Se encuentra usted aquí

La marcha de ayer, un fracaso

Lunes, 12 de Noviembre 2018 - 14:25

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

la-marcha_1.png

Entre 5,000 y 10,000 personas, número que varía de acuerdo a quien lo proporcione, participaron ayer en la Ciudad de México en la que seguramente fue la primera de muchas marchas que diversos grupos de ciudadanos realizarán durante los próximos seis años para manifestar su oposición a las decisiones y acciones del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Vestidos de negro, los que ayer caminaron desde El Ángel a la Independencia hasta el Zócalo mexiqueño protestaron contra la decisión del presidente electo de detener, apenas asuma el poder, la construcción de lo que habría sido el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México. También se manifestaron en contra de la llamada consulta ciudadana realizada del 25 al 28 de octubre pasado para determinar el destino de dicha obra.

La marcha fue convocada por las organizaciones Alto al Secuestro, Cadena Ciudadana, Ciudadanos por México, Coordinadora Ciudadana, Fundación Tomás Moro, In-Justicia, Movimiento Pro Vecino, Abogados por la Justicia, Salvemos las dos vidas, Asume y Táctica Social.

La de ayer fue un fracaso si se compara con la llamada Marcha del Silencio que se realizó el 27 de junio de 2004 y en la cual participaron entre 100,000 y 250,000 personas, casi todas vestidas de blanco, para protestar en contra de la creciente inseguridad que entonces se vivía en la Ciudad de México y otros lugares del país.

Andrés Manuel, que en 2004 era el jefe de gobierno del Distrito Federal, descalificó entonces la validez de la Marcha del Silencio de 2004. Aseguró que era un evento promovido por Televisa para debilitarlo políticamente y que solamente marcharon mexicanos pertenecientes a las clases medias y altas que entonces calificó como “pirruris”. Marcelo Ebrard, que entonces era el jefe de la policía defeña, trató de minimizar esa marcha al asegurar que solamente participaron 25,000 personas.

A 14 años de esa marcha que a final de cuentas no sirvió de nada porque cayeron en oídos sordos los reclamos de una sociedad agraviada, Andrés Manuel se dispone a asumir la presidencia de la república y es evidente que no modificará su decisión de cancelar las obras que aún se realizan en Texcoco. Pese a sus evidentes deficiencias y la nula representatividad de sus resultados, defiende la supuesta consulta ciudadana que llevó a cabo MORENA, asegura que sus resultados representan la opinión mayoritaria del pueblo bueno y sabio de México, y que él acatará siempre lo que diga dicho pueblo.

Si de algo sirvió la marcha de ayer fue para mostrar que el tema del NAICM no es uno que le preocupe a la mayoría de los mexicanos que no viajan en avión ni entienden las consecuencias que la decisión de AMLO ha tenido sobre el tipo de cambio, las tasas de interés y el valor de las acciones de las aerolíneas y las operadoras de aeropuertos. Para ellos es más importante sentirse seguros y tener un ingreso decente y no saben cómo su seguridad e ingresos pueden resultar afectados por una decisión a todas luces populista.

También debe servir para que los opositores al nuevo régimen aprendan a organizar marchas y manifestaciones multitudinarias que obliguen al gobierno lopezobradorista a escuchar y atender sus demandas.

 

www.ruizhealytimes.com

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz Healy


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER