Se encuentra usted aquí

Exgobernadores desaparecidos

Martes, 18 de Octubre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

borge-duarte.jpg

Desde antes de que dejaran el poder se decía, comentaba y rumoraba que se habían hecho millonarios al frente de los gobiernos de sus estados y que, de paso, habían dejado vacías las arcas públicas y endeudados a sus paisanos durante muchos años por venir.

El ex Jefe de Gobierno perredista del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, lleva más de un año viviendo en París pese a que declaró que solo ganaba 150,000 brutos mensuales, a los cuales deberían restárseles unos 45,000 del impuesto sobre la renta y los 80,000 que aparentemente sigue pagando por la renta de su casa en la colonia Roma. Es decir, con 25,000 pesos al mes (que equivalen a 1,204 euros) se da el lujo de residir, junto con su esposa, en una de las ciudades más caras del mundo, y de viajar con frecuencia entre Francia, México, Estados Unidos y quién sabe dónde más.

El hecho es que Ebrard está virtualmente desparecido de México y que nada indica que algún día explicará y responderá por todas las irregularidades, supuestas o reales, que ocurrieron durante su administración, siendo las de la Línea 12 del Metro las más notorias y costosas. Tampoco responderá, aparentemente, por los muchos negocios que se le achacan a él y a sus hermanos y amigos.

Se dice que Javier Duarte de Ochoa, gobernador priista de Veracruz con licencia, que dejó a su estado sumido en el caos, se subió en un helicóptero después de dejar el cargo y nadie tiene la menor idea de dónde se encuentra. Cada día se descubren más anomalías ocurridas durante su gestión, como son los multimillonarios contratos con empresas fantasma que ni oficinas tenían en los sitios donde supuestamente debían estar. Los diputados de oposición calculan que el quebranto financiero del Gobierno estatal en Cuenta Pública 2015 es por un mínimo de 9,200 millones de pesos.

También están desaparecidos los muy desprestigiados exgobernadores priistas de Quintana Roo, Roberto Borge, de Chihuahua, César Duarte y el panista de Sonora, Guillermo Padrés. De cada uno de ellos se dice, se comenta y se rumora que, además de los pésimos gobiernos que presidieron, se aprovecharon de sus cargos para hacer negocios fabulosos, dejando de paso terriblemente endeudados a sus respectivos estados.  

Tenemos así que no aparecen por ningún lado tres exmandatarios que pertenecen al PRI, otro que milita en el PAN y uno más que pasó por el PRD después de haber sido priista y quién sabe qué otras cosas.

Hace unos días se dio a conocer que, por fin, poco más de un año después de que dejara el cargo, la PGR giró una orden de aprehensión contra Padrés, quien es buscado por todo el mundo por la Interpol después de ser acusado de defraudación fiscal y realizar operaciones con recursos de procedencia ilícita por más de 30,000 millones de pesos a través de empresas fantasma, algo que aparentemente también hicieron Ebrard, Borge y los dos Duarte.

Esperemos que pronto aparezca el sonorense. Y también el veracruzano, el quintanarroense, el chihuahuense y el cedemexicano. Todo depende de que en serio la PGR y las procuradurías de sus respectivos estados se atrevan a ir tras ellos.

Veremos qué pasa. Mientras, estos exgobernadores están desaparecidos.


Leer también


Número 34 - Octubre 2019
portada-revista-34.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER