Se encuentra usted aquí

méxico

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Almanaque

Aunque el año aún no culmina, prácticamente nos encontramos ante el fin de lo que ha sido uno de los más complicados por el simple hecho de haber sido año electoral y a pesar de que todavía nos encontramos de “luna de miel” con nuestro recién nombrado Presidente, Andrés Manuel López Obrador, debemos ir preparando el terreno para lo que será el 2019.

Los asuntos políticos no son mi tema predilecto; sin embargo, sería errado ignorar lo que sucede en las altas esferas porque todo se mueve, se acomoda o se desbarata según el ánimo de “allá arriba” y es que, para bien o para mal, vivimos dentro de una esfera llamada México, en la que existen los “fifís”, los “ninis”, los “huachicoleros”, los “reguetoneros”, la “mafia”, los “corruptos”, los “vagoneros”, los “veganos”, los “pet friendly”, los “de izquierda”, los “de derecha” y los demás; de ahí, surgen las políticas públicas, los movimientos sociales, el activismo, las manifestaciones artísticas, los temas del momento o ahora llamadas “tendencias” y de una u otra forma, cada uno encajamos o no en una de esas clasificaciones aunque nos resistamos o pensemos que somos seres únicos (que sí lo somos, pero esa es otra historia). En un año como lo ha sido el 2018, hemos aprendido que todos entramos en una sola categoría o etiqueta o clasificación por el simple hecho de ser mexicanos y a pesar de que olvidamos pronto (Ayotzinapa, feminicidios, estafa maestra, casa blanca, etc.) no podemos negar que sufrimos un daño colateral con cada asunto político que sucede en nuestro país a pesar de nuestra apatía o ignorancia en política porque es precisamente la falta de información lo que nos hace presas fáciles de fanatismos sin sentido que nos cobran una factura muy alta al dejar nuestro destino en manos de otros.

2018 no ha sido un año fácil a nivel macro y mucho menos, a nivel micro; en lo personal, todas las dudas, todos los miedos, todas las batallas, todos los duelos, todos los retos, todos los cambios y todas las lágrimas se dieron cita para desencadenar una serie de “eventos desafortunados” (cual filme de Brad Silberling) que si bien han sido profundamente dolorosos y me han obligado a salir de mi zona de confort, también me han enseñado mucho más de lo que en un principio imaginé y principalmente, me han enseñado a agradecer pese a las circunstancias y cada nueva experiencia ha traído a mi vida nuevas personas, nuevos vínculos, nuevas sinergias, nuevos proyectos, eso sin duda, se agradece.

Todo lo anterior, viene a cuento porque en los cinco minutos libres que pude disfrutar el día de ayer frente a la televisión, me encontré con un programa especial sobre Agatha Christie y mi atención se enfocó justo en el momento que mencionaban que la culminación de su libro de relatos policiacos coincidía con el fin de la gran guerra y previo a esto, relataban su estancia corta recibiendo heridos de guerra, lugar en el que aprendió sobre “venenos” lo cual le sirvió como inspiración en sus textos. Fue entonces que vino a mi mente lo esencial de cada instante vivido pues nunca sabemos lo que puede derivar de eso que estamos viviendo y las implicaciones futuras. Y por ello, cada suceso ocurrido en 2018 nos ha marcado de diferentes formas, nos demos cuenta o no en el momento presente.

Es importante recordar que el año 2017 fue complicado por el sismo ocurrido en septiembre y los estudiosos de lo esotérico, astronómico y metafísico ya anunciaban que era el inicio de cambios y sacudidas a todos los niveles; creamos o no en ello, cada uno en lo particular sabrá cómo es que le ha ido en esta feria llamada 2018, ahora nos toca preparar todo para el que viene y seguir disfrutando porque pese a todo: ¡La vida es bella!

Fecha: 
Martes, 11 de Diciembre 2018 - 17:15
Redes sociales: 
0
Fecha B: 
Martes, 11 de Diciembre 2018 - 19:30
Fecha C: 
Miércoles, 12 de Diciembre 2018 - 08:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Francisco, muy diferente de los políticos

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.- El papa Francisco estuvo ayer en la tarde en esta ciudad, la capital chiapaneca, y antes en San Cristobal de la Casas, que lo fue en tres ocasiones distintas durante el siglo antepasado.

En el estadio Victor Manuel Reyna, la casa del equipo de futbol Jaguares, Francisco encabezó un Encuentro con Familias en el que participaron decenas de miles de hombres, mujeres y niños que bajo un Sol ardiente esperaron durante unas cuatro horas y media su llegada. Y tuvieron que esperarlo, virtualmente encerradas en el recinto, porque los responsables de la seguridad del obispo de Roma aparentemente olvidaron que los seres humanos de vez en cuando deben ir al baño, y más después de tomar litros de agua para saciar la sed que causa el estar durante horas bajo un despejado cielo chiapaneco.

Si bien los jefes de la Guardia Suiza vaticana y el Estado Mayor Presidencial mexicano exageraron, a mi juicio, las medidas de seguridad alrededor del sumo pontífice, las autoridades chiapanecas manejaron perfectamente bien la distribución de agua entre los asistentes, la entrega de gorras a quienes no llevaron con que proteger sus cabezas, la pronta atención médica a quienes la requirieron y el eficiente manejo de las puertas de acceso y salida.

Francisco llegó y, como siempre ocurre en los lugares en donde se presenta, fue aclamado como si se tratara de una estrella de rock. Saludó al público y luego le presentaron a varias familias. Una de ellas, con un hijo discapacitado; otra, conformada por una pareja que se casó hace 50 años; otra más, integrada por un hombre que se casó con una mujer divorciada; y, finalmente, la que encabeza una madre soltera. Cada familia narró su situación y explicó lo que han recibido de Dios y la iglesia católica. A todos les contestó el papa y para cada uno tuvo palabras afectuosas.

Finalmente, Francisco leyó un discurso en donde habló sobre el matrimonio y la familia, repitiendo lo que ha dicho en otras ocasiones pero interrumpiéndose en varias ocasiones para comentar sobre lo que antes dijo.

El papa de Roma demostró ayer nuevamente por qué es tan querido y admirado por tantos en tantos lugares del mundo. Es un ser humano extraordinariamente sencillo y espontáneo. Dice lo que piensa y sabe como decirlo. ¡Qué diferente es de los políticos que cuidan tanto lo que dicen que ya nadie les cree nada!

Secciones:

Fecha: 
Martes, 16 de Febrero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La impunidad en México a nivel local

Se acaba de dar a conocer en días pasados el Índice Global de Impunidad México 2016 (IGI-MEX 2016).

Este reporte fue elaborado por el Centro de Estudios sobre Impunidad y Justicia (CESIJ), auspiciado por la Universidad de las Américas Puebla y asesorado por una amplia gama de universidades, agencias intergubernamentales y organizaciones de la sociedad civil.

El IGI-MEX 2016 surge por la preocupación que despertó el que nuestro país ocupe el lugar 58 de 59 países con los mayores niveles de impunidad, de acuerdo con el Índice Global de Impunidad 2015, presentado por ese mismo centro de estudios en abril del año pasado.

La impunidad en México es uno de los desafíos más grandes para alcanzar un mayor estado de derecho en nuestro país, ya que si las faltas a la ley no se traducen en sanciones, difícilmente las leyes repercuten en calidad de vida para las personas.

La impunidad se asocia directamente con otros problemas como corrupción, inseguridad, violencia, desigualdad económica, entre muchos otros.

De las cosas más importantes que aclara el reporte del IGI-MEX es que la impunidad tiene múltiples causas y múltiples dimensiones.

Entre las múltiples causas y dimensiones de la impunidad, destaca el papel de los estados como los responsables directos de la procuración de justicia y las condiciones para un ambiente de mayor seguridad.

Si bien la impunidad es un problema generalizado en México, es necesario entender que las raíces del problema de la impunidad se encuentran principalmente en lo que sucede en el ámbito local.

Los expertos del IGI-MEX señalan que afortunadamente nuestro país cuenta con información suficiente y de calidad para medir el problema de la impunidad, con excepción de Michoacán, que se clasifica como caso atípico por la poca confiabilidad de la información disponible a nivel local.

Gracias al reporte del IGI-MEX 2016, nuestro país se ha convertido en pionero en el estudio de las fuentes de impunidad en el ámbito local. El reporte ayuda a entender cómo los obstáculos al funcionamiento de los aparatos locales de justicia y seguridad impactan en el resultado de impunidad.

En México solo se denuncian 7 de cada 100 delitos cometidos, y esto sucede porque lleva demasiado tiempo hacer una denuncia y existe una desconfianza generalizada en la autoridad.

Lo grave es que esta desconfianza no ocurre en uno que otro estado, sino que está vigente a lo largo y ancho del territorio nacional. De hecho, desafortunadamente el nivel de impunidad es bastante parejo entre la gran mayoría de los estados.

Solamente siete estados clasifican en un grado de impunidad medio o bajo. Son los estados de Campeche y Nayarit (grado bajo de impunidad), mas San Luis Potosí, Distrito Federal, Sonora, Chihuahua y Chiapas (con grado medio de impunidad). Los otros 25 estados tienen un grado de impunidad que se considera “alto” o “muy alto”. Así las cosas.

 

Clasificación de los estados de acuerdo con el IGI-MEX 2016

captura_de_pantalla_2016-02-08_13.58.56.png

captura_de_pantalla_2016-02-08_13.59.09.png

captura_de_pantalla_2016-02-08_13.59.28.png
Fuente: CESIJ; UDLAP. 2016.

Algunos indicadores que toma en cuenta el IGI-MEX 2016 son:

  • Presuntos delitos registrados por cada 100 mil habitantes
  • Presupuesto ejercido por habitante por parte de la Procuraduría de Justicia local
  • Personal del ministerio público por cada 100 mil habitantes
  • Peritos del Ministerio Público por mil delitos registrados
  • Magistrados y jueces por cada 100 mil habitantes
  • Causas penales en primera instancia entre número de jueces
  • Número de sentenciados en 1ra. instancia entre número de procesados en 1ra. instancia
  • Número de sentenciados entre número de ingresos penitenciarios
  • Porcentaje de reclusos sin sentencia en 1ra. instancia.

 

Grados de impunidad en los estados en México de acuerdo con el IGI-MEX 2016

captura_de_pantalla_2016-02-08_14.04.13.png
Fuente: CESIJ; UDLAP. 2016.

Alcanzar mejores niveles en el indicador de impunidad es un aspecto que llevará tiempo, por lo que resulta crucial avanzar de manera decidida en las reformas a los sistemas de procuración e impartición de justicia en los estados.

Es importante que los gobiernos locales entiendan la enorme trascendencia de contar con sistemas de justicia que mantengan la mayor independencia y autonomía posible para abatir los altos niveles de impunidad, así como el hecho de que los sistemas de justicia no deben ser utilizados como una cota de poder. Lo que se debe buscar por parte de los estados es contar con un sistema neutral que por sí solo llevaría a mejoras en la calidad de vida de los habitantes.

Por otro lado, como señala el reporte que hoy nos ocupa, la autonomía de los órganos de procuración e impartición de justicia debe ir de la mano de una mayor transparencia y gobierno abierto, completamente apegadas a las recomendaciones de carácter internacional.

A nivel global, necesitamos aprovechar la información con que contamos sobre dónde estamos y cuáles son los mejores referentes internacionales en materia de impunidad, estado de derecho, corrupción y muchos otros aspectos que impactan en las posibilidades de las personas de alcanzar un futuro más promisorio.

Nuestra posición en el contexto internacional es débil en estado de derecho, impunidad, corrupción, desarrollo humano, paz y muchos otros temas que en esta columna hemos abarcado. Acabamos de enterarnos casi a la par con el IGI-MEX 2016 que en el Índice de Percepción de la Corrupción 2015 que realiza Transparencia Internacional, estamos en el lugar 96 de 167 países.

Es urgente saber en qué estamos mejorando y en qué estamos estancados con base en la mirada experta e imparcial de las agencias internacionales y centros de estudio.

______________________________________________________

Fuentes:

http://www.udlap.mx/igimex/

http://www.transparency.org/cpi2015

Fecha: 
Lunes, 08 de Febrero 2016 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El cinismo de Moreira

Hasta ahora ha corrido con suerte. Ninguna de las investigaciones realizadas en México, Estados Unidos y España en torno a sus actividades financieras han podido demostrar que cometió algún delito durante los 1,861 días en que fue gobernador de Coahuila.

Es más inocente que la inocencia misma a pesar de que bajo su administración la deuda del gobierno coahuilense aumentó 10,426%, de los 323 millones de pesos a los 34,000 millones de pesos.

Ha dicho que lo engañaron las personas en quienes confió el manejo de los recursos financieros del estado y que por eso no se dio cuenta de que su gobierno se endeudó al ritmo de 18,096,184.45 pesos diarios.

Tan ocupado estaba Humberto Moreira enamorándose de quien es su actual esposa y bailando con ella al ritmo que le pusieran que no se percató que día tras día, durante los cuatro años, un mes y cuatro días en que fue gobernador supuestamente entraron a las arcas públicas poco más de 18 millones de pesos. Día tras día.

Tanto confió en sus subordinados que nunca les preguntó cómo se financiaba su gobierno y de dónde provenían los cuantiosos recursos económicos que, según algunos malpensados, sirvieron para financiar las campañas de candidatos priístas a cinco gubernaturas y la de un candidato presidencial.

En suma, Moreira no cometió ningún delito cuando fue gobernador. Por lo menos eso nos han dicho hasta ahora la Procuraduría General de la República (PGR), la Fiscalía Anticorrupción de España y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

En México, la PGR lo declaró inocente después de anunciar que no pudo encontrar prueba alguna de que estuviera inmiscuido en el inexplicable e injustificado endeudamiento del gobierno que encabezó. Los malos fueron otros, determinaron los investigadores del Ministerio Público Federal.

En conclusión, si de algo es culpable Moreira es de haber sido un funcionario indolente, irresponsable e inepto que supuestamente nunca se dio cuenta de que sus colaboradores usaban documentos falsificados para sobreendeudar al gobierno que encabezaba.

También se le puede acusar de ser un cínico desvergonzado, porque a pesar de ser el principal responsable del hiperendeudamiento del gobierno de Coahuila, hace unos días anunció que regresará a la política y que buscará ser elegido a un cargo de elección popular, tal vez el de presidente municipal de Saltillo.

El cinismo de Moreira no tiene límite. Como también no tendría límite la estupidez de los coahuilenses si votaran a su favor en el caso en que él fuera el candidato del PRI u otro partido para un cargo de elección popular.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 08 de Febrero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ganar elecciones, perder gobernabilidad

Si bien hay países que se encuentran en mayores problemas que el nuestro, la situación económica, política y social de México dista de ser la mejor posible.

La Federación, los estados y municipios enfrentan problemas cada vez más complejos y muy pocos funcionarios demuestran ser capaces de resolverlos. Los legisladores federales y locales anteponen sus intereses personales, políticos y partidistas a los de quienes supuestamente representan. Los impartidores de justicia son incapaces de acabar con la corrupción que prevalece en la mayoría de los juzgados y tribunales del país.

Las consecuencias de la falta de capacidad de la mayoría de quienes conforman los tres poderes, tanto al nivel federal como el local, explica en gran medida la realidad que vivimos los mexicanos: la mala calidad de los servicios públicos, el dispendio, desorden y opacidad del gasto público, la creciente e insultante desigualdad económica y de oportunidades, los bajos salarios que percibe la gran masa trabajadora, el auge de la economía informal y de la delincuencia organizada y no organizada, los elevados niveles de inseguridad, las cotidianas e incontroladas protestas y manifestaciones ciudadanas.

Para empeorar las cosas, muchos de los que gobiernan al país, además de ser incapaces, carecen de los principios y valores éticos necesarios para actuar con probidad.

Y así seguirán las cosas mientras los partidos políticos sigan postulando candidatos con altas probabilidades de ganar una elección aunque los mismos no tengan las cualidades necesarias para realizar con eficiencia y honradez el cargo para los que sean electos. Y seguirán mientras los legisladores federales ratifiquen los nombramientos de funcionarios pensando solamente en cuotas e intereses partidistas. Y seguirán mientras los ciudadanos nos guiemos más por el corazón que por la razón al elegir a nuestros gobernantes y representantes.

No es casual la llegada al poder de individuos como Jaime “El Bronco” Rodríguez, Cuauhtémoc Blanco y otros más que no cuentan con la experiencia y la preparación adecuadas para realizar satisfactoriamente los cargos que ocupan. Sus triunfos en las urnas obedecen al rechazo que cada vez más mexicanos sentimos hacia la clase política que tanto nos ha fallado y hacia los partidos que han postulando candidatos solamente con base en las encuestas de opinión sin considerar si poseen o no los atributos necesarios para desempeñar exitosamente sus responsabilidades.

Todos los partidos parecen empeñados en ganar elecciones sin pensar en que lo más importantes es mantener y afianzar la gobernabilidad del país. Si siguen actuando con esa lógica es altamente probable que los tres niveles y poderes de gobierno sean rebasados por las circunstancias y el país se vuelva francamente ingobernable.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 20 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La pesadilla de El Chapo

Si a algo le tienen miedo los delincuentes más peligrosos de Estados Unidos es el de terminar encerrados en una cárcel de máxima seguridad. También los más temibles criminales mexicanos tiemblan ante la idea de ser deportados a Estados Unidos y pasar décadas o el resto de sus vidas en una de estas prisiones.

La pesadilla que hoy no deja dormir a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera es que tarde o temprano sea deportado al vecino país del norte en donde seguramente irá a una cárcel de máxima seguridad después de que un tribunal federal lo sentencie por los múltiples delitos de los que se le acusa, entre ellos homicidio, narcotráfico, conspiración y varios más.

Junto a prisiones de máxima seguridad como es la ADX en Florence, Colorado, la cárceles del Altiplano o Puente Grande parecen clubes campestres. Y El Chapo y otros lo saben muy bien, como en su momento lo supieron otros jefes del narcotráfico que después de ser deportados se convirtieron en inquilinos de estas cárceles también conocidas como supermax.

Por ejemplo, Juan García Abrego y Osiel Cárdenas Guillén, ex jefes del Cártel del Golfo están encerrados en la ADX de Florence. El primero purga 11 cadenas perpetuas consecutivas y el segundo podrá salir libre en 2025, cuando tenga apenas 58 años de edad.

La vida dentro de una supermax dista de ser agradable

En la versión de Wikipedia en inglés se describen lo que son estas prisiones:

“Hay cuatro características generales que suelen caracterizar a las cárceles de máxima seguridad: Largo plazo - Una vez transferidos a una prisión de máxima seguridad, las personas tienden a permanecer allí durante años o indefinidamente. Una administración poderosa - Los administradores y oficiales correccionales tienen una amplia autoridad para castigar y gestionar a los internos, sin revisión externa o sistemas de quejas para los prisioneros. Régimen de aislamiento – las prisiones Supermax dependen en gran medida del confinamiento solitario intensivo (y a largo plazo) que se utiliza para aislar y castigar a los presos, así como para protegerlos de sí mismos y de otros presos. La comunicación con fuereños es mínima. No hay actividades - Se proporcionan pocas oportunidades para la recreación, la educación, programas de rehabilitación de abuso de sustancias u otras actividades que en otras prisiones generalmente se consideran sanas y propicias para la rehabilitación. En una supermax, a los reclusos se les permite generalmente estar fuera de sus celdas por sólo una hora al día (en las cárceles del estado de California se les permite salir de una hora y media); a menudo se mantienen en régimen de aislamiento. Reciben sus comidas a través de rendijas en las puertas de sus celdas. Cuando los reclusos de máxima seguridad están autorizados para hacer ejercicio, pueden realizarlo solos en un área pequeña y cerrada. Los presos están bajo vigilancia constante, por lo general por medio de cámaras de televisión de circuito cerrado. Las puertas de las celdas son generalmente opacas, y las celdas pueden carecer de ventanas. Las condiciones son simples, con el muebles de hormigón vertido o metal. Las paredes de las celdas, y a veces la plomería, pueden estar acústicamente aisladas para evitar la comunicación entre los internos”

En estas prisiones estadounidenses no hay visitas íntimas, como en las mexicanas. Las consultas con los abogados pueden ser monitorizadas y a veces se conducen con un vidrio de por medio.

Esta es la pesadilla de El Chapo que en unos cuantos meses podría volverse su realidad cotidiana hasta el fin de sus días.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 15 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los negocios de El Chapo

En el Internet abundan los reportes sobre la red global de narcotráfico que encabeza Joaquín “El Chapo” Guzmán y los negocios en que ha invertido parte de sus ilícitas utilidades.

Algunos ejemplos:

La agencia de noticias AFP reportó ayer lo siguiente: “La mafia calabresa, la temida 'Ndrangheta, ha sido "el socio ideal" en Europa del capo mexicano Joaquín "El Chapo" Guzmán, aseguró este miércoles a la AFP Nicola Gratteri, fiscal antimafia de Calabria, sur de Italia. Para el magistrado, experto en la poderosa organización criminal, radicada en el sur de Italia, "El Chapo" mantenía relaciones con ella a través del italiano Roberto Pannunzi, un importante traficante de cocaína en Europa, condenado en 2013 a 30 años de cárcel en Italia tras ser capturado en Colombia. “El Chapo' ha exportado toneladas y toneladas de cocaína a toda Europa y no sólo a Italia gracias a la 'Ndrangheta, que tiene casi el monopolio de la importación de la cocaína, diría que el 80% del tráfico", precisó Gratteri”.

El 1 de marzo de 2014, en el sitio de CNNExpansión apareció un artículo que fue muy comentado en México y el mundo, intitulado El Chapo, vinculado a 22 empresas. (www.cnnexpansion.com/negocios/2014/03/01/los-negocios-de-el-chapo).

Esto es parte del reportaje:

“El narcotraficante mexicano contaba con 288 empresas repartidas en más de una decena de países para desviar fondos y ganancias generadas por sus delitos, de acuerdo con una línea de tiempo de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros estadounidense (OFAC).

“El análisis liga a Guzmán Loera con Ismael 'El Mayo' Zambada, dueño de seis empresas que incluyen a la lechería Santa Mónica, un negocio de arte y hasta una guardería en Sinaloa.

“En ese mismo estado, 'El Chapo' presuntamente está ligado al autódromo Race Park de Culiacán, así como con un parque acuático con grandes toboganes de nombre Cascabeles, según el Departamento del Tesoro en Estados Unidos.

“En Baja California, se le vincula con tres aeronáuticas y el club deportivo, Ojos Negros.

“También tenía alianzas con el narcotraficante Rafael Caro Quintero en 37 empresas ubicadas en los estados de Jalisco y Sinaloa, entre ellas gasolineras, inmobiliarias y la empresa Minerales Nueva Generación.

“El líder del cártel de Sinaloa también está vinculado con el Criadero Las Cabañas y la Agroepcuaria La Cruz en Colombia.

“En ese país, uno de sus presuntos socios es el empresario mexico-colombiano Hugo Cuéllar Hurtado, quien presuntamente tiene 11 empresas "fachada" en México y Colombia, entre las cuales hay criaderos de caballos y avestruces, casas de empeño y el Hotel Paraíso Resort de Colombia.

“Empresas farmacéuticas como Geofarma y Distribuidora Médica Hospitalaria en Panamá están ligadas al capo presuntamente.

“En Guatemala, la OFAC identificó a otro socio de El 'Chapo', Marllory Dadiana Chacón Rossell, quien está al frente de 28 empresas, algunas de las cuales tendrían presencia en Panamá.

“En Belice, el socio de El 'Chapo' es John Ángel Zabaneh, un líder criminal local que controla cinco empresas turísticas y de productos químicos.

“En Honduras, los vínculos del líder criminal mexicano conducen hasta las empresas de los cárteles de Los Cachiros y de José Miguel "Chepe" Handal Pérez.

“Además El Chapo fue socio en Estados Unidos de Waldemar Lorenzana Lima, que controla por lo menos ocho constructoras, empresas de bienes raíces y una exportadora.

“Otro de los socios de El Chapo Guzmán es Jorge Milton Cifuentes Villa, quien presuntamente gestiona 54 empresas, entre ellas, una red financiera con filiales en Ciudad de México, Miami, Madrid, Panamá, y una línea aérea, Lincandisa, en Quito.

“Además de las empresas, se mencionan algunas fundaciones filantrópicas como Salva la Selva y Bienestar para el Porvenir, cuyas sedes no se especifican, así como una empresa en Uruguay llamada Genética del Sur”.

El 22 de septiembre de 2011 apareció un artículo en el sitio web del diario defeño que señalaba que en Colombia “La Policía Nacional ocupó 301 bienes, entre casas, vehículos, fincas y lotes de tierras, que estaban a nombre de testaferros colombianos de Joaquín El Chapo Guzmán, del cártel de Sinaloa mexicano, en un vasto operativo contra las finanzas de los narcotraficantes… Entre los bienes afectados hay 255 inmuebles, 11 establecimientos comerciales, 33 establecimientos de comercio y acciones de un club de Bogotá, entre otros…”.

Sería interesante que la PGR creara un sitio web en donde aparecieran listados los negocios y propiedades de El Chapo que hasta el momento se han detectado, el valor comercial de cada uno de ellos y cuál ha sido su destino.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 14 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

México, un país sin utopías

1

En el bachillerato trabajé como escritor fantasma durante el curso de filosofía, sólo que como en aquel entonces no sabía lo que era un escritor fantasma y tampoco tenía la menor idea de que éstos cobrasen tanto dinero por su trabajo, no cobré un solo centavo por mi perversa y oculta actividad. Pero a cambio de eso gané algo que no se compra ni se vende en ninguna parte, y me refiero al gusto por la filosofía. Y si digo que me convertí en un escritor fantasma es porque hice el trabajo final de filosofía para mí y para muchos de mis compañeros de clase. Nuestro profesor era un sacerdote. El Padre L. Un hombre culto y carismático, que no sólo sabía mucho de filosofía, de psicología, teología y otros temas, sino que sabía lo más importante: enseñaba a aprender por uno mismo. A causa de los cursos del Padre L., sobre todo en lo que a los presocráticos se refiere, quise estudiar la carrera de filosofía. Sin embargo, cuando se lo dije a algunas personas, me dijeron que estudiar filosofía era una insensatez, ya que como filósofo terminaría siendo, como mucho, profesor universitario. De manera que realicé estudios “serios”, como estas personas me aconsejaron y, luego de dar muchos tumbos por la vida, y veinte años después, terminé siendo profesor universitario.

Pero volviendo al Padre L., lo cierto es que me tomó algún tiempo darme cuenta de que no había elegido estos dos libros (aparentemente contradictorios) para el trabajo final al azar, sino que quería confrontarnos a dos postulados opuestos que forman parte de lo mismo. Los libros eran El Príncipe de Maquiavelo, una obra crudamente realista, y Utopía, de Tomás Moro, la obra del idealismo por antonomasia.

 

2

MÉXICO se ha convertido en una fosa común desmesuradamente grande. Más de 27,500 asesinatos en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto; 24 cada día, 2 cada hora. La cifra nos sobrepasa. Y eso, sin contar el número de homicidios que no contemplan las cifras oficiales, ni a todos los desaparecidos que, seguramente, yacen bajo tierra o calcinados. Atroces imágenes en la prensa. La violencia es cotidiana y, de alguna manera, esperable; un día sin violencia sería una fábula. Las imágenes: cadáveres colgados de puentes peatonales (de la misma manera que en la Edad Media y en el Renacimiento temprano se colgaban las cabezas de los enemigos en las puntas de los árboles para ahuyentar a los bárbaros); dentro de coches y de camionetas, rociadas de balas, inertes cadáveres perforados y ensangrentados; a orillas de calles y carretras coches quemados y abandonados; y, por si esto no fuera ya estremecedor, cuerpos mutilados, degollados y decapitados en todas partes. Una violencia desmesurada, una brutalidad. Alcaldes, periodistas, extranjeros, gente común y corriente; nadie se salva, todos pueden convertirse en blancos de la violencia, de la perversidad. Matar por matar, a un ser humano, a diez, a cincuenta, ¿qué más da? Acabar de un chispazo con el milagro de la vida, y hacerlo con una vehemencia feroz. El individualismo, la falta de interés por el bienestar ajeno, la nulidad de emociones de los criminales es desgarradoramente desconcertante. El regreso a la estupidez, el retorno a la barbarie. No hay cultura, ni educación, no hay arte posible para humanizar a estos deshumanizados seres que han perdido su compasión. Las almas muertas no hacen sino engrosar esas cifras que se convierten en estadísticas dentro de las páginas de los diarios. Porque se han convertido sólo en eso: en cifras, fríos números sin nombres, sin historias, sin rostros. Números oficiales y números de cálculos extra oficiales. De tanto escuchar y ver las mismas noticias; los asesinatos y las desapariciones, nos hemos habituado, nos hemos todos insensibilizado. Los gobernantes hacen alianzas con los criminales u optan por la demagogia: «Combatiremos a la delincuencia con mano dura»; «No daremos marcha atrás en la lucha contra el crimen organizado». Palabras vacías. Palabras que se lleva el viento. ¿No dicen que a grandes males, grandes remedios?, pero aquí sólo hay grandes males y remedios insuficientes. ¿Qué tiene que pasar para que el gobierno y las fuerzas del orden público limpien sus letrinas y se pongan a actuar de verdad?

 

3

Resignada parece la sociedad al enriquecimiento ilícito de tantos políticos incapaz de hacer nada. Junto con las noticias sobre la violencia, nos enteramos de las riquezas que, mientras los criminales se matan y la sociedad lucha por vivir en un país que nada más no levanta (o que levanta sólo para algunos), esos políticos acumulan más dinero y bienes a su patrimonio y, por si fuera poco, quedan impunes. Son la indiferencia y el urgente deseo por enriquecerse, los dos signos más abyectos de nuestro tiempo. La sociedad se cae dentro de un precipicio ético. El que pudiendo enriquecerse no lo hace, el que tiene amigos en el gobierno y no consigue contratos, el que no busca el bienestar económico, el que no pone al dios dinero por encima de otros dioses, es un estúpido. Ya nadie confía en los políticos, se han convertido en una clase despreciada por todos. Pero no les importa, los políticos, desde siempre, siempre han sido cínicos. A su retiro se van a administrar sus fortunas, a vivir como reyes con el dinero que otros ganaron. No hay arrepentimiento, no hay conciencia; sólo voracidad y cinismo. Y los pocos honestos, son asesinados o detenidos, no vaya a ser que arruinen el lucrativo negocio de la política.

Soborno, malversación, tráfico de influencias, abuso de funciones, enriquecimiento ilícito, blanqueo de capitales, encubrimiento, obstrucción de la justicia, corrupción política, trato de blancas; es claro que no sólo los políticos son responsables de la corrupción, lo somos todos los mexicanos, la sociedad en general. De una manera u otra, todos participamos y toleramos esa forma de vida. ¿Quién no ha sobornado a un policía? ¿Quién no ha pagado por un trámite? ¿Quién no ha tolerado que sus gobernantes le roben? ¿Quién no se ha conformado con el gobierno mediocre que tiene? ¿Quién ha acusado de corrupto a un amigo o al padre de un amigo, que todo el mundo sabe que se ha enriquecido con un cargo público o de la obtención de un concurso público amañado?  

¿Es posible detener la corrupción cuando ha llegado a esta magnitud? No lo sé, pero hay que empezar pensando que sí. Las utopías de hoy, son las realidades del futuro.

 

4

Estamos divididos. La sociedad mexicana siempre ha estado fragmentada. Desde la conquista. La independencia fue el primer gran sueño utópico; la llevaron a cabo los criollos y, como siempre, los indígenas pasaron de ser explotados por la corona, a ser explotados por los criollos. La revolución fue el segundo gran sueño utópico; al final sólo se cambió una tiranía por otra. La realidad es ésta, por más que contradiga la otra cara del mexicano, la del hospitalario, el amable, el generoso, que también lo es. Los mexicanos somos buenas personas, pero nos metemos el pie entre nosotros. Hay un desprecio generalizado de unos por otros. “Güeritos” y “morenitos”. “Hijos de papi” y “nacos”. “Hijos de españoles y europeos” y “mestizos”. Los “de coche” y los “de a pie”. Los “políticos” y los “ciudadanos”. Los “poderosos” y los “pordioseros”. Los “cultos” y los “incultos”. Los “ricos de siempre” y los “nuevos ricos”. Los de arriba explotan a los de abajo, los de abajo roban y matan a los de arriba. Todos están resentidos. Las élites culturales dicen quien puede formar parte de ellas y quien no. Siento escribir esto: México, como nación, no es una nación unida, en el país imperan el odio, el menosprecio y el resentimiento. En México ya no se valora el trabajo, se valora el dinero. Y eso explica en gran medida el descontento social y la violencia que se ha generado. Los mexicanos (buscando siempre mostrar nuestros orígenes extranjeros) somos malinchistas. No somos ni nacionalistas, ni patriotas. El enemigo de México es su clascismo, su falta de unidad, la ineficacia y corrupción de su gobierno. No podemos convivir en paz entre nosotros mismos, porque los mexicanos estamos en guerra.

 

5

La utopía consiste en el rechazo de la realidad actual y en la construcción imaginaria de otro lugar mejor, que muchas veces está ubicado en un tiempo mejor. La utopía permite confrontar la realidad actual con esa realidad alternativa. Y esa comparación debería de permitir encontrar una mejor realidad, ajustada a las circunstancias y al contexto actual. Las sociedades prehispánicas han sido idealizadas. No obstante, no constituyen las sociedades perfectas en las que a veces se piensa y, sin embargo, el pasado, con esa alegoría que ilumina a las sociedades primitivas, son necesarias para recuperar el presente y perfilar un futuro (tomar lo mejor del pasado y actualizarlo). El problema de vivir sin utopías consite en la falta de una verdadera visión de pasado, presente y futuro.

La utopía moderna siempre ve hacia delante y pone los sueños en una vida colectiva mejor.  

En su ensayos titulados Las cinco grandes utopías del siglo XX, el escritor Pedro Paunero escribió que «en la mayoría de las utopías o distopías, los ciudadanos están inmersos en un socialismo marcado por la igualdad y la negativa a acumular riquezas materiales, la tolerancia religiosa, la agricultura como el trabajo más deseable, los sabios como detentadores del poder (el gobierno de los mejores) y la uniformidad en las vestimentas y la educación». La utopía moderna aspira a lo mismo, pero en un contexto dentro del cuál se tiene claro que las utopías totalitarias, de izquierda y de derecha, tuvieron estrepitosos fracasos y sólo condujeron a la creación de sociedades controladas que vivieron vidas infelices. La utopía moderna no propone una sociedad igualitaria, sino una más libre, basada en los principios de felicidad individual y, al mismo tiempo (lo uno debería llevar a lo otro), de la felicidad social a la que toda utopía debe aspirar.

 

6

«La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces, para qué sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar», escribió ese soñador de mundos mejores que fue Eduardo Galeano.

Me temo que los políticos y los partidos políticos, de tan ocupados que están en obtener nuevos puestos y en dar puestos a sus amigos más leales, en ganar elecciones, en repartir espejitos y espejismos a la población y en ajustar sus sueldos de acuerdo al incremento de los precios de sus lujos, no tienen tiempo para construir utopías.

México es un país sin utopías. O, mejor dicho, México es una distopía.

Tal vez, a muchos políticos les hubiera venido bien un maestro de filosofía como el Padre L., que no sólo les hubiera enseñado a aprender filosofía, sino que les hubiera recomendado la lectura de algunos pensadores utópicos aunque, como yo, hubieran tenido que volverse escritores fantasmas en lugar de funcionarios fantasmas.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 08 de Enero 2016 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El medio ambiente en las relaciones entre México y la Unión Europea

Una breve historia

La historia de la colaboración entre México y la Unión Europea empezó realmente en 1997, con la firma de «Los Acuerdos de Partenariado Económico y de cooperación política». Estos acuerdos entraron en vigor en el año 2000 y sus temas principales fueron el diálogo político, el comercio y la colaboración. Desde entonces existe una zona de librecambio entre México y la UE.

Desde 2008, México es unos de los dos países más grandes de América Latina que trabajan en colaboración con la UE. Pero es importante hacer notar que la cooperación entre se incrementa con el tiempo. En efecto, en 2010, otros acuerdos se han concluido, particularmente en materia de cambio climático, desarrollo sostenible, paz, seguridad y lucha contra la criminalidad, democracia, derechos humanos y educación.

¿Y ahora qué sigue?

El último 12 de junio, Europa y México se encontraron para reforzar más la colaboración. Durante esta cumbre, los temas visitados en 2010 fueron discutidos nuevamente para logar una modernización que correspondiera a la realidad de 2015.

Ahora hagamos un análisis más profundo sobre nuestro tema principal: la protección del medio ambiente en las relaciones UE-México. Por empezar, es importante saber que el medio ambiente es una cuestión que tenemos que debería de pensarse a nivel internacional y, frente a este hecho, los países tienen que hacer grandes reuniones, como la COP21 que será en Paris a principios de diciembre de 2015, en la cuál el papel de México en la UE al respecto del medio ambiente será relativamente ambicioso.

Un reparto de tecnología, información y peritaje fueron discutidos en 2010, así como otras políticas comunes que tienen como finalidad reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Las consecuencias

Hay que saber que México ha sido considerado como unos de los países los más contaminados del mundo durante muchos años. Por ello la UE no ha querido esperar más para reflexionar sobre la cuestión. En 2008, el Instituto Nacional de Ecología de México decía que de continuar por esta vía, habría una disminución de las precipitaciones de 20% y un calentamiento general de 4 grados Celsius para 2080. Aunque parezca lejos a primera vista, será de hecho un gran cambio el que se anuncia. Pero no es únicamente un problema de grados de calentamiento, sino el riesgo del aumento del nivel de aguas. 

Por otra parte, es importante señalar que luchar a favor del medio ambiente es también un desafío de tipo ético porque la capacidad de las generaciones futuras a vivir correctamente y sin problemas depende de nuestra manera de gestionar la planeta hoy. Podemos dejar esta situación por nuestros niños?

Las medidas tomadas:

¿Cuáles son las medidas que se han tomado para luchar contra la contaminación del medio ambiente? Afortunadamente, en la Unión Europea ya han sido tomadas algunas medidas desde hace varios años y existen varios subsidios para promoverlas. Un ejemplo de es la separación de residuos que favorece un modo de vida ecológico. O la construcción de nuevo tranvía que permita reducir los emisión de gas de efecto invernadero. Desgraciadamente México está muy atrasado en estos temas.

En Europa también hay complicaciones por el hecho de no tratarse de un Estado, lo que hace difícil la toma de medidas directas, ya que los Estados miembros tienen primero que estar de acuerdo. Es por eso que la políticas son decididas en las grandes líneas a nivel europeo.

Algunos ejemplos de los objetivos que se han trazado los Estados miembros de la UE son:

  • Reducir en 40% las emisiones de gas de efecto invernadero (en comparación con 1990).
  • Utilizar 27% de la energía total en energías renovables
  • Aumentar la eficiencia energética en un 30%.

Los temas abordados son más o menos los mismos: favorecer los mercados "verdes", propagar la toma conciencia de la educación ambiental, aumentar el número de transportes públicos, amparar algunas zonas con naturaleza para preservar la biodiversidad (con el programa "Natura 2000") y la gestión de productos químicos (elaborado por el programa "REACH").

¿Qué podemos hacer?

En un nivel más individual, en Europa o México, podemos intentar muchas cosas para conseguir la protección del medio ambiente. A continuación algunos ejemplos:

- Recolectar el agua pluvial. Por ejemplo, un grupo de alumnos de la Universidad Tecnológica de Querétaro ha creado un sistema inspirado en el maguey para  hacer una purificación del agua con un filtro creado con  arena y grava. Pero puede y también utilizarse el agua pluvial sin filtro únicamente por el váter.

- La permacultura: necesita de mucho de tiempo, pero es una manera de ser autosuficientes; el objetivo es hacer una gran producción en un pequeño lugar con el respeto del medio ambiente. Es posible.

- Disminuir el consumo personal y familiar de la energía: por ejemplo, apagar la luz cuando no se está en una habitación, disminuir la luminosidad del teléfono móvil o de la tableta, apagar la televisión en lugar de dejarla suspendida.

- Comprar productos con el menor embalaje posible, porque éste suele utilizar demasiados materiales inútiles: papel, cartón, plástico, etcétera. Es importante también comprar productos locales, debido a que necesitan menos de carburantes para la transportación.

Un grande cambio se puede lograr

Todas estas posibilidades, si se consiguieran, podrían tener un impacto significativo y positivo sobre nuestro medio ambiente. Ya sea en Europa o en Mexicana, somos ante todo ciudadanos del mundo y lo tenemos que cuidar.

Si bien las políticas públicas pudiesen ayudar a lograr este gran objetivo, la toma de conciencia debe empezar por los ciudadanos.

Por Adrien Buono, Bélgica

Fecha: 
Miércoles, 06 de Enero 2016 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Fracaso del chavismo

Si yo fuera venezolano en vez de mexicano tendría 61.22% más probabilidades de estar desempleado, 53.66% más probabilidades de morir durante mi infancia, 270% más probabilidades de morir asesinado y 300% más probabilidades de enfermar de VIH/SIDA.

Si viviera en Venezuela en lugar de México ganaría 12.82% menos dinero, usaría 67.01% más electricidad, consumiría 11.86% más petróleo, moriría 2.7 años antes y mis probabilidades de ir a la cárcel serían 22.43% menores, lo cual no estaría mal si fuera un delincuente.

Un venezolano consume tanto petróleo que su país emite cada año 6.95 toneladas métricas per cápita de dióxido de carbono (CO2), cantidad 184.84% mayor que las 3.76 toneladas métricas per cápita que produce un mexicano. Las emisiones per cápita de CO2 de Venezuela son superiores a las que se registran en países tan contaminados como China (7.6 toneladas) e India (1.8 toneladas).

Si viviera en Venezuela vería como los gastos militares del gobierno equivalen a 1.21% del producto interno bruto (PIB), porcentaje similar al que gasta el gobierno chino y arriba de los que se registran para Japón (1.0%), Alemania (1.1), Italia (1.1%) o México (0.62%).  

En 2014 la economía de Venezuela cayó 4.0% mientras que la de nuestro país creció 2.2%, la inflación (precios al consumidor) en el país sudamericano fue de 62.2% y en México del 4.0%.

En suma, si yo viviera en Venezuela vería con envidia a México y soñaría con vivir en este país. Y no es que los mexicanos tengamos fáciles las cosas o que nuestro país funcione de maravilla, pero de que estamos mejor que Venezuela no me cabe la menor duda.

Venezuela es hoy un país quebrado gracias en gran medida a la fallida Revolución Bolivariana por medio de la cual Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro trataron de llevar a su país hacia lo que el primero denominó “el socialismo del siglo XXI”.

Desde el 3 de febrero de 1999, día en que asumió la presidencia de su país, hasta el día en que murió de cáncer del colon, el 5 de marzo de 2013, Chávez presidió un gobierno casi dictatorial y populista que nacionalizó amplios sectores de la economía y ahuyentó la inversión privada local y trasnacional. Gracias a los petrodólares que a su país le dejó el boom petrolero que el mundo vivió durante esos años pudo cometer sus locuras sin que la economía venezolana se viera seriamente afectada. Su inepto, represor y sanguinario sucesor, el hasta 1998 chofer de autobuses Nicolás Maduro, no le ha ido tan bien. Su pésimo manejo de la economía y el desplome de los precios del petróleo han golpeado terriblemente a las finanzas públicas de Venezuela y a los bolsillos de los venezolanos.

Por todo lo anterior no es difícil entender porque el chavismo y Maduro fueron derrotados en las elecciones parlamentarias realizadas el 6 de diciembre del año pasado mediante las cuales se renovó íntegramente la Asamblea Nacional, que es la única cámara que integra al poder legislativo federal de Venezuela.

De los 167 diputados que ese día fueron electos, 112 pertenecen a la coalición de partidos de oposición unidos en la denominada Mesa de la Unidad Democrática. Y ayer, después de 17 años de que los incondicionales de Chávez y Maduro asumieran el control de la Asamblea Nacional, ésta pasó a ser dominada por una mayoría antichavista que ahora deberá enfrentarse al presidente represor para tratar de corregir las locuras cometidas durante los últimos 17 años y evitar que el semianalfabeta gobernante cometa otras más.

El chavismo ha fracasado. El problema es que Maduro y sus chavistas no lo aceptan y nada garantiza que estos bolivarianos no traten de imponer con las armas lo que perdieron en las urnas.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 06 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1