Se encuentra usted aquí

Somos lo que hacemos y permitimos que otros hagan

Martes, 06 de Agosto 2019 - 12:55

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

somos_lo_que_hacemos_y_permitimos_que_otros_hagan.png

No son un fenómeno reciente los tiroteos masivos en Estados Unidos, en donde un mínimo de cuatro personas resultan heridas o muertas en un mismo incidente.

De acuerdo con el sitio www.massshootingtracker.org, en lo que va de este año han ocurrido 297 tiroteos masivos que han dejado 347 muertos y 1163 heridos. Solo en los primeros cinco días del mes en curso, 37 personas murieron y 82 resultaron heridas en nueve tiroteos.

Los casos más difundidos este mes son los de El Paso (Texas), el 3 de agosto, y Dayton (Ohio), el día siguiente.

Sin embargo, no recibieron mayor atención mediática otros dos tiroteos porque no hubo muertos, solo cuatro heridos en cada incidente: el del 4 de agosto en Grenada (Mississippi) y el de ayer, en el barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York.

A raíz de los incidentes del fin de semana pasado, nuevamente escuchamos a políticos republicanos y demócratas, empezando por el propio presidente Donald Trump, decir lo que suelen decir cada vez que ocurre algo similar: “Este evento no refleja lo que es el pueblo estadounidense”.

Sin embargo, el periodista Nestor Ramos, en un artículo que escribió el domingo para el diario The Boston Globe, opina lo contrario. En su texto intitulado Let’s admit it: This is who we are (Admitámoslo: Esto es lo que somos), escribe:

“Somos lo que hacemos repetidamente, y en este país lo que hacemos repetidamente es derribar a civiles con rifles semiautomáticos calibre .223. Los tiroteos masivos se acumulan uno encima del otro, ocurriendo tan cerca este fin de semana que las noticias por cable los cubren en pantalla dividida, como juegos de playoffs. Y así, de acuerdo con toda la evidencia disponible, esto es exactamente lo que somos. Es obvio si enfrentas la realidad. Los tiroteos masivos son tan cotidianos en la actualidad, que hasta es posible olvidar por completo las tragedias recientes, si es que no se tiene una conexión personal con una masacre en particular”.

“Ya es hora de admitir que esto es precisamente lo que somos: una nación que voluntariamente intercambia la vida de cientos de civiles inocentes por el acceso, sin trabas, a las armas más adecuadas para matarlos”.

Después de leer el artículo de Ramos pensé en la realidad mexicana. En el periodo enero-junio se han registrado 14 603 asesinatos, 76 252 lesiones con dolo, 448 feminicidios, 660 secuestros, 25 277 delitos sexuales, 373 903 robos, 98 258 denuncias de violencia familiar, 35 093 fraudes, 64 404 daños a propiedad ajena. 1 004 191 delitos en total. Además están la Estafa Maestra, Odebrecht, OHL, NAICM, corrupción, obras inconclusas pero pagadas al 100%, impunidad…

Ahora bien, no solo somos lo que hacemos, también somos lo que permitimos que otros hagan sin pagar las consecuencias de sus actos. Por eso, para no seguir siendo lo que hemos sido, debemos exigir castigo para quienes aprovecharon sus cargos públicos para enriquecerse sin que les importara resolver los múltiples y graves problemas nacionales; también debemos denunciar la corrupción y los conflictos de interés de funcionarios federales y locales que traicionan los propósitos de la 4T.

Por eso, para no seguir siendo lo que hemos sido, el presidente Andrés Manuel López Obrador debe atender esas exigencias y denuncias.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis