Se encuentra usted aquí

La crisis de la democracia

Viernes, 15 de Junio 2018 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

democracia-en-peligro.jpg

La democracia está debilitándose alrededor del mundo. Hasta en Estados Unidos, que gusta autoproclamarse como el defensor de la democracia y la libertad, los derechos políticos y libertades civiles de sus ciudadanos han disminuido, según el reporte Freedom in the World 2018 que anualmente prepara Freedom House, una organización no gubernamental (ONG) con sede en Washington D.C.

En la presentación del reporte, el presidente de la ONG, Michael J. Abramovitz, escribe:

“Los derechos políticos y las libertades civiles en todo el mundo se deterioraron hasta su punto más bajo en más de una década en 2017, extendiendo un período caracterizado por autócratas envalentonados, democracias atribuladas y la retirada de Estados Unidos de su papel de liderazgo en la lucha mundial por la libertad humana.

“La democracia está en crisis. Los valores que encarna, particularmente el derecho a elegir líderes en elecciones libres y justas, la libertad de prensa y el estado de derecho, están bajo asalto y en retirada a nivel mundial.

“Por 12° año consecutivo, los países que sufrieron reveses democráticos superaron en número a aquellos que registraron ganancias… las democracias más poderosas del mundo están sumidas en problemas internos aparentemente insolubles, incluidas las disparidades sociales y económicas, la fragmentación partidista, los ataques terroristas y la afluencia de refugiados que ha forzado alianzas y aumentado los temores sobre el "otro".

“Los desafíos dentro de los estados democráticos han impulsado el surgimiento de líderes populistas que… dan poca importancia a las libertades civiles y políticas fundamentales.

“Una larga lista de acontecimientos preocupantes en todo el mundo contribuyó al declive global en 2017, pero quizás lo más sorprendente fue la retirada acelerada de los Estados Unidos de su compromiso histórico de promover y apoyar la democracia. El potente desafío de los regímenes autoritarios hizo que la abdicación de los Estados Unidos de su papel tradicional fuera aún más importante.

“La propagación de prácticas antidemocráticas alrededor del mundo no es simplemente un revés para las libertades fundamentales. Presenta riesgos económicos y de seguridad. Cuando hay más países libres, todos los países, incluido Estados Unidos, son más seguros y más prósperos. Cuando más países son autocráticos y represivos, los tratados y las alianzas se desmoronan, las naciones y regiones enteras se vuelven inestables, y los extremistas violentos tienen más espacio para operar”.

“… al mismo tiempo, las principales autocracias del mundo, China y Rusia, han aprovechado la oportunidad no solo de intensificar la represión interna sino también de exportar su influencia malévola a otros países, que copian cada vez más su comportamiento y adoptan su desdén por la democracia”.

El reporte clasifica a México como un país parcialmente libre que enfrenta serios problemas causados por “la violencia perpetrada por delincuentes organizados, la corrupción entre funcionarios del gobierno, los abusos contra los derechos humanos por parte de actores estatales y no estatales, y la impunidad desenfrenada”.

El reporte puede verse en www.hrw.org/world-report/2018


Leer también


Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis