Se encuentra usted aquí

Otra vez Ebrard

Martes, 19 de Mayo 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

marcelo-ebrard_.jpg

Dudo mucho que Marcelo Ebrard esté buscando a toda costa ser legislador para servir a los mexicanos desde la Cámara de Diputados como integrante de una fracción minoritaria, como siempre han sido las de Movimiento Ciudadano (MC).

¿Para qué quiere ser diputado el cada día más desprestigiado político que ha tenido el privilegio de servir a la Patria desde cargos infinitamente mas importantes que una diputación plurinominal representando a un microminipartido fundado por Dante Delgado, otro desprestigiado expriísta que durante años vivió a expensas y al servicio del Andrés Manuel López Obrador?

La verdad es que Ebrard busca hacerse del fuero legislativo para protegerse contra cualquier acción de la justicia que pudiera ejercerse contra él en caso de que el ministerio público defeño y tal vez el federal decidan acusarlo de diversos delitos cometidos durante los años en que fue el gobernante del Distrito Federal.

Ya no se trata solamente del multimillonario fraude que se perpetró durante la construcción de la Línea 12 del Metro de la Ciudad de México, obra que él mismo decidió realizar, supervisó durante su ejecución e inauguró con bombos y platillos, sino de otros asuntos que van surgiendo conforme pasan los días.

Ayer, el diario defeño Milenio publicó un reportaje de Heliodoro Cárdenas que señala que durante la gestión de Ebrard el Gobierno del DF vendió en poco más de un millón de pesos un predio valuado en casi 33 millones de pesos sobre el cual una empresa llamada Enalser construyó el palacete de la colonia Roma Norte en donde actualmente reside el propio Ebrard. Lo que llama mucho la atención es que Enalser es la propietaria de la casa por la cual Marcelo paga 80,000 mensuales de renta y uno de sus accionistas, Sergio Fuentes Calderón, es socio en una empresa inmobiliaria de Enrique Ebrard Casaubón, un hermano de Marcelo.

Para complicar el asunto, otro socio de Enalser, Ernesto Castro García, es a su vez socio de otra empresa que en 2008 compró en 12.5 millones de pesos una casa en las Lomas de Chapultepec que curiosamente fue vendida a Francesca Ramos Morgan, la primera esposa de Ebrard y madre de los primeros tres hijos de éste. La casa está actualmente valuada entre los 19 y 36 millones de pesos.

Así las cosas tenemos que Marcelo, su hermano y una de sus ex esposas están involucrados en dos operaciones inmobiliarias cuyo monto es de varias decenas de millones de pesos.

Ayer mismo, el actual Jefe de Gobierno de DF, Miguel Ángel Mancera, ordenó que se investigara cómo fue la operación del predio de la colonia Roma Norte en donde se construyó el Château Ebrard.

Tal vez sería conveniente que Mancera empiece también a investigar otras obras realizadas durante el gobierno de su antecesor, entre ellas la Autopista Urbana Norte y la Supervía Poetas, obras concesionadas durante 30 años a la constructora española OHL, la misma que está involucrada en supuestos fraudes y actos de corrupción en el Estado de México.

La Línea 12, un palacete en la Roma Norte, una mansión en las Lomas de Chapultepec, un segundo piso del Periférico y una muy cara Supervía son cinco probables razones por las cuales con tanta desesperación Marcelo Ebrard busca el fuero legislativo. Podría haber más.



Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis