Se encuentra usted aquí

niños y adolescentes

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del ciberacoso y las inicitivas de ley para castigar los ciberdelitos...

 

De acuerdo a datos publicados en 2013 por la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI) en nuestro país existen alrededor de 45.1 millones de cibernautas y de ellos 15 millones tienen menos de 18 años de edad (entre 6 y 17 años), estos niños y jóvenes pasan un promedio de 5 horas frente a la computadora y otros dispositivos similares como tabletas o teléfonos inteligentes. Hay que destacar que la interacción con otros a través de las redes sociales es la actividad que más los ocupa al navegar. Más cifras: según el reporte 2015 de seguridad en hogares, Norton Online Family, los niños de México son cada vez más propensos a ser victimas del ciberacoso. Los datos de esta investigación nos dicen que en los últimos cinco años el 81% de los niños entre 12 y 17 años han declarado haber tenido alguna experiencia de acoso en la red. El 61% reporto haber sufrido una experiencia “muy mala” en internet que incluía la intimidación o chantaje por medio de imágenes de contenido sexual. Este mismo reporte señala que solo el 5% de los padres conocen qué páginas visitan frecuentemente sus hijos y si son o han sido sujetos de agresiones. Además, este fenómeno es escasamente reportado ante las autoridades y por lo tanto existe una cifra negra importante de delitos de este tipo no denunciados. Gustavo Caballero, Coordinador de la Unidad de Investigación Cibernética de la Procuraduría General de Justicia del DF (PGJDF) reporta que de 2009 a la fecha la dependencia a su cargo ha recibido un número escandalosamente bajo de denuncias de ciberbullying o sexting, por ejemplo: durante 2014 solo recibió ¡una denuncia por pornografía infantil!. Y lo peor: este tipo de delitos no se encuentran tipificados aún en el Código Penal de nuestro país. Esto quiere simplemente decir que hasta el día de hoy el Estado tiene nula capacidad para limitar o castigar conductas en redes sociales que generen riesgos para niños, niñas y adolescentes. Por todo esto se debe plantear la actualización, en materia penal, procesal y de atención a víctimas de este tipo de delitos. Creo que todos estaríamos de acuerdo con ello, sin embargo las cosas siempre son más complejas de lo que parecen. Ahí les va: el senador del PRI Omar Fayad, Presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, presentó en octubre de 2015, una iniciativa al Congreso para combatir los ciberdelitos que incluye una legislación específica sobre este tipo de abusos contra niños y adolescentes que se calcula han causado pérdidas por más de 3 mil millones de dólares anualmente a empresas y particulares, por no hablar de lo verdaderamente importante: los daños emocionales y psicológicos muchas veces irreversibles de las víctimas. Pero… gran polémica se ha desatado con la llamada Ley Fayad para prevenir y sancionar delitos informáticos ya que supuestamente esta regulación pone en peligro la “libertad de expresión” y el “derecho humano a la información de los ciudadanos”. Desde luego en redes sociales esta propuesta ha sido duramente criticada y algunos legisladores de otros partidos políticos se han pronunciado contra ella. Como psicóloga debo decir que los daños emocionales que el ciberacoso y el sexting (fotos y videos de desnudos o actividad sexual de compañeros, que se suben a la red) ocasionan en los chavitos repercusiones muy graves y en México como en otros países del mundo se han dado incluso suicidios por la humillación a la que fueron sometidos estos niños por otros en internet. Por otra parte como periodista he estado, estoy y estaré por la absoluta libertad de expresión, pero… nos enfrentamos a una situación muy difícil de resolver en bien de los niños. Creo que la iniciativa del senador Fayad debe ser discutida, seguramente refraseada y discutida por expertos, pero en definitiva me parece un muy buen intento por abordar un tema de la mayor importancia ya que afecta ni más ni menos que a nuestros hijos. Yo lo felicito y creo no debemos quitar el dedo del renglón… Y mejor, la recomendación de la semana: soy fan de los restaurantes de cocina mexicana “El Bajío” en distintos puntos de la ciudad de México, pero acabo de quedar gratamente sorprendida por la remodelación de la sucursal Polanco en Alejandro Dumas 7. La terraza en el segundo piso quedó realmente estupenda, con jardín interior y toda la cosa y por su excelente ventilación se puede fumar y al mismo tiempo no padecer las inclemencias del loco tiempo de nuestra ciudad. Y bueno, de la comida ¿qué les digo?, las grandiosas enmoladas de siempre, los frijolitos refritos, el excelso guacamole, las tortillas hechas a mano y mil delicias más de nuestra asombrosa y variada cocina. En fin, vayan, se la van a pasar y a comer muy bien. Y hasta aquí hoy, y muchos besitos a los niños, especialmente a la preciosa hija de mi querida amiga Wendy que acaba de llegar a este mundo. Bienvenida. Más besitos que de costumbre y bye.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Padres alertas… ciudadanos equilibrados

La mamá, Luisa, se notaba preocupada y su hijo, Panchito, apenas quería hablar. Luisa se decidió a ser ella quien expusiera la situación –dijo- “El problema principal es: Mi hijo ya no quiere ir a la escuela… Desde hace como dos semanas, se le pierden las cosas y no me explica cómo es qué sucede… Tampoco quiere que vaya a hablar con el director o con la maestra”.

Y continuó: “Si me dijera qué pasa podría entenderlo, pero sólo se queda callado… Primero fue su libro de matemáticas y ahora el celular… Mi esposo y yo creemos que alguien lo está amenazando y por eso no quiere decirnos nada”.

Hoy en día, el bullying es frecuente en las escuelas y hay mucha difusión al respecto, así que los padres están alertas cuando ven aparecer síntomas raros en las conductas o vivencias de sus hijos.

Mientras su mamá relataba los hechos por él vividos en la escuela, Panchito se notaba cada vez más inquieto. Era claro que ocurría algo grave dentro de las instalaciones de la institución y, así mismo, era urgente que sus papás platicaran, tanto con el director como con la maestra, para saber qué estaba sucediendo.

Es importante que los hijos sientan el apoyo de los padres, aún cuando cometan errores, es normal tropezarse. Si los padres están al pendiente de ellos se puede evitar que una situación mediana pase a un problema grave.

Panchito –Le pregunté- ¿Te das cuenta lo importante para tu propio bienestar que tus papás sepan lo sucedido? Esperé unos momentos para darle espacio, bajaba la mirada y por unos momentos nos observó a su mamá y a mí alternativamente… Me respondió con un monosílabo sí.

¿Qué piensa usted hacer? –Me dirigí a Luisa- “Primero decidí esperar… Mire, estamos aquí porque mi hijo aceptó venir, yo esperaba que él tuviera otra actitud, pero esto ya se pasó… ¡¿Cómo es posible que hasta el celular le hayan robado?! Antes no sucedían estas cosas en la escuela… Y como él no dice nada, mañana voy a hablar con el director”–Sentenció-.

Al escuchar a su mamá Panchito se levantó de su asiento y se acercó a ella para decirle: “Me van a golpear si te ven en la escuela, mejor sáquenme de ahí” y se soltó llorando… La mamá levantó la voz, mientras decía “Esto es lo que yo me temía…” Con una seña le pedí guardar silencio. Era mucha tensión para el joven…

Cuando el hijo decide hablar, hay que permitirle expresarse y los papás darse el tiempo para escucharlo. Por otro lado es importante conocer TODA la información, ir a fuentes confiables para analizar la situación y tomar el mejor camino.

Esperamos a que Panchito se tranquilizara para escucharlo, tenía mucho por decir… El joven volteó a verme y asentí con la cabeza y empezó: “mamá SI me han robado esas cosas…, pero, mjm, pero…, yo fui el primero en robarles, fueron retos para entrar al grupo, ¡hasta tuve que golpear a un compañero!”. Luisa abrió los ojos y exclamó incrédula “¿Cómo? ¡¿Fuiste capaz de lastimar a tu compañero?!

Los jóvenes siempre quieren formar parte de sus iguales (amigos, compañeros, grupos), es su crecimiento y pueden perder de vista el camino. Para bien o para mal, amarlos no es suficiente. Para que puedan ver los alcances de una mala decisión es básico orientarlos.

Es importante conocer a los menores y saber de qué son capaces… A veces dicen la verdad a medias o simplemente no la dicen… Es FUNDAMENTAL para los padres tener sensibilidad y estar al PENDIENTE de las acciones y palabras de sus hijos…

Ponerles límites y medidas correctivas de acuerdo a la situación a veces es difícil para los padres, generalmente sienten culpa por el problema en cuestión. Y pudiera ser que la angustia y promesas por cambiar del joven sean tan profundas y sinceras siendo innecesaria alguna medida drástica.

El esfuerzo vale la pena, la recompensa es grande: Tener jóvenes fuertes, seguros, responsables, capaces de aceptar sus errores, respetar las leyes y que en el futuro puedan ser parte de una convivencia sana, equilibrada y ¿por qué no? FELIZ.

Foto: http://eldiario.com.co/uploads/userfiles/20120505/image/ESCUELA-FRACASAD...

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 22 de Julio 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Hijo angustiado… Padres (Pre) Ocupados

 

¿Papá en el futuro seguiré estudiando? ¿Y cuando salga de la escuela tendré un trabajo?... El papá se quedó pensando en las preguntas de su hijo... No sabía si reír o llorar, le maravillaba la lucidez del jovencito y, al mismo tiempo, le apabullaba el no poder responderle como él hubiese deseado… “Vamos a comer, después continuamos” –Respondió-.

Minutos después se sentaron a la mesa, observó a cada uno de los miembros de su familia, estaba contento, podía felicitarse, él había conseguido un buen trabajo y ahora podía tener una mesa con alimento suficiente para que todos comieran rico y nutritivo… “Sí, he tenido suerte” –Se dijo a sí mismo-.

Después de comer le ayudó a su esposa a lavar los trastos y se retiró al pequeño cuarto al que llamaba “mi oficina”. Pablo –Nuestro protagonista- tenía cuatro hijos, no estaba seguro de poder conseguir trabajo a sus hijos en la dependencia donde trabajaba, “… Además de aquí a que crezcan falta mucho y para entonces, no sé cómo va a estar este País” –Reflexionó-.

Se acomodó en el asiento y tomó su libro en turno… De pronto fue interrumpido por su hijo –Pablito, su primogénito- Le pidió permiso y se acomodó en la silla, esperando recibir respuestas. Pabló se sintió desprevenido. “Tomaré el toro por los cuernos” –Se dijo-. “Mira hijo, lo que me preguntas es difícil de contestar, estás terminando la secundaria, falta la prepa y la universidad” –Le comentó-.

“Precisamente Papá, a lo mejor no vale la pena seguir estudiando, dos de mis amigos sólo terminarán la secundaria y van a trabajar… ¿Qué tal si yo hago lo mismo? Y de paso te ayudo a ti con algo, ¿Cómo ves?”. Pablo lo miró preguntándose cuál era la verdadera razón de que su hijo quisiera dejar la escuela…

“A ver Pablito ¿Me puedes explicar por qué piensas que es mejor salirte de la escuela y buscar trabajo, en lugar de ir a la universidad y estudiar una carrera? El joven bajó los ojos y se quedó ensimismado. Parecía que le costaba trabajo hablar, no se atrevía a exponer sus sentimientos, no sabía por dónde empezar… “¿Qué pasará por su cabeza?” –Pensó Pablo- Y fue él quien se decidió a hablar.

“Hijo me puedes decir lo que quieras, yo sólo deseo tu bienestar…” Pablito se sentó en la orilla de la silla y se inclinó hacia su padre y empezó a hablar… Su voz era un susurro… Se notaba su miedo… Pablo sintió su temor y el esfuerzo que hacía para hablar…

Pablo ya empezaba a inquietarse cuando su hijo dijo: “Papá, ya te mencioné que mis amigos van a dejar de estudiar –Pablito se retorció los dedos y continuó- Sus hermanos no pasaron el examen de universidad… Y sabes qué es lo peor: Tenían buenas calificaciones, Papá… ¿Cómo crees que me va a ir a mí?… ¡También me van a REPROBAR!” –Exclamó- Pablo sintió un dolor en su corazón.

Es importante establecer una comunicación constante y empática con los hijos. La adolescencia entraña muchos misterios para los jóvenes y con frecuencia los hace sentirse inseguros y temerosos. Si sus padres logran establecer una comunicación abierta y sincera, desde el corazón, el muchacho podrá sentirse tranquilo y en libertad para expresar sus temores sin miedo al castigo.

Pablo respiró tranquilo al escuchar las inquietudes de su hijo, de pronto se había imaginado un mar de atrocidades… “Tiene razón –Meditó-, ahora él se quedó en silencio -, la educación no es de excelencia, los pobres muchachos de provincia se enfrentan a jóvenes más preparados, de mejores escuelas y es obvio que no les alcanzan los conocimientos…”

Antes de responder recordó los constantes paros de los maestros de la escuela de su hijo… “Hay que buscar una solución al alcance de nuestras manos. Ciertamente es un problema serio” –Pensó- “Pablito, se pueden hacer varias cosas… Ya verás, lo podemos lograr. Estás a tiempo si te esfuerzas estudiando un poco más… Yo te voy a ayudar por las tardes…” –Le dijo a su hijo-.

Es importante estar conscientes de las limitaciones que nos rodean, de lo contrario se exigen cosas imposibles a los muchachos, a pesar del empeño de ellos. No siempre una educación deficiente es responsabilidad del estudiante. Hay múltiples factores a considerar: ESTUDIANTE-PROFESOR-PADRES-POLÍTICAS PÚBLICAS…

Mientras Pablo hablaba, su hijo empezó a sentirse relajado… “No me regañó” –Se dijo- “De hecho, Papá me está apoyando”. Pablo logró sacar a su hijo del desánimo, Pablito finalmente tomó acción “Papá, voy a conseguir guías de estudio para repasar y repasar y cuando llegue el momento esté bien preparado…”.

Si bien no hay soluciones perfectas PREOCUPARSE no es suficiente, hay que OCUPARSE para encontrar el mejor camino. Es bueno para los padres INVESTIGAR las condiciones de cada situación en la VIDA de sus hijos. Los jóvenes tienen su propio mundo, con múltiples fantasías matizadas por sus miedos, esperanzas y ambiciones y, a veces, no alcanzan a encontrar la salida… SUS PAPÁS los pueden apoyar a encontrar sus propias soluciones.

Foto: http://www.salud180.com/sites/default/files/styles/medium/public/field/image/2010/07/estresadolesc.jpg?itok=oj4qkuZy

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 08 de Julio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Cuántos niñas, niños y adolescentes tienen que morir para acabar con la servidumbre infantil?

Ayer fue el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil. No es un tema menor, por el contrario, se nos dice que aún hay en el mundo 400 millones de niños esclavos (Diario Cambio de Puebla. 16-04-15). En México coexisten  2 millones 500 con dicha condición. 

La cifra es aterradora, a pesar que el mismo Secretario del Trabajo Alfonso Navarrete Prida (en entrevista realizada por el periódico El Universal. 16-04-15) destaca que ha bajado, pues antes andaba en 3 millones 38 mil niños.  

El asesinato a tiros de un niño paquistaní de doce años y de nombre Igbal Masih, suscitó que a su muerte el día 16 de abril de 1995, y en su honor, Organizaciones No Gubernamentales (ONG’s) le concedieran el Día Mundial contra la Esclavitud Infantil.

La esclavitud de Igbal, desde temprana edad, ya que a los cuatro años trabajaba doce horas al día en una fábrica de alfombras porque su padre lo vendió para pagar la boda de su hijo mayor, le obligó a la edad de diez años a convertirse en activista contra el trabajo tiranizado. 

Prostitución, hambre, drogas, abusos sexuales, violencia intrafamiliar y/o pornografía infantil, entre otras características vejatorias a la condición humana, es la casta social a la que miles de niñas, niños y adolescentes se encuentran todos los días aprisionados. Padeciendo a una edad temprana, y por completo, con la firme violación a todos sus derechos humanos.

En México, muy a pesar de la eficacia o eficiencia de la aplicación de las políticas públicas para erradicar la problemática de la explotación del trabajo infantil, en la referida entrevista al Secretario del Trabajo, se destaca que en “los campos agrícolas del país existe un enorme número de niños que están en condición de trabajo infantil que son explotados, una situación de esclavitud que el gobierno federal busca erradicar y que representa un ‘monumento a la impunidad’ ”. 

Asimismo, se nos dice que los “Estados que se dedican a la producción agrícola de temporal, mayormente en los campos agrícolas se encuentra el mayor número de problemas”. 

Los Estados donde se han encontrado con la problemática son: “Baja California Sur, Baja California, Sinaloa, Zacatecas, Michoacán, Guerrero”. Entidades Federativas, que “los grupos explotados son de comunidades donde los niveles educativos son menores, sus niveles de ingreso, y la oportunidad de desarrollo de las comunidades es muy deprimido, comunidades indígenas fundamentalmente”. 

Pero, al parecer, la solución no es del todo satisfactoria, aunque persistan con las inspecciones por parte de la Secretaría del Trabajo (11 mil y 140 millones de multas), el sistema de producción de la agricultura mexicana,  aún se basa en un sistema de explotación totalmente ilegal, según se advierte en la citada entrevista.  

En definitiva, una política eficaz, según aprecio no significa reducir el número de víctimas del maltrato infantil.

La Ley General de las Niñas y Niños y Adolescentes, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 4 de diciembre del 2014, determina que para garantizar la protección de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, las autoridades realizarán las acciones y medidas, por ejemplo, para promover, tomar en cuenta la opinión y considerar los aspectos culturales, éticos, efectivos, educativos y de salud de ellas y ellos, es decir, en todos los aquellos asuntos de su incumbencia, de acuerdo a su edad, desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez.  

Por consiguiente, la completa protección a las niñas, niños y adolescentes, implica la aplicación de la ley, así como encontrar de manera pronta con políticas eficientes y eficaces, la solución al malogrado sistema educativo de nuestro país.  

Sin embargo, todo indica que el interés político y/o voluntad política depende del momento y compromiso político de los actores políticos. 

La buena voluntad para el bienestar de los menores, no es fundamental para ellos. ¿Cómo? 

Fecha: 
Viernes, 17 de Abril 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Vigentes los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes

Los derechos de las niñas, niños y adolescentes han sido establecidos con la aprobación del dictamen de la “Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes”,  realizado ayer en la Cámara de Senadores. 

El jueves nueve de agosto de 2012 fue modificado el  artículo 71 constitucional el cual le otorga al Presidente de la República el derecho de presentar el día de la apertura de cada periodo ordinario de sesiones (1.feb. o 1.sep. de cada año) de la Cámara de Diputados o de la Cámara de Senadores, hasta dos iniciativas de ley con el carácter de trámite preferente, o señalar con tal carácter hasta dos que hubiere presentado en periodos anteriores, cuando estén pendientes de dictamen. 

El proceso legislativo de las iniciativas preferentes consiste en que cada iniciativa deberá ser discutida y votada por el Pleno de la Cámara en la que se presente, ya sea en la de diputados o senadores, teniendo como plazo para su discusión y votación treinta días naturales. Por el contrario, si no fuere así, entonces la iniciativa, en sus términos y sin mayor trámite, será el primer asunto que deberá ser discutido y votado en la siguiente sesión del Pleno de la cámara respectiva en donde se presentó por primera vez. En caso de ser aprobado o modificado por la Cámara de su origen, el respectivo proyecto de ley o decreto pasará de inmediato a la Cámara revisora, la cual deberá discutirlo y votarlo en el mismo plazo y bajo las condiciones antes señaladas.

Cabe señalar que el presidente no tiene el derecho de presentar iniciativas de ley con el carácter de preferentes cuando dispongan adicionar o reformar el texto constitucional. 

Con el derecho que le otorga la disposición constitucional el presidente presentó el primero septiembre de este año en la Cámara de Senadores la iniciativa preferente en la que se expedía la denominada “Ley General para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes” y reformas a diversas disposiciones de la “Ley General de Prestación de Servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil”.

Y, después de cumplir con el proceso legislativo antes referido, por fin ayer 6 de noviembre en la Cámara de Senadores por mayoría de 72 votos a favor, seis en contra y dos abstenciones, se dictaminó en sentido positivo. El dictamen fue presentado por las Comisiones Unidas de Derechos de la Niñez y de la Adolescencia, de Atención a Grupos Vulnerables, para la Igualdad de Género, de Educación, de Derechos Humanos, y de Estudios Legislativos.

Por consiguiente, el nombre de la ley cambio por el de “Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, y con ello, también se expidió el decreto por el cual se reforman diversas disposiciones la Ley General de Prestación de servicios para la Atención, Cuidado y Desarrollo Integral Infantil. 

Ahora, bien, el contenido de la nueva ley dispone de 154 artículos, con seis títulos nombrados los dos primeros “De las Disposiciones Generales” y “De los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, y  a su vez el título segundo se clasifica con diecinueve capítulos, en los cuales se establecen los derechos de las niñas, niños y adolescentes, el título tercero con el nombre “De las obligaciones”, integrado con un capítulo; el título cuarto denominado “De la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes”, integrado con un capítulo; el título quinto denominado “De la Protección y Restitución Integral de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes”, integrado con seis capítulos; el título sexto con el nombre “De las Infracciones Administrativas”, integrado con un capítulo. 

Por tanto, la ley tiene por objeto reconocer a niñas, niños y adolescentes como titulares del derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo; de prioridad; a la identidad; a vivir en familia; a la igualdad sustantiva; a no ser discriminado; a vivir en condiciones de bienestar y a un sano desarrollo integral; a una vida libre de violencia y a la integridad personal; a la protección de la salud y a la seguridad social; a la inclusión de niñas, niños y adolescentes con discapacidad; a la educación; al descanso y al esparcimiento; a la libertad de convicciones éticas, pensamiento, conciencia, religión y cultura; a la libertad de expresión y de acceso a la información; de participación; de asociación y reunión; a la intimidad; a la seguridad jurídica y al debido proceso, y derechos de niñas, niños y adolescentes migrantes; y el  derecho de acceso a las tecnologías de la información y comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e internet, en términos de lo previsto en la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión. 

Y, también establece la citada ley que para tales efectos, el Estado instituirá condiciones de competencia efectiva en la prestación de dichos servicios.

Por último, a quiénes no respeten los derechos de las niñas, niños y adolescentes, se les imponen infracciones y sanciones de tipo administrativo, con multas de hasta treinta mil días de salario mínimo general vigente en el Distrito Federal. 

En suma, para que la ley entre en vigencia es necesario que los legisladores la envíen al Poder Ejecutivo para que se publique en el Diario Oficial de la Federación. 

Pero, la completa vigencia de la ley es necesario el complemento de otras características, esto es, que al día siguiente de su entrada en vigor, el Congreso de la Unión y las legislaturas de las entidades federativas, disponen de ciento ochenta días naturales para que realicen las modificaciones legislativas.  

Además, después de la entrada en vigor de las modificaciones legislativas locales, los Sistemas de Protección Locales y Municipales tienen noventa días para que se integren.

Asimismo, resulta la creación de los reglamentos por el Ejecutivo Federal, que deberán ser expedidos en un plazo de ciento ochenta días naturales. La creación de una Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que deberá constituirse a partir del siguiente ejercicio presupuestal 2015. Y, el Sistema Nacional DIF, el cual dispone de noventa días naturales  para reformar su Estatuto Orgánico, y, también los centros de asistencia tienen el plazo de ciento ochenta días para realizar sus adecuaciones. Ciertamente, para realizar las adecuaciones a dichos centros,  la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, a propuesta del Ejecutivo Federal, estableceráì una partida presupuestal. 

Estimado, lector es una nueva ley, y para su plena vigencia es necesario que después de su publicación  las autoridades entre 90 y 180 días naturales implementen, todos, si todos, los mecanismos e instituciones legales para otorgar la adecuada protección de los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes de este país. 

Así, qué, querido lector, me queda la duda, es decir, después del proceso legislativo de 67 días para dictaminar la ley de manera positiva: ¿será posible en 180 días integrar las nuevas instituciones? 

Y, mientras tanto, las niñas, niños y adolescentes que se encuentran en las calles, trabajando, pidiendo dinero ¿podrán soportar más de lo que han sufrido durante su corta vida?

Al, tiempo, tiempo… 

Fecha: 
Viernes, 07 de Noviembre 2014 - 19:00
Redes sociales: 
1