Se encuentra usted aquí

Malditos si actúan, malditos si no hacen nada

Lunes, 21 de Enero 2019 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

malditos_si_actuan_malditos_si_no_hacen_nada.png

El viernes pasado, en el municipio rural hidalguense de Tlahuelilpan, poco antes de las 19:00 horas (Centro), murieron 79 personas y otras 81 quedaron heridas al explotar una toma clandestina de gasolina. Ahí, cientos de hombres, mujeres y niños robaban el combustible para llevárselo en bidones, cubetas, garrafones, ollas o en lo que tuvieran a la mano.

Durante poco más de dos horas, desde que se reportó la perforación del ducto de PEMEX hasta el momento de la explosión, soldados y policías trataron en vano de evitar que la gente se acercara a donde la gasolina brotaba del ducto como un géiser, alcanzando varios metros de altura.

En los videos grabados en el lugar se ve cómo centenas de personas realizan su ilegal actividad, muchas de ellas totalmente empapadas de gasolina. Se ve a individuos depositando recipientes llenos de gasolina en el interior de autos y minivans, y dentro de las cajas de pick ups o camiones. También muestran a personas que ignoran, desafían y hasta agreden a los militares y policías.

Después de la explosión, muchos nos preguntamos por qué los representantes de la autoridad no impidieron que la gente llegara al lugar de la toma clandestina o se llevara la gasolina robada. Al respecto, a las 9:22 horas (Centro) del sábado tuiteé los siguiente: “En #Tlahuelilpan soldados @SEDENAmx y policías estatales del @gobiernohidalgo solo advirtieron a #Huachicoleros sobre riesgos que enfrentaban ¡y no impidieron que siguieran robando #gasolina! ¿Por qué no actuaron? El general @Luis C Sandoval y el gobernador @omarfayad deben decirnos por qué”.

Menos de 24 horas después, el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador explicó y justificó el actuar de los uniformados en verde, azul o negro. Entre muchas cosas dijo: “La acción del Ejército fue correcta y diría yo que oportuna. No es fácil ante una multitud hacer prevalecer el orden, aun explicando sobre los riesgos”. Afirmó que los militares y policías siguieron protocolos establecidos, pero que los revisarán y mejorarán. Añadió que “En el caso de esta tragedia, actuaron muy bien, hubiese estado más complicado posiblemente si hubiesen tratado de impedir a la multitud lo que se estaba haciendo… Hay quienes están casi sugiriendo que se debió reprimir. Eso no, no es así. Hay que resolver las cosas de fondo”.

Aunque no lo dijo, ahora sabemos que el número de policías y soldados era insuficiente para contener a la multitud.

Después de escuchar al presidente y leer muchas opiniones en redes sociales, tuiteé ayer a las 9:51 horas (Centro): “¿Cómo pueden actuar eficaz/eficientemente #Militares y #policías en un país en donde si hacen algo son criticados y si no lo hacen también? En #Tlahuelilpan los critican por no impedir #huachicoleo, si hubieran actuado los llamarían represores. Difícil gobernar un país como éste”.

Lo mismo han de haber pensado Andrés Manuel y su equipo de seguridad. Nadie puede hoy acusarlos de ser represores, pero sus detractores ya los responsabilizan por no haber actuado para prevenir el huachicoleo y la tragedia que ocasionó. Seguramente también los calificarían de represores en caso de haber hecho algo para impedir lo ocurrido. O sea, que igualmente serían maldecidos por actuar o por no hacer algo. ¡Qué absurdo!

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 25 - Enero 2019
revista-25.png
Descargar gratis