Se encuentra usted aquí

En México nos matamos, en EEUU se matan solos, y el problema sigue en aumento

Martes, 21 de Agosto 2018 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

guerra-drogas.jpg

Desde el 1 de diciembre de 2006, cuando Felipe Calderón llegó a la presidencia de la república y le declaró la guerra a la delincuencia organizada -especialmente contra los narcotraficantes-, hasta el 30 de junio de 2018, cuando es evidente que la estrategia anticrimen del presidente Enrique Peña Nieto falló totalmente, se han cometido 257,895 homicidios dolosos en nuestro país. La mayoría de ellos relacionados con el combate que enfrenta a las fuerzas gubernamentales contra los delincuentes y a la lucha que los propios criminales sostienen entre ellos para asegurar el control de amplias zonas del país en donde realizar sus negocios.

Al registrarse 25,399 homicidios dolosos, 2017 fue el año en que más asesinatos se cometieron; la tasa llegó a 25 por cada 100,000 habitantes, rompiéndose el récord de 20 que se registró en 2016. Y, como van las cosas, todo indica que en 2018 de nuevo se romperá el récord ya que de enero a junio de este año se cometieron 13,738 homicidios dolosos, que son 1,563 más que en el mismo periodo de 2017, un aumento del 11.4%.

Así las cosas.

Y mientras que en México nos matamos en lo que pudiera considerarse como una especie de guerra civil sin cuartel, que los delincuentes parecen estar ganando porque sus negocios siguen prosperando, en Estados Unidos, que es el principal mercado consumidor de drogas lícitas e ilícitas del mundo, se están muriendo por sobredosis cada vez más personas, lo que puede interpretarse como una especie de epidemia de suicidios entre muchos de aquellos infortunados que caen víctimas de la terrible enfermedad de la adicción.

En Estados Unidos, desde enero de 2007 hasta diciembre de 2017 murieron 444,176 personas por una sobredosis de alguna droga. Lo peor del caso es que cada año aumentó el número de muertos: 27,658 en 2007, 28,171 en 2008, 28,754 en 2009, 30,006 en 2010, 33,071 en 2011, 33,175 en 2012, 35,663 en 2013, 38,718 en 2014, 44,126 en 2015, 54,793 en 2016 y 63,632 en 2017. Un aumento del 130.1% en los 11 años que abarca este periodo y de 16.1% durante el primer año de gobierno de Donal Trump, quien prometió acabar con el problema. Se estima que en 2018 serán aún más los muertos.

257,895 homicidios dolosos en nuestro país desde diciembre de 2006 a junio de 2018 y 444,176 muertes por sobredosis en Estados Unidos desde enero de 2007 a diciembre de 2017, suman 702,062 vidas perdidas a lo estúpido como resultado de las absurdas políticas policiacas que ambos países han seguido desde hace décadas dizque para acabar con el problema del consumo de drogas, que en realidad ha sido, es y será un problema de salud pública.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER