Se encuentra usted aquí

El segundo debate, ¿ayudará a Clinton?

Lunes, 10 de Octubre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

clinton_trump_debate.jpg

Anoche se realizó el segundo debate entre los dos principales candidatos a la presidencia de Estados Unidos, la demócrata Hillary Clinton y el republicano Donald Trump.

Nuevamente vi a una mujer que aparentemente sabe de lo que habla y a un hombre que no tiene muchas ideas para resolver los problemas que aquejan a su país y al mundo.

Vi a una candidata que por todos los medios trató de apelar a la razón de sus conciudadanos y a un populista que intentó exacerbar el enojo que millones sienten hacia los políticos que creen, con razón o no, que les han fallado.

De nuevo muchos televidentes alrededor del planeta tuvimos el disgusto de ver como el neonazi evadía responder las preguntas que le hicieron los moderadores del debate, algunos integrantes del público e internautas que enviaron mensajes por medio de las redes sociales.

Vi anoche como Trump no respondió cuando se le preguntó si ha pagado el impuesto sobre la renta federal durante casi 20 años, vi como insistió en que nunca le ha faltado el respeto a las mujeres a pesar de que abundan grabaciones que demuestran lo contrario, vi como prometió arreglar los males que aquejan a su país sin proponer nada en concreto para remediarlos.

Tal como sucedió durante el primer debate, Trump fue demasiado agresivo, llegando a ser irrespetuoso, no solo con Clinton sino con los moderadores del evento, a quienes en más de una ocasión acusó de no concederle el mismo tiempo que a ella para responder sus preguntas o de no ser tan duros con ella como lo eran con él. Sin embargo, esta vez el neoyorquino no perdió la calma y no se dejó provocar.

Algo que me llamó mucho la atención es como Trump dijo que no estaba de acuerdo con algo que su compañero de Fórmula, Mike Pence, dijo hace algunos días en torno a cuál debería ser la participación estadounidense en la guerra siria.

A Clinton le faltó explotar más el video que se difundió el viernes pasado en donde se escucha a Trump presumir que ha agredido sexualmente a las mujeres. Tal vez no quiso que el republicano hablara más de lo que habló sobre las legendarias infidelidades de su esposo Bill.

En resumen, el debate de anoche no se tradujo en una catástrofe para Trump, como muchos deseábamos que ocurriera. Tampoco en una victoria contundente para Clinton.

Habrá que ver las encuestas que se den a conocer dentro de algunos días para ver si el video del viernes y el debate de anoche le dan una mayor ventaja a Clinton entre los probables votantes.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER