Se encuentra usted aquí

occidente

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ISIS contra México

Varios medios de comunicación nacionales y extranjeros se refirieron ayer a un nuevo video difundido por el Estado Islámico (ISIS) en el cual la organización terrorista reitera que Estados Unidos, Rusia, Irán, Arabia Saudita, Turquía, Francia y sus aliados no podrán derrotarla nunca porque ella solo tiene un aliado, el más grande de todos, que es Alá.

En el el minuto 3:05 del video, que tiene una duración de 4:13 minutos, el locutor lanza un reto a sus enemigos diciendo “so bring it on, all of you!”, que en español significa algo así como “¡éntrenle, todos, que aquí los estoy esperando!”. Al tiempo que se escuchan estas palabras se ve una imagen en donde aparecen 60 banderas de distintos países bajo el título La Coalición Global contra el Estado Islámico. Las banderas aparecen distribuidas en seis filas y 10 columnas y entre ellas, en la sexta fila de la novena columna, se ve la que podría ser la de nuestro país. No pueden apreciarse bien sus detalles pero es claramente una enseña tricolor con una figura en su franja blanca central, similar a la mexicana. Una rápida investigación en el Internet indica que no hay otra igual en el mundo y queda claro que para el Estado Islámico México es uno de lo 60 integrantes de la coalición que se ha creado con el fin de destruirlo.

El que ISIS haya incluido a México en la lista de sus enemigos fue ampliamente comentado apenas se difundió el video. Lo mismo ocurrió en muchos países cuyas banderas aparecieron el mismo.

El lunes pasado escribí aquí que quienes pertenecen al Estado Islámico no quieren a los mexicanos, principalmente porque somos lo que ellos denominan infieles que merecemos morir en medio de los tormentos más dolorosos. Lo que ignoraba es que incluyeran a México entre los países de la coalición anti ISIS, lo cual es un error porque nuestro país no pertenece a la misma, según la lista de sus integrantes dada a conocer por el Departamento de Estado de Estados Unidos el 19 de septiembre de 2014.

De acuerdo a esa lista, forman parte de la coalición: Albania, Alemania, Andorra, Arabia Saudita, Australia, Austria, Bahréin, Bélgica, Bosnia, Bulgaria, Canadá, República Checa, Chipre, Corea, Croacia, Dinamarca, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, France, Grecia, Holanda, Hungría,  Irlanda, Iraq, Italia, Japón, Jordania, Kosovo, Kuwait, Líbano, Lituania, Luxemburgo, Macedonia, Malta, Marruecos, Moldavia, Montenegro, Nueva Zelanda, Noruega, Omán, Polonia, Portugal, Qatar, Reino Unido, Rumania, Serbia, Suecia, Turquía y Ucrania. Y también estas tres organizaciones: Liga Árabe, OTAN y Unión Europea.

México no está en la lista y, de acuerdo a un artículo publicado el 12 de noviembre de 2014 en el sitio de la revista estadounidense Foreign Policy, no ha contribuido en nada en la lucha contra el Estado Islámico (foreignpolicy.com/2014/11/12/who-has-contributed-what-in-the-coalition-against-the-islamic-state).

Nuestro país no forma parte de la coalición creada para enfrentar a ISIS pero el estado terrorista lo incluye entre sus enemigos a vencer y destruir. Ya lo dije: el Estado Islámico no nos quiere y nos reta a combatirlo. Tarde o temprano, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto deberá asumir una posición clara y decidida frente a una banda de fanáticos musulmanes que buscan convertirnos o eliminarnos.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 26 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Terrorismo y economía

Si el Estado Islámico busca afectar las economías de los países de Occidente por medio del terror que generan sus ataques a civiles inocentes - sean estos turistas que viajan a bordo de un avión de una aerolínea rusa, comensales en un restaurante parisino, asistentes a un estadio para presenciar un partido de futbol, mujeres que con sus hijos realizan compras en un mercado o cualquier persona que nunca ha tenido el menor contacto con el islam – aparentemente empieza a lograr ese objetivo.

Francia está en estado de emergencia, lo que en alguna medida afecta el libre tránsito de personas y bienes, lo cual encarece el costo de hacer negocios y el de los bienes y servicios que adquieren los consumidores.

Bruselas se encuentra en un virtual estado de sitio que indudablemente golpeará a la economía de esa ciudad y de todo Bélgica.

En Nueva York y Washington impera cierto nerviosismo ante la posibilidad de un ataque terrorista por parte de los yihadistas de ISIS (o ISIL o Daesh, como prefiere llamar el gobierno de Estados Unidos al Estado Islámico del califa Baghdadi).

Para preocupar aún más a quienes viajan a diferentes destinos europeos y norteamericanos por cuestiones de negocios o de placer, el Departamento de Estado estadounidense emitió ayer una Advertencia Mundial de Viaje que dice lo siguiente:

“El Departamento de Estado advierte a los ciudadanos estadounidenses sobre los posibles riesgos al viajar debido al aumento de las amenazas terroristas. La información actual sugiere que ISIL (también conocido como Da'esh), al-Qaeda, Boko Haram, y otros grupos terroristas continúan planeando ataques terroristas en varias regiones. Estos ataques pueden emplear una amplia variedad de tácticas, utilizando armas convencionales y no convencionales, y dirigidas contra intereses oficiales y privados. Esta Advertencia de Viaje expira el 24 de febrero el 2016.

“Las autoridades creen que la probabilidad de ataques terroristas continuarán conforme los miembros de ISIL/Da'esh regresen de Siria e Irak. Además, existe una amenaza continua de personas no afiliadas [a grupos terroristas] que planean ataques inspirados por organizaciones terroristas importantes, pero llevadas a cabo de manera individual. Los extremistas han atacado grandes eventos deportivos, teatros, mercados abiertos, y servicios de aviación. En el último año, ha habido varios ataques en Francia, Nigeria, Dinamarca, Turquía, y Malí. ISIL/Da'esh ha reivindicado la autoría del atentado contra un avión ruso en Egipto.

“Los ciudadanos estadounidenses deben ejercer una vigilancia cuando estén en lugares públicos o usen medios de transporte. Deben ser conscientes de lo que ocurre en sus alrededores inmediatos y evitar grandes multitudes o lugares donde haya muchas personas. Deben tener especial precaución durante la temporada de vacaciones y en festivales o eventos festivos. Los ciudadanos estadounidenses deben monitorear los medios de comunicación y fuentes de información locales y tomar en cuenta dicha información para actualizar sus planes personales de viaje y actividades. Las personas con problemas de seguridad específicos deben comunicarse con las autoridades locales responsables de la protección y seguridad de todos los visitantes a su país de acogida. Los ciudadanos estadounidenses deben:

“Obedecer las instrucciones de las autoridades locales. Monitorear los medios de comunicación y fuentes de información locales y usar dicha información para actualizar sus planes personales de viaje y actividades.

“Estar preparados para un control de seguridad adicional e interrupciones inesperadas.

“Mantenerse en contacto con sus familiares y asegurarse de que saben cómo comunicarse con el viajero en caso de una emergencia.

“Registrarse en nuestro Smart Traveler Enrollment Program (STEP).

“Los gobiernos extranjeros han tomado medidas para protegerse de los ataques terroristas, y algunos han hecho declaraciones oficiales sobre las condiciones de mayor amenaza. Las autoridades siguen realizando redadas y desbaratando complots terroristas. Continuamos trabajando de cerca con nuestros aliados contra la amenaza del terrorismo internacional. La información se comparte rutinariamente entre Estados Unidos y nuestros socios clave con el fin de frustrar planes terroristas, identificar y tomar medidas contra los terroristas potenciales y fortalecer nuestras defensas contra las amenazas potenciales”.

Y todavía hay quienes no toman en serio este asunto. El Estado Islámico va contra las economías occidentales.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

ISIS no nos quiere

Resulta increíble que un buen número de personas opinen que lo que haga o no hagan los soldados terroristas del Estados Islámico (ISIS por sus siglas en inglés) no tiene por qué preocuparnos a quienes vivimos en México. Después de todo, dicen, el problemas es de los países europeos y Estados Unidos que desde hace décadas se han inmiscuido en los asuntos de la mayoría de los países en donde el islam es la religión mayoritaria, sean países árabes o no.

Quienes tratan de minimizar el peligro que ISIS representa para todos los países del mundo, sin importar cuáles sean las religiones que predominen en ellos, están totalmente equivocados. Para el autoproclamado califa del Estado Islámico, Abu Bakr al-Baghdadi, el enemigo del islam es cualquier persona que profesa una religión distinta al islam en que él cree, una rama yihadista del sunismo llamada salafismo, palabra derivada del árabe salaf al salih (los ancestros píos). Estos ancestros son Mahoma y sus primeros seguidores, a quienes los salafistas veneran e imitan como los modelos ideales de conducta.

Para los salafistas, quien no cree en lo que ellos creen es un infiel y no merece vivir. Esto incluye a cristianos, judíos, budistas, hindúes, seguidores de cualquier otra religión e incluso a los musulmanes que no crean lo mismo que ellos.

Y en México, olvidan estos despistados o ignorantes que tienden minimizar el riesgo que representa ISIS, el 88.0% de la población es católica, el 5.2% es protestante, el 2.0% pertenece a alguna denominación cristiana que no sea católica o protestante, el 0.05% es judía, el 0.31% pertenece a otras religiones y el 3.5% es atea, agnóstica o creyentes sin filiación religiosa. Es decir que casi el 100% de los mexicanos somos vistos como enemigos del Estado Islámico. Y digo casi, porque ignoro si los 3,760 musulmanes que hay en el país son salafistas o no.

Ahora bien, para quien dude de lo que he escrito hasta ahora, a continuación transcribo parte del discurso que el califa Baghdadi pronunció el:

“Musulmanes: el Islam nunca fue por un día la religión de la paz. El Islam es la religión de la guerra. Su Profeta (la paz sea con él) fue enviado con la espada como misericordia para la creación. Se le ordenó hacer la guerra hasta que Alá sea el único en ser adorado. Él (la paz sea con él) le dijo a los politeístas de su pueblo: ‘He venido a ustedes con la masacre’. Luchó contra los árabes y no árabes en todas sus diferentes colores. Él mismo partió a la lucha y participó en decenas de batallas. Nunca por un día se cansó de la guerra.

“Sus compañeros después de él y sus seguidores continuaron de manera similar. Ellos no se ablandaron ni abandonaron la guerra, hasta que poseyeron la Tierra, conquistaron el Oriente y el Occidente, las naciones se les rindieron, y las tierras se les cedieron, por el filo de la espada. Y del mismo modo, esta situación se mantendrá por aquellos que los siguen hasta el Día de la Recompensa.

“Oh, musulmanes: los judíos, los cristianos, y el resto de los incrédulos no les aprobarán ni dejarán de hacerles la guerra hasta que ustedes sigan su religión y renieguen de la suya. Esta es la palabra de su Señor (el Poderoso y Majestuoso) y la noticia de su Profeta, el veraz y digno de confianza, la paz sea con él. Estados Unidos y sus aliados judíos, cruzados, chiitas, secularistas, ateos y apóstatas afirman que su coalición y la guerra es para ayudar a los débiles y oprimidos, ayudar a los pobres, aliviar a los afligidos, liberar a los esclavos, defender al inocente y pacífico, y evitar el derramamiento de su sangre. También afirman que están del lado de la verdad, el bien y la justicia, librando una guerra contra la mentira, la maldad y la opresión, al lado de los musulmanes. ¡Dicen defender el islam y los musulmanes! De hecho, mienten. Y Dios dijo la verdad y Su Mensajero (la paz sea con él) dijo la verdad.

“Oh, Revelador del Libro, Oh, El que es rápido para tener en cuenta, Oh, Alá, derrota a las partes, derrótalos y hazlos temblar. Oh, Dios, encárgate de Estados Unidos y sus aliados los judíos, los cruzados, la chiitas, los apóstatas, y los ateos. Nuestro Señor, oblitera su riqueza y endurece sus corazones para que ellos no crean hasta que vean el tormento doloroso. Nuestro Señor, perdona nuestros pecados y el exceso cometido en nuestros asuntos y planta con firmeza nuestros pies y danos la victoria sobre los infieles”.

Más claro ni el agua. ISIS no nos quiere y busca nuestra muerte.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 23 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Guerreros de Dios

Los ataques terroristas son acciones abominables. Sin embargo, la condena no sirve para entender las causas profundas que originan este fenómeno. Entender su leitmotiv es crucial para desarticularlo, si esto es posible. Luigi Bonanate, en un espléndido ensayo publicado en Nexos en marzo de 2006, descifra el ADN del terrorismo. Su tesis es que se trata de “un sujeto político a pleno título, dotado de una teoría, de una estrategia y también de una fuerza persuasiva que son todo menos casuales…”, es decir, no son actos de locura. Tiene una cosmogonía, su propia escala de valores: hay una concepción del bien y del mal, que no coinciden con la cosmovisión del mundo occidental. Su extremismo es explicado por la impotencia: cree y siente que por su condición marginal (social, política y económica) no hay otro camino.

La experiencia del terrorista es de sumisión por los extranjeros y por sus propios déspotas, y su esperanza de mejoría es de cero, al menos en este mundo. Es así que se combinan desesperanza, valores y creencias para formar una mezcla explosiva. Es de este modo como construye una “teoría política” propia, reforzada por la concepción religiosa del premio en el más allá. Propone Bonanate observar al terrorista como “un sujeto político que no debe ser subestimado, sino que -como cualquier otro actor político- es portador de un conjunto de valores (que sean no-valores desde otros puntos de vista no cambia nada) que pretende actuar políticamente en la historia (...) los valores adoptados se imponen (porque en ellos se cree) a cualquier costo, sin escatimar la violencia (…).El problema que surge es: ¿se puede justificar una violencia y condenar otra?”. Violencia occidental, vs., violencia terrorista.

¿Cómo conciliar dos formas de entender y ver el mundo, en el que lo bueno para unos no es necesariamente lo bueno para los otros? La respuesta de Bonanate es apostar por el pluralismo, “con la sola condición de que no se tolere su tentativo de imponerse como superiores una sobre la otra”. Así, la violencia de la guerra se justifica en defensa propia. “El punto, añade, puede aclararse con simplicidad: o la política controla la violencia, o la violencia determina la política”. La democracia, de acuerdo con el espíritu de la Ilustración “no es en sí misma un valor sino un conjunto de medios, el instrumento idóneo para consentir a cualquiera perseguir los fines en los que cree con una condición: hacerlo en modo no violento…”. La democracia sustituye “el golpe del fusil por la boleta electoral renunciando conscientemente al «bien» a favor de lo «conveniente» (para la mayoría)”. He aquí el desafío del terrorismo.

Fecha: 
Jueves, 19 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1