Se encuentra usted aquí

¿Quién es el peor?

Martes, 18 de Abril 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

javier_duarte.jpg

 

Javier Duarte de Ochoa es, probablemente, el ex gobernador que la opinión pública califica como el más corrupto de todos los que han sido acusados, oficial o extraoficialmente, de cometer delitos diversos. Su imagen, de por sí negativa, se desmoronó totalmente después de que abandonara su cargo faltando 48 días para que concluyera su sexenio, se fugara a bordo de un helicóptero propiedad del gobierno veracruzano, se difundieran los montos de los recursos gubernamentales que supuestamente se robó y se hicieran públicos los diarios y gastos de su esposa Karime Macías.

Días antes de que Duarte de Ochoa fuera capturado, la policía italiana arrestó al ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba. En Estados Unidos está acusado de narcotráfico, fraude bancario, delincuencia organizada, lavado de dinero y asociación con cárteles del narco y en México de delitos contra la salud, delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Además, ha sido mencionado como cómplice en el asesinato de Rodolfo Torre Cantú, quien al morir era el candidato priista a la gubernatura de Tamaulipas, en junio de 2010.

Tas vez la desmemoria de la mayoría de los mexicanos contribuya en gran medida a que el tamaulipeco no sea tan despreciado por la opinión pública. Después de todo, dejó de ser gobernador hace 12 años y no había sido visto desde 2012. Lo mismo ocurre en otros casos.

Además de los delitos de Duarte y Yarrington, formal o informalmente han sido denunciadas las supuestas pillerías de estos ex gobernadores o gobernadores en funciones: Luis Armando Reynoso Femat (Aguascalientes); Francisco Vega de Lamadrid (Baja California); Narciso Agúndez y Marcos Covarrubias (Baja California Sur); Pablo Salazar y Juan Sabines (Chiapas); César Duarte (Chihuahua); Enrique Martínez, Jorge Torres y Humberto y Rubén Moreira (Coahuila); Mario Anguiano (Colima); Ismael Hernández Deras y Jorge Herrera Caldera (Durango); Juan Manuel Oliva (Guanajuato); Ángel Aguirre (Guerrero);  Francisco Olvera (Hidalgo); Emilio González y Aristóteles Sandoval (Jalisco); Arturo Montiel (Estado de México); Lázaro Cárdenas Batel, Leonel Godoy, Fausto Vallejo y Jesús Reyna (Michoacán); Sergio Estrada Cajigal, Marco Adame y Graco Ramírez (Morelos); Roberto Sandoval (Nayarit); Natividad González Parás, Rodrigo Medina y Jaime Rodríguez (Nuevo León); Ulises Ruíz y Gabino  Cué (Oaxaca); Mario Marín (Puebla); Roberto Borge (Quintana Roo); Fernando Toranzo (San Luis Potosí); Jesús Aguilar Padilla y Mario López Valdez (Sinaloa); Eduardo Bours y Guillermo Padrés (Sonora); Manuel Andrade y Andrés Granier (Tabasco); Eugenio Hernández y Egidio Torre Cantú (Tamaulipas); Héctor Ortiz y Mariano González Zarur (Tlaxcala); Fidel Herrera, Flavino Ríos y Miguel Ángel Yunes (Veracruz); Ricardo Monreal, Amalia Medina y Miguel Alonso Reyes (Zacatecas). Esta lista de 52 nombres no es exhaustiva.

De todos estos, ¿quién será el peor?


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER