Se encuentra usted aquí

migración

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Y nuestros refugiados?

Los caprichos e intensiones electorales de Donald Trump nos tienen el alma pendiendo de las fronteras. Estamos muy concentrados en lo que pasa en ellas y en las mejores maneras de contener y atender a los migrantes que protagonizan la crisis humanitaria en la frontera sur.

La mayoría de ellos son víctimas de la migración forzada por causa de violencia y eso es algo que no es ajeno a la realidad de muchos mexicanos. Pero, ¿qué pasa con ellos?, ¿qué pasa con nuestros refugiados? ¿Nos preocupamos tanto en contabilizarlos y albergarlos como lo hacemos con los de afuera? O, ¿es que la ausencia de un Donald Trump y fronteras internacionales los ha vuelto invisibles?

De acuerdo con la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH) hay 8,726,375 personas en México que abandonaron sus viviendas por miedo a la inseguridad desde 2011 hasta 2017 y que han sufrido graves problemas para integrarse en el nuevo destino. Resaltando entre ellos la pérdida de las fuentes de ingreso. Porque la mayoría de ellos pierden su empleo, propiedades, y tienen que continuar con sus pagos en los lugares de origen. Sin recibir ningún apoyo institucional.

Demostrando de esta manera que no bastó con proclamar que “la mejor política exterior sería la interior”, que la brújula se averió desde hace mucho, y que al parecer “el buen juez” por su casa no empezó.

En el informe presentado por la CMDPDH a principios de este año, se mostró que del total de personas que migró a otro estado por motivo de inseguridad pública o violencia desde el 2011 al 2017, 22.08% lo hizo desde el estado de Tamaulipas, el mayor porcentaje registrado.

 Los otros estados que tienen porcentajes elevados son Chihuahua, con 14.27%, Ciudad de México, con 12.32%, Estado de México, con 10.14%, Guerrero, con 6.77%, y Veracruz, con 5.69%.

El mismo informe también muestra que el estado de Veracruz recibió al 22.18% del total de las personas que migraron a otro estado por motivo de inseguridad pública o violencia entre 2009 y 2014, siendo el mayor porcentaje registrado.

Se destaca el hecho de que esta entidad colinda con el principal estado expulsor: Tamaulipas. En el caso de los principales estados receptores, son cinco los que en conjunto recibieron a la mitad de las personas que migraron por inseguridad o violencia en el periodo. Además de Veracruz, los principales estados receptores fueron el Estado de México con 9.27%; Jalisco con 7.32%; Puebla con 6.89% y Querétaro con 6.14%.

Ante todo esto ¿qué hace el Estado?, ¿los ayuda de alguna manera? Me parece que difícilmente. Porque la Ley General de Víctimas (LGV) no incluye la definición de desplazamiento interno, obstaculizando —e inclusive negando— la posibilidad de acceder al Registro Nacional de Víctimas (RENAVI), que atendería su compleja condición de víctima.

En México no hay ley que los ayude y esto implica que tampoco haya los recursos. Ni siquiera los técnicos, como los del INEGI, para poder localizarlos y contabilizarlos.

Mientras tanto la violencia sigue aumentando, e incluso en junio de este año, se ha llegado a un nuevo récord de la historia reciente.

Parece que la mejor política se ha vuelto la exterior.

¿Y nuestros refugiados?

El último en salir apague la luz.

 

Twitter: @HenaroStephanie

Facebook: Stephanie Henaro

instagram: steph.henaro

Fecha: 
Martes, 23 de Julio 2019 - 13:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Martes, 23 de Julio 2019 - 15:30
Fecha C: 
Miércoles, 24 de Julio 2019 - 04:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El espaldarazo del rey

En una breve y esperada reunión, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, hablaron sobre migración, un tema que la 4T ha embrollado. De acuerdo a la información oficial, las cosas salieron bien para México en los cuatro asuntos planteados: migración hacia Estados Unidos, conformación de un grupo binacional para asegurar los bienes del Chapo Guzmán; reinstalación del Programa de Repatriación de mexicanos, suspendido en 2018, y la solicitud mexicana para que los norteamericanos desplieguen un operativo para impedir la entrada de armas a México. ¿Y el comercio? Bueno, se entiende que, si hay buen comportamiento, el presidente Trump apoyará la aprobación del T-MEC.

La mejor noticia es que se aleja el peligro de que Estados Unidos obligue a México a constituirse en tercer país seguro, es decir, el peligro de la imposición de aranceles quedó atrás debido al buen trabajo de México conteniendo la migración. Pero, ¿qué se puede esperar realmente de estos acuerdos?

En primer lugar, el costo de cumplir la contención de la migración ha sido altísimo. Por primera vez se usa al Ejército y la Marina para criminalizar a los migrantes, se les detiene en centros que ya el diputado Muñoz Ledo calificó de campos de concentración. Se están violando los derechos humanos de los migrantes, pero el gobierno sabe que más de 60% de los nacionales están de acuerdo con la contención, sea como sea. En los hechos, México ya es un tercer país seguro.

No es un tema para cuestionar al gobierno federal, al menos no es un tema que le preocupe. Grupos de la Unión Europea se manifestaron preocupados por el trato que las autoridades mexicanas dan a la migración, pero el gobierno simplemente dijo que no se violaban los derechos humanos. Tampoco a los partidos de oposición parece importarles el tema y los grupos de defensa de los migrantes están acallados o de parte de López Obrador. Incluso la ONU parece querer buenas relaciones con el gobierno, por encima de sus obligaciones. Los medios han sido tibios debido a que, cada vez que plantean un tema que no le gusta al presidente, son acusados de conservadores, por lo menos.

Sobre los bienes del Chapo, el presidente López Obrador había dicho que seguramente el vecino del norte entendería que México debía quedarse con los recursos que se derivaran, pero la conformación de un grupo binacional revela que, en el mejor de los casos, los bienes serán repartidos. ¿Qué tanto vale la inocencia del presidente al creer que el gobierno de Trump cedería los bienes? Acerca del operativo para contener armas e impedir que entren a territorio mexicano, está probado que a las autoridades norteamericanas el asunto no les interesa.

La imagen de un gobierno dócil ante su vecino del norte se reafirma día con día. La visita de Mike Pompeo, el tono, las palabras, el contenido de los acuerdos, parece confirmarlo.

Fecha: 
Lunes, 22 de Julio 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Lunes, 22 de Julio 2019 - 15:15
Fecha C: 
Martes, 23 de Julio 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Porfirio Muñoz Ledo… ¡Brillante!

Conocí a Porfirio Muñoz Ledo hace como 25 años —menos, 30, parafraseando al clásico— era senador de la República y militaba en el PRD. Traía al Senado de cabeza con sus intervenciones, siempre brillantes. En ese tiempo le llevamos —para su conocimiento— el asunto del problema que tenía la Industria Hípica de Carreras de Caballos en el Hipódromo de las Américas, pero estando en la oposición poco podía hacer, comprendí en seguida. Me impresionó su forma de captar de inmediato el problema y le dijo a uno de sus ayudantes que pusiera el asunto en el archivo de los monopolios para que llegado el momento se pudiera considerar. En fin, en este asunto seguimos luchando después de tantos años; ahora es parte del gobierno y habrá que visitarlo para que impulse una Ley de Juegos con Apuesta que tanta falta hace. ¡No todo es Aeropuerto y Tren Maya!

Es el presidente de la Cámara de Diputados representando al cuarto partido político en que ha militado (PRI, PARM, PRD y MORENA). Es el más experimentado de todos sus pares y posiblemente de todos los políticos del país. Tribuno sin igual. Me parece que él y Diego Fernández de Ceballos han sido de los más brillantes en estos últimos tiempos.

No fue Presidente de la República porque, en su momento, el dedo no lo favoreció y es probable que hubiera sido un buen presidente. Inteligente, preparado, culto, conocedor del sistema y sin duda dueño de muchos adversarios que no lo quieren. Su biografía se puede leer en la liga. Su principal fortaleza es que no tiene pelos en la lengua.

Claro, le puede ganar la emoción como cuando después de la ceremonia de toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador, en su cuenta de twitter expresó:

“Desde la más intensa cercanía confirmé ayer que Andrés Manuel @lopezobrador_ ha tenido una transfiguración: se mostró con una convicción profunda, más allá del poder y la gloria. Se reveló como un personaje místico, un cruzado, un iluminado”.

“La entrega que ofreció al pueblo de México es total. Se ha dicho que es un protestante disfrazado. Es un auténtico hijo laico de Dios y un servidor de la patria. Sigámoslo y cuidémoslo todos”.

Estoy de acuerdo en que hay que apoyar al presidente de todos los mexicanos, que al parecer no se deja y Porfirio puede y debe ejercer su influencia, junto con Tatiana Clouthier, Marcelo Ebrard y Ricardo Monreal (entre otros) para hacerlo entrar, en muchos asuntos, en razón. Son políticos de experiencia invaluable y habría que preguntarles qué piensan de la forma en que se conduce el presidente.

Ahora, con el mayúsculo problema de la migración de tanto pelao —dicho sea, con todo respeto— Porfirio ha sido claro y ha defendido la Constitución desde su raíz.

 

 

Hace unos días, dialogó con los representantes que el presidente envió a Estados Unidos, en la comparecencia que tuvieron en el Senado y de acuerdo a lo que publicó el portal La Política On Line, pinta a Porfirio en su verdadera dimensión.

Señaló: “La ley faculta a la Secretaría de Gobernación para formular y dirigir la política migratoria, así como vigilar fronteras del país y los puntos de entrada del mismo por tierra, mar y aire, garantizando en términos de ley la libertad de tránsito".

"Este no es un país parlamentario, aquí no hay primeros ministros. Ni se reparten de cinco carteras, en cinco, así que mejor vámonos por el derecho escrito", criticando la forma en que está actuando el Gobierno Federal. Le dijo a Marcelo Ebrard:

"Creo que no conviene señor secretario que usted absorba todas las funciones, porque perdemos margen de maniobra y porque además el abuso de funciones, que no es el caso, hace nulas las decisiones”. Más claro ni el agua.

En mi opinión, la libertad de tránsito está garantizada por la Constitución, pero la realidad es que ya se restringió. Nuestra tradición de generosidad con los inmigrantes, ante la enorme pobreza, ha causado indignación al asignarles tanto dinero para mitigar su situación y me parece que, en el fondo, no se está comunicando con claridad muchas de las acciones del Gobierno. Las mañaneras sólo confunden y no son sensatas. Porfirio, desde su posición, debe ayudar a buscar el equilibrio entre los sectores productivos y el gobierno, pues sigue el golpeteo innecesario. ¡Debe dialogar con el presidente, con la franqueza con que acostumbra!

Fecha: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 13:30
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 15:45
Fecha C: 
Viernes, 28 de Junio 2019 - 04:45
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El acuerdo que anunció AMLO, ¿es el mismo para Trump?

Los gobiernos de México y Estados Unidos anunciaron, el viernes pasado, que lograron un acuerdo por medio del cual México aceptó combatir la migración ilegal de centroamericanos y otros extranjeros hacia su frontera norte y así evitar la imposición de un arancel del 5% a todas las exportaciones mexicanas destinadas al mercado estadounidense.

Sin embargo, desde el sábado hasta ayer, el presidente Donald Trump ha difundido 32 tuits que parecen indicar que para él no es suficiente el acuerdo que anunciaron conjuntamente su gobierno y el del presidente Andrés Manuel López Obrador.

El 8 de junio tuiteó: “¡MÉXICO ACEPTÓ COMPRAR INMEDIATAMENTE GRANDES CANTIDADES DE PRODUCTOS AGRÍCOLAS DE NUESTROS GRANDES AGRICULTORES PATRIOTAS!”.

Un día después, el 9 de junio, tuiteó: “Es importante destacar que algunas cosas no mencionadas en el comunicado de prensa de ayer, una en particular, fueron acordadas. Eso será anunciado en el momento apropiado. Ahora habrá una gran cooperación entre México y los Estados Unidos… Sin embargo, si por alguna razón desconocida no la hay, siempre podemos volver a nuestra posición anterior, muy rentable, de aranceles, pero no creo que sea necesario”.

Ayer, Trump insistió en que existe otro tratado al tuitear lo siguiente: “Hemos firmado y documentado completamente otra parte muy importante del acuerdo de Inmigración y Seguridad con México... Será revelado en un futuro no muy lejano y necesitará un voto del cuerpo legislativo de México”.

Y horas más tarde, difundió tres tuits más: “… los aranceles son una gran herramienta de negociación, un gran productor de ingresos y, lo más importante, una forma poderosa de convencer a las empresas de venir a los EEUU y de hacer que regresen a casa las empresas que nos han dejado para ir a otras tierras. Perdimos estúpidamente el 30% de nuestro negocio de automóviles a México. Si las tarifas continuaran en el nivel superior, todos volverían. Pero estoy muy contento con el trato que hice… Si México da resultados (que creo que lo harán). Aún no se ha revelado la mayor parte del trato con México”.

Aparentemente, mientras que Andrés Manuel y Marcelo dicen que el único acuerdo es el que se hizo público y que México no se comprometió a comprar más productos agrícolas estadounidenses, Trump insiste en que hay otro acuerdo que pronto dará a conocer.

Y no solo eso, al insistir que los aranceles son un gran instrumento para negociar o imponer su voluntad sobre el contrario, para atraer a empresas a su país, y al amenazar con imponer nuevos aranceles en caso de que México no cumpla con lo acordado, el presidente gringo muestra sus verdaderas intenciones: imponer tarifas cada vez más altas a las exportaciones mexicanas con el fin de encarecerlas hasta que a las empresas les sea más conveniente mudar sus fábricas a Estados Unidos.

Por lo que ha escrito en sus tuits más recientes infiero que para Trump lo que ocurrió la semana pasada fue el primer round de una pelea que apenas empieza.

¿Cómo juzgará Trump el trabajo que durante los próximos 45 días haga el gobierno mexicano para frenar los flujos migratorios hacia EEUU? ¿Como se defenderá México de un nuevo ataque tarifario del gringo al cumplirse el plazo establecido?

¿Cuál es el verdadero acuerdo?
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 12:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 12 de Junio 2019 - 20:45
Fecha C: 
Jueves, 13 de Junio 2019 - 08:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En ninguna parte: Exilio y desarraigo

Después de cuatro años de una cruenta guerra civil, en medio de un complejo éxodo y enfrentando muchas dificultades, algunos sirios están encontrando, poco a poco, países dispuestos a refugiarlos. Al filo de la tragedia y la desesperación, cada uno llega cargando su propia historia de dolor.

¿Debe Europa recibirlos?

Van a la deriva y, una vez en su nuevo destino, comienzan el período de adaptación. Para algunos será más fácil que para otros. El sentimiento que tiene una persona cuando abandona su país, a causa de la guerra, es muy diferente que cuando lo hace por motivos personales.

La guerra es devastadora.   

El desarraigado, escribió el poeta Enrique Lihn, no está de turista en una tierra extranjera; está todos los días de paso. El destierro es estar en ninguna parte, es el fantasma para el que no hay lugar.

De acuerdo con algunos relatos de refugiados, durante el período que el refugiado pasa en busca de un sitio donde asentarse y, una vez ya instalado, experimenta una inquietante inmovilidad, acompañada de una insoportable incertidumbre. Escucha voces, tiene visiones y sueños relacionados con su vida anterior, con sus muertos y sus agresores. Su mundo se ha trastocado por completo. Desconfía de todo el mundo. Tiene cambios de personalidad. Se le ha roto el espíritu.  

El exiliado, sobre todo el refugiado de guerra, siempre arrastra consigo la melancolía de lo que ha perdido. Los refugiados han abandonado sus casas, familias y amigos; los lugares que frecuentaban, su cultura y sus costumbres. Su identidad. Se sienten ajenos a la vida del lugar donde llegan y ese sentimiento los persigue durante mucho tiempo. A veces, para siempre.

Todo refugiado de guerra tiene que hacer un duelo por sus pérdidas. Y en medio de esa vulnerabilidad, reconstruir un hogar, una familia y un nuevo entorno social. Pegar sus piezas rotas. Rehacerse a sí mismos. Muchas veces se buscan entre ellos para sentirse menos solos. Se reunen en casas y cafés y hablan de su país. De los dictadores que tienen que caer, para que ellos puedan regresar. Muchas veces no regresan nunca. Algunas veces, en los países de acogida, son bien recibidos por la gente y otras, rechazados. En todo caso, el rechazo es mejor que vivir la guerra.

El escritor Roberto Bolaño, que era un maestro de exilios, escribió que exiliarse no es desaparecer, sino empequeñerse, ir reduciéndose lentamente o de manera vertiginosa, hasta alcanzar la altura verdadera, la altura del ser. Y se preguntaba: ¿La «tierra extraña» es una realidad objetiva, geográfica, o más bien una construcción mental en movimiento permanente? 

Lo cierto es que algunos refugiados o exiliados de guerra, con el tiempo, no sólo consiguen adaptarse a su nuevo hogar, sino que hacen importantes aportes al país que los recibió.

Luego de que los países árabes más ricos les dieran las espalda a sus, supuestos hermanos, árabes y musulmanes: los sirios; Europa, que por obvias razones ha tratado de frenar los flujos migratorios hacia sus países miembros, se ve en la obligación moral de recibir a estos millones de seres humanos que huyen de la guerra. La situación llega en un momento muy difícil. Europa está en crisis y tiene muchos problemas con el Islam.

Recibirlos no debe limitarse a proporcionarles las necesidades básicas. Tienen que dar trabajo a los adultos y educación a los niños. Insertarlos a los sistemas de salud. Enseñarles el nuevo idioma. Hacerlos productivos. Buscar qué pueden aportar al país de acogida. Sólo así se sentirán útiles y se integrarán de una forma sana a la sociedad. Su repatriación podría tomar mucho tiempo y, en muchos casos, nunca llegar.

Hay cosas que no están en discusión y ésta es una de ellas. No hacer nada o no hacer lo suficiente, sería un error histórico imperdonable.

No es una cuestión de política, raza, religión o nacionalidad.

Se trata, ante todo, de un acto de humanidad. 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 09 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Lo que comunica una imagen

Desde que nacemos, somos seres comunicados; primero imitamos gestos (lenguaje no verbal), después imitamos sonidos (lenguaje verbal) y habrá quien opine (me uno a ellos) que incluso desde que estamos en el vientre materno establecemos comunicación a través de los movimientos que son percibidos por nuestra madre.

Vivimos en constante comunicación, a pesar de que la modernidad y sus avances tecnológicos parecen ir en contra de tal proceso de una u otra forma establecemos comunicación con el otro y así es que construimos relaciones sociales; por ello, se dice que la comunicación es la base de las ciencias comprensivas, en tanto que éstas buscan el entendimiento del comportamiento humano y sus relaciones.

Elegí estudiar ciencias de la comunicación quizá un poco alejada de todo lo que envuelve dicho proceso en su perspectiva teórica y filosófica pero segura de que quería entender cómo funciona en realidad y cómo es que a partir de ella interactuamos con los demás, intercambiamos información, establecemos patrones de conducta, generamos procesos creativos e incluso, alcanzamos un nivel de comprensión sobre nosotros mismos.

Con esa misma intención decidí escribir semana a semana sobre esas cosas que pueden ser trending topics o bien que a pocos o nadie les interesa pero al final, comunicar, enviar un mensaje que cada uno interpretará a su modo según su propia carga cultural y su realidad y que podrá o no estar de acuerdo pero que quizá sea semilla que rinda como frutos un cambio en la forma de pensar y actuar.

En ese sentido, es que sigo creyendo que la fugacidad de la información de hoy día es tal, que dejamos de lado la reflexión que nos permite el tomarnos el tiempo necesario para digerir los acontecimientos y sacar nuestras propias conclusiones porque vivimos más informados que comunicados.

Sin embargo, a pesar de ello, es posible voltear la mirada hacia otras formas de expresión que nos invitan a la reflexión como las artes plásticas, la fotografía, la danza, el teatro, el cine, la gastronomía, el diseño o la literatura; entre otras tantas formas que tiene el ser humano para crear un discurso y establecer un proceso de comunicación con sus receptores.

En ese sentido, estamos rodeados de discursos (que no de mensajes) que nos toca descifrar e interpretar y con ello, decidir si hay algo que debamos ajustar en nuestra vida más allá del simple hecho de informarnos.

Toda esta disertación viene a cuento por la reciente imagen que ha dado la vuelta al mundo y que además de haberse vuelto viral (término tecnológico usado para destacar todo aquello que se propaga en instantes a través de las redes sociales) ha dado pie para despertar conciencias y hacer un fuerte llamado a usted, a mí y a toda la humanidad.

Me refiero a la imagen del niño sirio encontrado ahogado en la playa turca de Ali Hoca Burnu y cuya nota, entre otras, puede leer en el siguiente link http://internacional.elpais.com/internacional/2015/09/03/actualidad/1441232434_109669.html

Como madre que soy, la imagen me impactó fuertemente y como comunicóloga destacó el poder de una fotografía y lo que comunica por sí misma, incluso fuera de contexto; a eso me refiero con las otras formas de expresión y en este caso, de denuncia. Comunicarnos en el sentido de compartir el mismo código (lenguaje) no tiene que ver con idiomas, política, economías o medios; como seres humanos compartimos (o deberíamos compartir) el dolor de aquéllos que viven en situación vulnerable llámense inmigrantes, refugiados, marginados, con capacidades diferentes o desempleados; sin embargo, tengo la sensación de que necesitamos un impacto tan fuerte como el provocado por la fotografía de Aylan Kurdi (el niño sirio) para despertar del letargo en que vivimos.

Una imagen, cuyo discurso tiene tela para rato de dónde cortar porque el poder de una imagen es así y por ello, lo visual es tan importante cuando de publicidad y mercadotecnia se trata.

La comunicación es eso también, no simplemente el intercambio mecánico de información entre un emisor y un receptor a través de un medio sino entendimiento en tanto comprensión del discurso que el otro pretende comunicar y a partir de dicho entendimiento, un cambio de actitud.

Mi padre suele decirme: "si crees que lo que vives es una tragedia, sal al patio a contar tus penas y regresarás muy contento a casa". No es necesario salir al patio de nuestras casas, tan sólo con asomarnos a otras realidades a través de las múltiples formas de expresión que podemos encontrar, nos daremos cuenta de que el mundo es más, mucho más que el celular o la pantalla o la laptop que nos informa y que además, nos necesita.

Imagen: http://lamafaldadequino.blogspot.mx/2009/02/durkheim-y-mafalda.html

Fecha: 
Martes, 08 de Septiembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Futuros Capos o sicarios?

El tema del narcotráfico no es algo nuevo en nuestro país. Hay todavía cosas de las que no se habla, tanto que tienen un mayor impacto en la sociedad. Uno de ellos son las comunidades campesinas, destacándose la participación de los niños que viven en estas zonas marginadas, quienes están expuestos a servir a los capos a fin de obtener beneficios y “salir adelante”. Siempre se habla del narcotráfico, pero, ¿cuándo nos hemos puesto a pensar en los niños que trabajan para éstas organizaciones?

Creciendo entre la maleza

Hoy, Julián (a quién le llamamos así para proteger su identidad) es un chico de 21 años. En su cara se puede ver la dureza de la vida, que a su corta edad conoce lo peor de ella. Es el segundo de cinco hijos en el matrimonio de sus padres. Recuerda que desde niño ha sufrido por falta de recursos y sólo pudo estudiar hasta la primaria. Para poder estudiar más tenía que viajar una hora o caminar hasta dos o tres horas por entre la sierra del estado de Michoacán, lo que implicaba más gasto para sus padres y menos comida para sus hermanos.

Recuerda que de niño le encantaba disfrutar de la compañía de su hermano mayor, con quien coreaba los corridos que escuchaba la mayoría en la región y que además era su cómplice en juegos entre la sierra y los cultivos de maíz de su padre. Desde muy pequeños tuvieron que ayudar para poder incrementar el poco dinero para sobrevivir. Como es de esperarse, lo hicieron crecer desde muy temprana edad; se tenía que hacer responsable de duras tareas para apoyar a su padre; pronto tenía que dejar de jugar, pues era una “pérdida de tiempo”. Ahora tenía que ser un hombre más en la casa.

Cuando se le ocurría hacer travesuras con sus hermanos la felicidad les duraba poco, porque en menos de lo que canta un gallo salía su madre con el lazo que tenía más próximo y con toda la fuerza lo dirigía a la espalda para castigarlo por lo que había hecho. Pero el castigo no terminaba ahí, al enterarse el padre recibía una golpiza de nueva cuenta y había más labores para el día siguiente. Cuenta Julián que eso lo marcó mucho, porque tuvo que crecer y dejar los juegos “pa’ luego”.

Su hermano mayor emigró a Estados Unidos en busca del “sueño americano”. Su padre enfermó, murió y él tuvo que tomar el papel del hombre de la casa a los 14 años. Tenía que ir a sembrar al campo, recolectar, vender y llevar lo necesario a casa para mantener a su madre y sus hermanos; poco a poco el hambre era mayor, la necesidad crecía y el trabajo escaseaba.

Por la zona se empezaba a saber de unos vándalos que habían llegado de Morelia. Los desalmados que se robaban a las chicas, pedían cuotas a los ganaderos y a los productores, se la pasaban extorsionando a quien se les ponía enfrente. Se emborrachaban y viajaban siempre en “camionetotas”, portaban armas, algunos tenían grandes cadenas, no vestían como toda la gente, traían tenis de los buenos –recuerda. La violencia y la carencia se empezaron a apoderar de los pobladores, si demandaban eran asesinados entre ráfagas de armas. El temor era sembrado por un grupo de criminales sangrientos llamados “Zetas”, quienes habían llegado al lugar para apoderarse del territorio, llevándose todo a su paso.

Julián decidió sumarse al grupo de los Zetas, orillado por la necesidad de tener un poco más de dinero para su familia. “Quería vestir bien, comer bien, andar en las camionetas y cantar los corridos”, es así como describe su deseo para ingresar a las filas de los “poderosos”.

Cuenta que para irse ganando los primeros pesos, tenía que andar vigilando, era “halcón” o también llamado “puntero”. Se la pasaba en la plaza, sólo observaba y se memorizaba los movimientos de cada uno de los policías y hasta de los militares. Avisaba de cualquier movimiento raro para alertar a su jefe. Esto parecía fácil, pues ¿quién podría desconfiar de un niño que sólo se la pasaba solitario por el centro? A la vista parecía un indefenso chaval y nada más.

Recuerda que a los punteros es a los que más se les maltrata y los que en la cadena del narco están hasta abajo; sólo son los informantes. Los encargados de avisar cualquier movimiento en el pueblo, quién entra, quién sale y si hay extraños, pero a la primera que fallen se les trata de lo peor “Nos golpean hasta que se cansan y hasta que entiendes que no puede volver a pasar, y a veces sientes que ya no habrá una oportunidad más, no puedes llorar o eres un maricón”. Julián dice estas palabras, él está sentado frente a mí, pero sus ojos tocan aquel recuerdo que debe ser muy doloroso, pues la voz se entrecorta, los ojos se llenan de lágrimas, a pesar de que parece que ya no puede sacar una lágrima más. Un lapso de silencio invade la fría habitación.

Recuerda que en algunas ocasiones rondaban las escuelas en camionetas de lujo, ofrecían regalos a las menores y a base de seducción y engaños las poseían, las secuestraban, en algunas ocasiones luego de pasar muchos días rondando las escuelas. Los fines de semana elegían a las mejores chicas, a las más bonitas y las invitaban a fiestas, las subían a las camionetas. Los punteros cuidaban en la calle por si pasaban los policías o los militares; las drogaban, las violaban y en algún momento de la fiesta los punteros eran requeridos. Los obligaban a drogarse y consumían alcohol para más tarde poseer a las jovencitas, las desaparecían hasta por tres días, luego las abandonaban en la calle.

Cuenta Julián que había ocasiones en las que se metían a la escuela y se robaban a las menores a punta de pistola, y a los primeros padres que quisieron hacer la denuncia fueron asesinados a balazos. Así se ganaron el “respeto” de los otros pobladores quienes ante tantas atrocidades permanecían callados; era lo mejor "o se los cargaba la chingada”.

En estas fiestas fue como Julián empezó a drogarse y a consumir alcohol. Luego llegaron otro tipo de trabajos, le dieron una pistola, ya no sólo se encargaba de dar algunos avisos, empezó a extorsionar, se encargaba de ir a cobrar el dinero o la famosa “renta”, o ir a levantar a alguien que se había pasado de abusado o que simplemente no quería cooperar.

“El primer jalón del gatillo cuando matas a alguien es el más difícil. Algo me decía que no lo hiciera, habíamos levantado a un cabrón que se quiso pasar de listo y no quería entrarle, pero había hablado de más. El jefe dio la instrucción de pasar por él y darle una vuelta. Ya después que valiera madres, era mi turno y esa noche tenía que demostrar que era valiente. Jalé el gatillo directo a la cabeza, era él o yo, así me hicieron hombre”.

Es así como Julián recuerda su primera vez, jalando el gatillo de un arma, que para la edad de 16 años ya era un sicario. Por unos dos mil o tres mil pesos hacían los trabajos que les encargaban. Mientras cuenta el primer jalón del gatillo, se asoma esa desesperación del momento. Hasta las manos se le tensan al recordar el hecho; su frente empieza a sudar frío, sale la segunda lágrima de sus ojos.

“Luego llegaron a la zona un grupo contrario a los Zetas, llegaron con fuerza y protegidos por la gente a la que habíamos hecho daño, nos agarraban desprevenidos, corrió mucha sangre en el estado, se morían muchos amigos, unos se fueron con LFM pa’ salvarse; otros huyeron del estado. Yo me quedé”.

Menciona que de volver el tiempo atrás, jamás se hubiera metido en esas cosas del diablo. Ganó un poco de dinero, pero no pudo disfrutarlo con su madre y sus hermanos. De quienes sólo viven en México él y dos más chicos; los otros se fueron para Estados Unidos y no sabe nada de ellos.

Hasta el día de hoy, Julián no sale a la calle por temor a que la gente busque venganza y lo maten. Cuando llega a salir es sólo a la tienda más cercana y se regresa a casa tan rápido como se puede. Se la pasa el día entero dentro de la casa, casi no come, tiene los nervios a flor de piel y cuando llega la noche llega de nuevo el martirio, no puede dormir hasta que el cansancio lo vence. Algunas veces sueña que llegan por él, llega a sus sueños ese primer jalón del gatillo, pero el que está enfrente es él mismo.

Detrás de ese rostro fuerte, aparentando más edad de la que realmente tiene, esa voz quebrantada por revivir el pasado, se puede entrever el miedo en el que vive. En su mirada de arrepentimiento también muestra a ese niño que podía jugar con sus hermanos y que a pesar de ser pobre, podía vivir tranquilo. Se refleja ese niño que ha quedado encarcelado por la dureza de la vida que le ha tocado vivir y que tuvo que madurar más temprano que cualquier otro infante, es sólo uno más de los miles que han crecido entre la maldad, tachados por una sociedad a la que poco le interesan los niños y su futuro, marginándolos y mostrándoles que lo más importante en esta vida es el dinero y lo material.

Lo más triste y preocupante es que historias como la de Julián hay muchas en el país. Hay algunas que tal vez se le asemejan, pero hay otras tantas que terminaron ya sea en muerte, en tutelares, en niños con problemas de alcoholismo y drogadicción o peor aún, la historia simplemente no ha terminado y esos niños siguen dentro de la delincuencia, reclutando a otros menores, repitiendo y heredando esos estilos de vida.

Autor:

Fecha: 
Martes, 05 de Mayo 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Arte para todos: De leyendas, vendedores ambulantes y regateos

La historia de la que hablaré en este artículo será sobre el inicio de la influencia francesa en el comercio de México durante el siglo XIX, modernidad que inicia antes y durante el porfiriato con la migración de un gran grupo de galos llamados Barcelonnettes.

Tras la leyenda del éxito en tierras mexicanas

Para conocer la historia los más destacados comercios que hasta nuestros días continúan funcionando, debo empezar este relato a inicios del siglo XIX en un pequeño pueblo al suroeste de Francia llamado Barcelonnette, en el Valle de Ubaye (región de los Alpes de la alta Provenza en la Costa Azul), donde al igual que en toda Europa los inviernos son largos y duros por lo que la población usualmente diversificaba sus actividades dependiendo la época del año. Lo común para la gente de este pequeño valle, apodados Barcelonnettes, era o tejer lana y seda, o ser jornalero agrícola, o pastorear, o incluso trabajar fuera de su aldea durante la mitad del año.

A inicios de 1820 los hombres del pueblo comenzaron a buscar otras formas de trabajo para sostener a sus familias, viendo la posibilidad de probar fortuna como vendedores ambulantes en otras regiones y ofrecer las mercancías fabricadas en su pueblo. Muchos viajaron hacia Lyon y Borgoña e incluso hasta Flandes. Pero tres hermanos apellidados Arnaud, Jacques (1781-1828), Dominique (1784-1848) y Marc Antoine (1788-1849) resultaron más aventureros y valientes que otros, decidiendo emprender un viaje mucho más largo y alejado de casa. En 1821,  llevando prendas de lana y seda, cruzaron el mar para venderlas en tierras americanas. Iniciaron en Luisiana, Estados Unidos, en donde Jacques, a diferencia de sus hermanos, se enfocó en la agricultura, ganadería y plantaciones. Permaneció asociado a Dominique y Marc Antoine en el negocio industrial y comercial del algodón, seda y textiles, pero en 1828 muere asesinado.

Los hermanos deciden bajar hasta la Ciudad de México, donde al poco tiempo de su llegada consiguen establecer frente a la antigua Plaza del Volador (que se encontraba junto a Palacio Nacional) en la calle de Portacoeli (hoy Venustiano Carranza) su primera tienda, o dicho como en aquel entonces, “cajón de ropa” al cual nombraron “Las siete puertas”.  El éxito fue rápido y rotundo. La mercancía que llevaban y que pronto empezaron a mandar traer gustó mucho en la sociedad de la época, por lo que en muy poco tiempo su nombre creció y su fortuna también. Esto detonó una “fiebre” por la riqueza en América y especialmente en México. Las familias en el Valle de Ubaye conforme veían a los familiares de los Arnaud aumentar en riqueza y forma de vida dejaron de suponer que se debía tan solo a un mito o leyenda y comenzaron a viajar hacia la recientemente independizada nación en busca de negocios y progreso.

Fue así como muchos barcelonnettes viajaron y se establecieron en aquellas épocas en México. Bueno, en general hubo una gran movilización de franceses hacia México, hay datos que muestran como después de la expulsión de españoles en los años 1827-28, 1829 y 1833, los galos se convirtieron en el primer grupo extranjero que habitaba la Ciudad de México. Esto propició avances en comercio, industria, finanza, sociedad y cultura. Pero fueron los de Barcelonnette los más activos en el primer rubro, estableciendo tiendas de venta de ropa, novedades al mayoreo y menudeo, etc., las cuales crecieron en renombre rápidamente.

En 1890 un viajero francés llamado Emile Chabrand hizo un recuento de los negocios de franceses en la Ciudad de México, a 70 años del inicio de su migración, y concluye el texto enfatizando la realidad del éxito de los Barcelonnettes en dicha nación”:

¿Quieren cifras, documentadas y precisas?, se puede evaluar a cuatrocientos cincuenta los barcelonnettes que cuentan con fortunas que varían de cincuenta mil a ochocientos mil francos, y más de treinta los millonarios. Uno de estos últimos acaba de morir en Niza dejando, dicen, de quince a veinte mil millones a sus hijos; cultivaba la tierra y cuidaba los borregos antes de ir a México. [1]

Fue tan relevante y prolifera dicha ocupación Barcelonnette en México durante el XIX e inicios del XX que en la plaza principal de el pueblo existe una placa, la cual se muestra a continuación, en la que se destaca a los hermanos Arnaud, su tienda “Las siete puertas” y se exalta aquel empuje hacia la migración. También quiero destacar que durante el porfiriato hubo una búsqueda constante por la moda afrancesada, por lo que además todos los galos que vivían en México recibieron gran apoyo por parte del gobierno e incluso por el mismo presidente Díaz.  Esto se ve reflejado también en el centro de Ubaye, en una muestra de agradecimiento hacia dicho gobierno, ya que es el único lugar del mundo, fuera de México, donde nombraron una avenida en honor a Porfirio Díaz (Véase la fotografía que presento después de la placa).

En el siguiente artículo concluiré esta historia sobre los barcelonnettes y los más relevantes comercios que fundaron en México, siendo uno de estos el Palacio de Hierro.

barcelonnettes-1.png
Placa ubicada en el pueblo de Barcelonnette, que exalta a los hermanos Arnaud y la emigración hacia México.

FUENTEhttp://http://www.passionprovence.org/archives/2013/03/18/26615467.html

Traducción placa: [2]

"LAS SIETE PUERTAS

Los 3 hermanos Arnaud, primeros jóvenes del Valle que partieron hacia México en 1821, abriendo una tienda de telas en el Centro de México llamada “las 7 puertas”. La prosperidad de esta tienda dio pie al nacimiento de la formidable emigración de Barcelonnettes hacia México."

barcelonnettes-2.png
Los Alpes pintorescos. Barcelonnette. Avenida Porfirio Díaz. Ca. Inicios siglo XX

FUENTE: http://www.notrefamille.com/cartes-postales-photos/cartes-postales-photos-Avenue-Porfirio-Diaz-04400-barcelonnette-04-alpes-de-haute-provence-48955-62999-detail.html

_____________________________________________________________

[1] E. Chabrand, De Barcelonnette au Mexique, Inde, Birmanie, Chine, Japon, Etats-Unis, Paris, E.Plon, 1892, p. 412.

[2] Traducción realizada por la autora del artículo.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 08 de Abril 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Exoneración definitiva de Raúl Salinas. Desplome de expectativas de mexicanos. El grave problema de la migración ilegal.

Esta tarde me acompañan Liliana Alvarado y Juan Azcárraga y comentamos la exoneración definitiva del ex hermano incómodo Raúl Salinas, el desplome de las expectativas de la mayoría de los mexicanos, el grave problema mundial de los migrantes ilegales. Luis Enrique Mercado vaticina que en 2015 la economía mexicana tal vez crezca 3%. Marco Paz Pellat advierte sobre los delitos que cada vez más se cometerán en el ciberespacio.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 16 de Diciembre 2014 - 20:00
Redes sociales: 
1

Mi programa:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Migrando: de lo ilegal a lo legal

Este próximo jueves se celebra el Día Internacional del Migrante, el cual llega en un momento clave para nuestro país, pues una decisión reciente del presidente Barack Obama permitirá que millones de mexicanos que viven de manera ilegal en Estados Unidos regularicen su situación.

La migración y sus causas

En el mundo, más de 232 millones de personas viven fuera de sus países de origen.[1] La cifra ha ido en aumento debido a que la diferencia en el ingreso entre países desarrollados y en vías de desarrollo, es cada vez más grande. De éstos, el 10% es menor de 15 años y alrededor de la mitad son mujeres.[2]

En términos absolutos, los países con más movimiento de migrantes son:

captura_de_pantalla_2014-12-16_18.48.43.png

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Banco Mundial.[3]

La situación económica, política y social, pueden llevar a que una persona decida migrar a otro país. Sin embargo, 73 millones de personas han sido forzadas a migrar por motivos ajenos a ellas (desastres naturales, conflictos internos, refugiados o asilados políticos).

Remesas

La mayoría de los migrantes sale de países en vías de desarrollo hacia países desarrollados, generalmente para cubrir puestos de trabajos que requieren poco entrenamiento y que la población del país receptor está sobre calificada para ejercer.

Al tener empleo en el país receptor, los migrantes envían remesas para sostener a sus familias en su país de origen. Este año, el valor total de las remesas ascenderá a 436 mil millones de dólares, 8% más que en 2013.[4]

captura_de_pantalla_2014-12-16_18.50.26.png

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Banco Mundial[5]

La migración desde y hacia México

  • Por cada diez mexicanos que viven en México, uno reside en el extranjero.

captura_de_pantalla_2014-12-16_18.51.39.png

Fuente: Elaboración propia en base a datos del Banco Mundial.

  • 24 mil millones de dólares ingresan al país por concepto de remesas, lo que es igual a 1.8% del PIB.

Nueva oportunidad para los mexicanos en Estados Unidos

En Estados Unidos viven poco menos de 12 millones de migrantes ilegales, de los cuales 6 millones son mexicanos (equivalente a un 52% de los ilegales en el país).[6] Ante ello, el pasado 20 de noviembre, el presidente Barack Obama anunció una serie de medidas para frenar la inmigración ilegal hacia Estados Unidos, mediante una “Acción Ejecutiva”, ya que, desde el año pasado, la reforma migratoria ha estado detenida en la Cámara Baja por la oposición republicana. Algunas de ellas:

  • Ampliar la población elegible al programa Acción Diferida (DACA) que permite a los inmigrantes ilegales que llegaron al país antes de los 16 años permanecer en él y extender el período de autorización de empleo a tres años.
  • Permitir a los padres y madres de niños que son ciudadanos estadounidenses y de residentes legales que han estado en el país desde enero de 2010, permanecer en el país y obtener permisos temporales de trabajo hasta por tres años. Con ellos, podrán entrar y salir de EUA libremente y acceder a algunos servicios del Estado.[7]

Con estos decretos, se busca deportar delincuentes y no familias, hacer que ciertos indocumentados se sujeten a verificaciones de antecedentes criminales y lograr que los inmigrantes paguen impuestos.

Conclusiones

  • La migración legal es beneficiosa, tanto para el país de origen del migrante como para el país que los recibe. Esto se debe a que el primero recibe remesas que mejoran la calidad de vida de los familiares de los migrantes, aumentan su consumo y generan desarrollo para el país. Por su parte, el país que recibe al migrante generalmente obtiene mano de obra barata y poco especializada que permite a sus nacionales encargarse de labores más específicas que hacen a su economía más productiva.
  • La migración ilegal, por el contrario, suele ocasionar problemas para ambos países. En el país de origen, los migrantes suelen enfrentarse a trata, además de que las familias quedan separadas y sin comunicación, impactando en el desarrollo de los hijos. En el país receptor, los migrantes ilegales suelen ser maltratados y reciben salarios tan bajos que los residentes de bajos ingresos, varios de ellos migrantes legales, no pueden competir por los empleos.
  • Resulta esencial respetar los derechos humanos de los trabajadores migrantes y de sus familias.

_______________________________________________________

[1] Datos del Banco Mundial sobre migración y remesas. Disponibles en “Bilateral Migration Matrix” http://econ.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/EXTDEC/EXTDECPROSPECTS/0,,cont...

[2] http://www.un.org/en/events/migrantsday/background.shtml

[3] http://siteresources.worldbank.org/INTPROSPECTS/Resources/334934-1199807...

[4]http://econ.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/EXTDEC/EXTDECPROSPECTS/0,,cont...

[5] Banco Mundial. Annual Remittances data-Inflows. Consultar en link #1

[6] http://www.nytimes.com/2013/09/24/us/immigrant-population-shows-signs-of...

[7] http://www.uscis.gov/immigrationaction

 

 

 

Fecha: 
Martes, 16 de Diciembre 2014 - 19:00
Redes sociales: 
1