Se encuentra usted aquí

Terquedad republicana

Viernes, 19 de Diciembre 2014 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

elefante-republicano.jpg

La reacción de los congresistas y senadores republicanos no se hizo esperar después de que los presidentes de Estados Unidos y Cuba, Barack Obama y Raúl Castro, anunciaran ayer de manera simultánea que sus gobiernos acordaron reestablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países tras 53 años de estar fracturadas.

Veamos qué dijeron algunos prominentes miembros del Partido Republicano.

Marco Rubio, el senador por Florida que es hijo de inmigrantes cubanos: “Como mínimo, yo diría esto. Barack Obama es el peor negociador que hemos tenido como Presidente, al menos desde Jimmy Carter, y tal vez en la historia de este país... Le pone un precio a todos los estadounidenses en el extranjero. Los gobiernos ahora saben que si toman un rehén estadounidense pueden conseguir concesiones muy importantes de los Estados Unidos”.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, de Ohio: “Las relaciones con el régimen de Castro no deben ser revisadas, y mucho menos normalizadas, hasta que el pueblo cubano pueda disfrutar de la libertad - y ni un segundo antes. No hay un 'nuevo curso' aquí, sólo una más en una larga línea de las concesiones sin sentido a una dictadura que actúa brutalmente hacia su gente y conspira con nuestros enemigos. En todo caso, esto envalentona a todos los estados patrocinadores de terrorismo…”.

Jeb Bush, el ex gobernador de Florida e hijo y hermano de los expresidentes Bush y probable aspirante de su partido a la candidatura presidencial: “Cuba es una dictadura con un desastroso récord de derechos humanos y ahora el presidente Obama ha premiado a estos dictadores. En vez de esto deberíamos estar promoviendo esfuerzos que realmente llevarán a la democracia justa y legítima que finalmente prevalecerá en Cuba”.

Otro hijo de Cubanos, el senador por Texas y también aspirante a la candidatura presidencial por su partido, Ted Cruz: “No tengamos la menor duda… la administración Obama ha llegado a un arreglo con el régimen de Castro que no contribuye en nada a resolver el problema. Es más, lo ha empeorado.”

Y así, por el estilo, fueron las demás declaraciones vertidas por los republicanos, declaraciones realmente hipócritas porque al decir lo que dijeron ignoraron el hecho de que Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas y comerciales con países que no son nada democráticos y cuyos gobiernos cometen peores violaciones a los derechos humanos que las del gobierno cubano. Por citar a algunos: Arabia Saudita, Bielorrusia, Brunei, Chad, China, Egipto, Eritrea, Guinea Ecuatorial, Laos, Libia, Myanmar, Somalia, Sudán, Turkmenistán, Uganda, Uzbekistán, Venezuela, Vietnam y Zimbabue.

Al actuar como lo están haciendo, los tercos republicanos van en contra de la realidad y del sentir de la mayoría de los estadounidenses. Una encuesta reciente indica que poco más del 52% de la población, incluidos los cubano-estadounidenses, está a favor de la normalización de las relaciones de su país con el fracasado paraíso de los trabajadores fundado por los hermanos Castro hace seis décadas.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER