Se encuentra usted aquí

Otro golpe a Mancera

Martes, 08 de Diciembre 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

mancera-box.jpg

El domingo pasado, mientras visitaba quién sabe por qué razones el emirato de Kuwait, el jefe de gobierno del Distrito Federal recibió otro golpe en las urnas, el segundo que los defeños le atestan en exactamente seis meses.

El primer golpe lo recibió el 7 de junio pasado cuando el PRD, partido que lo postuló al cargo que hoy tiene, sufrió una estrepitosa derrota frente a Morena, el PAN y el PRI en las elecciones locales que ese día se realizaron. De 14 delegaciones que gobernaba hoy solo gobierna seis, estando otras cinco en manos de Morena, tres en las del PRI y dos en las del PAN. De la mayoría absoluta -34 de 66 diputados- que tenía en la VI Legislatura de la Asamblea Legislativa del DF, en la VII Legislatura apenas  tiene la segunda mayoría, 17 diputados, después de los 20 de Morena.

El 7 de junio los defeños le dijeron a Mancera que no estaban a gusto con la situación que prevalece en su ciudad. Que estaban hartos de las marchas sin control, de los baches, de la inseguridad, de los microbuseros, de la policía ineficiente, del caos vehicular, de la contaminación, del hedor que sale de las coladores y de muchas cosas más.

Y ahora, el 5 de diciembre, los que habitan en la delegación Cuauhtémoc le dieron el segundo golpe al jefe de gobierno al decirle, por medio de una consulta popular, que no están de acuerdo en que se construya el denominado Corredor Cultural Chapultepec, el cual aparentemente no tiene mucho de cultural pero sí de negocio para la empresa privada que estaba dispuesta a invertir unos 1,100 millones de pesos en su construcción sobre un amplio espacio público sobre la Avenida Chapultepec a cambio de la concesión del predio durante 40 años y de entregarle al gobierno defeño el 5% de las utilidades del redondo negocio.

Desde la primera vez que el director de Pro Ciudad de México y responsable del proyecto, Simón Levy, me platicó del Corredor, le pregunté si ya había realizado alguna consulta entre los vecinos de la zona para saber lo que les gustaría que incluyera o no la obra. Cuando me dijo que no pensaba preguntarles, no solo no pude creerlo sino que le dije que más valía que lo hiciera cuanto antes si es que no quería ver como sus planes se venían abajo. Tan confiado estaba en las bondades del Corredor que ignoró mi recomendación y, como se lo advertí, tan pronto lo anunció empezó a recibir duras críticas de personas y grupos diversos y heterogéneos, desde el laureado arquitecto Teodoro González de León hasta líderes de vendedores ambulantes pasando por sociólogos urbanos, urbanistas, arquitectos, promotores de la cultura, artistas, intelectuales y comunicadores, entre otros.

La consulta del domingo pasado, organizada y conducida por el Instituto Electoral del DF, tuvo carácter vinculatorio, lo que significa que el gobierno de Mancera debe ceñirse a los resultados y cancelar un proyecto que no quiere el 63% de los que votaron. Habrá que ver que tanto le cuesta al GDF y nos cuesta a quienes pagamos impuestos anular la concesión que ya se le había adjudicado a la empresa que construiría y operaría el Corredor Cultural hasta el año 2056 o 2057.  

Miembros del gabinete de Miguel Ángel Mancera pagaron con sus cargos su responsabilidad por la debacle electoral del 7 de junio. ¿Quién pagará por el golpe al jefe de gobierno que representa el fracaso del Corredor Cultural Chapultepec, el cual murió antes de nacer?


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER