Se encuentra usted aquí

México es malo

Miércoles, 15 de Mayo 2019 - 13:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

mexico_es_malo.png

Problemas como la pobreza, la desigualdad, la delincuencia organizada, la migración desde los países pobres a los ricos, el cambio climático, el tráfico de personas, el terrorismo, el narcotráfico, las epidemias cuyos vectores viajan en avión y otros son indudablemente muy graves, pero palidecerán cuando los efectos desastrosos del cambio climático empiecen a trastornar la civilización humana.

La creciente desertificación, la reducción de los glaciares y hielos polares, la desaparición de ciudades costeras bajo el mar, la extinción de las abejas y otras especies polinizadoras, entre otras catástrofes, serán irremediables y acabarán con mucho de lo que durante unos 12 000 años ha construido nuestra especie.

Mientras los habitantes del planeta Tierra no actuemos unidos y coordinados, sin distinción de nacionalidades, razas o ideologías, será muy difícil resolver los múltiples, crecientes y complejos problemas que trascienden las fronteras nacionales establecidas artificialmente.

Tomando en cuenta lo anterior, el asesor de políticas públicas, Simon Anholt, y el asesor en asuntos de competitividad, Robert Govers, diseñaron en 2014 el Good Country Index (GCI) o Índice de Países Buenos, con el fin de “medir lo que cada país contribuye al bien común de la humanidad y lo que quita, en relación con su tamaño. Usando una amplia gama de datos de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales crearon una hoja de balance para cada país para mostrar de un vistazo si se trata de un acreedor neto para la humanidad [un país bueno], una carga para el planeta [un país malo] o algo intermedio”.

Para elaborar el índice cuantifican el aporte global que cada país hace en los siguientes rubros: Tecnología y ciencia, Cultura, Paz internacional y seguridad, Orden mundial, Planeta y clima, Prosperidad e igualdad, y Salud y bienestar.

Cada uno de estos rubros incluye diversos conceptos, por ejemplo, el de tecnología y ciencia toma en cuenta a los estudiantes internacionales que hay en el país, las exportaciones de revistas y otras publicaciones científicas, el número de artículos científicos que por autores de ese país aparecen en publicaciones internacionales, el número de premios Nobel otorgados a ciudadanos o residentes del país, y el número de patentes autorizados a particulares, empresas u organizaciones locales. A cada concepto se le da un peso de acuerdo a la economía del país.

En su más reciente edición, dada a conocer hace unos días, los 10 países que más contribuyen al bienestar del planeta son, en orden descendente: Finlandia, Holanda, Irlanda, Suecia, Alemania, Dinamarca, Suiza, Noruega, Francia y España.

De los 153 países incluidos en el GCI, México aparece en el lugar 74. Respecto a los siete rubros ocupa estas posiciones: Tecnología y ciencia: 96; Cultura: 89; Paz internacional y seguridad: 86; Orden mundial: 103; Planeta y clima: 60; Prosperidad e igualdad: 75; y Salud y bienestar: 37.

Desde la perceptiva de este índice, México es un país malo que no contribuye mucho para resolver los problemas globales. Lo peor del caso es que no está solo en vista de que pocos países si aportan para el bien de todos nosotros.

El GCI puede visitarse en www.goodcountry.org.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis