Se encuentra usted aquí

La difícil negociación con Trump

Viernes, 27 de Enero 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

trump_wall_ben_garrison.jpg

En lo que la frontera norte de México se refiere, Estados Unidos violó en 1844 el Tratado de Límites de 1828 y la guerra que esto ocasionó entre ambos países resultó que en 1847 se quedara con más de la mitad de lo que en dicho tratado había reconocido como territorio mexicano. En 1853 se quedó con La Mesilla y entre 1864 y 1963 pretendió quedarse con un poco más.

¿Por qué lo hizo Estados Unidos? Porque vio en México a un país rijoso, dividido y débil gobernado por una sucesión de hombres frívolos, ambiciosos y muchas veces corruptos que siempre antepusieron sus intereses personales y de grupo a los de la nación. Mientras que en el período 1821-1864 hubo en Estados Unidos 12 presidentes y cambios pacíficos del poder, en México casi media centena de hombres se encargaron en algún momento del poder ejecutivo, se dieron docenas de golpes de estado, la mayoría de los cuales lograron derrocar al gobernante en turno. Resulta inconcebible que en plena guerra con Estados Unidos siguieran dándose golpes de estado en nuestro país.

Hoy, la frontera nuevamente se convierte en asunto de controversia entre los gobiernos de ambos países. Trump pretende construir un gran muro que según él protegerá a su país de los migrantes indocumentados y de las drogas que sus compatriotas consumen en cantidades cada vez mayores.

Es indudable que el gobierno de Estados Unidos tiene todo el derecho de construir su muro, aunque al hacerlo nos ofenda a todos los mexicanos. Sin embargo, el pretender que los mexicanos paguemos por esa construcción es un absurdo. Al proponerlo, Trump muestra que ideológicamente es similar a sus antecesores del Siglo 19 que aprovecharon el crónico desorden mexicano para quedarse con más de la mitad del territorio de México.  

Hoy México sigue desordenado y desunido. Trump conoce muy bien nuestra situación económica y política y la quiere aprovechar para, según él, beneficiar a su país.

Nuestro gobierno no puede ni debe cometer error alguno en su negociación con el de Estados Unidos. La historia demuestra que México casi siempre pierde al enfrentarse con su vecino.

Caricatura: Ben Garrison


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER