Se encuentra usted aquí

¿Me hará caso Mancera?

Viernes, 03 de Julio 2015 - 12:30

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

captura_de_pantalla_2015-06-04_20.03.43.png

Las elecciones del 7 de junio le demostraron al Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, que su gobierno ha sido reprobado por los defeños pese a que durante meses sus colaboradores más cercanos, esos que pertenecen a su propio Club de Tobi, le dijeron que todo iba muy bien y que él seguía gozando de la misma popularidad que tenía cuando asumió el cargo.

Mancera enfrenta una verdadera crisis en vista de que esos colaboradores que le dijeron que todo iba muy bien, le fallaron rotundamente pese a las advertencias que muchas personas le hicimos al respecto.

Por lo que a mi me toca, en múltiples ocasiones he expresado en mis programas de radio y televisión y en esta columna que el primer circulo del Jefe de Gobierno esta compuesto de una banda de lambiscones que sólo se preocupan en decirle lo que éste quiere escuchar y que están muy lejos de estar cumpliendo con los objetivos y responsabilidades de sus respectivos cargos. La pésima situación en que se encuentra la Ciudad de México es la mejor muestra de lo anterior.

Ayer, porque por fin se está dando cuenta que su gobierno enfrenta una verdadera crisis, el Jefe de Gobierno le pidió su renuncia a todo su gabinete, el legal y ampliado para, según él mismo lo dijo, “proceder a una etapa de evaluación”.

Creo que muchos estarán de acuerdo conmigo al afirmar que sin mayor evaluación los siguientes miembros del gabinete del gobierno defeño deben irse cuánto antes y ser substituidos por personas eficientes y experimentadas: el secretario de Gobierno, Héctor Serrano, principal artífice del desastre electoral del PRD el 7 de junio; la secretaria de Desarrollo Social, Rosa Isela Rodríguez, quien algunos aseguran trabajó más para Morena que para el PRD antes del 7 de junio; el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, y el Procurador General de Justicia del DF, Fernando Ríos Garza, corresponsables de la inseguridad que prevalece en amplias zonas de la ciudad; la secretaria de Medio Ambiente, Tanya Müller, quien desde sus primeros días en el cargo ha generado conflictos a su jefe haciendo declaraciones que solo han generado conflictos para éste; el secretario de Obras y Servicios, Edgar Tungúí, porque el estado físico de la ciudad es deplorable, el mantenimiento de la infraestructura aparentemente inexistente y la obra pública escasa; el director del Metro, Joel Ortega, quien embarcó a Mancera convenciéndolo a aumentar las tarifas sin dar absolutamente nada a cambio a los usuarios, no poder controlar al ambulantaje, permitir el deterioro del sistema, no resolver satisfactoriamente los problemas de la Línea 12 y echarle la culpa a otros por todos los males que no ha sabido resolver. Y así, algunos más, como el responsable de que la ciudad se inunde cada vez que llueve, el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México, Ramón Aguirre.

Me imagino que hay siete personas más que calificadas para cumplir más que satisfactoriamente con las responsabilidades que no han sabido asumir los ocho funcionarios que por este conducto recomiendo les sea aceptada su renuncia.

Ojala que ahora si me haga caso el señor Mancera. ¿Lo hará?


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER