Se encuentra usted aquí

Arely y Raúl: sin pena ni gloria

Viernes, 28 de Octubre 2016 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

arely.jpeg

Esta semana ocurrieron dos cambios más en el gabinete del presidente Enrique Peña Nieto. 

Arely Gómez, que inició la semana trabajando como procuradora general de la república es ahora la Secretaria de la Función Pública.

Raúl Cervantes Delgado, que el lunes era senador de la república, el miércoles era el nuevo titular de la PGR, en sustitución de Gómez.

Tanto Cervantes como Gómez, que es senadora con licencia, fueron rápidamente ratificados en sus nuevos cargos por la mayoría de sus compañeros senadores. Ni ella ni él tuvieron que someterse a un rígido interrogatorio para convencer a los legisladores de que son las personas idóneas para desempeñar eficaz y eficientemente sus nuevos cargos. 

Los priistas afirman que la ex procuradora combatirá la corrupción como nunca antes lo había hecho un titular de la Función Pública o de las desaparecidas secretarías que antes tuvieron ese encargo: la de la Contraloría General de la Federación (1982-94) y la de Contraloría y Desarrollo Administrativo (1994-2006).

Sin embargo, durante los 604 días en que estuvo al frente de la PGR, la ahora encargada de combatir la corrupción gubernamental no fue capaz de disminuir la que desde siempre ha existido en esa dependencia, especialmente entre funcionarios de medio y alto nivel, ministerios públicos y personal de la policía ministerial.

¿Si Arely no pudo aminorar la corrupción existente en la PGR por qué ahora va a poder combatir exitosamente la que existe en todas las dependencias del gobierno federal?

En lo que a Cervantes Andrade se refiere, es indiscutible que es un abogado de gran prestigio, fundador de un despacho exitoso y especialista en derecho constitucional y administrativo. El problema es que nunca ha trabajado en la PGR u organismo similar, deficiencia que también caracterizó a varios de sus antecesores que tampoco desempeñaron exitosamente el cargo. Los enterados aseguran que será designado para ser el primer fiscal general de la república, cargo que desempeñará durante nueve años.

El tiempo nos dirá si fueron acertados los nombramientos de Arely Gómez y Raúl Cervantes Delgado. Todo indica que sus gestiones pasarán a la historia sin pena ni gloria.


Leer también


Número 31 - Julio 2019
portada-revista-31.png
Descargar gratis