un oftalmólogo son la mejor manera de detectar el glaucoma. El examen ocular que sólo controla la presión del ojo no es suficiente para determinar si usted tiene glaucoma. La única manera segura de detectar el glaucoma es realizando un examen oftalmológico completo. Durante la evaluación del glaucoma, su oftalmólogo hará lo siguiente: medirá la presión intraocular (tonometría), inspeccionará el ángulo de drenaje de sus ojos (gonioscopia), evaluará la presencia o ausencia de alguna lesión del nervio óptico (oftalmoscopia) y con pruebas computadas, comprobará la visión periférica de cada ojo (examen del campo visual o perimetría), estudiara el grosor de su cornea para determinar la correcta toma de presión de su ojo.

Por regla general, el daño provocado por el glaucoma no es reversible. Las gotas oculares, la cirugía con láser, y la cirugía en sala de operaciones, son los métodos utilizados para ayudar a prevenir mayores daños. En algunos casos, también podrán prescribirse medicamentos orales. Con cualquier tipo de glaucoma, es importante realizar exámenes periódicos de los ojos para prevenir pérdidas de la visión. Debido a que el glaucoma puede progresar sin que usted lo sepa, es posible que se requieran ajustes al tratamiento.

La pérdida de la visión puede prevenirse. Un examen periódico de los ojos puede prevenir una perdida innecesaria de la visión. Una persona de cualquier edad que presente síntomas o tenga alguno de los factores de riesgo debe de consultar a su oftalmólogo para un examen. Los adultos entre 20 y 64 años de edad que no presentan síntomas o riesgos de desarrollar glaucoma, deben hacerse una evacuación de enfermedad de los ojos a los 40 años de edad, cuando los signos de enfermedad y cambios en la visión pueden comenzar. Los adultos de 65 años de edad en adelante deben hacerse un examen anual, o cada dos años, de acuerdo a la recomendación del oftalmólogo.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 02 de Septiembre 2014 - 17:45
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En Entrevista: Dr. Fidel Ruíz-Healy, médico oftalmólogo

El día de hoy, el Dr. Fidel Ruíz-Healy nos habla acerca de los errores refractivos en la vista.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 05 de Agosto 2014 - 19:45
Media: 

En Entrevista: Dr. Fidel Ruíz-Healy, médico oftalmólogo

Redes sociales: 
0

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Errores refractivos

No hay cifras certeras en nuestro país, pero se cree que alrededor de un 50% a un 70% de la población general tiene algún tipo de error refractivo (60 millones o más de personas en México) y que cerca de la mitad de estas personas no lo saben. Se cree que en México alrededor de un 33% de niños en edad escolar padece de miopía, y que un 40 a 60% padece de algún tipo de error refractivo en general que le afecta de manera negativa en su rendimiento y aprendizaje escolar. Ciertos estudios indican que solamente un 20% de los niños tiene una corrección visual adecuada. Es importante la detección en edades tempranas para evitar la ambliopía (ojo flojo) ya que ocasiona baja visual irreversible.

Los errores refractivos son la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo y básicamente son alteraciones en el tamaño y/o forma del ojo. Para entender esto recordemos nuestra analogía del ojo con una cámara fotográfica. Las imágenes que vienen de afuera pasan por la cornea y el cristalino que son los lentes del ojo los cuales se encargan de enfocar las imágenes sobra la retina que es la capa del ojo que capta la imagen. Estos cambios en el tamaño o forma del ojo ocasionan alteraciones en el sistema óptico del ojo lo cual impide el enfoque adecuado de las imágenes sobre la retina. Los ojos miopes son ojos usualmente más grandes o con lentes muy poderosos que ocasionan que la imagen se enfoque por delante de la retina. Estas personas suelen ver bien de cerca pero no logran ver a distancia. Los ojos hipermétropes son el caso contrario. Son ojos más pequeños de lo normal o con lentes débiles por lo cual enfocan las imágenes por detrás de la retina. Estas personas suelen tener una buena visión a la distancia y una mala visión para cosas cercanas. El astigmatismo es cuando la superficie del ojo deja de tener una forma esférica y es un poco más ovalada lo cual ocasiona visión borrosa en general. Además el astigmatismo puede coexistir con la miopía y/o la hipermetropía.

La forma de corregir esto varía según la edad, el grado de error refractivo, las necesidades y metas visuales del paciente. En niños y adolescentes hasta los 18 años la corrección suele ser con lentes de armazón o lentes de contacto. En personas mayores de los 18 años existe además la posibilidad de corregir mediante cirugía los errores de refracción. Esto es la tan popular cirugía laser conocida como LASIK. Aunque en realidad existen muchas técnicas distintas de este procedimiento con laser. Es una de las cirugías que más se realiza a nivel mundial siendo una cirugía rápida, segura y con unos excelentes resultados visuales en pacientes adecuados tratados por un oftalmólogo certificado. Actualmente existen otras alternativas para personas que no son candidatas a cirugía con laser como son la colocación de lentes intraoculares con o sin la remoción del cristalino o lente interno del ojo. Todas estas alternativas deben  ser valoradas e implementadas de forma individual para cada paciente con su oftalmólogo.

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Martes, 05 de Agosto 2014 - 18:30
Redes sociales: 
0