Se encuentra usted aquí

marihuana

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cartas a Tora CXLIV

Querida Tora:

El portero anda muy activo. Ya te imaginarás por qué. ¿No? Pues porque quiere irse con la Flor (y su prima) a Acapulco. No quiere llevar a la prima, pero quién sabe lo que ella diga.

La idea le vino porque los vecinos empezaron a protestar de que el Seguro Vecinal estaba en muy malas condiciones: el piso era una porquería que ya ni lavándolo con ácido muriático se aclaraba, las persianas se estaban cayendo, la enfermera siempre estaba dormida y lo único que recetaba eran chiquiadores de ruda. Y le exigieron mejorar las condiciones generales del Seguro.

Al principio se negó, claro. Pero luego vió en eso la oportunidad de  hacer el anhelado viaje. Y, claro, pidió una cuota especial. Con tal de contar con un buen Seguro, los vecinos accedieron y algunos a regañadientes y otros con buena voluntad, la entregaron (Con excepción de los del 56, que como siempre están incróspidos, ni se enteraron de lo que les pedían).

Total, que en dos días (La Flor quiere irse de viaje ¡¡YA!!) empezaron los trabajos. Trajeron varias cajas de loseta, que nadie vió porque estaban cerradas; algo que parecían persianas, dos o tres estantes de diversas formas y bastante arruinados, un  sillón largo y negro que parece de psiquíatra de película, un banquito, tres macetas con ruda y otras dos con quién sabe qué plantas, que se veían muy sospechosas.

Era loseta en pedazos, que encontraron en alguna demolición. Debo decir que los que la instalaron (Los guaruras en sus ratos libres, que son la mayoría) hicieron un buen trabajo uniendo los pedazos, y aquello parece una alfombra oriental de muchos colores. Lo que parecía persianas son persianas, pero también tuvieron que pegar las láminas; y no pueden abrirlas ni cerrarlas, porque se parten, Los estantes los pintaron de negro, porque así no se notan las imperfecciones. El sillón es para el uso exclusivo del portero cuando necesite sus cuidados paliativos, y es nuevo. Y las macetas las colocaron junto a la ventana, donde les de el sol y las puedan regar sin mojar nada. El aspecto en general es bastante bueno

Como ya te imaginarás, todo lo consiguió el portero a precios irrisorios, y hasta regalado. Lo único que pagó, y a buen precio, fue una de las macetas. Lo sé porque una noche le vinieron a cobrar; y como los que llegaban eran unos perfectos desconocidos, me fui a una ventana de la portería y me enteré de todo. Me da pena que abuse de los vecinos, pero pensé que, con todo y todo, el Seguro Vecinal estaba mucho mejor que antes. Y me dije “Bienvenido que los estafen, si con eso mejoran su vida”.

Me equivoqué de medio de medio (No sé cuáles son esos medios). Al día siguiente de la instalación varios vecinos fueron  a quejarse de dolor de cabeza o de estómago; y uno dijo que le dolía el corazón. ¿Y sabes lo que la enfermera les dió? Chiquiadores de ruda. Según dijo, no había alcanzado para más medicinas que las tres macetas y una hierba del sapo, que es muy buena para bajar de peso. La señora esa que bajó 100 kilos y luego los volvió a subir vino corriendo; pero las dosis que le ha dado no le han servido de nada. Entones la enfermera, con mucho misterio, le dio unas hojitas de la maceta que había costado tan cara: le dijo que la pusiera a secar, que la machacara y que la metiera en un papel de cigarro y se la fumara…

Justo lo que te imaginas. Era marihuana. Al que le dolía el corazón le dió como para tres cigarros. Ninguno de ellos se ha curado, pero por lo menos se pasan las tardes tranquilos, viendo visiones que luego comparan entre sí, a ver quién las tuvo más bonitas.

El portero y la Flor no se fueron a Acapulco sino a Los Cabos, que está mucho más lejos. Y volvieron muy contentos. Sobre todo la Flor, porque se empeñó en llevarse a la prima “para que la sustituyera cuando se sintiera muy cansada”. Lo que ocurrió todos los días, porque ella se iba desde temprano a nadar, y regresaba arrastrando la lengua (Es un decir, por supuesto). La prima también volvió muy contenta, porque era la primera vez que viajaba en avión; pero el portero tuvo que ir al Seguro por sus cuidados paliativos.

En fin, la vida sigue sin mayores novedades. En la azotea tampoco ha pasado nada digno de mención, salvo que la gatita rubia ya está otra vez embarazada. Pero eso, en realidad, no es novedad.

Te quiere

Cocatú

Fecha: 
Viernes, 16 de Agosto 2019 - 13:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Viernes, 16 de Agosto 2019 - 15:15
Fecha C: 
Sábado, 17 de Agosto 2019 - 04:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Debatamos no sólo sobre el uso de la mariguana

Las secretarías de Gobernación y Salud lanzaron ayer la convocatoria a un “amplio debate sobre el uso de la marihuana en México” (la Academia Mexicana de la Lengua señala que “las formas marihuana y mariguana son correctas. La forma marihuana se prefiere en el uso culto de todos los países hispanohablantes. Por su parte, mariguana es menos frecuente y sólo se emplea en México y algunos países centroamericanos. La forma marijuana es incorrecta”. Personalmente prefiero el uso del término mexicano).

El debate se realizará en cinco foros regionales: 1. Salud Pública y Prevención, Región Sureste, Tercera Semana de enero de 2016; 2. Ética y Derechos Humanos, Región Noroeste, Primera Semana de febrero de 2016; 3. Aspectos económicos y de regulación, Región Norte, Tercera Semana de febrero de 2016; 4. Seguridad Ciudadana, Región Centro, Primera Semana de marzo de 2016, y; 5. Salud Pública y Prevención, Ética y Derechos Humanos, Aspectos económicos y de regulación, Seguridad Ciudadana, Distrito Federal, Tercera Semana de marzo de 2016.

Para proporcionarle a los interesados más información sobre el tema, el gobierno lanzó ayer el sitio www.gob.mx/debatemarihuana en donde se anotan: los objetivos del debate, datos relevantes sobre la regulación de la mariguana en diversos países y en México, prevalencia del uso de esta droga en México, número de egresos (número de pacientes) hospitalarios por trastornos mentales y del comportamiento debidos al uso de la mariguana, y diversas investigaciones científicas relacionadas con consumo, derechos humanos, desarrollo económico, uso terapéutico, regulación, salud pública, seguridad y sistema penitenciario.

Ahora bien, al analizar las investigaciones científicas sobre el consumo encontré que la mayoría de los estudios incluidos tienen que ver con los efectos nocivos de la mariguana, lo cual es apropiado. Sin embargo, brillan por su ausencia estudios que comparen dichos efectos con los que producen otras drogas ilegales y legales como son el alcohol, el tabaco y muchos medicamentos que pueden adquirirse con o sin receta médica.

Por ejemplo, no vi el el artículo titulado “Desarrollo de una escala racional para evaluar el daño que causan las drogas que tienen el potencial de ser indebidamente usadas” que se publicó en la edición del 24 de marzo de 2007 de The Lancet, la respetada y prestigiada revista británica especializada en medicina, que puede verse en http://www.beckleyfoundation.org/bib/doc/bf/2007_David_211305_1.pdf, cuyos autores son cuatro prestigiados investigadores bitánicos.

Este artículo fue motivo de mi columna del 14 de agosto de 2013 y en él anoté la calificación que las 20 drogas incluidas en la investigación obtuvieron en cuanto al daño físico (DF) y social (DS) que causan así como su potencial adictivo (PA), siempre en una escala de 0 a 3, en donde 0 es lo mínimo y 3 lo máximo.

Heroína: DF: 2.78; PA: 3.00; DS: 2.54

Cocaína: DF: 2.33; PA:2.39; DS: 2.17

Barbitúricos: DF: 2.23; PA: 2.01; DS: 2.00

Metadona callejera: DF: 1.86; PA: 2.08; DS: 1.87

Alcohol: DF: 1.40; PA: 1.93; DS: 2.21

Ketamina: DF: 2.00; PA: 1.54; DS: 1.69

Benzodiacepinas: DF: 1.63; PA: 1.83; 1.65

Anfetamina: DF: 1.81; PA: 1.67; DS: 1.50

Tabaco: DF: 1.24; PA: 2.21; DS: 1.42

Buprenorfina: DF: 1.60; PA: 1.64; DS: 1.49

Cannabis (Mariguana): DF: 0.99; PA: 1.51; DS: 1.50

Solventes: DF: 1.28; PA: 1.01; DS: 1.52

4-MTA: DF: 1.44; PA: 1.30; DS: 1.06

LSD: DF: 1.13; PA: 1.23; DS: 1.32

Metilfenidato: DF: 1.32; PA: 1.25; DS: 0.97

Esteroides anabólicos: DF: 1.45; PA: 0.88; DS: 1.13

GHB: DF: 0.86; PA: 1.19; DS: 1.30

Éxtasis:  DF: 1.05; PA: 1.13; DS: 1.09

Alkyl nitritos (poppers): DF: 0.93; PA: 0.87; DS: 0.97

Khat: DF: 0.50; PA: 1.04; DS: 0.85

¡Bienvenido sea el debate sobre el uso de la mariguana! Y ya que estamos debatiendo, ¿no sería conveniente hacerlo sobre el uso de las demás drogas legales e ilegales y la manera de abatir los crecientes volúmenes de consumo de alcohol y tabaco en nuestro país?

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 13 de Enero 2016 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Sí... a la mariguana

El día 9 de noviembre del 2015 fue publicado en este portal, un artículo escrito por Antonio G. Trejo, titulado “No…a la mariguana”. El presente texto pretende responder a algunas de las cuestiones planteadas en el mencionado artículo, y que desde mi óptica contiene profundos problemas de coherencia en la argumentación.

Sobre la reciente sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que ampara a cuatro personas para permitirles la producción y consumo de mariguana, Antonio G. Trejo sostuvo que: “lo que el ministro Zaldívar y los miembros de SMART pretenden, con razón o sin ella es una aberración, pues si bien sus argumentos son legales, también son poco prácticos y egoístas, pues solo denotan la satisfacción de sus ambiciones, están fuera del contexto y los lineamientos que rigen a una sociedad” [énfasis añadido].

Llama la atención la afirmación. Se dice que la resolución es una “aberración” y no se ajusta a los “lineamientos que rigen a una sociedad”, pero el problema es que nunca nos explica ¿Cuáles son esos lineamientos que rigen a una sociedad? y parte de la insostenible premisa de asegurar que la sociedad mexicana tiene un consenso indiscutible de “nuestros lineamientos”, como si en realidad fueran tan obvios –los lineamientos sociales- que no existe duda alguna sobre ello. Adicionalmente, el argumento olvida que vivimos en sociedades en donde la pluralidad es un rasgo característico de la convivencia, y donde se generan en todo momento profundos desacuerdos razonables sobre cuales sobre cuáles son las "mejores" formas de vivir en sociedad.

Me parece que el prohibir el consumo de drogas como la mariguana, es una determinación normativa que conlleva una idea "paternalista" de los derechos, una intromisión indebida a la esfera de libertad de acción de cada individuo. La pregunta a responder entonces es si ¿Debe permitirse la existencia de normas de tipo "perfeccionista"?

En la tradición del liberalismo político, están conectadas varias ideas que representan las razones excluidas para limitar una libertad, entre ellas se encuentra el "no perfeccionismo", es decir la no existencia de un ideal moral del bien público. El Estado no puede imponer un solo modo de vivir por más “justo” que le parezca, esa no puede ser la función de los Estados democráticos contemporáneos.

La idea que subyace del pensamiento liberal de los derechos humanos es el principio de dominio propio, es decir no se debe considerar a las personas como simples colecciones de preferencias, sino la idea moral fundamental que debe prevalecer es la que defiende que nosotros somos "propietarios" de nuestra propia persona.

Ahora bien,  Antonio G. Trejo,  afirma sobre la mariguana que en la SJCN “se han olvidado que es un problema de salud que tiene una profunda y marcada repercusión social”. Este argumento estalla en las manos, en realidad justamente el proyecto elaborado por Zaldivar, asume que el problema es un asunto de salud pública, y que por tanto cualquier esfuerzo por combatir el consumo debe ser desde ese ámbito y no criminalizando a los consumidores, es decir, si aceptamos la idea de que el problema de la mariguana es de salud pública y no del derecho penal o de la lógica del castigo, entonces defenderemos la idea de legalizar el consumo (perspectiva de derechos humanos) y tratar la cuestión con políticas públicas de salud.

En contrario, la lógica prohibicionista asumida por G. Trejo, tiene un punto ciego, pues tendría que responder a  la siguiente pregunta: si afirmamos que debemos prohibir el consumo de mariguana porque “atenta contra la salud de los adolescentes y los jóvenes” ¿estaría usted de acuerdo entonces en prohibir el consumo de alcohol, cigarro y de todo aquello que consideremos dañino o moralmente reprochable para vivir en una sociedad? ¿Estaríamos dispuestos como personas a conceder ese poder de decisión sobre nuestros modos de vida a los gobernantes? ¿Bajo cuáles criterios  se justifica  prohibir solo sustancias como la marihuana, excluyendo a otras como el alcohol y el cigarro? Además, cabe cuestionarnos si esos criterios elegidos serán suficientemente legítimos en una sociedad democrática para limitar un derecho de libertad.

Finalmente Antonio G. Trejo pregunta: ¿qué sucederá cuando otro grupito SMART o el equivalente pida la legalización de: la heroína, anfetaminas, cocaína, analgésicos derivados del opio, drogas sintéticas, bebidas energéticas, etcétera? Bien, quizá ese día entendamos que  el problema de las drogas es un problema de la salud pública que defiende los derechos humanos de los usuarios y favorece el control del mercado de las drogas por parte del Estado, y también empecemos a formar una ética social que considere  al adicto como enfermo y no como delincuente, a reconocer plenamente los derechos del usuario que  es adicto, incluido el derecho a consumir.

Al margen de los aquí expresado, resalto que la amplitud de esta discusión nos permite formular desde distintos ámbitos las posturas existentes. La importancia de los debates que implican la determinación de "los buenos y malos modos de vivir" de una comunidad, son de carácter capital, son esenciales como forma de participación y resultan indispensables para el desarrollo de una ciudadanía sólida que debe participar en las decisiones más importantes de nuestra vida política: nuestros derechos y libertades.

Fecha: 
Jueves, 12 de Noviembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Ministros marihuanos

En realidad, el debate sobre la despenalización de la marihuana no es nuevo en nuestro país. Lo planteó por primera vez en la arena política el partido Democracia Social hace 15 años y a lo largo de este tiempo ha sido retomado por diversas organizaciones. Sin temor a exagerar, la demanda por una marihuana legal divide a las organizaciones de izquierda de las otras, a las visionarias de las conservadoras y a los que creemos que los adultos pueden tomar sus propias decisiones acerca de su cuerpo de los que creen que debe haber una tutela del Estado hasta en las recámaras.

Ahora el debate ha llamado la atención de la ciudadanía por dos razones: en primer lugar, porque la marihuana ha demostrado ser un buen negocio legal en los Estados Unidos y, en segundo, porque la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) prevé discutir el tema hoy. La propuesta del ministro Arturo Zaldívar podría abrir paso a la legalización del consumo y cultivo personal de mariguana para uso recreativo en el país. El texto de la ponencia señala que la prohibición del consumo personal de marihuana con fines lúdicos “es inconstitucional".

Las opiniones no se han hecho esperar. Con buen sentido de la oportunidad, el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, declaró a la ciudad de México lista para trabajar con la marihuana de uso medicinal. Pero el debate no es ese; la disputa es si las personas pueden comprar, vender, sembrar o consumir la marihuana sin ser perseguidos por la ley. Fieles a su tradición conservadora, el PRI, el PAN y MORENA se declaran listos para iniciar un debate público, que es el camino que usan para deshacerse de los temas que no les gustan. El PRD, que a veces es prohibicionista y otras no, ha declarado estar acuerdo con la legalización. Otras opiniones, como la del Bronco (alias Jaime Rodríguez) los pintan de cuerpo entero: “quienes consumen drogas se vuelven locos.” Esta declaración recuerda la de su casi hermano gemelo, Andrés Manuel López Obrador, en febrero de 2014: el debate sobre la marihuana es “una cortina de humo”. Ni idea del tema.

La legalización de la marihuana, así, sin calificativos como “para uso medicinal” o “sólo para uso personal” no es un asunto para encuestas o votación, es un asunto de derechos: ¿tienen derecho los adultos a consumir drogas? La respuesta debería ser sí, por supuesto. Los muertos y la violencia por las drogas no son causados por el consumo, sino por la prohibición. Prohibición que cada vez parece más estúpida.

Necesitamos legalizar la marihuana y abrir paso para todas las otras drogas. Esto seguramente no terminará con el crimen organizado, pero evitará más pérdidas de vidas por esta causa. A ver si una generación de políticos marihuanos se pone la pila y termina con esa prohibición idiota. 

Fecha: 
Miércoles, 28 de Octubre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La moda verde

“Verde, la esperanza amada” era un verso del poema que en mi primaria recité en un festival de fin de año. ¡Qué lejano estaba el día en que ese color se ligara con lo peor de la corrupta partidocracia que hoy nos gobierna!

Con características positivas y negativas, los partidos grandes tienen su razón de ser y de una manera o de otra contribuyen a formar gobierno, ya lo comentamos en una entrega anterior.

De los partidos nuevos no puedo opinar hasta ver sus resultados. Pero el Partido Verde me llena de pena ajena ya que reúne lo peor de todos y le agrega lo suyo propio.

El simbolismo que se le puede dar al color verde cubre una gama tan amplia que abarca aspectos imaginables: moral, sentimental, emocional… y en verdad es un desperdicio la manera en que lo utilizan.

Su “Declaración de Principios” merecería un 10 de calificación si se tratase de un trabajo final de un niño de secundaria; se esperaría mucho más de un grupo de personas que aspiran a gobernarnos.

No alcanzo a recordar el número de veces en que les fueron rechazados sus Estatutos, pues los fundadores lucharon cuanto pudieron por conservar el control de partido, ya que es un negocio familiar.

El mayor daño que han hecho a la estructura legal de nuestro país es la reducción de la edad necesaria para formar parte del Senado de la República.

Desde las más antiguas formas de gobierno se ha reconocido a la experiencia como uno de los mayores valores culturales. Griegos, sumerios, egipcios, otomíes, mohicanos y casi cuantos pueblos civilizados recordemos, han dado a su consejo de ancianos la importancia debida para aprovechar la sabiduría que da la edad; misma que el PV se ha encargado de suprimir en nuestro Senado.

Si verdaderamente quisieran elevar el nivel de los debates trabajando por lo que se alcanza a deducir de su Declaración de Principios podrían meditar en las propuestas contenidas en la Encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco y enriquecer sus Principios, comprometiéndose a seguirlos; aplicándose de inmediato a cuantas acciones indispensables y urgentes se requieren en nuestro medio ambiente: recuperación de aguas pluviales, recarga de mantos freáticos, potabilización de lagos, conservación de nuestras reservas de la biosfera, como las de las mariposas Monarca, humedales, arrecifes coralinos, explotación racional de los bosques persiguiendo talamontes, educando y financiando la reforestación, promoviendo energías limpias, ofreciendo buena vida a los animales de circo sin condenarlos a muerte, proteger especies en peligro de extinción, promover los safaris fotográficos, la simple observación de aves y todo lo que les inspire al menos la lectura de la encíclica

Las actuaciones y propuestas verdes demuestran que, al igual que todos, lo que buscan es poder y dinero. Miembros honestos han denunciado a sus propios dirigentes. Les importa muy poco respetar la ley, reciben multa tras multa sin rectificar sus actuaciones. Esas multas se pagan con el mismo dinero que reciben de administraciones oficiales y muy bien calculan que el resultado en votos les dejará más que lo que les cobren. No les importa utilizar materiales no reciclables en su propaganda. Untan las manos de quienes estén dispuestos a mensajear en su apoyo. Se comprometen hasta la ignominia con tal de seguir promoviéndose con impunidad.

Se dicen partidarios de la vida y apoyan la pena de muerte, buscan prohibir las cuotas en las escuelas sin donar parte de sus exorbitantes prebendas para satisfacer esas necesidades que se autofinancian las escuelas descobijadas del presupuesto, ¿en qué quedamos?

Dice el Apocalipsis 3, (15-16) 15 “Conozco tus obras: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente! 16. Pero porque eres tibio y no frío o caliente, voy a vomitarte de mi boca.” Para mí, Palabra de Dios.

El verde que en realidad les interesa es el de los dólares. “In Gold they trust” y lo buscan contra viento y marea.

La verde que les redituaría sería la marihuana. Que de una vez se definan, que sean congruentes con su actuación. Deberán ser los paladines de la legalización de la yerba, argumentos válidos existen: quien desconoce la historia corre el riesgo de repetirla. La peor época de gansterismo en Estados Unidos fue la de la prohibición, estamos reciclándola. Cigarro y alcohol causan mayores daños a la sociedad que la marihuana. Los impuestos a la droga repondrían la baja de precio del petróleo. La violencia tendría una reducción drástica. Sería factible regresar al ejército a los cuarteles en un plazo razonable.

Es la posición más viable para esta vergonzosa agrupación, les daría una personalidad propia, adecuada a la calidad que ha mostrado hasta hoy, si bien todos estos cambios tendrían que ser aprobados por las cámaras al menos les daría un sentido al dineral que reciben y de alguna manera retribuiría sus despilfarros.

La disyuntiva es o hacen algo que justifique su existencia, bueno o malo, como se quiera ver, o desaparecen.

Fecha: 
Jueves, 22 de Octubre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un primer paso hacia a la legalización

En diversas ocasiones he argumentado, tanto en este espacio como en otros medios impresos y electrónicos a mi disposición, sobre la conveniencia de legalizar y regular la producción, distribución, comercialización y consumo de todas las drogas que actualmente están prohibidas y son la razón de la fracasada guerra que contra ellas se libra alrededor del mundo desde hace décadas.

No expondré hoy nuevamente mis razones por la legalización de las drogas sino que comentaré en torno a la decisión que deberá tomar dentro de no más de dos semanas la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, integrada por los ministros José Ramón Cossío Díaz, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Jorge Mario Pardo Rebolledo, Olga ​Sánchez Cordero y Arturo Zaldívar Lelo de Larrea.

El 28 de octubre venidero, los cinco ministros arriba mencionados discutirán y aprobarán o rechazarán un proyecto presentado por Zaldívar que recomienda declarar inconstitucionales los artículos 235 (último párrafo), 237, 245 (Fracción I), 247 (último párrafo) y 248 de la Ley General de Salud.

Los artículos en cuestión pueden leerse en http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/tcfed/194.htm?s= y principalmente tienen que ver con “la siembra, cultivo, cosecha, elaboración, preparación, acondicionamiento, adquisición, posesión, comercio, transporte en cualquier forma, prescripción médica, suministro, empleo, uso, consumo y, en general, todo acto relacionado con estupefacientes o con cualquier producto que los contenga” y la prohibición en el territorio nacional de todo tipo de substancias psicotrópicas, entre ellas el opio preparado para fumar; la heroína, sus sales o preparados; cannabis sativa, índica y americana o marihuana, papaver somniferum o adormidera; papaver bactreatum; y erythroxilon novogratense o coca, en cualquiera de sus formas, derivados o preparaciones”. También prohíbe el uso de “otras substancias… cuando se considere que puedan ser sustituidas en sus usos terapéuticos por otros elementos que a juicio de la autoridad no originen dependencia”.

El proyecto del ministro Zaldívar, de ser aprobado por tres de los cinco integrantes de la Primera Sala de la Suprema Corte, ampararía a la Sociedad Mexicana de Autoconsumo Tolerante y Responsable (SMATR), la cual hace dos años solicitó al gobierno federal permiso para cultivar mariguana para el consumo recreativo. La Comisión Federal de Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) rechazó su solicitud y la SMATR promovió un amparo que primero fue rechazado por el Juzgado Decimoprimero de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal y luego por el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

El proyecto de Zaldívar menciona, entre otras cosas que “pertenece a la autonomía individual… la posibilidad de decidir responsablemente si desea experimentar los efectos de la sustancia”. El ministro hace eco de la mayoría de las opiniones vertidas por la comunidad científica mundial que afirman que el consumo de la mariguana “no supone un riesgo importante para la salud” siempre y cuando no sea de forma “crónica y excesiva” y que los efectos de consumirla son “menores o similares” a las que producen drogas no prohibidas como el alcohol o el tabaco.

De concederse el amparo se daría el primero de muchos pasos hacia la legalización de las drogas y, más importante todavía, hacia el fin de una guerra violenta y absurda que en México ha propiciado el auge de la delincuencia organizada, la pérdida de unas 90,000 vidas y la desaparición de poco más de 20,000 personas.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 19 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Una exportación en caída

De acuerdo a datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), el número de homicidios cometidos en 2011 fue de 22,852, mientras que en 2014 fue de 15,653. Esta reducción del 31.5% se dio durante los mismos años en que la mariguana fue legalizada en tres estados de la Unión Americana: Colorado, Oregón y Washington.

En 2014, la Patrulla Fronteriza estadounidense decomisó aproximadamente 862,000 kilogramos de mariguana cuando traficantes pretendían introducirla a Estados Unidos. Este monto es 24% menor de los más de 1.13 millones de kilogramos decomisados en 2011.

Un reportaje difundido en diciembre del año pasado a través de la cadena de radio y televisión estadounidense NPR señaló que hace dos o tres años un agricultor sinaloense vendía un kilogramo de mariguana a un precio que iba de los 60 a los 90 dólares. A finales de 2014 el precio se había desplomado hasta en un 55%, a entre 30 y 40 dólares el kilogramo.

La aparente baja en envíos de mariguana mexicana a Estados Unidos y la disminución del precio de la hierba producida en nuestro país confirma lo que los investigadores Alejandro Hope y Eduardo Clark pronosticaron en su reporte técnico intitulado Si los vecinos legalizan, publicado en octubre de 2012 por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO). En la conclusión de su reporte, Hope y Clark anotaron que “la posible legalización de la marihuana a nivel estatal [en Estados Unidos] podría provocar una disminución considerable de los ingresos por narcotráfico de las organizaciones criminales mexicanas. De materializarse, sería el mayor choque estructural sufrido por el narcotráfico en México desde el arribo masivo de la cocaína a finales de los años ochenta”. Ambos investigadores estimaron que la caída de los ingresos brutos por exportación de drogas de las organizaciones criminales mexicanas a Colorado, Oregón y Washington sería de entre el 23% y 30%, lo que indudablemente representa un duro golpe a los ingresos de los cárteles de narcotráfico.

Una de las razones que explica la caída en la demanda por la mariguana mexicana es que ésta no tiene la potencia de la estadounidense. La hierba producida en Estados Unidos es preferida por los consumidores porque contiene de 10% a 20% de TCH o tetrahidrocannabinol (que es la principal substancia psicoactiva de la mariguana), mucho más del 3% al 8% que contiene la que se cosecha en México.

En fin, mientras que en nuestro país el gobierno despilfarra grandes cantidades de recursos económicos, materiales y humanos para combatir a quienes producen, comercializan y exportan mariguana, en Estados Unidos cada vez son más los estados en donde es legal la producción, comercialización y consumo de la hierba para fines recreativos o medicinales. En ese país la mariguana genera cada vez más recursos para los erarios de los estados, en México su combate absorbe recursos que podrían tener mejor destino.

La mariguana, otro producto mexicano de exportación que va en caída. Si se legalizara en nuestro país como se ha hecho en Alaska, Colorado, Oregón y Washington, generaría empleos, riqueza y recursos para el gobierno federal.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 04 de Mayo 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De la violencia sin sentido a una verdadera política pública sobre las drogas

Después de la marihuana legal para fines recreativos en EU y de las reformas en Uruguay, la pregunta básica que nos debemos hacer es: ¿Dejamos el multimillonario mercado de drogas en manos de delincuentes o permitimos que sea regulado por el Estado?

Morelia, 15 abril 2015.- México y otros países de América Latina se encuentran en un momento de definiciones en que deben colocar cuestiones dolorosas, pero urgentes y necesarias para su futuro. Una de ellas dice respecto al cambio de su enfoque de política de drogas después de la introducción de la marihuana legal para fines recreativos en EU y de la legalización de la cadena productiva, de comercialización y consumo final en Uruguay . La pregunta básica que nos debemos hacer es: ¿Dejamos el multimillonario mercado de drogas en manos de delincuentes o permitimos que sea regulado por el Estado?

La respuesta a esta pregunta es un proceso que ya está en movimiento a nivel internacional y que tiene como punto de partida el hecho de que el paradigma represivo vigente en materia de política pública de criminalización de la producción, comercialización y consumo, , tanto a nivel internacional como nacional no ha dado resultados.

Al revés, ha transformado a los países productores- tanto México como Colombia son trágicos ejemplos-, en grandes focos rojos de violencia que consumen todo el presupuesto público en las tareas de represión y que, por consecuencia, no tienen los recursos presupuestales necesarios, ni las estructuras, para una política de salud pública de prevención y de tratamiento.

A este propósito recomiendo al lector de esta columna la lectura del informe sobre la materia de los ex-presidentes de Brasil, Colombia y de Mexico, Fernando Henrique Cardoso, César Gaviria y Ernesto Zedillo que encabezan la presidencia de la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia.

Tenemos que definir si queremos quedar en el pasado, perpetuando la política de la represión dura (que nos ha llevado a la violencia ciega de las últimas décadas), gastando los dineros públicos en armas, inteligencia militar, nuevos cuerpos de seguridad, nuevas cárceles y sin aportación de resultados durables, o si, en su contrario, nos subimos al tren de reformas sensatas y concretas de Uruguay, de Estados-Unidos, de Holanda, de Portugal y de las propuestas de la Comisión Latinoamericana sobre Drogas y Democracia.

Hoy por hoy, es evidente que las estrategias represivas que terminan en la muerte o prisión,  simplemente no son la solución, ni al consumo de drogas ni a los delitos menores relacionados con estas sustancias. Tenemos que encontrar una respuesta mejor. Tenemos que encontrar una respuesta más humana. Tenemos que encontrar una respuesta que permita mejores resultados, enmarcados en un paradigma jurídico respetuoso de la dignidad humana y del principio de la autonomía del sujeto, pero que permita al estado asumir plenamente sus funciones sustantivas .

Pero no es sólo el problema de la violencia que debemos usar para fundamentar la descriminalización y la legalización de las drogas. Dos otras variables deben ser analizadas: la  económica y la de salud pública.

Veamos la variable económica, a partir de los datos duros para México. Según el informe “El problema de las drogas en las Américas: estudios, la economía del narcotráfico” de la Organización de Estados Americanos (OEA) publicado en 2013, los cárteles mexicanos reciben ganancias anuales de entre 1, 000 y 2, 000 millones de dólares por la venta de marihuana en Estados Unidos (EE.UU.). Más de 60% de las ganancias de venta de drogas viene de las ventas al menudeo (cerca del 30% de su paso por países de tránsito, y menos del 1% proviene de las regiones donde se cultiva la marihuana o cocaína).

Ahora bien, estas ganancias no están contabilizadas en las cuentas nacionales, no están sujetas al régimen impositivo y alimentan la instalación de los círculos de corrupción del poder político así como, la adquisición del poder de fuego de los cárteles. Tal, ha permitido a los cárteles crear estructuras paralelas de “gobierno” o hasta suplantar al estado en ciertas regiones, instalando un control de terror y violencia en las mismas.

O sea, el actual status quo contiene todas las semillas de la transformación de estados funcionales y modernos en estados disfuncionales.  La legalización, eliminaría esta pendiente de fracaso y transformaría a los ingresos de las actividades legalizadas en un elemento de financiación del bienestar de las poblaciones, a través del sistema redistributivo derivado de los impuestos recabados.

Pero, existe una otra variable económica (y de seguridad) que nos debería llevar a defender la legalización. Al legalizar, eliminamos la primera causa de la competencia entre carteles de la droga que luchan por mercados que van disminuyendo con el avance del movimiento de legalización en las entidades federativas estadounidenses. Al eliminar esta presión por la competencia interna, podremos bajar los costes de la violencia, las pérdidas tanto materiales como en vidas humanas.

El informe de la OEA, arriba citado es muy claro, en el sentido de que uno de los posibles impactos de la legalización de la marihuana en Colorado y Washington es un aumento de la violencia entre cárteles en México. Las pérdidas por la legalización se distribuirían de forma diferente entre los cárteles mexicanos, el más afectado sería el Cártel de Sinaloa y el menos afectado el Cártel de los Zetas. Lo que abrió una ola de violencia en que los cárteles menos afectados atacan a los más golpeados con el fin de recuperar mercado y control de territorios en ambos lados de la frontera.

O sea, nos estamos matando aquí, en cuanto del otro lado de la frontera legalizan, porque los cárteles han tenido que cambiar su estrategia de mercado y dividirse entre sí el mercado mexicano. Ahora bien, si se hacen los cambios necesarios en la política de drogas en México, esta tendencia desaparecería. La legalización de la marihuana para fines recreativos en México, aumentaría el daño financiero de los cárteles, ante esto los cárteles no podrían reaccionar “mudando” su mercado minorista de EE.UU. a México, como algunas voces antilegalización dicen.

Cuanto a la cuestión de la salud pública, para aportar elementos concretos a este debate y hablar de los efectos positivos de la descriminalización sobre el control sanitario de la drogadicción pienso que se debe examinar el caso de Portugal, que es un ejemplo con más de diez años de implementación, citado y “exportado” a nivel mundial. Así, colocaríamos el control de la drogadicción en su debida ubicación: el de un problema de salud pública, con componentes epidémicas.

En vez de insistir en medidas represivas, que en el mejor de los casos resultan inefectivas, y contraproducentes en el peor, Portugal, un país pequeño conocido por su conservadurismo, su fuerte tradición católica y un reciente surgimiento como democracia, optó por un enfoque audaz que favorece políticas más humanas y eficientes.

Este nuevo enfoque implementado desde el 2000 (4), es considerado como referencia por la Comisión Mundial de Políticas sobre Drogas, fue objeto de un informe de seguimiento en el 2009 por el Cato Institute y de un estudio de fondo por la organización Open Society en el 2012 .

Al instalar el nuevo paradigma de la descriminalización en el centro de su política pública y como soporte doctrinal de su marco normativo en la materia, Portugal efectivamente aplica una de las recomendaciones centrales de la Comisión Global sobre Políticas de Drogas, a saber: “Acabar con la criminalizaión, marginalización y estigmatización de las personas que consumen drogas pero que no perjudican a otros… Reemplazar la criminalización y el castigo a personas que consumen drogas con el ofrecimiento de servicios de salud y de tratamiento para quienes los necesitan”.

Al trasladar el tema de la posesión personal totalmente para fuera del ámbito de la aplicación de la ley, y llevarlo al campo de la salud pública, Portugal ha dado al mundo un significativo ejemplo de cómo las políticas nacionales sobre drogas pueden operar para beneficio de todos.

En consecuencia, durante la década pasada, Portugal ha experimentado una significativa reducción de nuevas infecciones por VIH y de muertes relacionadas al consumo de drogas.

En lugar de languidecer en las cárceles, los consumidores dependientes de drogas en Portugal ahora reciben tratamiento efectivo y programas compasivos que los integran nuevamente a la sociedad. Incluso las fuerzas del orden se han beneficiado, en la medida en que la policía tiene ahora libertad para concentrarse en interceptar el tráfico a gran escala y a investigar y perseguir redes internacionales de traficantes. Como resultado, la seguridad pública se ha incrementado.

Así, cuando abrimos el debate para allá de la histeria pseudo moralizante  de algunos grupos que se oponen a la legalización y a la descriminalización, nos damos cuenta que la(s) respuesta(s), a este problema tan complejo, no debe sólo pensarse en términos financieros, si no también como problema de salud pública, desigualdad, violencia, y principalmente de derechos humanos.

O sea, el debate público, urgente y necesario sobre la posibilidad de regulación del consumo de drogas, en particular sobre la legalización de la marihuana pasa por una revolución coperniciana del acercamiento al problema social de las drogas. Pasa por un cambio de paradigma, en que se abandona el enfoque represor y se adopta una política de liberalización, en que la actividad de producción y de comercialización se integra al PIB nacional y, en que esta contribuye a través de la fiscalidad para el financiamiento de programas de desarrollo social, educación y políticas públicas de Salud para la prevención y tratamiento.

Referencias Bibliográficas

1.-ONU, Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes http://www.incb.org/documents/Narcotic-Drugs/1961-Convention/convention_..., enmendada por el Protocolo de 1971

2.- Código Penal Federal, Libro Segundo, Título Séptimo, Delitos contra la Salud, Capítulo I. De la Producción, Tenencia, Tráfico, Proselitismo y Otros Actos en Materia de Narcóticos, Art. 195 consultado en línea en la dirección: http://info4.juridicas.unam.mx/ijure/fed/8/218.htm?s=

3.-Para entender las diferencias entre descriminalización y despenalización, consultar Greenwald, G. (2009), Drug Decriminalization in Portugal; Lessons for Creating Fair and Successful Drug Policies [Descriminalización de Drogas en Portugal; Lecciones para Crear Políticas Justas y Exitosas sobre Drogas]. Instituto Cato, p. 2

4.-Ley No 30/2000 de 29 de noviembre de 2000. Portugal

Fecha: 
Miércoles, 15 de Abril 2015 - 13:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Desconocidos que afectan a México

José Alfonso Montalvo Martínez, Sandra Leticia Robledo Magaña, Anuar González Hemadi, Antonia Herlinda Velasco Villavicencio, José Guadalupe Hernández Torres, Félix Dávalos Dávalos y Rosalía Isabel Moreno Ruíz. Estos nombres son desconocidos para la mayoría de los mexicanos pero sus decisiones afectan la vida de todos nosotros.

José Alfonso Montalvo Martínez es Coordinador de Jueces del Juzgado Décimo Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal.

Sandra Leticia Robledo Magaña es Jueza Primero de Distrito de Amparo en Materia Penal en el Distrito Federal.

Anuar González Hemadi es Juez Octavo de Distrito en el Estado de Veracruz en Tuxpan.

Antonia Herlinda Velasco Villavicencio es la magistrada del Quinto Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito en el Distrito Federal.

José Guadalupe Hernández Torres, Félix Dávalos Dávalos y Rosalía Isabel Moreno Ruíz son Magistrados del Primer Tribunal Colegiado en Materia Penal del Tercer Circuito en Zapopan, Jalisco. Hernández Torres es el Presidente del Tribunal.

José Alfonso Montalvo Martínez es quien el miércoles pasado otorgó un amparo a la prófuga María de los Ángeles Pineda Villa, esposa del también prófugo presidente municipal con licencia de Iguala, José Luis Abarca, a fin de evitar cualquier orden de aprehensión, detención, búsqueda, localización e incluso arraigo.

Sandra Leticia Robledo Magaña es quien el 6 de octubre suspendió provisionalmente cualquier orden de presentación, localización o acto que pretenda privar de la libertad al mencionado José Luis Abarca. Esta suspensión provisional deberá confirmarse mañana en una audiencia incidental y de manera definitiva el 23 de octubre en una audiencia constitucional.

Anuar González Hemadi otorgó el 9 de octubre un amparo a la periodista y directora del Instituto Municipal de la Mujer en el ayuntamiento panista de Boca del Río, María Josefina Gamboa, que elimina las agravantes de manejar con temeridad y en estado de ebriedad. Gamboa iba manejando su coche en estado de ebriedad y atropelló y mató a una persona. Si se siguiera el proceso sería únicamente por un homicidio culposo.

Antonia Herlinda Velasco Villavicencio concedió un amparo, el 5 de junio pasado, a Elba Esther Gordillo, exlíder vitalicia del SNTE, que cancela el proceso penal que enfrenta por defraudación fiscal.

José Guadalupe Hernández Torres, Félix Dávalos Dávalos y Rosalía Isabel Moreno Ruíz emitieron, el 8 de agosto de 2013, seis órdenes de libertad a favor del narcotraficante Rafael Caro Quintero y sobreseyeron las acusaciones que había en su contra por el secuestro y asesinato del agente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, y de otras y tres personas, en 1985, y sólo fue hallado culpable de siembra, cultivo, cosecha, posesión y tráfico de mariguana. El 6 de noviembre de 2013, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) revocó el amparo concedido a Rafael Caro Quintero. El capo sigue libre y no localizado.

Estos son solo algunos jueces y magistrados que, sin que el público los conozca, toman decisiones que afectan al país al propiciar, en muchos casos, la impunidad y proteger y liberar a hampones que son más culpables que el pecado.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 16 de Octubre 2014 - 12:00
Redes sociales: 
1