Se encuentra usted aquí

Francisco en EEUU

Miércoles, 23 de Septiembre 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

papa-francisco-eua.jpg

El papa Francisco llegó ayer a Estados Unidos después de visitar Cuba y desde el primer minuto en que puso sus pies sobre la pista del aeropuerto cercano a la ciudad de Washington en donde aterrizó su avión se vio que este viaje papal será como ningún otro de los que ha realizado.

Para empezar, al pie de la escalera por la cual descendió del avión no lo esperaba un funcionario importante del gobierno del presidente Barack Obama, como suele ocurrir cuando jefes de estado y/o de gobierno visitan la capital estadounidense. No; esperándolo estaba ni más ni menos que el mismísimo Obama acompañado de su esposa Michelle, sus hijas Malia y Sasha y el vicepresidente Joe Biden, quien es católico. Pocos dignatarios extranjeros han sido así recibidos en los casi siete años de la actual administración, lo cual muestra la gran importancia que el presidente de la principal potencia económica y militar del mundo le confiere al líder espiritual de 1,200 millones de católicos en el mundo, 70 millones de ellos en Estados Unidos.

Después de la recepción, en la cual nadie pronunció discursos, el papa no abordó una imponente limusina o una enorme SUV o el llamado papamóvil para ser llevado a la residencia de quien desde octubre de 2011 ha sido el nuncio apostólico en Washington, DC, el arzobispo Carlo Maria Viganò. No; el vehículo que lo llevó y que muy probablemente él mismo eligió para la ocasión fue un pequeño y modesto Fiat 500L, similar a los que a últimas fechas vemos circular cada vez más en las calles de la Ciudad de México. El uso del diminuto coche no debe sorprender a nadie. Después de todo, Francisco es el primer sumo pontífice que desde 1870 no vive en los lujosos y amplios Apartamentos Papales del Palacio Apostólico en la Ciudad del Vaticano. Por decisión propia reside un departamento de dos habitaciones en la Casa de Santa Martha, la cual sirve de residencia para los prelados que visitan Roma. Recordemos también que como cardenal arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio usaba el transporte público para ir de un lugar a otro.

Un modesto Fiat que tampoco estaba blindado, lo cual indica que Francisco no teme por su vida y que no va a permitir que por cuestiones de seguridad lo aíslen de la gente que quiera ver y escucharlo.

Existe una gran expectativa en Estados Unidos sobre lo que dirá el papa en los discursos que pronunciará a partir de hoy y hasta el domingo entrante en que regresará a Roma. Sus pronunciamientos en torno al capitalismo y al medioambiente han enojado a los estadounidenses más conservadores, entre ellos a varios políticos republicanos. Los católicos conservadores también lo ven con recelo y desconfianza, según las encuestas, debido a sus comentarios sobre el divorcio, los sacerdotes homosexuales, el control de la natalidad y el aborto, entre otros temas.

Francisco en Estados Unidos va a sorprender a muchos. Aquí comentaré lo que diga.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER