Se encuentra usted aquí

¿De qué hablaron?

Viernes, 24 de Febrero 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

reunion-tillerson-kelly-gabinete-mexico.jpg

Los secretarios de Estado y de Seguridad Interior del gobierno estadounidense, Rex Tillerson y John Kelly, respectivamente, estuvieron ayer en la Ciudad de México, en donde primero se reunieron con miembros del gabinete Enrique Peña Nieto y luego con el propio presidente.

Al concluir la reunión a nivel ministerial, emitieron este boletín de prensa:

“Acabamos de concluir una serie de reuniones muy productivas con nuestros homólogos Secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong; Secretario de Relaciones Exteriores Luis Videgaray Caso; Secretario de la Defensa Nacional General Salvador Cienfuegos Zepeda; Secretario de la Marina Almirante Francisco Soberón Sanz; Secretario de Hacienda y Crédito Público José Antonio Meade Kuribreña; y el Procurador General Raúl Cervantes Andrade.

“Durante el transcurso de nuestras reuniones discutimos la amplia gama de desafíos y oportunidades en la relación Estados Unidos-México. Aunque nuestras dos naciones comparten una larga historia, nuestra visita fue prospectiva, centrándose en intereses comunes que promoverían la seguridad y el bienestar económico.

“En nuestras reuniones hemos reconocido conjuntamente que, en una relación llena de colores vibrantes, dos países fuertes y soberanos de vez en cuando tendrán diferencias. Nos escuchamos atentamente y cuidadosamente el uno al otro mientras respetuosamente y pacientemente planteamos nuestras respectivas preocupaciones.

“Nuestras conversaciones abarcaron toda la gama de asuntos bilaterales. Reafirmamos nuestra estrecha cooperación en cuestiones económicas y comerciales, como la energía, la migración legal, la seguridad, los intercambios educativos y los vínculos interpersonales. Estuvimos de acuerdo en que nuestros dos países deberían aprovechar la oportunidad para modernizar y fortalecer nuestra relación comercial y energética.

“También reiteramos nuestro compromiso conjunto de mantener la ley y el orden a lo largo de nuestra frontera compartida, deteniendo a posibles terroristas y desmantelando las redes criminales transnacionales que trasladan drogas y personas a los Estados Unidos. Del mismo modo, subrayamos la importancia de detener las armas de fuego ilegales y el efectivo a granel que se originan en los Estados Unidos y que fluyen hacia México. No hay duda de que el estado de derecho es importante a ambos lados de nuestra frontera compartida.

“Reconocemos la cooperación existente entre Estados Unidos y México para frenar la migración irregular, asegurando la frontera sur de México y apoyando los esfuerzos de Guatemala, Honduras y El Salvador -a través de la Alianza para la Prosperidad y trabajando con organizaciones como el Banco Interamericano de Desarrollo- para reducir la violencia y estimular las oportunidades económicas en la región.

“Finalmente, hemos convenido en la importancia que tiene fortalecer los mecanismos institucionales existentes. Las reuniones fueron la continuación de un intercambio decidido y productivo que está colocando a nuestros dos países en un camino hacia una mayor seguridad y prosperidad a largo plazo.

“Ambos esperamos con interés nuestro encuentro con el Presidente Enrique Peña Nieto”.

Interesante sería saber cuáles son, para ellos, “los desafíos y oportunidades en la relación Estados Unidos-México”, ya que su jefe Donald Trump se ha dedicado a presentar a nuestro país como un problema para el suyo.

También conocer cuáles son las preocupaciones que “pacientemente” fueron escuchadas por Osorio, Videgaray, Cienfuegos, Soberón, Meade y Cervantes. Hasta ahora Trump ha dicho una y otra vez que sus preocupaciones respecto a México son que nuestro país le envía al suyo criminales, narcotraficantes y violadores y que ha abusado del Tratado de Libre Comercio de América del Norte para beneficiarse indebidamente a costa de Estados Unidos.

Me gustaría saber de qué hablaron en lo que al sector energético se refiere y más porque el nuevo secretario de Estado Tillerson era, hasta hace unas semanas, el CEO de Mobil-Exxon, la petrolera más grande del mundo.

Si los dos miembros del gabinete de Trump reconocieron “la cooperación existente entre Estados Unidos y México para frenar la migración irregular, asegurando la frontera sur de México”, ¿para qué diablos insiste el presidente en construir su muro, proyecto que apoya totalmente Kelly?

La de ayer seguramente fue una reunión ríspida y difícil y no es para menos. Trump ha adoptado una actitud sumamente agresiva y ofensiva contra México y los mexicanos y sus enviados son hombres duros y acostumbrados a mandar y ser obedecidos.

Ojalá nuestros funcionarios hayan actuado inteligente y firmemente frente a los visitantes gringos.

¿De que hablaron realmente? Podemos imaginarlo y tarde o temprano se irá filtrando lo que transcurrió en esas reuniones.


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER