Se encuentra usted aquí

La mente de Trump

Lunes, 03 de Octubre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

trump-mente.jpg

Ante la posibilidad de que Donald Trump pudiera ser el próximo presidente de Estados Unidos, en varias publicaciones de ese país se han publicado desde hace tiempo diversos artículos en donde quienes lo han entrevistado, así como psicólogos y psiquiatras, analizan su personalidad y pretenden diagnosticar su estado mental.

En la edición de junio pasado de la prestigiada revista estadounidense The Atlantic se publicó un artículo intitulado The Mind Of Donald Trump: Narcissism, disagreeableness, grandiosity—a psychologist investigates how Trump’s extraordinary personality might shape his possible presidency (La Mente de Donald Trump: Narcisismo, antipatía, grandiosidad – un psicólogo investiga como la extraordinaria personalidad de Trump podría configurar su posible presidencia). El autor es Dan P. McAdams, quien es profesor de psicología y director del Centro de Foley para el Estudio de la Vida Humana en la Universidad de Northwestern. Es el autor de George W. Bush and the Redemptive Dream: A Psychological Portrait (George W. Bush y el Sueño Redentor: Un Retrato Psicológico) yThe Art and Science of Personality Development (El Arte y La Ciencia del Desarrollo de la Personalidad).

De entrada, McAdams escribe que “Desde cualquier punto de vista, la personalidad de Trump es sin duda extrema, y particularmente rara para un candidato presidencial; muchas personas que se topan con él -ya sea negociaciones o en el escenario de un debate o viendo ese debate en la televisión-parecen encontrarlo desconcertante”.

Durante su extenso análisis, el psicólogo desmenuza la personalidad y las motivaciones de Trump, fundamentando cada una de sus aseveraciones.

Casi al final del artículo McAdams anota que “Hace casi dos siglos, el presidente Andrew Jackson mostraba muchas de las mismas características psicológicas que vemos en Donald Trump -la extroversión y la dominancia social, el temperamento volátil, los diversos tonos de narcisismo, la atracción del populista autoritario. Jackson fue, y sigue siendo, una figura controvertida en la historia de Estados Unidos. No obstante, parece que Thomas Jefferson estaba equivocado cuando caracterizó a Jackson como no apto para ser presidente, un hombre peligroso que se ahogaba en su propia rabia. De hecho, el considerable éxito de Jackson para dramáticamente expandir el poder de la presidencia se explica en parte en su capacidad de regular su ira y utilizarla estratégicamente para promover su agenda”.

El psicólogo concluye así su análisis: “¿Quién es, realmente, Donald Trump? ¿Qué hay detrás de la máscara del actor? Puedo discernir poco más que motivaciones narcisistas y una narrativa personal complementaria de ganar a cualquier precio. Es como si Trump ha invertido tanto de sí mismo en el desarrollo y el perfeccionamiento de su papel socialmente dominante que no tiene le queda nada de sobra para crear una historia significativa para su vida o para la nación. Siempre es Donald Trump interpretando a Donald Trump, luchando para ganar, pero sin saber por qué”.

Después de leer este artículo estoy más convencido que antes de que Trump no solo es un peligro para México sino para el mundo. Puede leerse en www.theatlantic.com/magazine/archive/2016/06/the-mind-of-donald-trump/480771/.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER