Se encuentra usted aquí

Secretarios de estado insisten en ignorar a su jefe

Jueves, 14 de Febrero 2019 - 14:40

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

secretarios_de_estado_insisten_en_ignorar_a_su_jefe.png

¡Qué trabajo les cuesta muchos funcionarios transparentar su situación patrimonial! Aunque su jefe se los ordene, bajo pena de ser despedidos si no lo hacen, intentan por todos los medios impedir que el público conozca qué bienes tienen ellos y sus familiares más cercanos, cómo los obtuvieron y cuál es su valor.

Pareciera ser que los que son ricos se avergüenzan de serlo o que, por ser ricos, temen ser víctimas de la delincuencia. Tal vez creen que en este país, en donde la pobreza es virtud y la riqueza pecado, la opinión pública los condenará por el solo hecho de poseer bienes que la mayoría solo sueña con tener. O probablemente tienen la falsa idea de que a los mexicanos no nos interesa la situación económica de quienes con palabra y obra afectan nuestras vidas.

Sea la que sea su razón, un elevado número de funcionarios a quienes les pagamos sus sueldos con parte del dinero que el fisco nos arrebata mes tras mes no desean que nos enteremos de cuál es su situación económica ni la de sus cónyuges, padres, hijos y demás parientes cercanos.

Evidencia de lo anterior es lo que ha ocurrido durante las últimas semanas en torno a las declaraciones patrimoniales y de intereses que los miembro del gabinete del presidente Andrés Manuel López Obrador presentaron ante la Secretaría de la Función Pública, bajo la advertencia de que si no lo hacían dejarían de colaborar en el gobierno.

Recordemos lo que dijo AMLO durante su conferencia de prensa mañanera del jueves 3 de enero: “Todos los servidores públicos tienen que dar a conocer sus bienes y transparentarlos, porque ahora hay la posibilidad de que se puedan mantener en reserva. Por cuestiones de índole moral todos tenemos que dar a conocer los bienes. El que no dé a conocer sus bienes, alegando que la ley no se lo exige, no va a poder desempeñarse en este gobierno”.

Casi una semana después, en este espacio señalé que de los 18 secretarios de estado “la mitad de ellos no autorizó a que toda o parte de su declaración pueda ser vista por el resto de los mexicanos”.

Desde entonces a la fecha las declaraciones del gabinete presidencial se han ido transparentando gracias a que en una de sus conferencias de prensa mañaneras un reportero le preguntó al presidente si sabía por qué no estaban siguiendo sus instrucciones algunos de sus colaboradores, respondiendo éste que la situación se corregiría de inmediato.

Sin embargo, los días pasan y los colaboradores de Andrés Manuel se empeñan en ignorarlo, como es el caso de dos de ellos que no declararon ser dueños de departamentos en Houston, Texas.

Ayer revisé en declaranet.gob.mx las declaraciones actualizadas de cada un de los 18 secretarios de estado. En ninguna de ellas aparecen los datos patrimoniales de los cónyuges o dependientes económicos. En algunas no se anota el valor de los bienes inmuebles, o el monto de deudas existentes, o un posible conflicto de interés. Algunos de estos altos funcionarios declararon no tener un solo vehículo a su nombre mientras que otros no son dueños ni de un humilde jacal.

En resumen, el deseo del presidente de que haya transparencia aparentemente no es compartido por sus colaboradores más cercanos, quienes insisten en ignorar sus instrucciones.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 26 - Febrero 2019
portada-revista-26.png
Descargar gratis