Se encuentra usted aquí

luis videgaray

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Peña y Videgaray pueden estar tranquilos mientras…

Luis Videgaray fue el hombre fuerte durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, primero como el secretario de Hacienda y Crédito Público, y después como el de Relaciones Exteriores.

Su poder fue indiscutible.

El expresidente se refería a Videgaray como el “señor secretario de Hacienda” o el “doctor Videgaray”, nunca como “Luis” o “Videgaray”. Muchos lo apodaban “El Vicepresidente”.

Peña, consciente de su deficiente preparación académica, quedó impresionado por Videgaray desde que lo conoció en 2003 cuando coordinaba a los diputados del PRI en el congreso mexiquense y el economista trabajaba para una consultora propiedad del exsecretario de Hacienda Pedro Aspe.

Al entonces diputado local lo apantalló el doctor en Economía por la Universidad de Yale, tanto, que como el mismo Videgaray lo confesó en una entrevista a la revista Gatopardo en 2014, al día siguiente de conocerse se fueron a comer y poco después “nos hicimos cuates” (gatopardo.com/reportajes/las-cuentas-videgaray).

El 15 de septiembre de 2005, al asumir Peña la gubernatura mexiquense, impuso a su “cuate” como secretario de Finanzas, Planeación y Administración.

En 2009 el gobernador lo hizo diputado federal plurinominal y desde el 1 de septiembre de ese año hasta el 29 de marzo de 2011, día en que pidió licencia para irse a coordinar la campaña electoral del candidato priista a la gubernatura mexiquense Eruviel Ávila, fue el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara baja.

El 14 de diciembre de 2011, Peña lo designó coordinador de su campaña presidencial. Pocos días después de su victoria electoral del 3 de julio de 2012 lo hizo coordinador de su equipo de transición y luego, el 1 de diciembre, secretario de Hacienda sin jamás haber ocupado un cargo dentro de dicha dependencia.

Quienes los conocen dicen que si bien la amistad entre Peña y Videgaray nació en 2003, ésta se transformó en una sociedad de mutuo beneficio cuando el primero asumió la gubernatura mexiquense: de ser amigos pasaron a ser socios.

Se dice, se comenta y se rumora que ambos son muy ricos porque aprovecharon su poder para hacer grandes negocios. Es probable que en solo 13 años acumularan fortunas fantásticas.

En 2016 un alto funcionario que entonces trabajaba en la Oficina de la Presidencia me dijo que un día los cuates se distanciaron porque el presidente se enojó después de enterarse que su secretario de Hacienda estaba realizando negocios sin incluirlo en ellos. Sin embargo, volvieron acercarse después de que platicaron y se pusieran de acuerdo.

El mismo exfuncionario me comentó que Emilio Lozoya Austin fue cesado como director general de PEMEX, en febrero de 2016, después de intentar realizar unos negocios que Videgaray ya había asumido como suyos y de su socio en Los Pinos.

Las autoridades deberían investigar si el expresidente de México y su amigo son ricos y si sus fortunas son bien habidas, pero eso es algo que aparentemente no sucederá porque para el presidente Andrés Manuel López Obrador, más importante que castigar a los corruptos de antaño, “es gobernar con el ejemplo”, como lo dijo ayer en su conferencia de prensa.

Peña Nieto y Videgaray pueden respirar tranquilos mientras piense así AMLO… mientras así piense
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 13:25
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 27 de Junio 2019 - 22:10
Fecha C: 
Viernes, 28 de Junio 2019 - 09:25
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El (in)trascendente mensaje de año nuevo y los pendientes del Chapo

El previsible mensaje de año nuevo del presidente Peña Nieto tenía que mencionar los logros de su gobierno y, desde luego, la captura de Joaquín Guzmán, alias El Chapo. Como lo mencionó el presidente, era el criminal más buscado del mundo, pero el gobierno aún tiene algunos temas que abordar sobre el caso. En primer lugar, ante el cuestionamiento de las diferentes versiones en torno a cómo se dio la recaptura, urge que el gobierno federal dé una narrativa contundente sobre lo sucedido. En esa narrativa es menester que las autoridades federales traten de recuperar la verdadera dimensión del capo: un delincuente peligroso y violento. Esta vez, los medios han sido los que más han exaltado su leyenda.

Hay otro pendiente aún más importante: recuperar para la nación los bienes del capo hechos a base de actividades ilegales. Hace un par de días, el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, señaló que diversos organismos trabajan en conjunto con el Gabinete de Seguridad en la investigación contra Guzmán Loera para buscar anomalías en los bienes del capo. Resulta tardío este señalamiento, el gobierno federal debió desmantelar el flujo financiero e incautar las propiedades del narcotraficante aunque no estuviera preso. En este sentido, resulta lamentable que pese a la captura de El Chapo en 2014, de acuerdo con un solicitud de transparencia, hasta el cierre de ese año no se le había incautado ni un centavo.

Otro punto a considerar es lo ocurrido el viernes 8 de enero, durante el anuncio del secretario Miguel Ángel Osorio Chong, quien ante embajadores y cónsules leyó el tuit del presidente Enrique Peña Nieto que informaba sobre la detención de Guzmán Loera. En ese momento se aprecia como el titular de Defensa, Salvador Cienfuegos Zepeda, empuja al secretario de la Marina, Vidal Francisco Soberón Sanz. Este sólo es el último episodio de un problema mayor, gestado en el sexenio pasado entre las dos principales ramas de nuestras Fuerzas Armadas. El gobierno civil confía más en la Marina que en el Ejército y este último ha sido acusado de varias tropelías con relación a casos de corrupción y violaciones a los derechos humanos. El mismo secretario Cienfuegos ha reaccionado a estos señalamientos.

Por otro lado, la revista Rolling Stone publicó anteayer la versión completa de la entrevista que el actor Sean Penn realizó al líder del Cártel de Sinaloa, en octubre del año pasado. En el video de un poco más de 17 minutos, El Chapo platica sobre sus inicios en el narcotráfico. Asimismo, reconoció que ahora puede abastecer “más heroína, metanfetamina, cocaína y mariguana que nadie en el mundo”. Al respecto, se sabe que el gobierno de Estados Unidos examinará los encuentros del actor Sean Penn con Guzmán Loera, pero no está claro si los fiscales intentarían obligar al actor a entregar información sobre su entrevista con el narcotraficante. Más allá de esto, si el gobierno federal no tiene elementos sólidos para acusar a los actores, es conveniente que los acercamientos con ellos se realicen de forma cautelosa y evitar en todo momento criminalizarlos.

Como demuestran los diarios norteamericanos, nuestros vecinos están felices con la idea de extraditar a Guzmán Loera y hablan de que esto ha mejorado las relaciones entre los dos países. Mala cosa si el destino de un criminal pesa más que el comercio, la cultura y una rica frontera común.

Fecha: 
Jueves, 14 de Enero 2016 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La fe de Peña Nieto en el crecimiento económico

La treceava Cumbre de Negocios se lleva a cabo lejos de Patricia (el huracán) y las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación. Es ese otro México, el de los grandes hombres de negocios y los altos funcionarios. Este año resulta interesante la reunión por dos razones: el adverso entorno internacional y los resultados de un año de las reformas del actual gobierno federal.

A lo largo de las intervenciones trasuntaron una serie de temas. Uno de ellos fue la ausencia de un pleno Estado de Derecho como uno de los factores que impide una mejor atracción de las inversiones. Esto, junto con la inseguridad, se combina y gravita negativamente sobre la vida social y económica de nuestro país. El tema del crecimiento fue otro muy comentado. Un empresario de plano dijo: “Menos de 4% es insuficiente para México, lo demás es pretexto”. Para otros, la cosa no es así. La representante del FMI en nuestro país, Dora Iakova, señaló: “Es mejor que el promedio de la OCDE y el más alto de los grandes países de América Latina”. Tal vez las palabras más lapidarias sobre el tema fueron las de Paul Krugman, quien de plano se dijo sorprendido de que, pese a las reformas, México haya crecido tan poco. Llamó a no creer que las reformas harán milagros en nuestra economía. Videgaray y Peña deben haber encajado el golpe.

El tema de la innovación y la vinculación entre ciencia y tecnología con empresa también fue abordado. Manuel Herrera, presidente de la CONCAMIN, subrayó la necesidad de vincularlos. Tal vez la intervención más dura en este sentido fue la del presidente Peña, quien dijo que sólo el 25% de la inversión en ciencia y tecnología viene del sector privado, mientras que en otros países el porcentaje es hasta del 60 o 70%.

En su intervención, el presidente Peña reconoció que no se han alcanzado los niveles de crecimiento económico esperados y, de nuevo, culpó al entorno global. De acuerdo, es cierto lo que señala el mandatario, pero sólo hasta cierto punto. En primer lugar, esta salida ya está trillada, hace aparecer a su gobierno y al país como si estuviera en manos de otros, de personajes con los que no se puede hacer nada, simplemente sentarse a esperar a que las cosas mejoren. Es decir, parece apostarse a la fe o a la buena suerte. Por lo pronto, la Cumbre de Negocios ha dejado tres temas en los que pensar: la necesidad de un Estado de Derecho tangible, la indispensable vinculación entre ciencia y tecnología con la empresa y a no dejar en otras manos nuestra mejoría económica.

Por supuesto, un tema que no aparece en los resúmenes de los diarios es el de la necesidad de mejorar, urgentemente, el salario y la capacitación de los trabajadores. Sin mercado interno, no hay paraíso. 

Fecha: 
Martes, 27 de Octubre 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Cisma entre Peña Nieto y Videgaray

La relación personal entre el presidente de la República y su poderoso secretario de Hacienda, Luis Videgaray, había sido hasta ahora de absoluta confianza, entrañable.

Es innegable que, como resultado de ello, Videgaray irrumpió con una extraordinaria fuerza en el entorno presidencial, ubicado como el hombre de mayor cercanía e influencia, inclusive por encima de la valoración de sus capacidades.

Sin embargo, en el plano profesional y político, esa coyuntura no necesariamente corresponde en igual medida a la del ámbito privado, el Presidente le confió plenamente a Videgaray poderes que sobrepasan el espectro de sus funciones, le permitió establecer márgenes de influencia que en ocasiones rebasaron sus facultades y lo posicionó como una especie de vicepresidente.

El asunto es que en la relación no ha habido correspondencia: ha sido mucho lo que el Presidente le ha otorgado a Videgaray y muy poco, si no es que nada, lo que ha recibido de éste a cambio.

En el análisis se entiende que en el balance ningún afecto puede estar por encima de los intereses, que el apego personal no se puede contraponer a los valores del ejercicio del poder y la estrategia para conservarlo.

De inicio habría que reconocer que en el tránsito de lo que va de la administración, Peña Nieto no sólo ha sido generoso con Videgaray, sino que se observa claramente cómo ha compartido espacios de poder con él sin ningún recelo.

El Presidente cedió de manera implícita en su Secretario de Hacienda la conducción y las decisiones relativas a la política económica, fiscal y monetaria del régimen.

Pero Videgaray fracasó estrepitosamente en la encomienda. Independientemente de la impopularidad que esto le ha acarreado individualmente, sus yerros lo colocan como un obstáculo que boicotea el correcto desarrollo del gobierno.

El desempeño errático de Videgaray ha ocasionado que el Presidente haya tenido literalmente que cargar sobre sus hombros con las criticas y el desprestigio subsecuente; los desatinos han provocado una severa crisis en varios frentes, sobre todo en el de la credibilidad.

Peor aún, un escenario que no sólo pone en riesgo la viabilidad económica del Estado y el país, sino que adicionalmente representa un enorme peligro para el gobierno y su partido en el aspecto electoral.

Considerando las fallas evidentes, combinadas con un talante arrogante, poco proclive al diálogo y una absoluta cerrazón dogmática en la defensa de sus ideas, para Videgaray no existe la negociación entre fuerzas, solamente la imposición y por ello hoy lo único que lo sostiene  en el cargo es, precisamente, la relación personal con el Presidente.

Sin embargo, ha trascendido que esta ya muestra signos inconfundibles de deterioro, el desgaste en el desempeño público deja entrever que se está afectando considerablemente la relación personal cercana y afectiva.

Pero esto no sólo se debe únicamente a los conflictos administrativos y políticos derivados, del desastre en los resultados de su gestión. El problema va mas allá, todo parece indicar que es de índole íntima, lo que sugiere que corresponde a otro tipo de fricciones y como resultado de ello, la complicidad entre ambos estaría debilitándose.

Las discusiones se han tornado en regaños, situación inimaginable al principio de este gobierno, el aprecio ya no es el valor fundamental que rige la convivencia.

Videgaray no sólo ha cometido graves errores en su responsabilidad oficial,  se especula que también lo ha hecho en el plano de la relación personal, que finalmente había sido su mayor fortaleza y escudo.

Esto porque en los círculos mas cercanos al mandatario, trascendió que el Secretario de Hacienda podría haber estado aprovechando su situación privilegiada para tomarse licencias sin consultar, sin informar y eso aún y sin tomar en cuenta su magnitud y características, representa un abuso que, desde la óptica del poder y la amistad, es imperdonable.

Lo que supone que, fracturada esa parte, todo lo que se deriva conjetura una transformación evidente de la empatía, que por necesidad tenderá a un franco debilitamiento de su posición que, podría ser causa de un alejamiento mucho mayor.

Para el Presidente, el equilibrio entre la amistad y el ejercicio gubernamental del que pende su apego a Videgaray se estaría desmoronando; queda claro que, en este caso, lo primero siempre importó más que lo segundo.

Pero parecería que eso ya no es más así. El Presidente le solapó demasiadas cosas a su Secretario de Hacienda, pero Enrique Peña Nieto a Luis Videgaray, el amigo y quizá Alter Ego, lo mide en un parámetro diferente.

No es la intención vaticinar cuánto más puede durar la permanencia de Videgaray en su cargo, sí de afirmar que su poder e influencia están en disminución, porque la relación afectiva entre el mandatario y su amigo atraviesa por un cisma.

Fecha: 
Martes, 29 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Del dicho al hecho…

Los economistas que trabajan en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no son los únicos que durante las últimas décadas han fallado al estimar el crecimiento anual del producto interno bruto del país.

La falta de tino para pronosticar el desarrollo de la economía de quienes han sido presidentes de México y los titulares de la SHCP y sus subordinados se aprecia en los llamados criterios de política económica que forman parte del paquete económico que cada año el Poder Ejecutivo envía al Legislativo para su análisis, discusión, modificación y aprobación.

Analicemos lo ocurrido desde 1994 en lo que al estimado del crecimiento del producto interno bruto (PIB) se refiere. A continuación anoto los nombres de los secretarios de Hacienda que aprobaron los criterios de política económica para el año bajo consideración, el PIB estimado para el año y el PIB real finalmente alcanzado ese año.

1995-2000 Sexenio de Ernesto Zedillo. Crecimiento anual promedio: 3.67%.

  • 1995: Jaime Serra Puche: Estimado: 3.10%. Real: -5.76%.
  • 1996: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 3.0%. Real: 5.87%.
  • 1997: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 4.0%. Real: 6.96%.
  • 1998: Guillermo Ortiz Martínez: Estimado: 5.20%. Real: 4.70%.
  • 1999: José Ángel Gurría: Estimado: 3.0%. Real: 2.67%.
  • 2000: José Ángel Gurría: Estimado: 4.50%. Real: 5.30%.

2001-2006 Sexenio de Vicente Fox. Crecimiento anual promedio: 2.13%.

  • 2001: Francisco Gil Díaz: Estimado: 4.50%. Real: -0.61%.
  • 2002: Francisco Gil Díaz: Estimado: 1.70%. Real: 0.13%.
  • 2003: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.00%. Real: 1.42%.
  • 2004: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.10%. Real: 4.30%.
  • 2005: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.80%. Real: 3.03%.
  • 2006: Francisco Gil Díaz: Estimado: 3.60%. Real: 5.00%.

2007-2012 Sexenio de Felipe Calderón. Crecimiento anual promedio: 1.86%

  • 2007: Agustín Carstens: Estimado: 3.60%. Real: 3.15%.
  • 2008: Agustín Carstens: Estimado: 3.50%. Real: 1.40%.
  • 2009: Agustín Carstens: Estimado: 3.00%. Real: -4.70%.
  • 2010: Ernesto Cordero: Estimado: 3.00%. Real: 5.11%.
  • 2011: Ernesto Cordero: Estimado: 3.80%. Real: 4.04%.
  • 2012: José Antonio Meade: Estimado: 3.50%. Real: 4.01%

2013-2018 Sexenio de Enrique Peña Nieto. Crecimiento anual promedio: 1.77%.

  • 2013: Luis Videgaray: Estimado: 3.50%. Real: 1.39%.
  • 2014: Luis Videgaray: Estimado: 3.90%. Real: 2.15%.
  • 2015: Luis Videgaray: Estimado: 3.70%. Real: ?
  • 2016: Luis Videgaray: Estimado: 2.60 a 3.60%. Real: ?

La economía dista de ser una ciencia exacta. Por eso, del dicho al hecho hay gran trecho.

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 17 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Aspectos relevantes del Paquete Económico para 2016

El pasado 8 de septiembre, el Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), puso a disposición del Poder Legislativo el Paquete Económico para el ejercicio fiscal de 2016. Entre las diversas iniciativas que integran dicho paquete sobresalen:

1. Criterios Generales de Política Económica, donde se plantean las expectativas económicas del gobierno para el próximo año, así como la previsión de las principales variables que inciden en el sistema fiscal: inflación (3%), tipo de cambio (15.9 pesos por dólar), precio del petróleo (50 dólares por barril), crecimiento económico (de 2.6 a 3.6), entre otras.

2. Propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), donde se plantea la política de gasto del gobierno mexicano. Para 2016, el gobierno planea gastar 4 billones 746 mil mdp. En línea con la estrategia de austeridad planteada en el Presupuesto Base Cero, este monto representa una reducción real de 1.9% con respecto al presupuesto del año pasado.

3. Propuesta de Ley de Ingresos de la Federación (LIF), donde se detallan las principales fuentes de recaudación del gobierno mexicano. Entre los principales cambios se encuentra una reducción de 38.6% de los ingresos petroleros debido a la caída de los precios internacionales, así como una serie de medidas fiscales destinadas a promover la inversión y el ahorro de las empresas y hogares.

Principales modificaciones a la LISR

En este paquete destacan las modificaciones propuestas a la LISR que contemplan medidas para promover el ahorro y la inversión entre los hogares y empresas mexicanas.

En este diagnóstico sobresalen diversas causales como:

A. Coyuntura de debilidad de la actividad económica global, provocada por la incertidumbre sobre el desempeño de la economía norteamericana y la posible desaceleración de economías como Brasil, China y Rusia.

B. Posibles modificaciones en la política monetaria por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos de América (incrementos de la tasa de interés de referencia);

a. Deducciones inmediata de inversiones de empresas de menor escala y en sectores estratégicos

La deducción inmediata de activos fijos es un incentivo fiscal que estuvo vigente hasta 2013 y permitía a las personas morales y físicas con actividad empresarial y profesional, deducir del pago del ISR, en un solo ejercicio, un porcentaje elevado de la inversión en activos fijos. Esto siempre y cuando las inversiones se realizaran fuera de las áreas metropolitanas del DF, Guadalajara y Monterrey. A partir de la reforma fiscal de 2014, la deducción inmediata quedó eliminada y, en su momento, la SHCP argumentó que el incentivo no había logrado incrementar la inversión, especialmente de las pequeñas y medianas empresas, mientras que las grandes la habían utilizado para reducir su carga tributaria injustificadamente.

  • El Paquete Económico para 2016 propone incluir una disposición de carácter temporal, para permitir en todo el país la deducción inmediata de inversiones. No obstante, se acota a  pequeñas y medianas empresas con ingresos de hasta 50 mdp, así como a la inversión para la creación y ampliación de infraestructura de transporte y de la inversión en equipo utilizado en el sector energético. Esta nueva versión de la deducción inmediata podrá utilizarse durante los últimos 4 meses de 2015 y durante 2016 y 2017.
  • Preocupa que esta sea la tercera vez que se inserta este incentivo en el esquema fiscal. No resulta claro qué elementos harán que en esta ocasión funcione adecuadamente y sobre todo preocupa la falta de estudios que justifiquen cómo a través de este diseño las pequeñas y medianas empresas incrementarán su inversión y productividad de manera significativa.

b. Deducciones personales

Actualmente, en la LISR vigente se permite que las personas físicas efectúen deducciones de los recursos depositados en diversos instrumentos de ahorro de largo plazo, tales como:

  • cuentas de planes personales de retiro;
  • subcuentas de aportaciones voluntarias;
  • aportaciones complementarias de retiro;
  • cuentas personales especiales para el ahorro;
  • primas de seguros basados en planes de pensiones y
  • compra de acciones de sociedades de inversión autorizadas por el SAT.

De acuerdo con el marco normativo vigente, estas deducciones personales están sujetas a límites específicos:

  • Las personas físicas pueden deducir al año hasta el 10% de sus ingresos acumulables (sin exceder de 5 salarios mínimos anuales), por el total de sus aportaciones en planes personales de retiro, subcuentas de aportaciones voluntarias y aportaciones complementarias.
  • Las personas físicas también pueden deducir cada año hasta 152,000 pesos por el monto total de los depósitos a cuentas especiales para el ahorro, primas de seguros basados en planes de pensiones y adquisiciones de acciones de sociedades de inversión.

Estas deducciones están sujetas a un límite global anual a las deducciones personales, equivalente a la cantidad menor entre cuatro salarios mínimos generales elevados al año del área geográfica del contribuyente, o el 10% de sus ingresos totales. La propuesta de la LISR para 2016 plantea eliminar el límite global anual de deducciones personales, manteniendo únicamente los límites específicos.

El objetivo de esta medida es estimular a las personas a generar ahorros presentes que pueden ser utilizados para financiar inversión en actividades productivas, así como generar ahorro para cuando termine su ciclo laboral.

Reinversión de utilidades en el impuesto de dividendos

Muchas empresas que cotizan en la bolsa de valores pagan cada año dividendos a sus accionistas. Estos dividendos proceden de las utilidades generadas por las empresas. A partir de la reforma fiscal para 2014 se crea el impuesto al pago de dividendos con una tasa de 10%.

En el Paquete Económico se estipula que los accionistas personas físicas de empresas que reinviertan las utilidades generadas únicamente entre el 1º de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2016, gozarán de una reducción en el impuesto sobre dividendos hasta por el 5%, si las utilidades son distribuidas a partir de 2019.

Se espera que esta medida puede actuar como un mecanismo para fomentar la reinversión de utilidades de las empresas y permitir el financiamiento de actividades productivas con recursos propios.

Fecha: 
Martes, 15 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Paquete 1

Como lo ordena la Fracción IV del Artículo 74 de la Constitución, el presidente Enrique Peña Nieto, titular del Ejecutivo Federal, hizo llegar ayer a la Cámara de Diputados el Paquete Económico 2016 integrado por la Iniciativa de Ley de Ingresos 2016 y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2016. Dentro de unos días el Secretario de Hacienda Luis Videgaray comparecerá ante los legisladores para explicar el paquete.

El proyecto de la Ley de Ingresos deberá estar analizado, discutido, enmendado y aprobado por la Cámara de Diputados a más tardar el 20 de octubre entrante y por la de Senadores el 31 del mismo mes. Después, los diputados tendrán hasta el 15 de noviembre para hacer lo mismo con el proyecto del Presupuesto de Egresos, recordando que los senadores no intervienen en este último proceso.

El paquete se basa en los siguientes supuestos:

1. En 2016 el producto interno bruto crecerá entre 2.6 y 3.6%.

2. El precio promedio de un barril de petróleo (mezcla mexicana de exportación) será de 50 dólares.

3. La plataforma de producción petrolera para 2016 o producción promedio diaria de barriles de petróleo será de 2,247 millones.

4. El tipo de cambio nominal para el fin del período enero-diciembre 2016 será de 15.70 pesos por un dólar estadounidense.

5. El balance fiscal sin inversión equivaldrá a -0-5 del PIB.

¿Son realistas estos cinco supuestos, considerando que los tecnoburócratas de la Secretaría de Hacienda han demostrado no tener grandes dotes predictivas en lo que va del sexenio?

En lo que al PIB se refiere, el supuesto está dentro de los estimados hechos por diversas organizaciones nacionales e internacionales, entre ellos el Banco Mundial (3.2%), el Fondo Monetario Internacional (3.3%), los especialistas en economía del sector privado encuestados por el Banco de México (2.96%), Banco de México (2.5-3.5%) y Moody’s (2.5-3.0%). Durante los meses venideros es más que probable que estos estimados sean revisados a la baja en vista de que la economía de Asia y Europa no marcha del todo bien y la de Estados Unidos no logra despegar del todo.

En lo que toca al precio promedio de 50 dólares por barril de la mezcla mexicana de exportación de petróleo, el supuesto o pronóstico de Hacienda es ligeramente optimista si se compara con los precios promedio que para 2016 estima la US Energy Information Agency (EIA) para los petróleos Brent y West Texas Intermediate (WTI), de 59.42 y 54.42 dólares, respectivamente. Si esos estimados resultan ser correctos, el precio promedio para la mezcla mexicana podría estar entre los 47.81 y 48.47 dólares si es que se mantienen los actuales diferenciales de precios entre el crudo mexicano y el Brent y el WTI.

Mañana, más sobre este asunto.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 09 de Septiembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se impulsarán zonas económicas especiales en México

Este fin de semana el Secretario de Hacienda Luis Videgaray dio a conocer que el gobierno federal enviará a la Cámara de Diputados la propuesta para crear las zonas económicas especiales en el sureste de México.

Las zonas económicas especiales son una estrategia para promover el crecimiento económico acelerado en zonas geográficas con un alto potencial y que van rezagadas en relación con otras zonas de un país.

Se trata de un coctel de medidas preferenciales en materia fiscal, aduanera, de infraestructura y de estímulos a la inversión, específicamente delimitadas a una zona geográfica.

Esta estrategia surgió en China hace poco más de treinta años, cuando se impulsó el desarrollo de ciudades y puertos que ahora son estratégicos; una medida que resultó ser muy efectiva para un país que en ese momento se estaba abriendo al mundo. Después de China hubo otros países en donde se replicó el modelo, a veces con resultados ambiguos, como es el caso de Polonia.

A pesar de que en los hechos sí han existido condiciones preferenciales en el norte del país que podrían hacernos pensar en una zona económica especial, la verdad es que en México nunca se ha implementado una zona económica especial de manera concreta y abierta. Esto llama mucho la atención por ser México un país miembro del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (NAFTA).

No está claro si las condiciones preferenciales fueron las que hicieron que ciudades como Ciudad Juárez se convirtiera  en un verdadero centro de atracción para empresas manufactureras de todo el mundo, o si esto ocurrió simplemente por su cercanía con los Estados Unidos y algunas medidas de estímulos que se dieron de manera local.

Con el anuncio del secretario de Hacienda este fin de semana, se presume que no serán simples medidas aisladas para estimular el desarrollo económico y la productividad en los estados Chiapas, Guerrero y Oaxaca, sino que se trata de una política de mayores dimensiones.

El anuncio de la intención de crear zonas especiales se da unas cuantas semanas después de que el CONEVAL diera a conocer los malos resultados en el combate a la pobreza, destacando que el sur es donde la incidencia de la pobreza sigue siendo mucho mayor que en otras zonas del país.

Presupuesto

Algo que hizo falta en relación con el tema de las zonas económicas especiales es la definición de dicha estrategia en materia presupuestal, sobretodo porque el anuncio se dio justo cuando el gobierno federal está preparando su paquete económico para el próximo año.

Es necesario contar con definiciones claras sobre una estrategia de semejante dimensión económica. Por el momento quedan algunas preguntas en el aire, ¿cuántos estados y qué zonas geográficas van a ser incluídos?¿Cuáles serán los estímulos fiscales?¿Cuánto presupuesto se va a destinar para la estrategia y desde qué dependencias?¿Será al amparo de nuevos programas o de programas que ya están operando?¿Qué papel juega la banca de desarrollo y qué necesidades concretas se van a atender?¿En qué ciudades se perfila que existe el mayor potencial para que esta estrategia funcione?¿Qué nivel de prioridad en materia de política económica tienen las zonas especiales que se planea impulsar?¿Qué obstáculos se planean eliminar desde el aparato burocrático para impulsar el emprendimiento y la innovación?

Por otro lado, las zonas económicas especiales no son una panacea y en algunos casos pueden volverse un dolor de cabeza para un gobierno central, pues hay muchas variables en el ambiente que pueden alterar el resultado esperado. Un ejemplo es la inconformidad de aquellos que quedan fuera de la zona especial y reciben un trato fiscal más exigente.

Uno de los argumentos más fuertes de los que están en contra de las zonas económicas especiales es que se crea un trato diferenciado e inequitativo para las ciudades que no están dentro de la zona especial.

Otro argumento en contra de las zonas especiales dirigidas desde el gobierno central es que en los hechos siempre surgen zonas económicas más exitosas que otras gracias al interés y la cooperación de los estados para explotar una ventaja geográfica o de infraestructura.

Un ejemplo que ya hemos comentado aquí es el del Bajío como el clúster más dinámico de la industria automotriz. Estados como Querétaro y Guanajuato traen un crecimiento económico que los pone nada más y nada menos que en el primero y segundo puesto del país, con tasas de crecimiento del PIB trimestral de 12.3% y 8.4% respectivamente.

Libertad económica

La libertad económica es el ingrediente esencial de las zonas económicas especiales, por lo que el potencial de las zonas especiales que se pretende impulsar en el sur de México debe ser analizado bajo esta óptica.

Entre los economistas, la libertad económica se entiende ahora como un prerrequisito del éxito de los países, y engloba aspectos muy concretos como: libertades civiles de los individuos, tamaño del gobierno, preservación de los derechos de propiedad, libertad del comercio internacional, baja regulación y estado de derecho.

De acuerdo con el Índice de Libertad Humana de 2015 (Human Freedom Index 2015),  recientemente publicado por el CATO Institute, el Fraser Institute y el Friedrich Naumann Foundation for Freedom, nuestro país se ubicó en la posición número 100 en el ranking mundial.

En ese mismo reporte se divide a los países en cuartiles de libertad humana, ordenando de mayor a menor libertad de las personas para ver la relación entre la libertad y el ingreso. Existe una relación muy fuerte entre el ingreso y la libertad de que gozan las personas para llevar a cabo sus proyectos.

En el primer cuartil, aquél en donde se ubican los países con más libertades para las personas, el promedio del PIB por habitante es de $30,000 dólares. En el segundo cuartil de libertad, el PIB promedio por habitante cae hasta $6,393 dólares; $5,416 dólares por habitante en el tercer cuartil y $2,615 dólares en el cuarto cuartil. En resumen, a mayor libertad que gozan los ciudadanos, el ingreso es mayor.

Con estos datos podemos darnos cuenta que la creación de las zonas especiales representa un reto enorme en materia de política económica y quizás el desafío más grande que tiene el gobierno federal es crear los incentivos correctos para incrementar la productividad en el sur del país, pero con estricto apego a los derechos de propiedad y las garantías civiles de los ciudadanos.

La estrategia de las zonas especiales representa un reto en sí misma, pues estamos hablando de estados donde prevalecen los usos y costumbres y donde éstos se defienden muchas veces al margen del estado de derecho. La llegada de nuevas inversiones se puede dificultar mucho si no se logra comunicar claramente los beneficios a los habitantes al mismo tiempo que se haga cumplir la ley de manera ejemplar.

Existen incontables ejemplos de programas o proyectos que fracasaron en muchos países debido a que no tomaron en cuenta el que los habitantes son quienes poseen mejor información sobre su propio entorno. Por lo tanto, los proyectos que se perfilen para las zonas económicas especiales deben estar alineados con las aspiraciones de los habitantes en materia económica, al mismo tiempo que son integrados de manera cabal en cada eslabón del crecimiento económico.

Es igualmente importante entender que las zonas económicas especiales son una medida de largo plazo, en la que los beneficios no podrán verlos esta administración o la siguiente. De tal manera, si son de corto plazo, las medidas quedarán en una historia más de simple erogación del gobierno; en el archivo de las buenas intenciones.

Con las zonas económicas especiales se deberán romper paradigmas para alcanzar un desarrollo incluyente para las capas más pobres y desfavorecidas de la población, por lo que una vez que se anuncie el diseño y los alcances de las zonas económicas especiales podremos evaluar con más precisión si tiene realmente un potencial de ser un punto de inflexión en materia económica.

_____________________________________________________

Fuentes:

http://www.inegi.org.mx/default.aspx

http://www.cato.org/

http://www.informador.com.mx/mexico/2015/601950/6/pena-confirma-propuest...

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De mal en peor

Desde que el presidente Enrique Peña Nieto presentó su dizque Reforma Fiscal, el 8 de septiembre de 2013, pronostiqué que la misma afectaría gravemente a la economía nacional en caso de ser aprobada por la Cámara de Diputados.

La propuesta original tenía un solo fin, recaudar dinero para el voraz gobierno federal. La propuesta finalmente aprobada resultó ser menos confiscatoria pero de cualquier manera golpeó al sector productivo que genera los empleos formales y a los mexicanos de la clase media que constituyen el grueso de los consumidores de bienes y servicios.

Tanto Peña Nieto como sus expertos hacendarios encabezados por Luis Videgaray decidieron que el gobierno sabe como gastar mejor el dinero de los mexicanos que los mexicanos mismos. Por eso decidieron quitárselo mediante un aumento a diversos impuestos, tarifas y servicios y la eliminación de un sinnúmero de deducciones, golpeando así a empresas y personas.

Si hace casi dos años dije que la Reforma Fiscal tendría consecuencias negativas, jamás imaginé que otros factores contribuirían a golpear aún más duro a la economía nacional. Desde entonces a la fecha se han venido desplomando los precios del petróleo, gas y de la mayoría de las materias primas (commodities), se ha caído la producción de PEMEX, se ha ido devaluando el peso frente al dólar, la economía de Estados Unidos no ha despegado como se esperaba, la economía china se ha desacelerado, la japonesa entró en recesión, la europea apenas empieza a salir de su crisis y los otrora impresionantes BRICs están abatidos (en el sentido correcto de la palabra).

O sea, a la economía del país y a los mexicanos nos han venido a golpear los afanes recaudatorio-confiscatorios del gobierno de Peña Nieto, avalados por los diputados del PRI, PRD, PVEM y PANAL, y una situación económica global sumamente adversa.

Si 2015 ha sido difícil 2016 lo será aún más. Para la mayoría de os expertos en la materia, los precios de los energéticos seguirán desplomándose, tal vez hasta entrado 2017; igual ocurrirá con muchas materias primas que México exportará a cada vez a menores precios y en menos volúmenes; el inminente aumento de las tasas de interés en Estados Unidos golpeará aún más a nuestra moneda, causará un aumento en las tasas de interés en México y encarecerá el crédito para empresas y consumidores. Todos se traducirá en menores niveles de bienestar para millones de mexicanos.

Al gobierno de Peña Nieto no le queda de otra que reducir el gasto y endeudarse aún más a menos de que se atreva a realizar, ahora sí, una audaz reforma fiscal que adopte el IVA generalizado y reduzca tanto el número de impuestos que pagamos particulares y empresas así como el monto del ISR. Algunos expertos fiscalistas han mencionado un IVA del 20% (con algunas tasas menores para ciertos productos de consumo popular), un ISR del 20% sin deducción alguna y la eliminación de todos los demás impuestos que a lo largo de los años han inventado los genios de la Secretaría de Hacienda.

Algo debe hacer Enrique Peña Nieto para que 2016 no pase a la historia como otro mal año de su gobierno y uno catastrófico para la mayoría de los mexicanos.

Porque, quieran o no aceptarlo públicamente el presidente y su equipo económico, el país va de mal en peor y eso no le conviene ni le gusta a nadie que desea vivir en un país en paz.

Secciones:

Fecha: 
Viernes, 21 de Agosto 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El factor Carolina Monroy en la dirigencia del PRI

 

A muchos sorprendió la designación de Carolina Monroy del Mazo como compañera de formula de Manlio Fabio Beltrones para integrar la siguiente dirigencia nacional priista.

En principio porque el arribo de Carolina Monroy a la Secretaría General del Comité Ejecutivo Nacional del Revolucionario Institucional se vincula con su parentesco con el presidente Peña Nieto.

Monroy del Mazo es prima del Presidente, está casada con Ernesto Nemer, actualmente subsecretario en la Sedesol y el hombre fuerte de Los Pinos en esa dependencia.

Independientemente del lazo familiar que une a Enrique Peña Nieto con el matrimonio Nemer-Monroy, la relación es también de una amistad muy cercana, entrañable.

Su historia política está ligada a su pertenencia al grupo Atlacomulco desde la cuna, son herederos de esa confraternidad política, pero además son compañeros generacionales, aliados y parte de un mismo equipo compacto.

Cuando Ernesto Nemer era el poderoso secretario particular del entonces gobernador del Estado de México, Emilio Chuayffet, y en este caso gracias a su origen libanés, que a su vez es también otra liga muy importante, fue Nemer quien ayudó a Peña Nieto a conseguir su primer trabajo en el gobierno.

Nemer lo colocó como secretario particular del ahora titular de la Semarnat, Juan José Guerra Abud, quien fungía como secretario de Desarrollo Económico de la entidad, en la administración de Chuayffet.

Estamos hablando de una sólida relación política de más de veinticinco años que fructificó en el tiempo, de tal suerte que todos los mencionados, aparte del Presidente de la República, son actualmente protagonistas de primerísimo nivel del régimen en el poder.

Sin embargo, asumir que la postulación de Carolina Monroy para ser secretaria general del partido obedece únicamente a una cuestión afectiva es, por supuesto, un enfoque sumamente inicuo. No es un acto de nepotismo como pareciera en primera instancia, sino que hay una estrategia mucho más profunda detrás de la decisión.

Como antecedente hay que apuntar que Carolina Monroy tiene tras sí una amplia e importante carrera política en el Estado de México, donde entre otros cargos relevantes ha sido secretaria de Desarrollo Económico estatal, alcaldesa de Metepec y recientemente diputada federal electa, sin omitir la trayectoria de su cónyuge Ernesto Nemer.

Lo que no puede pasar desapercibido en el análisis es que la cercanía afectiva y política entre Carolina Monroy y el Presidente de la República supone un puente de comunicación fluida y directa, sin intermediarios.

Es la personificación de la representación tácita del grupo mexiquense más cercano al Presidente en la dirigencia del partido, un mecanismo de interlocución propio.

Pero no para vigilar a Manlio Fabio Beltrones, al contrario, se trata de fortalecer su liderazgo mediante un soporte fundamental por su extraordinaria influencia en el círculo más cercano al mandatario.

La presencia de Carolina Monroy en el partido es un mensaje muy claro del presidente Peña Nieto a favor de Beltrones, porque Monroy del Mazo no va a espiarlo, sino a sumarse a un proyecto que finalmente beneficia al sistema y muy particularmente al Presidente y su equipo.

Sobre todo considerando que en el gabinete presidencial existen grandes resistencias en contra de Beltrones, tanto por el nivel de ascendencia que puede adquirir sobre el Presidente gracias a su posición, como por la posibilidad de que desde el partido eventualmente pueda construir su propia candidatura presidencial.

Precisamente por ello, ante la animadversión manifiesta de los Secretarios de Gobernación y Hacienda, y de quienes en su momento puedan ser aspirantes a la candidatura para el 2018 en contra de Beltrones, Carolina Monroy representa un escudo para el dirigente del partido.

Se entiende que Beltrones le va a pedir al Presidente cambios radicales en el manejo gubernamental, como elemento esencial para poder obtener buenos resultados el año próximo, en el que se disputarán 12 gubernaturas.

Esta agenda no va a ser del agrado de quienes hoy, como Videgaray y Osorio Chong, en sus respectivos ámbitos de influencia, impulsan políticas públicas que han sido un fracaso y de hecho, que por su impopularidad son un peligro para el partido.

De tal forma que en esa batalla interna entre lo que hace el gobierno y lo que necesita el partido, Carolina Monroy será sin duda un equilibrio, con el poder y la influencia suficiente para incidir en las determinaciones.

Visto así, aunque en una primera instancia el arribo de Carolina Monroy al partido pudiera parecer sorpresivo, realmente tiene una justificación plena y supone además, en contraparte, que la suya será una posición de mucho poder efectivo.

Fecha: 
Martes, 11 de Agosto 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1

Columnas: