Se encuentra usted aquí

El mundo que enfrentarán unos inexpertos

Martes, 20 de Diciembre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

atentado-mercado-berlin.jpg

El Colegio Electoral de Estados Unidos validó ayer el triunfo que Donald Trump obtuvo en las urnas el 8 de noviembre pasado. Superada esta etapa del complicado proceso electoral estadounidense, está despejado el camino para que el demagogo populista ocupe, a partir del 20 de enero venidero, la presidencia de la principal potencia económica y militar del mundo.

Y mientras se oficializaba la victoria del neofascista, unos terroristas, supuestamente islámicos, actuaron en Berlín, Alemania, y Ankara, Turquía, matando a varias personas y complicando aún más la difícil situación que se vive en Europa y el Medio Oriente.

En la capital turca, un policía antimotines de 22 años de edad asesinó a balazos y por la espalda al embajador ruso, Andrei Karlov, cuando éste pronunciaba un discurso en una galería de arte. Mientras el embajador yacía sobre el piso del lugar, el asesino gritó “¡Nosotros somos los que prometieron la yihad a Mahoma!” y, refiriéndose a Siria, agregó, “¡Cada persona que tenga una participación en esta atrocidad pagará por ello!”. Finalmente dijo “¿No olviden Alepo! ¡No olviden Siria! ¡Allahu akbar!”. Antes de ser muerto por la policía en una balacera dentro de la galería, hirió a otras personas.

En Moscú, el Ministerio de Asuntos Exteriores calificó el suceso como un “ataque terrorista” y el presidente Vladimir Putin dijo que era una “provocación con el objeto de cortar los lazos entre Rusia y Turquía”. Añadió Putin que “la única respuesta al asesinato del embajador ruso ante Turquía debe ser la intensificación de la lucha contra el terrorismo. Y los bandidos lo sentirán. Debemos conocer quién guió la mano del asesino”.

Y si en Ankara mataron a un embajador, en la capital alemana un hombre que conducía un tractocamión que transportaba 25 toneladas de varilla de acero arremetió contra un mercado navideño temporalmente instalado a un lado de la Iglesia Memorial del Káiser Guillermo, a una cuadra de la céntrica avenida Kurfürstendamm y cerca del centro comercial Europa-Center. El saldo de este ataque, que las autoridades alemanas ya calificaron como un acto terrorista, fue de 12 muertos y 50 heridos. Uno de los muertos estaba dentro del vehículo, del lado del copiloto.

El conductor del tractocamión convertido en arma letal huyó y un individuo que podría ser él fue detenido a poco más de tres kilómetros de distancia, pero la policía no había proporcionado más detalles al momento de escribir esto.

Los ataques de ayer solo endurecerán a los gobiernos de Rusia y Turquía en su combate contra cualquier grupo que se les oponga, sea terrorista o no, sea islámico o no. El presidente turco seguramente utilizará el asesinato del embajador como un pretexto más para seguir suprimiendo a cualquiera que se enfrente a su gobierno cada vez más autoritario. Putin será más despiadado en la campaña que sus soldados llevan a cabo en Siria.

En Alemania, la canciller Angela Merkel enfrentará más críticas por su política de apertura a los inmigrantes y le dará más alas al ultraderechista Partido Alternativo por Alemania.

Este es el complicado mundo con el que tendrán que lidiar el inexperto Trump y su equipo compuesto por militares agresivos y plutócratas tan inexpertos como su nuevo jefe.

Como lo he dicho en múltiples ocasiones, nos tocó vivir momentos interesantes y peligrosos. Solo nos queda esperar que sean más interesantes que peligrosos.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER