Se encuentra usted aquí

Hartazgo ciudadano e insensibilidad política

Viernes, 17 de Junio 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

camara-de-diputados-votacion.jpg

La mayoría de los que acudieron a las urnas el 5 de junio pasado votó en contra de los partidos que detentan el poder en su estado o municipio.

Así, en Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz, en donde gobiernan priistas, ganaron la gubernatura candidatos del PAN o de la alianza que este partido conformo con el PRD. Ganaron los abanderados del PRI en Oaxaca y Sinaloa, en donde los actuales gobernadores fueron candidatos lanzados hace seis años por alianzas antipriistas. En los otros cinco estados en donde se eligieron gobernadores mantuvieron el poder los partidos que actualmente lo detentan: el PAN en Puebla y el PRI en Hidalgo, Tlaxcala y Zacatecas.

En pocas palabras, en ocho de los estados que eligieron gobernador los votantes decidieron sacar del Palacio de Gobierno al partido en el poder; la mayoría de los ciudadanos manifestó su hartazgo con los gobernantes en turno, sean del partido que sean.

Otra demostración de este hartazgo hacia la clase política es la poca representación que tienen casi todos los nuevos gobernadores debido a los bajos porcentajes de votos que recibieron para ganar sus respectivas elecciones.

En Aguascalientes, Martín Orozco (PAN) recibió el 43.5% de los votos; en Chihuahua, Javier Corral (PAN-PRD) el 39.7%; en Durango, José Rosas Aispuro (PAN-PRD) el 46.1%; en Hidalgo, Omar Fayad (PRI-PVEM-PANAL) el 43.6%; en Oaxaca, Alejandro Murat (PRI-PVEM-PANAL) el 32.0%; en Puebla, Antonio Gali (PAN-PT-PANAL-CPP-PSI), el 45.3%; en Quintana Roo, Carlos Joaquín (PAN-PRD) el 45.7%; en Sinaloa, Quirino Ordaz (PRI-PVEM-PANAL) el 41.2%; en Tamaulipas, Francisco García Cabeza de vaca (PAN), el 50.2%; en Tlaxcala, Marco Antonio Mena (PRI-PVEM-PANAL-PS) el 32.5%; en Veracruz, Miguel Ángel Yunes (PAN-PRD) el 34.4% y; en Zacatecas, Alejandro Tello (PRI-PVEM-PANAL) el 37.2%.

Con excepción del tamaulipeco García Cabeza de Vaca, los demás gobernadores electos gobernarán sin tener a su favor a la mayoría de sus gobernados y bien harían en tener esto presente en el momento en que elijan a sus gabinetes y presenten sus planes de gobierno. Si se olvidan que más de la mitad de los votantes apoyaron a otro candidato sus gobiernos enfrentaran muchos problemas. Los futuros gobernadores de Chihuahua, Oaxaca, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas llegan al poder con 60% o más de los votantes en su contra.

También en muchas presidencias municipales se manifestó el hartazgo ciudadano contra los partidos en el poder y sobre esto comentaré otro día.

Tomando en cuenta todo lo anterior, me resulta totalmente incomprensible y fuera de toda lógica la actitud asumida por los senadores y diputados del PRI y muchos de otros partidos durante el actual período extraordinario del Congreso de la Unión. Al ignorar las exigencias ciudadanas y votar leyes que tienen como fin seguir protegiendo a la clase política muestran, una vez más, una descomunal insensibilidad y desvergüenza.


Leer también


Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis