Se encuentra usted aquí

Es oficial

Jueves, 12 de Noviembre 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

educacion-mexico.jpg

En este espacio escribí el 25 de julio de 2011 lo siguiente:

“En educación muy poco se ha avanzado desde 2000. En 2000 el PRI le heredó al PAN un sistema educativo fallido. Qué tan fallido no lo sabremos nunca porque los presidentes de la república priístas, incluido el dizque modernizador Carlos Salinas, evitaron que alumnos, maestros y el sistema fueran evaluados y, peor aún, comparados con los de otros países.

“Ernesto Zedillo permitió que en 1995 México participara en el Tercer Examen TIMSS (Trends in International Mathematics and Science Study o, en español, Tendencias Internacionales en el Estudio de Ciencia y Matemáticas). Sin embargo, los resultados mexicanos se desconocen porque México retiró su participación después de que los datos fueron recolectados pero antes de que fueran publicados. Según la ONG estadounidense, American Institutes for Research (Institutos Estadounidenses para la Investigación), la mayoría de los datos mexicanos fueron destruidos. Desde entonces se ha dicho que su destrucción fue ordenada por el propio Zedillo, quien antes de ser presidente fue secretario de Educación Pública, para evitar que los mexicanos nos enteráramos de la lamentable situación de nuestro sistema educativo, que en dicho examen ocupó el último lugar, junto con Turquía, de entre los 41 países participantes.

“En 2000 México participó por primera vez en la prueba PISA (Programme for International Student Assessment o, en español, Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes) desarrollada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que mide la competencia de estudiantes de 15 años de edad en las siguientes tres áreas: lectura, matemáticas y ciencias.

“En las cuatro ocasiones en que PISA ha evaluado a los quinceañeros mexicanos -2000, 2003, 2006 y 2009- los resultados obtenidos han sido desalentadores.

“En 2000, nuestros estudiantes obtuvieron las peores calificaciones en lectura, matemáticas y ciencias de entre los quinceañeros de los entonces 27 miembros de la OCDE. De los 30 países que fueron evaluados, solamente le ganaron a los niños y niñas de Brasil. Mientras que el promedio de los 27 países la OCDE fue de 500 en las tres áreas, el de México fue de 422 en lectura, 387 en matemáticas y 422 en ciencias.

“En 2003 se repitió lo sucedido tres años antes. México fue el país peor evaluado de la OCDE. Peor aún es que ocupó una pésima posición entre los 39 países y territorios evaluados. El lugar 37 en lectura y el 36 en matemáticas y ciencia. Los promedios obtenidos por nuestros estudiantes fueron de 399 en lectura, 385 en matemáticas y 404 en ciencias. Es decir, debajo de los del 2003.

“En 2006, las cosas no mejoraron. De nuevo nuestros estudiantes resultaron ser los peores calificados de la OCDE y ocuparon algunas de las más bajas posiciones de los 57 países evaluados ese año. Posición 44 en lectura, 48 en matemáticas y 49 en ciencias. Los promedios obtenidos mejoraron un poco. A 410 en lectura, 405 en matemáticas y 410 en ciencias.

“Finalmente, en la más reciente evaluación PISA, realizada en 2009, de nuevo México estuvo en el último lugar de entre los países de la OCDE, que entonces ya eran 34. 65 países fueron evaluados ese año y México quedó en el lugar 48 en lectura, con un promedio de 425; en el 49 en matemáticas, con un promedio de 419; y en el 51 en ciencias, con un promedio de 416.

“Si se analizan los datos de 2000 contra los de 2009 se observa que nuestros niños y niñas de 15 años apenas avanzaron en lectura y matemáticas y retrocedieron en ciencias.

En 2012 se realizará la siguiente evaluación PISA. Nada permite predecir que México saldrá bien calificado de ésta. Y menos con los maestros de ínfima calidad que cada año se incorporan al sistema educativo, como quedo nuevamente en evidencia este fin de semana al darse a conocer los patéticos resultados obtenidos por la mayoría de los maestros de primaria que participaron en el Concurso Nacional para el Otorgamiento de Plazas Docentes 2011-2012”.

Hasta aquí lo que escribí hace poco más de cuatro años.

¿Cuáles fueron los resultados del examen PISA 2012 que obtuvieron los estudiantes mexicanos? En matemáticas, el promedio fue de 413, menor que el 419 de 2009; en lectura, el promedio fue de 414, menor que el 415 de 2009; en ciencias, el promedio fue de 415, también un punto menor que el 416 de 2009. Se corroboró que México tiene un sistema educativo fallido.

Desde hace tres décadas he expresado que el gobierno mexicano descuidó y corrompió el sistema educativo. Ningún alto funcionario de las administraciones federales o estatales jamás lo aceptó hasta que el Secretario de Educación Pública Aurelio Nuño, el martes pasado, en Puebla, dijo que “que el sistema educativo no está funcionando bien” al referirse a los resultados de la prue­ba Plan Na­cio­nal pa­ra la Eva­lua­ción de los Apren­di­za­jes (Pla­nea).

Por eso, es oficial: tenemos un sistema educativo que no funciona, un sistema fallido.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis







No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER