Se encuentra usted aquí

¿De qué y por qué se sorprenden?

Jueves, 20 de Diciembre 2018 - 14:15

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

de_que_y_por_que_se_sorprenden_.png

Durante su larga carrera política, el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha caracterizado por decir lo que piensa y siente sin preocuparse mucho, si acaso un poco, por lo que opinen de él los demás. El hoy titular del poder ejecutivo federal siempre ha sabido cómo ofender, preocupar o alborotar a un importante sector de la población al hacer públicas sus ideas, creencias, filias, fobias y objetivos.

Sin embargo, lo que a muchos les disgusta, a otros, que son la mayoría de los mexicanos, no solo les gusta, les encanta lo que dice Andrés Manuel, tanto, que por él votaron 53 de cada 100 personas que acudieron a las urnas el 1 de julio pasado. Por si lo anterior no fuera suficiente, desde la elección ha aumentado el porcentaje de personas que lo aceptan, de acuerdo con una encuesta publicada a principios de este mes por el diario defeño El Financiero.

Desde el día en que ganó la elección presidencial hasta ayer, ha hablado mucho, ha tomado diversas decisiones y ha logrado que se realicen cambios a la Constitución, promoviendo la creación o reforma de diversas leyes. Y pese a que sigue escandalizado, ofendiendo y preocupando a muchos con sus palabras y actos, su nivel de aceptación es del 66%, según la citada encuesta. Más sorprendente resulta que en el norte del país, zona en donde la izquierda nunca ha predominado, goza de mayor popularidad, con el 73% de aceptación. A su vez, en el centro y sur del país lo acepta el 66% de la población y hasta en el bastión del conservadurismo, que es la región centro-occidente, es bien visto por el 61%.

Los que se escandalizan e indignan por el estilo único de AMLO dicen que no actúa como debe actuar un presidente, que no debe criticar a los demás poderes y a sus integrantes, que debe mostrar un absoluto respeto hacia los gobernadores, que no debe criticar a quienes tuvimos la oportunidad de estudiar en el extranjero, que no debe usar frases supuestamente vulgares como “me canso ganso”; en fin, que debe comportarse como lo hicieron sus muy dignos y distinguidos antecesores en el cargo.

Yo no estoy de acuerdo con mucho de lo que dice y hace el presidente. Por ejemplo, se me hace un muy costoso y absurdo error el haber cancelado a obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México sin haber calculado correctamente las consecuencias económicas a corto, mediano y largo plazo de su decisión; no todos los que estudiamos en el extranjero nos volvimos en adoradores del American way of life o trabajamos para defender los intereses de Estados Unidos, o los de las empresas trasnacionales u organismos internacionales; no creo que beneficie al país el promover la desunión de los mexicanos, calcificando a sus opositores como conservadores, corruptos, traidores o fifís; tampoco ayuda a la democracia el tratar de intimidar a los pocos  gobernadores que no se le someten totalmente.

Ahora bien, pese estar en desacuerdo con mucho de lo que dice y hace Andrés Manuel, no me sorprenden sus palabras ni sus acciones porque él sigue siendo quien siempre ha sido. Su importante cargo no ha modificado su conducta y creo que nunca lo hará. Él seguirá siendo el mismo, le guste o no a muchos mexicanos que ahora se escandalizan por la forma en que actúa su presidente.

Alguien me comentó que AMLO habló muy fuerte contra el nuevo gobernador emeceista de Jalisco, Enrique Alfaro. Le pregunté si prefería el estilo elegante, digno y presidencial de Carlos Salinas, quien como presidente tumbó a 14 gobernadores electos o en funciones, abusando del poder metaconstitucional que tuvieron los presidentes priistas. Esta persona no supo qué responderme, pero si bien el actual presidente pudo, tal vez, haber sido menos franco respecto a Alfaro, tampoco pueden defenderse los abusos que los expresidentes cometieron contra decenas de gobernadores.

Aceptemos de una vez que lo que diga y haga el presidente López Obrador nunca será bien visto por la mayoría de los que no votaron por él en julio pasado. Lo que no se vale es que estas personas se sorprendan por sus palabras y acciones cuando saben muy bien cómo es AMLO y justamente por eso apoyaron a otro candidato presidencial.

www.ruizhealytimes.com

Facebook: Eduardo J. Ruiz-Healy

Instagram: @ruizhealy

Twitter: @ruizhealy                                                

YouTube: ruizhealyoficial



Número 29 - Mayo 2019
portada-revista-29.png
Descargar gratis