Se encuentra usted aquí

monte alejandro rubido garcía

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desprestigio

Tuiteé esto ayer: “Ante declaraciones de los funcionarios el Chapo se muere de risa. Su fuga es muestra más de la ineficiencia autoridades #quiénestáacargo”. Poco después tuiteé: “Ineficiencia=corrupción #quiénestáacargo”.

Y la verdad es que no dudo que se estuviera muriendo de risa el hombre que dos veces se ha fugado de cárceles mexicanas que dizque son de alta seguridad mientras los más altos funcionarios del gobierno federal se pronunciaban sobre el caso.

Joaquín “El Chapo” Guzmán se ha de haber doblado de la risa al escuchar al comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, leer el rebuscado texto mediante el cual explicaba su fuga: “Tras notar su ausencia mediante el sistema de videovigilancia del penal, se activó la alerta por la evasión, por lo que el personal del centro federal hizo una revisión en la celda y en ella encontró una boca de túnel. Éste iniciaba con un hueco de forma rectangular en el área de la regadera, de aproximadamente 50 por 50 centímetros, y metro y medio de profundidad. Dicho orificio comunica, a su vez, con un conducto vertical de aproximadamente 10 metros de profundidad habilitado con una escalera… Según marcan los protocolos de seguridad de las instalaciones penitenciarias, la alerta roja se emitió en cuanto el personal se percató de la ausencia de Guzmán Loera… Es importante destacar que también se desplegó equipo técnico de vigilancia aérea”.

Y más risa le ha de haber causado escuchar a la Procuradora General de la República, Arely Gómez, al referirse a la investigación que se ha iniciado sobre su fuga, decir que “ya tenemos evidencias, se desplegaron desde ayer a media noche los peritos para ver toda la integración de huellas, todo lo que se pudiera encontrar, y los peritos están haciendo su evaluación, así como tenemos en el penal Ministerios Públicos que también están tomando declaraciones a otras personas”.

Y las carcajadas seguramente se apoderaron de él al enterarse que, por su culpa, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se quedará sin presenciar el desfile del 14 de julio entrante en París ya que tuvo que regresar de Francia, en donde acompañaba en una hora al presidente Enrique Peña Nieto, para “encabezar” las investigaciones en torno a la fuga.

Y siguió riendo a mandíbula batiente cuando escuchó a Peña Nieto decir, desde París, que su fuga “es una afrenta para el Estado mexicano… un hecho lamentable que ha indignado e indigna a la sociedad mexicana”. Y tal vez le empezó a faltar aire cuando el presidente dijo que espera que “las instituciones del Estado, especialmente las encargadas de seguridad”, las mismas que no supieran mantenerlo encarcelado, “estén a la altura con la fortaleza y la determinación” para reaprehenderlo.

Lo que definitivamente no debe causarnos risa es el hecho de que El Chapo lograra fugarse nuevamente de la que supuestamente es la más sofisticada de las cárceles federales de alta seguridad por medio de un sofisticado túnel que, según un experto citado por el diario defeño Milenio, requirió mover tierra y escombros en 352 camiones materialistas; una excavación que se realizó sin que nadie dentro o fuera del penal de Almoloya se diera cuenta. Lo que debe decepcionarnos es que el jefe del Cártel de Sinaloa se fugó pese a que el presidente Peña Nieto y el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, nos aseguraron que eso no ocurriría. Lo que debe atemorizarnos es que de nueva cuenta esté libre un narcotraficante muy sanguinario que seguramente buscará ajustar cuentas con quienes se beneficiaron durante sus 505 días de encarcelamiento.

La fuga del narcotraficante mas poderoso de la historia le propinó un duro golpe a la imagen del Peña Nieto y su gobierno. Desde ayer, la oposición se ha dado vuelo criticándolo. Caray, hasta Donald Trump exclamaba ayer: “¡Se los dije! México es un país llenó de corrupción”.

Si el presidente quiere minimizar el desprestigio que le está causando la fuga del Chapo, más vale que los que no pudieron mantenerlo tras las rejas lo capturen rápidamente. Si no lo logran hacer, el desprestigio lo acompañará hasta el final de su sexenio y aún después.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 13 de Julio 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

42-1

43 personas murieron el viernes pasado durante una balacera entre sicarios del Cártel Jalisco Nueva Generación y policías federales en el Rancho El Sol, entre Ecuandureo y Tanhuato, Michoacán.

42 de los muertos eran parte de un grupo de unos 60 delincuentes que armados con fusiles AK-47 y Barrett 50 se enfrentaron a aproximadamente 40 federales que en esta ocasión estuvieron apoyados por un helicóptero Blackhawk y llegaron al lugar a bordo de ocho camionetas, cuatro de ellas blindadas.

Entrevisté ayer en mi programa de radio y TV a Enrique Galindo Ceballos, el Comisionado Nacional de la Policía Federal (PF). Le dije que muchos nos estábamos preguntando la disparidad en el marcador final de la balacera: 42 delincuentes muertos contra un solo policía federal.

Galindo me explicó que en esta ocasión la PF estaba muy bien preparada para el enfrentamiento. En primer lugar, los policías llegaron temprano en la mañana y sorprendieron a los delincuentes. Éstos ofrecieron resistencia y dispararon contra aquellos pero muchos de ellos, por estar “crudos” y desvelados, no fueron lo eficaces que han demostrado ser cuando matan a soldados, marinos y federales en una emboscada. En segundo lugar, los primeros policías que ingresaron al rancho iban a bordo de las cuatro camionetas blindadas, lo que les dio la suficiente protección para enfrentar la andanada de balas que recibieron de los sicarios. En tercer lugar, el apoyo del Blackhawk fue invaluable para neutralizar a muchos de los delincuentes.

De acuerdo a las autoridades, unos 20 sicarios escaparon, tres fueron capturados y ninguno de los muertos aceptó rendirse al pedírsele que lo hiciera.

Esta es la versión oficial y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ya investiga el caso.

Tanto Galindo Ceballos como el Comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, han negado que en Michoacán hayan sido ejecutados extrajudicialmente los 42 delincuentes y ninguno de los dos ha rechazado ser entrevistado por los medios de comunicación sobre el asunto.

Lo que me llama mucho la atención es que varios comentaristas en medios electrónicos e impresos de entrada estén poniendo en tela de juicio la versión oficial de los hechos y lamentando que 42 delincuentes hayan muerto el viernes, olvidándose que estos individuos estaban armados y, de acuerdo con los vecinos de la localidad, fueran personas violentas que tenían aterrorizados a quienes viven en la región. ¡Caray, un columnista hasta se quejó de que Rubido lamentara la muerte del policía federal pero no el de los sicarios!

Claro que lo ideal es que todos los delincuentes se hubieran rendido dócilmente ante los policías, pero eso no suele ser el caso. También hubiera sido deseable que los muertos quedaran presentables después de recibir uno o varios balazos de armas de alto poder pero la realidad es que es altísima la fuerza destructiva de fusiles como los AK-47 y Barrett 50 usados por los delincuentes o los diversos modelos de fusiles que utiliza la Policía Federal. Otro columnista se quejaba que algunos cadáveres estaban destrozados. ¿Qué esperaba este ingenuo?

La muerte de 43 personas, sean delincuentes o defensores de la ley es siempre lamentable. En Tanhuato 42 de los 43 muertos eran delincuentes que sabían a lo qué se enfrentarían tarde o temprano. Su muerte enluta a decenas de hogares y genera un alto rencor en cada una de ellas. No es una situación deseable, pero menos deseable es que el viernes hubieran muerto 42 federales y un sicario. Si esto hubiera ocurrido, los mismos que ahora critican al gobierno lo hubieran criticado por una aparente falta de preparación de los policías. ¿Quién los entiende? ¿Qué pretenden?

Secciones:

Fecha: 
Martes, 26 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cuarto de Crisis - Entre gendarmes te veas

Más allá de combatir directamente a la delincuencia, la Gendarmería Nacional se dedicará a dar seguridad a cada una de las personas relacionadas con los “ciclos económicos” de producción en el país en sus distintas ramas y entidades, afirmó Monte Alejandro Rubido García, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS). Dicho esto es posible anticipar la vocación y el trabajo que tendrán que desarrollar los flamantes 5,000 elementos que integran esta división de la Policia Federal.  De ahí que resulta fundamental para la población civil el entender con precisión qué es exactamente lo que van a hacer estos gendarmes. ¿Con qué recursos cuentan? ¿Cómo van a colaborar con las otras divisiones de la Policia Federal? ¿Cómo definirán con mayor precisión el cuidado de los ciclos económicos?    

La Gendarmería “va a estar cuidando el efecto de los ciclos económicos, según lo vayan requiriendo cada una de las regiones del territorio nacional. Puede ser un ciclo agrícola, ganadero, turístico, minero”, explicó.  Aclaró que la Gendarmería no va a ser una nueva corporación, sino que se convertirá en la séptima división de la Policía Federal y la movilización de sus 5,000 elementos —a partir de la tercera semana de agosto— dependerá de las decisiones que tome un consejo.  Dicho de esta manera en voz de Monte Alejandro Rubido, parecería que las acciones y las actividades de este grupo policíaco estarán determinadas caso por caso y que la vocación de la gendarmería es mudable.  Sin embargo, el titular de la Comisión Nacional de Seguridad le ha informado a los medios de comunicación que se constituirá un consejo que determinará dónde se va a mover esta división de la policía.  

“¿Cuál es la ventaja de que la Gendarmería sea una nueva división? Que viene a abrevar todas las fortalezas del resto de las divisiones sin hacer lo mismo. Precisamente la característica nodal de la Gendarmería es que tendrá un enfoque de seguridad focalizado”, señaló el comisionado. Recordó que los cadetes que formarán parte de esta nueva división de la Policía Federal llevan meses preparándose. Del 16 de diciembre de 2013 al 5 de enero de este año, los cadetes participaron en el “Dispositivo Invierno 2013. Por un México en paz” y se ubicaron en el aeropuerto de la Ciudad de México; asimismo, en centrales camioneras, casetas de cobro en Texcoco y Ecatepec, Pachuca, además de zona costeras, playas, centros comerciales y en la terminal aérea de Acapulco. Rubido recordó que la Policía Federal tiene actualmente seis divisiones: la de Seguridad Regional (desplegada en carreteras y aeropuertos); Fuerzas Federales (que son los refuerzos en zonas de conflicto como Tamaulipas, Michoacán y La Laguna). También cuenta con la divisiones de Investigación; Científica; Inteligencia y Antidrogas. “¿Por qué antidrogas si al final de cuentas es un delito federal? Sí, pero el motor de la actividad de la delincuencia es prioritariamente el narcotráfico, entonces hay una división ex profeso”, enfatizó.

El titular de la CNS también se refirió al secuestro, el cual ha decrecido. “Si comparamos el primer semestre del año pasado con el primer semestre de este año en cuanto a secuestro hay también un decremento de 1.8 por ciento. Esto quiere decir que la estrategia del gobierno de la República cuando se crea en enero la Coordinación Nacional Antisecuestro ha permitido que se ponga en operación en todo el país las áreas antisecuestro de las fiscalías o de las procuradurías”, añadió. Michoacán, expuso, no es la excepción, pues el trabajo que ahí han realizado permitió una estabilización en el delito de secuestro que era el que había tenido el mayor crecimiento en lo que va de la administración. El funcionario aseguró que el líder de Los Caballeros Templarios, Servando Gómez Martínez, La Tuta, está prácticamente acorralado y ya no opera en Michoacán.  

“El trabajo que se está haciendo por parte de las fuerzas federales en Michoacán ha ido restringiendo su ámbito de operación hasta prácticamente tenerlo neutralizado. Yo les puedo decir que hoy en día Servando no está trabajando, no está operando porque ya no tiene los márgenes de maniobra”, afirmó.  El comisionado admitió que en Michoacán pueden existir todavía casos de extorsión por parte de la delincuencia, pero aclaró que no hay una situación similar a lo que se vivía hasta antes del operativo que inició el gobierno de la República en enero pasado. La zona más complicada en ese estado, manifestó, era la región de Tierra Caliente, lo que implicó que llegaran las Fuerzas Federales para suplir a las policías municipales y que la función de seguridad pública en todos los aspectos la realizara la Policía Federal.  

Destacó “el control de (el puerto de) Lázaro Cárdenas, que sin lugar a dudas el tráfico (de mercancía y drogas) que entraba o salía era lo que le daba una base de sustentación económica a este grupo delincuencial. No podemos soslayar el hecho de que los principales dirigentes de este grupo hayan sido o abatidos o detenidos, salvo el caso de Servando Gómez. “Quiere decir que está avanzando y los resultados saltan a la vista. Del tiempo atrás, si revisamos, Michoacán dejó de ser noticia de primera plana en materia de seguridad”, declaró. El éxito que ha tenido la estrategia del gobierno federal para abatir paulatinamente la delincuencia es la coordinación entre las diversas dependencias encargadas de la seguridad y con los estados que presentan problemas de seguridad.

Así las cosas, la esperada Gendarmería está a punto de debutar y aún no sabemos exactamente cómo participará en el concierto de miles de elementos que integran al ejército, la marina, la policía federal y las fallidas policías municipales y estatales.  

Fecha: 
Jueves, 21 de Agosto 2014 - 17:30