Se encuentra usted aquí

La riqueza del Peje López

Jueves, 15 de Septiembre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

peje-riqueza.jpg

Le gusta presumir que sus papás fueron pobres y que su niñez y adolescencia transcurrieron en un hogar en donde no había mayores lujos. Aún hoy asegura no tener propiedad alguna, ni siquiera una tarjeta de crédito o un vehículo, y que la poca riqueza que acumuló a lo largo de su vida se la cedió a sus hijos.

Sin embargo, a Andrés Manuel López Obrador no le ha ido nada mal económicamente si tomamos en cuenta sus orígenes supuestamente modestos y los cargos mediocres que desempeñó hasta 2000, año en que resultó electo jefe de gobierno del DF.

Llegó de Tabasco a la Ciudad de México (CDMX) en 1973 para estudiar la licenciatura en Ciencias Sociales en la UNAM, concluyendo sus estudios 13 años después y obteniendo su título profesional hasta 1987.

En 1977 dejó truncos sus estudios universitarios para regresarse a su tierra y desempeñarse como delegado del Instituto Nacional Indigenista (INI) en el estado de Tabasco, cargo que desempeñó hasta 1982.

En 1981, un año antes de salir del INI, el Peje se compró una casa en Villahermosa, pagándola al contado, que le costó 700,000 pesos viejos, monto que en ese año equivalía a 28,559.78 dólares.

Para entender que tanto era ese dinero en 1981 recordemos que el ingreso promedio de una familia estadounidense ese año era de 18,062 dólares. Es decir, que después de trabajar menos de cinco años en el INI, el de la honestidad valiente pudo comprarse una casa, al contado, que le costó 58.1% más de lo que una familia promedio en Estados Unidos ganó en todo 1981.

En 1983, el Peje López fue designado presidente estatal del PRI y en 1984 director de Promoción Social del Instituto Nacional de Protección al Consumidor.

En 1985, se compró otra casa, de nuevo al contado, en Teapa, Tabasco, pagando por ella 300,000 muy devaluados pesos. Esta propiedad le costó el 42.9% de la que había comprado cuatro años antes.

Todo lo anterior significa que en menos de cinco años, el entonces priista y funcionario de medio nivel pudo desembolsar un millón de pesos –de aquellos- para comprar dos propiedades en su estado natal.

Sería interesante saber de dónde obtuvo ese dinero el hoy quebrado presidente nacional de Morena. Tal vez pudiera transparentar el monto de sus ingresos durante esos años.

Es indudable que en Tabasco es donde se originó la riqueza hoy muy bien disfrazada del Peje López.  


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis