Se encuentra usted aquí

Médicos maltratados

Martes, 16 de Abril 2019 - 12:30

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

medicos-maltratados.png

Ayer, en 82 hospitales de 24 estados del país, los médicos residentes trabajaron bajo protesta o solo atendieron urgencias, casos críticos y obstétricos.

Exigen que el gobierno de la Cuarta Transformación les pague quincenas atrasadas, que son tres o más, y les devuelva el bono sexenal de 3,000 pesos (500 pesos por año) que primero les pagó y luego les descontó dizque por tratarse de estudiantes y no tener empleo de base.

No en todos los hospitales se suspendieron parcialmente las actividades. En el Hospital Juárez de la CDMX todo funcionó normalmente.

La Secretaría de Salud (SSA) se comprometió a regularizar el pago de salarios a más tardar el jueves entrante. ¿También se habrá atrasado el pago de los altos funcionarios de la SSA o el de los directores que despachan en los hospitales afectados por la protesta de ayer?

¿Qué es un médico residente?

En la página de Facebook del Hospital Juárez se define como “un profesional que ingresa al hospital para realizar un curso universitario de especialización médico-quirúrgica”. O sea, un médico titulado que decide dedicar dos, tres o cuatro años más para convertirse en un especialista.

La vida de un residente no es fácil. Me consta porque pertenezco a una familia en donde abundan los médicos. Vi cómo mi hijo, mi nuera, mi hermana y mi hermano dedicaron años para obtener sus respectivas especialidades.

Durante ese tiempo, no solo fueron mal pagados por las instituciones en donde realizaron sus estudios de especialidad, también sufrieron de maltrato por parte de algunos de sus maestros.

Donovan Casas Patiño, Alejandra Rodríguez Torres, Isaac Casas Patiño y Cuauhtémoc Galeana Castillo, en su artículo “Médicos residentes en México: tradición o humillación” (www.medwave.cl/link.cgi/Medwave/Revisiones/Analisis/5764), describen la realidad que viven los médicos residentes:

“Los médicos residentes continúan hacinados en sus habitaciones de hospital y su dieta sigue siendo inadecuada, puesto que los horarios de comida son incompatibles con su jornada académica y formativa, sin tener un lugar físico donde se les procure alimentos sanos fuera de los horarios del comedor en el hospital”.

“La práctica clínica de los médicos residentes muchas veces no es supervisada ni retroalimentada. La razón es que estos controles de calidad formativa exceden el número de residentes en relación al número de profesores titulares y adjuntos… En este contexto, debemos cuestionar si todos los profesores de las especialidades médicas tienen la capacidad y las herramientas didácticas para la enseñanza”.

“Aunado a lo anterior, las guardias complementarias –así llamadas para no crear alarma social– siguen siendo cada tercer día (A, B, C), con un horario de entrada a las 4:00 pm y salida a las 7 am, de lunes a viernes. Los días festivos y fines de semana estas guardias son de 24 horas continuadas, de 8 am a 8 am. Esta situación convierte al médico residente en una suerte de esclavo de las instituciones de salud, al cual se le ha domesticado su imaginario del deber ser a costa de su propia salud (la medicina con hambre y fatiga se aprende) …”.

Los médicos residentes merecen estar bien pagados y laborar bajo condiciones óptimas. Quienes somos o seremos sus pacientes debemos apoyarlos en su lucha.

 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER