Se encuentra usted aquí

Hay cosas más importantes que ir a “dar banderazos”

Viernes, 29 de Mayo 2020 - 10:45

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

whatsapp_image_2020-05-29_at_09.21.27.jpeg

Desde el 11 de enero, cuando China reportó la muerte de un hombre de 61 años a causa de una enfermedad causada por un virus de nueva aparición, hasta ayer, casi seis millones de personas en 213 países y territorios habían enfermado de lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) nombró Enfermedad por Coronavirus 2019, mejor conocida por COVID-19 (acrónimo en inglés de CoronaVirus Disease 2019) causada por el nuevo virus denominado Coronavirus tipo 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave o SARS-CoV-2 (acrónimo en inglés de  Severe acute respiratory syndrome coronavirus 2).

Desde ese 11 de enero hasta ayer, habían muerto casi 365 000 personas en 184 de esos 213 países y territorios.

Millones más perderán sus vidas antes de que los brotes infecciosos se estabilicen o que se desarrolle una vacuna eficaz que pueda aplicarse a miles de millones de personas en el mundo.

Curiosamente, el SARS-CoV-2 no es el más letal, ni el más contagioso de los coronavirus, pero como se anota en el sitio www.ucihealth.org de la Universidad de California, Irvine: “… podría ser aproximadamente 10 veces más letal que la gripe estacional (…) es un virus que nunca se ha visto en humanos, por lo que absolutamente nadie es inmune a él. A eso se suma el hecho de que se propaga tan fácilmente de persona a persona como la gripe e infecta el sistema respiratorio superior, que es lo que lo hace tan peligroso. Además no hay vacuna (…) la infección se puede transmitir a través de la tos, los estornudos, el resoplido y probablemente incluso hablando en voz alta (…) Además, las personas infectadas están propagando el virus sin saberlo días antes de que comiencen a experimentar síntomas. Algunos pueden no experimentar síntomas en absoluto. Ni el SARS ni el MERS se propagan tan fácil o ampliamente”.

Nadie sabe cuántos más enfermarán y morirán de COVID-19, pero cada año podrían ser entre 2 900 000 y 6 500 000 personas, si tomamos en cuenta que el SARS-CoV-2 es 10 veces más letal que los virus que causan la influenza o gripe estacional.

Hoy he escrito sobre lo peligroso que es el COVID-19 porque el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador decidió que ha pasado la peor parte de la pandemia, cuando en realidad faltan semanas para que se llegue a ella, de acuerdo con lo que explican epidemiólogos de organizaciones internacionales que no avalan los datos oficiales que diariamente proporcionan los burócratas de la Secretaría de Salud.

La semana entrante AMLO realizará un recorrido que lo llevará el martes a Cancún, el miércoles a Mérida, el jueves a Campeche y Palenque, el viernes a Villahermosa y Coatzacoalcos, el sábado a Minatitlán y el domingo a Sayula. Parte de su viaje lo hará en vuelos comerciales y la otra por carretera.

Según él, es “muy importante” que vaya a dar los banderazos de los inicios de “obras que van a generar empleos”.

Discrepo.

Es mucho más importante que él no se enferme y ponga en riesgo la gobernabilidad del país.

Es mucho más importante que no dé un mal ejemplo que será imitado por millones de mexicanos.

Es mucho más importante que no juegue con vidas de centenas o miles de personas con tal de reunirse con sus seguidores y mantener sus niveles de popularidad.

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER