Se encuentra usted aquí

Cerrar la frontera, ¡una locura!

Martes, 02 de Abril 2019 - 13:15

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

cerrar_la_frontera_una_locura.png

El presidente estadounidense Donald Trump amenaza con cerrar la frontera México-Estados Unidos desde esta misma semana, si es que nuestro gobierno y los de Guatemala, Honduras y El Salvador no evitan que continúen llegando miles de personas —hombres, mujeres y niños que huyen de sus países en busca del American Dream— a dicha frontera.

La presencia de miles de migrantes en las ciudades fronterizas del norte de México ha sido calificada como una crisis terrible por Trump. Acusa a los gobernantes de México y los tres países centroamericanos de no hacer gran cosa para impedir el paso a quienes abandonan sus miserables y violentos lugares de origen.

Trump ignora que los gobiernos de México y Centroamérica no pueden hacer mucho para que estas miles de personas no se dirijan hacia su país, a menos que él espere que se detengan a balazos (como si se tratara de afroamericanos e hispanos desarmados que en Estados Unidos son frecuentemente asesinados por policías que no dudan ni un instante en dispararle a quien perciban como una persona peligrosa, y más si es de piel morena).

Además de amenazar con cerrar su frontera, el presidente gringo ya ordenó que se cancele la ayuda económica que su país le da a los gobiernos de los tres países centroamericanos.

De acuerdo a USAid.gov, el monto que recibieron en 2018 fue de 144 millones de dólares, cantidad que por órdenes de Trump fue mucho menor a los 556 millones que se les dio en 2017.

Ahora bien, ¿cuáles serían las consecuencias económicas si Trump ordenara cerrar la frontera por la cual México y Estados Unidos diariamente comercian productos cuyo valor asciende a los 1 700 millones de dólares?

Nadie sabe a ciencia cierta lo que sucedería, pero, de acuerdo al U.S. Chamber of Commerce, estarían en riesgo cinco millones de empleos estadounidenses, además de que muchas industrias, en especial la automotriz, enfrentarían graves problemas debido a que sus cadenas productivas dependen de un gran número de proveedores mexicanos.

También se sabe que la dieta de los estadounidenses podría verse afectada en vista de que México es el principal proveedor de las frutas y verduras que ahí se consumen. Si la frontera se cerrara, a nuestros vecinos del norte se les acabarían los aguacates en tres semanas y se quedarían sin su guacamole. Lo mismo sucedería después con las fresas, frambuesas y moras negras. Sobra decir que los precios de todo tipo de frutas y verduras se dispararían por la carestía que causaría la decisión de Trump.

En resumen, el cierre de la frontera golpearía gravemente a la economía estadounidense y aún más a la mexicana, la cual de por sí está creciendo muy lentamente.

La locura de Trump probablemente generará un nuevo ánimo antiyanqui en los mexicanos, situación que seguramente será bien aprovechada por el presidente Andrés Manuel López Obrador y los políticos de izquierda que lo rodean. No creo que el presidente desee un cierre de la frontera, pero sí creo que la medida lo beneficiaría políticamente al unir a la mayoría de los mexicanos contra su enemigo ancestral.

El mundo se está volviendo cada vez más peligroso gracias a las decisiones del actual inquilino de la Casa Blanca.

¡Cerrar la frontera México-Estados Unidos sería una locura!

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com


Leer también


Número 33 - Septiembre 2019
portada-revista-33.jpg
Descargar gratis

No te pierdas ningún artículo

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER