Se encuentra usted aquí

libertad

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Crear felicidad debe ser objeto de un gobierno

La verdadera felicidad está en lo que es eterno, dentro de nosotros”. – Libro de los Muertos, Papiro de Ani, Egipto (1250 AEC).

“Verás: el secreto de la felicidad no se encuentra en buscar más, sino en desarrollar la capacidad de disfrutar menos”. – Sócrates (470-399 AEC), filósofo griego​​​​.

“La felicidad depende de nosotros mismos”. – Aristóteles (384–322 AEC), filósofo griego.

 “… los hombres son creados iguales (…)  son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables (…) entre estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”. – Thomas Jefferson (1743-1826), presidente de Estados Unidos y redactor del Acta de Independencia de ese país.

“Las personas son tan felices según deciden serlo”. –Abraham Lincoln (1809-1865), presidente estadounidense.

“La educación es fundamental para la felicidad social”. –Benito Juárez (1806-1872), presidente mexicano.

“La primera obligación de todo ser humano es ser feliz, la segunda es hacer feliz a los demás”. – Mario Moreno “Cantinflas” (1911-1993), actor y comediante mexicano.

Los seres humanos buscamos la felicidad y eso explica que sobre el tema tanto se haya escrito y hablado desde los albores de la civilización.   

A nivel ya de medición en lo que a felicidad se refiere, México es el vigésimo tercer país más feliz del mundo, según el Índice Mundial de Felicidad 2018 elaborado por Naciones Unidas. En Latinoamérica solo le gana Costa Rica, que ocupa el lugar 12 de la lista que incluye a 156 países.

La felicidad individual de los ciudadanos mexicanos se menciona en los artículos 24 y 208 de la Constitución de Apatzingán promovida en 1814 por José María Morelos. El primero señala que “La felicidad del pueblo y de cada uno de los ciudadanos consiste en el goce de la igualdad, seguridad, propiedad y libertad”; el segundo establece que “En los pueblos, villas y ciudades continuarán respectivamente los gobernadores y repúblicas, los ayuntamientos y demás empleos, mientras no se adopte otro sistema, a reserva de las variaciones que oportunamente introduzca el Congreso, consultando al mayor bien y felicidad de los ciudadanos”. Otros tres artículos se refieren a la felicidad colectiva del pueblo.

Después de la de Apatzingán, no aluden a la felicidad individual de cada mexicano el Acta de Independencia del Imperio Mexicano de 1821 ni la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1824 ni la Leyes Constitucionales de 1836 ni la Constitución Política de la República Mexicana de 1857 ni la vigente Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos de 1917, con todo y sus centenas de reformas.

La felicidad individual de los mexicanos aparentemente no ha sido motivo de preocupación entre quienes han gobernado este país desde 1821, que olvidaron lo que escribió Morelos en la Constitución de 1814.

Tal vez ya es hora que la felicidad de cada uno de los que conforman el pueblo mexicano sea el objeto de nuestros gobiernos.

Otros gobiernos lo han hecho. El código legal del Reino de Bután, escrito en 1729, señala que “si el gobierno no puede crear felicidad para su pueblo, no existe ningún propósito para que exista el gobierno”.
 

Twitter: @ruizhealy

Facebook: Eduardo J Ruiz-Healy

Instagram: ruizhealy

Sitio: ruizhealytimes.com

Secciones:

Fecha: 
Jueves, 25 de Julio 2019 - 12:55
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Jueves, 25 de Julio 2019 - 21:40
Fecha C: 
Viernes, 26 de Julio 2019 - 08:55
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Controlar internet

 

Cada cierto tiempo salen propuestas de supervisión, control y supervisión de Internet y las redes sociales. Prácticamente todas ellas provienen de políticos ligados a partidos políticos en el gobierno de corte autoritario. Todas fracasan en regímenes democráticos, pero los políticos que les provoca sensibilidad la libertad del mundo digital siguen insistiendo.

Ahora le toco a México. El senador por el estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, presentó la iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos. Entre las consideraciones de su iniciativa, destacan los siguientes argumentos que describen sus intenciones y preocupaciones:

“Las nuevas tecnologías y la creciente demanda de Internet resultan un campo fértil para la delincuencia, que ha encontrado nuevas formas para consumar delitos a través de medios electrónicos y tecnológicos, los cuales son aprovechados para afectar a la ciudadanía, las empresas y el gobierno…

Esto obliga a transformar también nuestro marco jurídico ya que a través de estos medios se realizan conductas humanas que tienen efectos en el mundo real, y afectan la esfera jurídica de las personas…

El incremento de los incidentes va en estricta relación con el incremento del numero de usuarios de Internet, redes sociales y medios informáticos”.

Y remata el senador Fayad para argumentar la necesidad y urgencia de esta nueva ley: actualmente 41% de los países a nivel mundial sí cuentan con legislación contra el cibercrimen.

Ley Federal para Prevenir y Sancionar Delitos Informáticos

Entre los artículos más destacados de la propuesta de ley federal están:

  • Los delitos previstos se prevendrán, investigarán, perseguirán y sancionarán por la federación.
  • La prevención se efectuará a través de la vigilancia de la seguridad y los derechos de las personas en la red pública de Internet y de la promoción de las denuncias.
  • La unidad especializada de la Policía Federal realizará investigación para la prevención de los delitos contenidos en la ley por lo que podrá supervisar las acciones necesarias para la investigación de los delitos electrónicos cometidos, requeridas por la autoridad competente; y gestionar la cooperación con empresas proveedoras del servicio de Internet para suspender sitios, páginas electrónicas y cualquier contenido que atenten contra la seguridad pública.
  • Los concesionarios de telecomunicaciones y, en su caso, los autorizados y proveedores de servicios de aplicaciones y contenidos, colaborarán en la investigación de los delitos informáticos, por lo que deberán proporcionar oportunamente asistencia técnica y la información que requieran las autoridades federales competentes para la investigación de los delitos informáticos.
  • Los proveedores de servicios y toda aquella institución privada que mantenga infraestructura informática para la proveeduría de servicios de telecomunicaciones y de aplicaciones en Internet, deberán conservar los datos de trafico de origen y destino de la comunicación o cualquier otra información que pueda ser de utilidad a la investigación.
  • A quien acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente.
  • A quien, sin la autorización correspondiente, revele, difunda o ceda, en todo o en parte, información privada referente a imágenes, audio, video o la información sensible de usuarios, se le impondrán de seis a doce años de prisión y multa de ciento cincuenta a doscientos días de salario mínimo vigente.
  • A quien publique, replique, comercialice, almacene o distribuya sitios web apócrifos en el territorio nacional o cualquier otro lugar fuera de él, se le impondrán de cinco a diez años de prisión y multa de 100 a 150 días de salario mínimo vigente.

Conclusión

Una iniciativa de ley controvertida, que por un lado promueve la necesidad de evitar el uso nocivo de Internet, que es una intención legítima y necesaria, pero lo hace limitando la libertad existente en el mundo digital y le otorga indebidamente facultades al gobierno federal para investigar, controlar y sancionar todo aquello que crea que atenta contra los intereses de terceros, donde los políticos son lo más sensibles.

Esta propuesta está condenada al fracaso. Más valdría promover el buen uso de los medios digitales a través de una gran campaña nacional de alfabetización digital y de su uso productivo. Lo negativo, con las buenas prácticas y la mejora de la cultura digital, se irá resolviendo. Nadie puede creer que el gobierno tenga la capacidad y la neutralidad en este caso, como tampoco lo ha sido en otros, de ser la mejor opción para vigilar y sancionar los excesos.

Autor:

Fecha: 
Martes, 03 de Noviembre 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Libertad

“Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”. Artículo Tercero de la Declaración de los Derechos Humanos. La que contiene 30 artículos de los cuales cinco se ocupan de algún tipo de libertad. Existen muchos tipos de ella. La falta de conocimiento, las diferencias y lo ambiguo del concepto libertad, han permitido que ésta se dañe, se viole, se altere y lo peor de todo, se piense, se crea o afirme que lo que sea que realice la persona es porque tiene y goza de libertad. En otras palabras, la libertad no es definida, ni entendida, menos conocida y aceptada por todos de igual forma.

Lo anterior no sólo representa, sino que muestra diversos problemas. Los que no son sólo de percepción o de semántica. El más grave es epistemológico. ¿Por qué? Porque la mayoría de la gente cree que ser libre es la facultad que la persona tienen para ser y hacer lo que quiera, como quiera, cuando quiera, como quiera, con quién quiera, para lo que quiera, si quiere. La libertad no es nada de lo anterior, pero sí incluye parte de lo anterior. ¿Paradójico? Sí.

Todos los diferentes tipos de libertad que existen o se conocen se refieren a una. La libertad que se ubica en el interior del ser humano. “In interiore hominis”. La que tiene que ver con otro concepto muy comentado e igualmente mal entendido; “el libre albedrío”. El que es un concepto original de la Teología y la Ética Cristiana que hemos heredado en el mundo y en la cultura occidental través de los siglos. Se ha usado como la razón para ser libre o hablar de libertad. Lo que es ciertamente correcto.

El “libre albedrío” ha de considerar siempre que la libertad tiene dos instancias básicas. La libertad externa, en primer lugar. Que es la condición de ser libre o no libre en relación con los demás seres humanos. Sus congéneres. Su prójimo. Lo que sería una forma de relacionarse o de coexistir en libertad con la libertad de los demás. Con la libertad ajena. Esto es lo que escuchamos cuando alguien dice: "la libertad de uno termina donde inicia la libertad del otro". Sí, pero ello es sólo un axioma que no se sigue y menos se respeta. El que no es tomado en cuenta por los actores de la libertad pregonada. Por nosotros. Entonces es sólo retórica.

“Las leyes se hicieron para romperse”

Cuántos de nosotros repetíamos esa frase a principios de la década de los setenta del siglo pasado. La que era-seguramente-producto de otra: “prohibido prohibir”. La herencia de ésta frase originada en París en 1968, es una muestra del pensamiento que permeó hacia la cultura occidental. Representa una “revolución” en el pensamiento que exige libertad. Que se revela al “status quo”. Surgen los movimientos clamando por la libertad del ser humano. Libertad sexual, de pensamiento, de acción, de ser. Diferentes tipos de libertad. Lo que es grandioso. Sin embargo, a la distancia, después de haber sido uno de los que gritaron prohibido prohibir y de haber sostenido que las leyes eran para romperse, entiendo que hubo algo muy importante que no tomamos en cuenta y que ha dado forma a la manera como entendemos la libertad posmoderna. No entendimos que sin leyes no hay libertad.

Y es que sin estas normas de conducta -las leyes- estamos condenados a vivir a merced de tiranías, de absolutistas, de caprichos, de positivismos jurídicos de parte de jueces, legisladores y del gobernante de ocasión. Las leyes garantizan que no impere el criterio de un estulto que llegue al gobierno. Y ésas, las leyes, determinan la libertad de cada uno.  Pero debido a una tendencia propia de la libertad, ésta se desvirtúa y se mal entiende fácilmente.  Esa tendencia es, la tendencia al libertinaje. La que surge por una carencia de controles y por la falta de entendimiento de los dos tipos básicos de libertad; la interna, que es la libertad de querer y la externa, que es la libertad de hacer. Lo que nos permite entender y digerir que la libertad o el conjunto de libertades que tenemos y que hoy pomposamente se llaman “derechos humanos” no pueden pasar por encima de la libertad de los demás. Que es El Meollo del Asunto.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 24 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De las conductas sorprendentemente fascistoides de cierta diputada de "izquierda"

Comienzo hoy con una pequeña encuesta y posteriormente me explico:

1.- ¿Establece usted alianzas con los sectores y personajes más conservadores de la sociedad y se exhibe públicamente con ellos?

2.- ¿Defiende usted la fortaleza absoluta e indiscutible del Estado?

3.- ¿Considera que no todos somos iguales y que hay diferencias importantes dependiendo de la raza o religión?

4.- ¿Defiende un orden jerárquico en la sociedad basada en razones elitistas y de segmento socioeconómico?, o dicho de otra manera, ¿usted cree que “hasta en los perros hay razas”?

5.- ¿Cree usted en la exaltación de un caudillo que se enfrenta a todo y a todos por el “bien del pueblo bueno”?

6.- ¿Defiende y apoya el corporativismo como una forma de agrupamiento y manejo de las masas?

7.- ¿Considera que la censura en muchos casos es necesaria para evitar que los que piensan mal (o sea distinto a usted) puedan alienar a las masas?

8.- ¿Le parece que hay arte, libros y/o programas “perniciosos” que los niños e incluso muchos adultos no deberían leer o ver?

9.- ¿Piensa usted que el caudillo está por encima y más allá de las instituciones?

10.- ¿Considera que en determinados contextos se justifica la violencia como una forma de lograr reivindicaciones?

Queridos amigos, si la mayoría de las respuestas las contestaron con un sí, les informo que son ustedes unos fascistas, y fuertes candidatos a pertenecer y/o destacar en algunos partidos políticos de nuestro país, ya sabrán ustedes cuales…

Y digo esto porque debo confesar que a mí no me gustan los programas de Laura Bozzo, no son de mi preferencia, ni creo jamás tener la paciencia y curiosidad malsana para meterme en los problemas más íntimos de los demás a las 3 de la tarde. Desde mi punto de vista el programa es grotesco y en esta emisión falta, sobretodo, buen gusto. Pero…usando la manida frase achacada a Voltaire, sería capaz de dar mi vida porque está señora tuviera su programa de televisión o de radio si es que las empresas para las que trabaja así lo decidieran y a ella también le conviniera. Después de ver las fascistoides declaraciones de la diputada del PRD Verónica Juárez Piña no puedo sentir más que una enorme tristeza y horror por lo en que se han convertido muchos miembros y ex miembros de este instituto político (y de otro) que se ha ostentado desde su fundación como de “izquierda”. Esta legisladora, remedo de Hitler, Chávez, Castro, Maduro y otros engendros nacionales, osa decir que la conductora peruana debe ser “expulsada” del país (como si nos gobernara Stalin) por poner en peligro “la vida, integridad y dignidad de niñas, niños y adolescentes”. Los deseos de censura de muchos no han desaparecido, ni por la caída del muro de Berlín en el lejano 1989. Abramos los ojos, tales pedimentos no son de izquierda ni de nada que se le parezca, son añoranzas de un totalitarismo que deben aterrorizarnos. En fin…mi solidaridad con la Sra. Bozzo por horrendos que sean sus programas… Ah…y una sugerencia final a la Diputada Juárez Piña: hasta donde sé, no es obligatorio ver el mentado programa “Laura”, tenemos en la televisión abierta o por cable decenas de opciones que podemos disfrutar o padecer, gracias a un movimiento muy logrado de nuestra especie, apretar un botón y cambiar de canal, yo digo… La recomendación de la semana: vayan a disfrutar la tradicional cocina mexicana al Azul de la Condesa, en Nuevo León 68. No dejen de probar los buñuelos de pato bañados de Mole Negro; el tamal de frijol; y para los que les gusta, la cochinita pibil. Vale la pena. Desde luego hay área de fumar en una terraza pequeña pero bonita como para pasársela bien con estos calores. Les va a gustar. Y besitos a los niños… tan, tan.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 29 de Julio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

"LIKE": Lo que podría estar detrás de mucho de lo que compartimos y de los likes de Facebook.

Algunas veces, cuando utilizo Facebook, tengo miedo de convertirme en una especie de ratoncito del Flautista de Hamelin, que es dirigido hacia un gigantesco entramado, gobernado por el mundo de las multinacionales y de la publicidad. Paso mucho tiempo en las redes, leyendo y compartiendo información y preguntándome si, en medio de tantos datos e imágenes, que pasan con una rapidez trepidante, no corro el riesgo de convertirme en un ¿aprendiz de todo y maestro de nada? Por ejemplo, leer una frase de Oscar Wilde (y otra de Kafka y otra de Steve Jobs) en las redes, no me convierte en un lector de Oscar Wilde. Me cuestiono si no sería mejor emplear todo ese tiempo leyendo textos completos. Las redes son un reflejo de la sociedad postmoderna, caracterizada por la fragmentación. Pero, ¿cuánta de esa información está descontextualizada? ¿Y cuánta de ésta es desinformación? Hace algunos días se estuvo compartiendo una imagen del filósofo francés, Claude Lévi-Straus, junto con el anuncio de su muerte. Encontré en Facebook un comentario tan absurdo como éste: «Acabamos de perder a un gran pensador. Descance en paz, Lévi-Strauss». Poco tiempo después, mi amigo, el escritor y biólogo Pedro Paunero, publicó un post, recomendando a sus amigos de Facebook leer bien las noticias y no sólo los encabezados antes de compartirlos. Lévi-Strauss murió en 2009. El problema en Facebook es que muchas veces las fuentes no se verifican.

Después de publicar mi situación emocional en Facebook y luego de no pocos inconvenientes relacionados con Facebook y mi vida personal, me he preguntado si escribir: «Me siento triste», por ejemplo, sirve realmente de catalizador para aliviar esa tristeza o si sólo muestra un aspecto de mi vida que a los demás no les interesa en lo absoluto. Tal vez, tras la publicación de mi estado emocional, reciba varios likes y algunas palabras de aliento en los comentarios (nunca, una llamada telefónica o una visita personal de apoyo). ¿Esos likes y comentarios, algunas veces demasiado simplistas, harán que me sienta menos triste? En todo caso, ¿quién es el destinatario real de esos mensajes? Todos y nadie. Quizá, yo mismo. He leído estudios psicológicos a favor y en contra de los efectos que tiene la publicación, en las redes sociales, de las emociones y de los detalles de la vida íntima en la salud mental.

¿Por qué son populares tan las redes sociales? La respuesta tiene que estar en la soledad.

En junio, Umberto Eco, uno de los mejores escritores contemporáneos, arremetió contra las redes sociales y sus usuarios, diciendo: «Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios».

Con todo lo que he publicado en Facebook, debo de ser ya el mayor idiota del planeta.

Pero Umberto Eco no ha de estar tan equivocado. No dudo que su comentario tenga más fondo que forma. Aunque también podría ser rebatido. ¿Por qué la cultura y la información tienen que estar en manos de las élites únicamente? ¿Qué no son propiedad de todos, de la humanidad? ¿No son las redes socials, precisamente, una especie de revolución, una forma de quitarle todo el poder a esas élites? Dicho de otra manera, ¿no son un nueva forma de ejercer la democracia, capaces de dar voz a quienes no la tenían?  

El gran escritor mexicano, Juan Villoro, escribió que una cosa es tener una idea sobre algo; otra, disponer de información sobre eso; y otra, tener autoridad sobre el tema. Creo que a eso se refería Umberto Eco. Muchas veces opinamos sobre temas que no conocemos a profundidad, como si fuéramos una autoridad en la materia, de manera que terminamos por desinformar, informar a medias o banalizar la información y el conocimiento.

El periodista y catedrático de la Universitat Ramon Llull de Barcelona, Josep Lluís Micó, dice1 que la mayoría de los motivos que tienen los internautas para compartir y dejar constancia en la red de aquello que les ha gustado son obvios.

Pero eso no es todo.

Algunas veces es difícil saber qué hay detrás de estos movimientos ejecutados por personas comunes, convertidas en «distribuidores eficientes de contenidos». Dice que una de las respuestas podría estar en la Teoría de los usos y gratificaciones (TUG)2.

A grosso modo, esta teoría investiga la comunicación en masa. Mientras que otras teorías estudian el alcance de los medios de comunicación en las personas, la TUG investiga qué efectos tienen las personas en los medios de comunicación. Según esta teoría, es la audiencia la que elige los contenidos que presentan los medios, de acuerdo a sus deseos y a sus necesidades, con el fin de conseguir una gratificación (satisfacción). Lo anterior implica que los medios tengan que competir entre ellos para ganarse a la audiencia.

En las redes sociales y, en concreto, en Facebook, el medio de comunicación no aporta el contenido; los usuarios hacemos al medio. Todos opinamos, difundimos, juzgamos y criticamos.

Aquí es donde el asunto se pone más interesante.

Por ejemplo, antes de las redes sociales, los medios de comunicación y las empresas encuestadoras podían afirmar que algún candidato o gobernante gozaba de una popularidad determinada. Ahora, con las redes sociales, se puede «palpar» de qué manera, una gran parte de los internautas (o de los idiotas de los que habla Umberto Eco) percibe a dicho gobernante. Si los datos no coinciden es porque algo extraño está ocurriendo. Podría presumirse que alguien los está manipulando. Por otra parte, las redes sociales permiten que información relevante se conozca en muchas partes y a gran velocidad (por ejemplo, cuando se han robado a un niño). Hay sucesos que nunca se conocerían si las redes sociales no existieran (p.e. el maltrato a los animales que se dio recientemente dentro de una tienda de mascotas en México).

Si la prensa es conocida como el cuarto poder, ¿en qué se convierten las redes sociales? ¿Comparten una parte ese cuarto poder, en qué proporción? ¿Son un quinto poder, el poder de la masa? ¿Son un contrapeso a todos los poderes existentes? ¿Son una especie de vigilante de los demás poderes?

Lo cierto es que compartimos y damos likes a los contenidos de Facebook que nos interesan, a los que llaman nuestra atención, a lo que nos entretienen, satisfacen nuestra curiosidad o nos dan algún tipo de beneficio (o gratificación).

Compartimos para buscar vínculos emocionales con los demás, a través de nuestros gustos e intereses.

Pero hay más.

Un estudio del New York Times reveló que el 68% de los usuarios de las redes sociales comparte aquella información que lo ayude a definirse de una manera determinada frente a los demás.

Es decir, nos proyectamos e intentamos revelar nuestra personalidad o, más bien, lo que quisiéramos que los demás vieran de nosotros en Facebook. Rompemos la línea que dividía lo público y lo privado.

En la vida real, ¿a cuántas de las personas que tenemos de amigos en Facebook invitaríamos a nuestras casas, les mostraríamos lo que comemos y lo que bebemos, les contaríamos chistes, les hablaríamos de cómo nos sentimos, de nuestras relaciones amorosas y les mostraríamos nuestros álbumes de fotos?

No lo sé.

Lo anterior es materia de otro debate.

Habrá que seguir atentos a la retórica de Facebook y de las redes sociales en general. Están aquí. Y forman una parte insospechada de la nueva forma que tenemos de comunicarnos. 

______________________________________________________________

http://www.lavanguardia.com/opinion/temas-de-debate/20130324/54370608811...

http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lco/menendez_g_pi/capit...

Secciones:

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Ego de Eco

Y la legión de imbéciles que “hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la colectividad” se extiende hasta la boca de un Premio Nobel ocupando un desagradable lugar entre ellos. Las palabras hicieron Eco después de que a Umberto lo embruteció el ego o quizá la necesidad de reafirmar que lo hemos leído.

Alrededor del mundo se conoce la literatura de Eco, miles de veces se habrá leído su obra sin saber siquiera sus antecedentes o su galardón Nobel.

No hace falta que una boca ensucie la tinta y se convierta con ello en “el tonto del pueblo al nivel de portador de la verdad”.

Es cierto que las redes sociales y el internet le permite a cualquier pulga compartir sus saltos. También es cierto que cada uno de esos que participan en las redes tienen la libre opción de leer y creer lo que quieran.

Igualito que en una librería, no por ser libro y estar publicado en tirajes de miles de ejemplares quiere decir que es bueno. También en las librerías existe mucha basura y mentiras y hay quien compra esa basura, cree esas mentiras y lo que es peor, se alimenta de ellas.

También, cualquiera con poder adquisitivo puede publicar un libro y eso no lo hace perfecto o imperfecto, lo hace atrevido aunque sus letras no sean buenas. También hay periódicos, revistas, programas de televisión que son basura regida por legiones de imbéciles y dirigida a público insensato que lo cree y lo vive.

Antes de internet, antes de las redes sociales, había exactamente lo mismo que vemos hoy, aunque no sea en las mismas proporciones.

No es necesario, Sr. Eco, que ofenda porque ni está en un bar, ni se está tomando un vaso de vino y sí está dañando a la colectividad, a la gente que usted considera imbécil y que un día quizá deje de serlo. También agredió a una mayoría que escribe sentidos y contrasentidos con fundamento, raciocinio y que nunca han publicado un libro ni han ganado premios literarios.

No es mentira ni novedad lo que usted dijo, lo que sí es mentira es la generalización. No puedo defender a esa legión de la que habla porque no conozco a quienes la integran y yo decido lo que quiero leer y decido quienes son los intelectos que quiero frecuentar en mi red social y mi grupo de amigos son solo personas que piensan, sin excepción.

No le hace falta, Sr. Eco, que muestre que a Umberto se le pudo haber lastimado el Ego solo porque ahora todos podemos escribir y publicar, ya leí una buena parte de su obra y eso fue todo. A mí me dijeron alguna vez: “Esas no son formas, niña” y eso, yo era una niña y se aprende a veces.

Ni estoy en un bar, ni me gusta el vino.

Legión de lo que sea, sigan escribiendo lo que quieran, no necesitan permiso de nadie, ya cada quien decidirá si leerlos o creerles, así nadie pierde, nadie gana y todos contentos con sus propias imbecilidades y la libertad que ofrece esta red de arañas en la que todos vamos en rueda y rueda hasta que nos alcance con fortuna una espiral y nos lleve a lo que sigue.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 19 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1885 - Arriba al puerto de Nueva York la "Estatua de la Libertad"

Las distintas partes de la estatua fueron terminadas en Francia en julio de 1884. La estatua recibió hasta entonces múltiples visitas, como la del presidente de la república francesa Jules Grévy y el escritor Victor Hugo. El desmontaje comenzó en enero de 1885.

La estatua fue enviada a Ruan en tren, luego bajó el Sena en barco, antes de llegar al puerto de El Havre. El monumento llegó a Nueva York el 17 de junio de 1886, a bordo de la fragata francesa Isère, y recibió una acogida triunfal por parte de los neoyorquinos. Para hacer posible la travesía por el Atlántico, la estatua fue desmantelada en 350 piezas, divididas en 214 cajas, teniendo en cuenta que el brazo derecho y su llama estaban ya presentes en suelo estadounidense, donde habían sido expuestos en la Exposición del Centenario de Filadelfia y luego en Nueva York. 36 cajas fueron reservadas para las tuercas, los remaches y los pernos necesarios para la ensambladura. Una vez llegada a su destino, la estatua fue ensamblada en cuatro meses, sobre su nuevo pedestal. Las diferentes piezas fueron unidas por remaches de cobre y el vestido permitió resolver los problemas de dilatación.

El 28 de octubre de 1886, la Estatua de la Libertad fue inaugurada en presencia del presidente estadounidense de la época, Grover Cleveland, antiguo gobernador del estado de Nueva York, delante de 600 invitados y millares de espectadores.

Fecha: 
Viernes, 17 de Junio 2016 - 09:40

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La libertad de ser libres

La artista y fotógrafa surrealista Meret Oppenheim dijo que “la libertad no se concede, uno tiene que tomársela”. Thomas Hobbes, filósofo inglés, al mismo respecto, afirmó que el hombre libre “es aquel que, en aquellas cosas que puede hacer en virtud de su propia fuerza e ingenio, no se ve impedido en la realización de lo que tiene voluntad de llevar a cabo”.

Este par de citas son valiosas porque coinciden, aun con las diferencias en la forma de llegar a tales afirmaciones, me refiero a aspectos meramente del pensamiento fundamentados en distintas formas de ver y llegar al mundo, en el hecho de utilizar la voluntad para ser libres, porque la voluntad no es otra cosa que la puerta a nuestra libertad.

La felicidad bien puede medirse por nuestra capacidad a ser libres –dejemos a un lado el debate filosófico metafísico sobre si en verdad el hombre tiene voluntad; es decir, si en realidad somos seres individuales y libres y no parte de un todo que se mueve un tanto de forma mecanizada para fines que competen únicamente al universo.

Dicha libertad que hemos tenido que ceder en función de la formación de sociedades, se ha puesto de manifiesto con distintas corrientes artísticas a través de la historia, éstas corrientes en sí mismas son rupturas: se desprenden de la tradición del pasado para ser algo que podríamos catalogar como moderno o nuevo que, a su vez, tal modernidad estará condenada a fracturarse. De esta forma, la modernidad es una infinidad de mosaicos dispuestos a encajar en alguna parte del futuro de la historia.

Pero dichas modernidades son producto precisamente de esa libertad que algunos ejercen y han ejercido a través de la historia. Sin tales rupturas, sin esos ejercicios de libertad consciente, seguiríamos viviendo en la Edad de Piedra, porque para seguir caminando hacia adelante –y no dar vueltas sobre nuestro propio eje (después de todo somos incapaces de detenernos)— es necesario el rompimiento con lo establecido, que puede traducirse en maneras de interpretar el mundo, de crear arte; cuestiones que tienen que ver con la moralidad, etcétera.

Por eso es importante conocer la obra de aquellos hombres y mujeres libres que siguieron, ya no sus sueños, sino el de los demás. Que decidieron pensar por separado. Hacer lo que les venía en gana aceptando las consecuencias que acarrearía dicha decisión, pero con la idea clara de querer ser diferente, de hacer las cosas de manera distinta, de lograr cambios tangibles.

Un ejemplo del poder de la libertad (pensamiento y acción) es Pablo Picasso: “Cuando yo era pequeño mi madre me decía: si te haces soldado llegarás a general, si te haces cura, llegarás a ser Papa. En cambio de todo eso decidí ser pintor y me convertí en Picasso”; es decir, que al separarse de lo normal, lo cotidiano o la tradición, consiguió su independencia.

Este mundo necesita personas que tengan la voluntad de ser libres, y no sólo quedarse en esa falsa forma de libertad que creen ejercer muchos –el pregonar cierta libertad, pero al mismo tiempo quedarse callado ante el contexto social o no cumplir metas personales por la inmensa cantidad de pretextos que se generan por la comodidad, por ejemplo. Se podrá decir en favor a la tradición que es el hombre y sus circunstancias, pero tales hechos también se van formando; es decir, por supuesto que es mucho más difícil ser libre con hijos a cuestas, pero, en ese sentido, será mejor pensar en no tenerlos, en buscar vías para prevenir embarazos no deseados, en fin, el hecho es que nuestra libertad empieza a gestarse desde muy temprana edad— y que sólo ayuda a aquellos que les interesa y conviene que las cosas sigan igual.

Por ello, es necesario que seamos libres para obtener nuestra individualidad, para separarnos de las masas que se la pasan girando sobre sí mismas.

Sólo al tener dicha individual podremos generar los cambios que nos empeñamos en dejar sobre las espaldas de otros, que ya es sabido, no han ni podrán con tal peso.

Autor:

Fecha: 
Viernes, 12 de Junio 2015 - 16:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las reuniones de Carmen Aristegui y MVS

El día 9 de marzo de 2015, durante la transmisión en vivo del noticiero Noticias MVS, primera emisión Carmen Aristegui anunció públicamente que MVS Radio lanzaría en nuestro país la plataforma denominada “MÉXICOLEAKS”. El 10 de marzo de 2015, MVS Radio aclaró mediante un comunicado que no se oponía a la plataforma de “MEXICOLEAKS”, pero puso de manifiesto que se le había comprometido públicamente sin su consentimiento.

aristegui-mvs1.png

La noche del 15 de marzo 2015, MVS informó que dio por terminada su relación laboral con la periodista Carmen Aristegui, luego de que ésta exigiera la reinstalación de dos colaboradores despedidos por uso indebido del nombre de la compañía. Ese día con la intervención de un Corredor Público, un Notario Público y una empresa de mensajería, se dejó en la puerta del domicilio particular de Carmen Aristegui una nota en la que MVS Radio le notificaba la terminación del contrato.

El 31 de marzo de 2015, MVS Radio promovió una demanda por la vía mercantil ante el Juez de Distrito Décimo Cuarto de lo Civil, por uso indebido de propiedad intelectual e industrial; derechos de autor, uso de recursos sin autorización y comprometer a MVS, ya que dentro de la página denominada Aristegui Noticias, se incorporaron videos que forman parte del contenido del programa Noticias MVS primera emisión.

Ante esto, el pasado 9 de abril, Carmen Aristegui promovió demanda de amparo ante el Juez Octavo de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal ,Fernando Silva García ,en el que solicitó la suspensión de los actos reclamados para el efecto de que se permitiera el acceso de ella a las instalaciones de MVS Radio para que continuara las transmisiones del noticiero denominado Noticias MVS Primera Emisión que venía transmitiendo de lunes a viernes de las seis a las diez horas y que este trabajo periodístico se pudiera realizar en pleno ejercicio de su derecho a la libertad de expresión sin imposición alguna y particularmente que no tuviera que observar los lineamientos que MVS le exigía.

aristegui-mvs2.png

El Juez de Distrito Octavo Administrativo le concede primero la suspensión provisional y posteriormente definitiva dando inicio a las pláticas conciliatorias ordenadas por el juez.

Hubo dos reuniones:

  • La primera reunión fue el 18 de mayo de 2015. Alrededor de las 11 de la mañana y en compañía de dos abogados, de acuerdo a Reforma, Carmen Aristegui ingresó a las instalaciones para reunirse con un representante de la empresa. El abogado Xavier Cortina dio a conocer que durante el primer encuentro, que duró alrededor de una hora con 40 minutos, se acordó realizar una segunda reunión el 21 de mayo.
  • La segunda reunión fue el 21 de mayo de 2015. Como informó Reforma, esta reunión duró más de dos horas. El mediador del conflicto, José Woldenberg, hizo varias propuestas. Sin embargo, no llegaron a ningún acuerdo, por lo que la solución se encuentra en el poder judicial.

Hay que recordar que el espacio radiofónico de Carmen Aristegui había dado cobertura meses atrás a casos de repercusión nacional e internacional como la compra de una casa de Angélica Rivera, la esposa del presidente Enrique Peña Nieto, conocido como la “Casa Blanca” y el asesinato de civiles en Tlatlaya.

Su noticiario, MVS Noticias Primera Edición en la frecuencia 102.5 del FM, era uno de los de mayor audiencia de noticias de la mañana. Por ello, el hecho de que Aristegui dejara de trabajar en ese espacio es calificado por algunas voces como negativo a la libertad de expresión y al periodismo crítico. Muchos presumen la intervención gubernamental en este hecho. Tal vez ocurrió o tal vez no. Hasta la fecha no hay una sola prueba contundente de que así hubiese ocurrido. Pero este asunto en principio laboral, ha tenido repercusiones jurídicas y mediáticas tanto en el ámbito de los medios de comunicación como en el de las redes sociales.  

Autor:

Fecha: 
Jueves, 04 de Junio 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1

Columnas:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¡Francisco sigue causando revuelo!

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 13 de Mayo 2015 - 11:00
Redes sociales: 
1

La de Ocho: