Se encuentra usted aquí

Chabelo

Lunes, 30 de Noviembre 2015 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

chabelo.jpg

A causa de una enfermedad renal, durante el año 1963 tuve que pasar un par de meses en cama. Para que dicho período transcurriera más rápidamente, mis padres colocaron sobre una mesita junto a mi cama una pequeña televisión portátil, una modelo T102 de la marca Admiral, cuya pantalla era de apenas 10 pulgadas, medida diagonalmente. Para captar la señal de las tres estaciones de televisión que en aquel entonces podían verse -2, 4 y 5- era necesario mover de un lado a otro las dos antenas llamadas “de conejo”.

Muchas fueron las tardes en que me divertí viendo el programa cómico que juntos realizaban Ramiro Gamboa (1917-1992) y Xavier López Rodríguez, conocidos como El Tío Gamboín y Chabelo.

Sobre la relación de ambos artistas, en www.gentepv.com/contratacion_de_chabelo.html puede leerse lo siguiente:

“El joven Xavier siempre estaba en los ensayos de los teleteatros y siempre había un actor que no llegaba, entonces a él le tocaba leer los papeles de los actores que faltaban", recuerda el conductor. Papeles que, curiosamente y contrario a lo que ha hecho la mayor parte de su vida, eran de ancianos.

“Tiempo después conoció a una pareja de actores que era muy famosa en aquel entonces, “Panseco y Gamboa”, así que comienza a trabajar con ellos. Panseco se dedicaba a la radio y Gamboa a la televisión, así que Chabelo siguió a Gamboa y se convirtió en su ayudante general. Gamboa es a quien las nuevas generaciones conocimos como el “Tío Gamboín”, y fue precisamente gracias a la oportunidad que le dio este señor que nació Chabelo.

“Un día me dijo Gamboa: ‘yo te vi hacer un sketch como un niño y yo tengo mucho material de chistes de niños’; porque él compraba libros de esos donde se recopilan muchos chistes y escogió el que hice la primera vez a su lado (de Gamboa); era un chiste donde el autor del libro le puso a ese niño Chabelo, en ese momento que yo hice ese personaje o ese chiste y si a mí alguien me hubiera dicho “esto lo vas a platicar dentro de 45 años”, hubiera dicho que estaba loco, yo ni por aquí pensé que ese personaje iba a trascender”, ha contado Xavier. "Pero trascendió”.

Gamboa y López formaron su pareja cómica desde mediados de la década de los 50 y cuando me tocó verlos, en 1963, el primero interpretaba el papel del papá del niño Chabelo. Recuerdo vagamente que Gamboín regañaba continuamente al niño por las travesuras que hacía y que éste lloraba cuando su papá lo regañaba y le jalaba la oreja. No guardo más detalles del programa en mi memoria pero es indudable que ambos personajes me hicieron reír y alegraron los días en que estuve enfermo. Todavía hoy el recuerdo de ambos me hace sonreír.

No volví a ver muchos programas de Chabelo o Gamboín después de ser dado de alta por el médico nefrólogo que me atendió en 1963. Dejé de ser el niño que los disfrutó y me convertí en el estudiante de preparatoria más interesado en otros asuntos que las travesuras del niño Chabelo y los corajes que le causaba a su papá.

Poco después de que disfrutara de Chabelo y Gamboa, la pareja se disolvió. El Tío Gamboín continuó su carrera en el Canal 5 como locutor, presentador de programas infantiles y caricaturas y murió el 29 de diciembre de 1992, pocos días después de cumplir los 75 años de edad. Chabelo inició, el l6 de diciembre de 1968, cuando tenía apenas 33 años de edad, su exitoso programa dominical En Familia con Chabelo, el cual después de divertir a dos generaciones de mexicanos concluirá sus transmisiones el 20 de diciembre entrante.

Millones de mexicanos debemos darle las gracias a Chabelo por habernos hecho reír. A mí me hizo feliz cuando más lo necesité.

Gracias, Chabelo.


Leer también


Número 35 - Noviembre 2019
portada-revista-35.png
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER