Se encuentra usted aquí

Gritos estúpidos y estúpidos

Viernes, 18 de Septiembre 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

gomez-pickering.jpg

El llamado Grito que presidentes de la república, gobernadores, jefes de gobierno del DF, presidentes municipales, jefes delegacionales defeños, embajadores, cónsules y demás funcionarios dan año tras año a las 11 de la noches del 15 de septiembre es para conmemorar la Independencia de México y recordar a los hombres y mujeres que de 1810 a 1821 lucharon para hacer de México un país independiente y soberano. No es fecha para ensalzar la memoria de otros héroes de nuestra historia nacional.

Sin embargo, un buen número de presidentes de la república y otros funcionarios han aprovechado la ceremonia del Grito para lanzar vivas a favor de héroes o causas de su predilección convirtiendo así el evento en una manifestación política y no en un festejo cívico.

La discrecionalidad que existe para que cada funcionario dé el Grito como se le antoje se debe a que no existe reglamentación alguna que rija el evento.

Así las cosas, algunos funcionarios han incluido en sus gritos verdaderas estupideces. Los eventos abundan:

Está el caso de Luis Echeverría, quien una vez gritó “¡Vivan los países del Tercer Mundo!” o el de Lázaro Cárdenas y viva a favor de “la revolución social” o las demagógicas arengas de José López Portillo cuando dijo “¡Viva nuestra soberanía!, ¡Viva nuestra autodeterminación!, ¡Vivan nuestras libertades!, ¡México ha vivido, México vive, México vivirá!” y luego procedió a quebrar al país.

No voy a recordar aquí a los múltiples despistados que han lanzado vivas a héroes de la Revolución que ni habían nacido para luchar en la Guerra de Independencia. Entre ellos hay varios ex presidentes de la república cuyo gritos se pueden encontrar referenciados en la Internet.

Hace tres días, en Londres se escuchó el que tal vez sea el Grito más estúpido de los últimos años, cuando el inexperto embajador de México en el Reino Unido, dijo:

“¡Vivan los héroes que nos dieron patria! ¡Viva Hidalgo! ¡Viva Allende! ¡Viva Aldama! ¡Viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡Viva Morelos! ¡Viva Guerrero! ¡Viva Porfirio Díaz! ¡Viva Emiliano Zapata!”.

Todo iba muy bien hasta que el porfirista embajador vitoreó a su héroe y acto seguido a uno de los principales líderes de la Revolución de 1910, ninguno de los cuales participó en la Guerra de Independencia en vista de que el dictador nació en 1830 y el Caudillo del Sur en 1879.

El grito de quien realmente cobra un buen sueldo como concierge a cargo de la embajada fue absurdo y estúpido. Para entender el tamaño de su estupidez imaginemos a alguien lanzando al mismo tiempo vivas a favor de Superman y de su némesis Lex Lutor.

Ayer mismo el embajador ofreció la siguiente disculpa pública vía Twitter: “Ofrezco una disculpa por extender innecesariamente con dos menciones la arenga del Aniversario de la Independencia Nacional”.

La estupidez de Gómez Pickering se vio nuevamente en su disculpa. Su error no fue “extender innecesariamente con dos menciones la arenga” sino vitorear a uno de los grandes villanos de la historia oficial mexicana, al tirano que fue derrocado por la Revolución convocada por Francisco Madero.

Si hubiera gritado ¡Viva Madero! no tendría que haber ofrecido una disculpa.

Aceptémoslo. El embajador en Londres es un neoporfirista. Y además un estúpido, que de acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española no es otra cosa que un individuo “falto de inteligencia”.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER