Se encuentra usted aquí

La mayoría de las mujeres no exige sus derechos y por eso el sistema patriarcal sigue dominando

Lunes, 09 de Marzo 2020 - 10:15

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

5rs.png

El 18 de diciembre de 1972, la Asamblea General de Organización de las Naciones Unidas (ONU) adoptó una resolución que proclamó 1975 como el Año Internacional de la Mujer.

La resolución decidió dedicar ese año una “acción intensificada: (a) para promover la igualdad entre hombres y mujeres; b) para asegurar la plena integración de la mujer en el esfuerzo de desarrollo total, especialmente haciendo hincapié en la responsabilidad de la mujer y su importante papel en el desarrollo económico, social y cultural a nivel nacional, regional e internacional; c) para reconocer la importancia de la creciente contribución de las mujeres al desarrollo de relaciones amistosas y cooperación entre los Estados y al fortalecimiento de la paz mundial.

Desde 1975 a la fecha, cada 8 de marzo se celebra el Año Internacional de la Mujer para, como anota la misma ONU, “reflexionar acerca de los avances logrados, pedir más cambios y celebrar la valentía y la determinación de las mujeres de a pie que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades”.

El tema de la celebración este año es “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de la mujer”. Sobre este tema, la ONU anota lo siguiente:

“... existen restricciones legales que impiden a 2700 millones de mujeres acceder a las mismas opciones laborales que los hombres. Menos del 25% de los parlamentarios eran mujeres en 2019 y una de cada tres mujeres sigue sufriendo violencia de género. Hagamos que 2020 sea un año decisivo para las mujeres y las niñas en todo el mundo”.

En la Ciudad de México y otras ciudades del país, miles de mujeres marcharon por las calles para exigir que se respeten íntegramente todos sus derechos, especialmente, dados los actos de violencia que en nuestro país se cometen contra tantas de ellas, su derecho a la vida, a su integridad física y mental, y a vivir sin el temor de ser víctimas de un asesino, violador, hostigador/acosador sexual o discriminador laboral.

Y hoy, miles de mujeres dejarán de laborar para protestar contra la violencia de género, los feminicidios y el acoso sexual, también para que la sociedad se percate de qué tan importante es su papel que juegan en la economía del país.

El paro nacional de mujeres, si es exitoso, afectará de manera importante a la economía. Las pérdidas serán cuantiosas si hoy dejaran de trabajar todas las mujeres, que representan el 45.5% de la fuerza laboral.

De acuerdo con el Observatorio Internacional de Salarios Dignos (OISAD) de la Universidad La Salle, en colaboración con la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), cada día las mujeres realizan labores con un valor aproximado de 60 000 millones de pesos, de lo cual, únicamente el 33.3% es remunerado y el 66.7% no es remunerado.

Sin embargo, las pérdidas de Un Día sin Mujeres no llegarán a los 60 000 millones de pesos porque, de acuerdo con una encuesta realizada por AZ2, solo el 42% de las mujeres encuestadas planeaba sumarse hoy al paro nacional. Peor todavía, solo el 25% dijo que marcharía ayer.

Es un hecho que la mayoría de las mujeres no exigen sus derechos y mientras no lo hagan en masa, el sistema patriarcal seguirá dominando.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER