Se encuentra usted aquí

Francisco, muy diferente de los políticos

Martes, 16 de Febrero 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

papa-francisco-chiapas.jpg

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El papa Francisco estuvo ayer en la tarde en esta ciudad, la capital chiapaneca, y antes en San Cristobal de la Casas, que lo fue en tres ocasiones distintas durante el siglo antepasado.

En el estadio Victor Manuel Reyna, la casa del equipo de futbol Jaguares, Francisco encabezó un Encuentro con Familias en el que participaron decenas de miles de hombres, mujeres y niños que bajo un Sol ardiente esperaron durante unas cuatro horas y media su llegada. Y tuvieron que esperarlo, virtualmente encerradas en el recinto, porque los responsables de la seguridad del obispo de Roma aparentemente olvidaron que los seres humanos de vez en cuando deben ir al baño, y más después de tomar litros de agua para saciar la sed que causa el estar durante horas bajo un despejado cielo chiapaneco.

Si bien los jefes de la Guardia Suiza vaticana y el Estado Mayor Presidencial mexicano exageraron, a mi juicio, las medidas de seguridad alrededor del sumo pontífice, las autoridades chiapanecas manejaron perfectamente bien la distribución de agua entre los asistentes, la entrega de gorras a quienes no llevaron con que proteger sus cabezas, la pronta atención médica a quienes la requirieron y el eficiente manejo de las puertas de acceso y salida.

Francisco llegó y, como siempre ocurre en los lugares en donde se presenta, fue aclamado como si se tratara de una estrella de rock. Saludó al público y luego le presentaron a varias familias. Una de ellas, con un hijo discapacitado; otra, conformada por una pareja que se casó hace 50 años; otra más, integrada por un hombre que se casó con una mujer divorciada; y, finalmente, la que encabeza una madre soltera. Cada familia narró su situación y explicó lo que han recibido de Dios y la iglesia católica. A todos les contestó el papa y para cada uno tuvo palabras afectuosas.

Finalmente, Francisco leyó un discurso en donde habló sobre el matrimonio y la familia, repitiendo lo que ha dicho en otras ocasiones pero interrumpiéndose en varias ocasiones para comentar sobre lo que antes dijo.

El papa de Roma demostró ayer nuevamente por qué es tan querido y admirado por tantos en tantos lugares del mundo. Es un ser humano extraordinariamente sencillo y espontáneo. Dice lo que piensa y sabe como decirlo. ¡Qué diferente es de los políticos que cuidan tanto lo que dicen que ya nadie les cree nada!


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER