Se encuentra usted aquí

“Que coman los que nos dan de comer” y no se desvíen los recursos

Martes, 01 de Octubre 2019 - 10:55

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

_que-coman-los-que-nos-dan-de-comer-y-no-se-desvien-los-recursos.jpg

Ayer, durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), Víctor Manuel Villalobos,  y el director general de Seguridad Alimentaria Mexicana (SEGALMEX), Ignacio Ovalle, informaron la situación actual del programa ‘Precios de Garantía a los Productos Básicos’, que busca “apoyar a los productores, comuneros y ejidatarios con precios justos por sus cosechas; lograr la autosuficiencia alimentaria y de esta manera reducir las importaciones del extranjero”.

Los beneficiados reciben, en promedio, 30% más que antes por sus cosechas de arroz, frijol, trigo y hasta el 40% más por las de maíz.

Ahora, por tonelada (t), los productores de maíz reciben 5160 pesos más 150 pesos por t de flete, los de frijol 14 500 pesos, los de trigo panificable 5790 pesos y los de arroz 6120 pesos. A los lecheros se les compra, diariamente, un litro de leche fresca a 8.20 pesos.

Los precios de garantía se pagan a los productores más pobres de acuerdo a estos criterios:

Para el maíz: hasta cinco hectáreas (ha) de temporal y un límite de compra de 20 t por productor.

Para el frijol: hasta 20 ha de temporal o cinco ha de riego y un límite de compra de 15 t por productor.

Para el trigo panificable: un límite de compra de 100 t por productor.

Para el arroz: un límite de compra de 120 t por productor.

Para la leche fresca: hasta 15 litros por vaca.

Los beneficiados son 1 600 000 productores de maíz, 300 000 de frijol, 40 000 de trigo panificable, 6000 de arroz y 8000 de leche. En total, 1 954 000 campesinos y agricultores.

AMLO utilizó una muy una buena frase para describir el objetivo del programa: “que coman los que nos dan de comer”.

Durante su campaña electoral, Andrés Manuel prometió que establecería un programa de precios de garantía para apoyar a los trabajadores del campo y en enero pasado lo presentó al público. Desde un principio sus adversarios dijeron que su proyecto era estatizador y un primer paso para establecer el socialismo en nuestro país.

Quienes esto aseguraron desconocían que la mayoría de los países, incluidos los más desarrollados y capitalistas, auxilian a sus productores de alimentos, sea por medio de precios de garantía, subsidios y otros tipos de ayuda. Y, si lo sabían, hicieron sus críticas sin sustento alguno y solo con el fin de generar un clima de miedo entre la población.

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), en 2018 los apoyos gubernamentales representaron, en promedio, el 19.22% de los ingresos de los productores de 25 países de la OCDE y 28 de la Unión Europea. En México apenas el 8.07%.

En muchos países los apoyos se entregan no solo para “que coman los que nos dan de comer” sino para que los productores pertenezcan a la clase media consumidora de bienes y servicios.

Espero que la burocracia no desvirtúe los propósitos del programa y que a través de malos manejos no se desvíen hacia los bolsillos de funcionarios y líderes campesinos corruptos los 25 000 millones de pesos que se le destinarán en 2019. Es mucho el dinero y mucha la corrupción que, a pesar de lo que diga AMLO, sigue presente en el ámbito gubernamental.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER