Se encuentra usted aquí

Alianzas para ganar votos, cargos y mantener registros

Viernes, 06 de Octubre 2017 - 12:00

Autor

cua_eduardorh.jpg
Eduardo Ruíz-Healy

Compartir

captura_de_pantalla_2017-10-06_08.02.57.png

En las elecciones de 2018, los mexicanos elegiremos a un presidente de la república, nueve gobernadores, un jefe de gobierno de la CDMX, 500 diputados federales, 128 senadores, 983 diputados locales, 16 alcaldías en la CDMX y 2,226 ayuntamientos.

Como se ven las cosas, no veremos un enfrentamiento entre partidos políticos sino entre las alianzas que estos conformen.

Tenemos la que han creado el PAN, PRD y MC, denominada Frente Ciudadano por México. También la que une a Morena con el PT. Finamente, la que conformaría el PRI con el PVEM y el PANAL, siempre y cuando estos dos reciban del primero un buen precio por sus favores.

El PES asegura que lanzará a su propio candidato presidencial, pero lo más seguro es que acabe aliándose a alguna de las alianzas si sus favores también son bien recompensados.

Tenemos así que el año entrante los votantes tendremos frente a nosotros este menú de alianzas partidistas, si es que los líderes o dueños de cada uno de los nueve partidos logran ponerse de acuerdo, algo que nadie puede garantizar.

Ahora bien, ¿el candidato de la alianza partidista que gane la presidencia de la república el año entrante presidirá un gobierno que verdaderamente sea de coalición? ¿El gabinete del sucesor de Enrique Peña Nieto estará integrado por militantes de cada uno de los partidos que conformaron la alianza que promovió su candidatura? Si sí es la respuesta a la última pregunta, ¿cómo se repartirán las secretarías, subsecretarías y otros cargos importantes del gobierno federal entre dichos militantes?

Y los gobernadores que se elijan en 2018 en CDMX, Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, ¿cómo repartirán los cargos, si es que deciden hacerlo?

La verdad es que nada garantiza que de las tres alianzas surjan verdaderos gobiernos de coalición, como quieren hacernos pensar los dirigentes partidistas.

Se dice, por ejemplo, que los que actualmente mandan en el PAN, PRD y MC ya acordaron darle la candidatura presidencial al panista Ricardo Anaya, la de la jefatura de gobierno de la CDMX a las perredista Alejandra Barrales y la candidatura de la gubernatura de Jalisco a un militante de MC que encabeza Dante Delgado.

El PRI, ¿realmente les dará a sus aliados algunos de los cargos más importantes en el caso de la presidencia y las gubernaturas? Sus militantes más distinguidos no permitirían tal reparto del botín político.

¿Alguien realmente cree que el dueño de Morena recompensará con un cargo importante a un militante del PT?

Al conformar sus alianzas los partidos nos dicen que es por el bien de México, para transformar al país. La verdad es que solo buscan captar votos, ganar cargos y mantener sus registros. Nada más eso.


Leer también


Número 32 - Agosto 2019
portada-revista-32.jpg
Descargar gratis