Se encuentra usted aquí

Miles de delincuentes y millones de virus han matado a 36 436 mexicanos

Lunes, 22 de Junio 2020 - 09:45

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

whatsapp_image_2020-06-22_at_09.30.26.jpeg

Miles de delincuentes y millones de virus han matado a 36 436 mexicanos

Sería conveniente que se pusieran de acuerdo el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, y el Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, Leonel Cota Montaño, porque cada día 20 de mes el primero proporciona cifras de la incidencia delictiva del fuero común que discrepan, a veces ampliamente, de las que proporciona el secretariado a cargo del segundo, el SESNSP.

El caso más reciente de dicha discrepancia ocurrió el viernes pasado cuando Durazo, al participar en la conferencia de prensa matutina del presidente András Manuel López Obrador, afirmó que en mayo pasado se cometieron 2913 homicidios dolosos, cuando ese mismo día el SESNSP reportó que fueron 2411.

Lo que menos se le puede exigir al gobierno de la 4T es que reporte el número preciso de víctimas del peor y más vil de los delitos, porque si bien puede entenderse que haya una diferencia de unas cuantas víctimas entre ambos informes, no se justifica ni entiende cuando la diferencia es de 502 o el 17%. Tanto Durazo como Cota seguramente tendrán alguna explicación para justificar esta discrepancia, como cada vez que abre la boca la tiene el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell para explicar la falta de precisión que ha tenido su modelo epidemiológico para pronosticar el número de casos fatales de COVID-19, que hasta ayer sumaban 21 825.

2020 se perfila para ser recordado como uno de los años más aciagos de la historia contemporánea de México, porque al número de muertos por la violencia que sigue descontrolada (pese al optimismo que aparentan tener los miembros del Gabinete de Seguridad del gobierno federal) hay que añadirle el de los que han sucumbido ante una pandemia que se manejó mal desde un principio y, peor todavía, se sigue enfrentando con criterios políticos más que científicos, como lo demuestra el número de nuevas víctimas del coronavirus que se difundió ayer: 1044.

Veamos, de acuerdo con el SESNSP, en lo que va del año han sido asesinadas 12 184 personas; según Durazo, el número de víctimas es de 14 611, es decir 2427 más de los que reporta el SESNSP, una diferencia de casi el 20%.

Si suponemos que los números que mejor reflejan la realidad son los del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana y a estos les sumamos las 21 825 personas que hasta ayer habían muerto después de ser infectados por el coronavirus SARS-CoV-2 tenemos que 36 436 personas perdieron la vida durante los primeros cinco meses del año porque el Estado mexicano fue incapaz de defender sus derechos constitucionales.

El Artículo 4 la Constitución señala que “Toda Persona tiene derecho a la protección de la salud”, mientras que el 21 señala que “La seguridad pública es una función del Estado a cargo de la Federación, las entidades federativas y los Municipios, cuyos fines son salvaguardar la vida, las libertades, la integridad y el patrimonio de las personas…”.

Estas 36 436 personas murieron porque el gobierno de la 4T no ha sabido enfrentar a miles de delincuentes ni a millones de virus microscópicos. Irónicamente, la mayoría de ellas no eran ricas sino que pertenecían a las clases socioeconómicas que AMLO tanto desea proteger.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER