Se encuentra usted aquí

Cuándo la buena voluntad se transformará en enojo

Lunes, 06 de Agosto 2018 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

amlo-enojo.jpeg

El 53% de los mexicanos votó por Andrés Manuel López Obrador, pero es mayor el porcentaje de personas que confían en que resolverá varios de los problemas que nos afligen, de acuerdo a una encuesta realizada entre el 19 y el 22 de julio, por el diario defeño Reforma con el copatrocinio de COPARMEX.

Sobre qué mejorará durante la presidencia de AMLO, los encuestados contestaron lo siguiente (entre paréntesis se anota el porcentaje de los que así respondieron): la economía del país (62%), la calidad de la educación (61%), la calidad de los servicios de salud (60%), la calidad de vida (57%), la seguridad propia y de la familia (54%), la economía propia y de la familia (53%) y la procuración de justicia (52%).

Más de la mitad de los encuestados dijo que disminuirán la corrupción del gobierno (55%), la pobreza (53%) y la violencia (51%).

Es grande la expectativa de que las cosas mejoren después de la docena trágica que el país ha padecido durante el periodo 2006-2018. El 62% de los encuestados dijo tener esperanza en torno al gobierno de AMLO y 68% expresó sentirse optimista sobre el futuro de México.

Tienen una muy buena/buena opinión sobre el presidente electo el 62% de los encuestados, lo que significa que en menos de un mes éste incremento su aceptación en nueve puntos porcentuales sobre el 53% de los que por él votaron. Sus discursos del 1 de julio y los anuncios que hizo durante los 17 días que siguieron a su elección seguramente atrajeron hacia su causa a muchos que votaron por otros candidatos presidenciales. Fueron muy bien recibidas sus 12 propuestas legislativas, sus 50 lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad, y casi todas las designaciones que ha hecho de futuros funcionarios de su gobierno.

Las expectativas que AMLO ha generado en poco más de seis de cada 10 personas son muy altas, lo cual obligará a que su administración empiece a demostrar, en un plazo muy corto, que puede resolver aquellos asuntos que más preocupan a la población: violencia, corrupción, pobreza, inseguridad, bajo crecimiento económico, desigualdad, educación mediocre, pésimos servicios de salud, entre otros.

Es difícil determinar cuánto tiempo durará al enamoramiento que hoy tienen la mayoría de los mexicanos con el presidente electo. No es aventurado afirmar que el sentimiento persistirá mientras estos mexicanos crean que las decisiones y acciones de la próxima administración están resolviendo, aunque sea mínimamente, los problemas causados por los asuntos anotados en el párrafo anterior.

La luna de miel entre el presidente López Obrador y sus gobernados podría terminar si después de cierto tiempo, digamos seis meses, las tasas delincuenciales no se revierten. Si las tasas de homicidios, secuestros, extorsiones, robos y otros delitos no descienden sensiblemente, la buena voluntad se transformará en enojo y el optimismo en decepción.


Leer también


Número 24 - Diciembre 2018
portada-revista.png
Descargar gratis