Se encuentra usted aquí

ley de juegos y sorteos

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Otra Nota de la Ley de Juegos. El Hipódromo de las Américas y sus Planes.

¡Todos los días se aprende algo...!

Durante la reunión de trabajo que tuvimos el 29 de mayo con la Directora General Adjunta Jurídica de la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, Alejandra Guerra Juárez, en algún momento mencioné que en mi opinión, la Ley de Juegos y Sorteos vigente prohíbe los llamados juegos de azar que se permiten dentro de los "casinos". Dice el texto de la Ley vigente:

ARTICULO 1o.- Quedan prohibidos en todo el territorio nacional, en los términos de esta Ley, los juegos de azar y los juegos con apuestas.

ARTICULO 2o.- Sólo podrán permitirse:
I.- El juego de ajedrez, el de damas y otros semejantes; el de dominó, de dados, de boliche, de bolos y de billar; el de pelota en todas sus formas y denominaciones; las carreras de personas, de vehículos y de animales, y en general toda clase de deportes;
II.- Los sorteos.
Los juegos no señalados se considerarán como prohibidos para los efectos de esta Ley.

Nos explicó la joven y atenta la funcionaria que la Secretaría sí puede otorgar otros permisos de acuerdo al artículo 4.

ARTICULO 4o.- No podrá establecerse ni funcionar ninguna casa, o lugar abierto o cerrado, en que se practiquen juegos con apuestas ni sorteos, de ninguna clase, sin permiso de la Secretaría de Gobernación. Esta fijará en cada caso los requisitos y condiciones que deberán cumplirse.

Así, por ello, se permitieron y proliferan tantos Casinos en dónde se consiente jugar de todo. De un artículo a otro, la Ley es... curiosa.

la_ley.jpeg

Así funciona nuestro país en esta materia: la discrecionalidad en su máxima expresión. Por ello urge una nueva Ley de Juegos y Sorteos que regule, vigile y autorice la actividad pero que sobre todo "proteja al ciudadano" —que gusta de divertirse en estos centros de entretenimiento— de abusos que se pudieran dar (y se dan) irremediablemente. Además, la nueva Ley debiera tener la visión de equilibrar las diferentes formas del juego que han proliferado: apuestas por internet, dados, ruletas, máquinas "tragaperras" (las tragamonedas) para no permitir que una forma de juego canibalice a otra como sucede.

Para su información, el aficionado debe saber cuál es su chance de perder o ganar en determinado juego. Los expertos dicen, que si juega con una estrategia definida, los Dados y el Blackjack los jugadores pueden reducir la ventaja que tiene la casa. En la siguiente liga se puede ver conocer la ventaja de cada juego. Las tragamonedas es otra historia, pues se programan electrónicamente y algunas de ellas son verdaderos asaltos a mano a armada. Actualmente no hay control ni reglamentación vigente en este aspecto.

Es interesante otra información publicada en la prestigiada revista The Blood Horse que anuncia un "convenio de largo plazo" entre Roberts Communications Network y la empresa española Codere, que se ostenta como propietaria del Hipódromo de las Américas y para que se transmitan por todo el orbe las carreras de nuestra planta hípica. La declaración del director hípico del grupo español Codere, Ramón Rionda Jean del 15 de junio de 2015 se puede leer en la siguiente liga: Asociación Codere.

También el gerente general, Sergio Alamán González sostiene que estos proyectos y acuerdos tiene el propósito de beneficiar a los caballistas... Seguramente José Antonio Martínez Sampedro, todavía Presidente de Codere, está encantado de escuchar tan buenas noticias de sus empleados...

¿Qué este par cree que trata con idiotas?¿Qué creen que los apostadores de otras latitudes no investigan? ¿Que las empresas aludidas no saben con quién tratan? Quién chingaos va a querer jugar nuestro hipódromo si lo que sucede es una infamia (unos ejemplos bastan):

1) Se sigue permitiendo que un sólo dueño, con distintos seudónimos, ofrezcan él solo una carrera en contra de un principio fundamental de la hípica: transparencia. Esto es una fraude en contra del público apostador.

2) Que no sabe este par que hay que dar a conocer cuál es el take out (la retención) que se permite —y que en ningún lado se informa— cuestión fundamental para que los apostadores se animen a "invertir" en nuestro hipódromo y así competir de manera ventajosa con otros que ofrecen su señal al mundo.

3) Porqué no ordenan publicar en la página web del Hipódromo los resultados de las carreras completa.

4) Qué no saben que seguir apoyando a su espuria autoridad hípica —que la misma empresa creó— la llamada Comisión Mexicana de Carreras de Caballos y de Galgos, A.C., Órgano Técnico de Consulta de la Secretaría de Gobernación ha causado la grave falta de credibilidad en todo el espectáculo y por ello la asistencia y la apuesta se ha reducido de manera notable... y para que le seguimos.

Todo ello lo ha permitido la Secretaría de Gobernación para que sea la misma empresa permisionaria, sus cómplices y aliados, para que se "auto regule, vigile y sancione toda la actividad hípica del país" y a la hora de la hora, la verdadera autoridad reguladora (la SEGOB) exprese que no es asunto de su incumbencia lo que determina la mentada Comisión. Que ella sólo regula... ¿Qué la Secretaría de Gobernación le cedió a una asociación civil parte de sus funciones?

Entonces cabe preguntarse. No será que toda esta información difundida por la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas, en una de las revistas más prestigiadas del mundo hípico es una estrategia para hacer creer a la autoridad responsable —la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, a su director general el señor Luis Felipe Cangas Hernández y a Alejandra Guerra Juárez—,  que la empresa está trabajando para mejorar sus ingresos y de paso les da atole con el dedo —su especialidad— a los mal informados caballistas que cada vez crían menos caballos y en cuanto acabe el sexenio —si alguien no pone orden— no habrá equinos que montar... Al tiempo.

Fecha: 
Miércoles, 17 de Junio 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Ley de Juegos con Apuesta, Duerme. Mexicanos en el Kentucky Derby.

Al momento de escribir estas líneas el momio para que la iniciativa de la Ley de Juegos con Apuesta se discutiera y aprobará en el Senado de la República era de 90 a 1.

Prácticamente se acabó el período ordinario de sesiones del Congreso de la Unión y la iniciativa en comento se quedó atorada —con el "clutch" adentro—. No hay anuncio o señal alguna de que se pudiera convocar a un período extraordinario para aspirar a que se discutiera. Morta por el momento. Por meses. Tal vez por años.

Y me pregunto: qué para que se apruebe alguna ley tiene que haber consenso entre los grupos parlamentarios. Qué no en las "democracias" las mayorías deciden. ¿No hubo negociación?¿O temieron aprobarla por las próximas elecciones? ¿O la quieren ajustar y perfeccionar? No lo entiendo. Es probable que la coalición PRI/Verde/Panal fuera suficiente para aprobarla. Evidentemente alguien no quiso.

La industria del "Juego con Apuesta" existe en nuestro país; puede ser una actividad económica sólida e importante y parece no importar su correcta legislación. La promulgación de esta Ley tiene por objeto sentar las bases para regular y vigilar una industria que puede producir muchos empleos e ingresos para la hacienda federal; para los estados y municipios y se vuelve a dejar de lado. Dormida. En Macao, donde los chinos permitieron las apuestas legales, el 40% del ingreso de las máquinas tragamonedas son impuestos y se recaudan muchos millones de dólares por este concepto. ¿En dónde está la Secretaría de Hacienda; qué no le urgen ingresos?

Aparentemente es mejor renunciar y dejar que las actividades de esta industria se rijan por una Ley obsoleta —la reina de la discrecionalidad la he llamado— ¿Qué pasa? ¿Hay intereses fácticos que se oponen a tener una Ley que regule y vigile seriamente está actividad? Es la única explicación, pues así es fuente de componendas y negocios entre funcionarios y empresarios. Y sigue la mata dando...

De esta manera, se inhibe el crecimiento y la posible inversión nacional y extranjera de una actividad que bien regulada es una fuente de riqueza y no, como refiere un amigo, que prefiere encontrarse a Alfonso Capone o a cualquier malhechor recién aprehendido que ser despelucado en algún "casino" de los 300 que existen en México por retenciones excesivas y falta de supervisión gubernamental.

En fin, lo anterior explica —es muestra— de lo que pasa en muchos sectores de este país y así se comprende el hartazgo de gran parte de la sociedad hacia nuestros legisladores quienes se tomaron su tiempo para aprobar la Ley de "un Día Nacional de la Oratoria", la cual seguramente producirá muchos empleos y dejan en la congeladora iniciativas importantes.

Ahora, los Diputados actuales en 4 meses dejarán sus curules —sin dejar de cobrar sus jugosas dietas— y se irán a las campañas, a dizque visitar sus distritos o a preparar sus estrategias para ver dónde se acomodan pues pronto se les acabará la chamba. Así pasarán hasta el 30 de agosto sin calentar sus cómodos asientos del recinto parlamentario —sin levantar el dedo— excepto los designados para asistir a la Comisión Permanente. Por lo descrito y en mi opinión, esta es otra razón de peso para que el Poder Legislativo cambie de fondo; menos diputados y más eficientes. ¿Qué no era promesa de campaña?

En cambio, los Senadores de la República todavía estarán en sus funciones tres años más y algunos cuantos estarán afinando sus posibles candidaturas para aspirar a gobernar sus estados. A partir del mes patrio —en septiembre— seguirán con sus debates y legislando en coordinación con la nueva Cámara de Diputados en su versión LXIII que elegiremos el 7 de junio.

Para la Industria Hípica de Carreras de Caballos (que su servidor representa), la iniciativa de la Ley de Juegos con Apuesta y Sorteos aprobada por los diputados es bastante desfavorable; lo he comentado en muchos de mis artículos anteriores publicados en el Times de Eduardo Ruiz-Healy www.ruizhealytimes.com y en https://www.facebook.com/HIPICAMEXICANA?ref=hl.

No me queda otra más que seguir picando piedra para tratar de convencer a las autoridades gubernamentales que nos escuchen y pongan remedio para evitar que la crianza y las carreras de caballos Pura Sangre desaparezcan en nuestro país, todo ello gracias a la ineficacia de la empresa permisionaria CODERE —españoles que ahora están empeñados en quemarle los cascos a los caballos de carrera, como lo hicieron con el emperador Cuauhtémoc por la codicia del Oro, ahora las jugosas utilidades del juego— y gracias también a las "gentilezas" del chapulín Marcela González Salas, próxima diputada federal, que hizo nada para rescatar la actividad, como era su obligación mientras fue directora de Juegos y Sorteos de la Segob.

Ya hemos solicitado respetuosamente —por supuesto— una entrevista con el nuevo director de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, el licenciado Luis Felipe Cangas Hernández para exponerle la grave situación que por años padecemos y que su responsabilidad atendernos. El nuevo funcionario goza de buena reputación. Ya les comentaré los resultados de nuestra gestión.

Por cierto, el sábado 2 de mayo se corre en el hipódromo de Churchill Downs la carrera más importante del mundo: El "Kentucky Derby" y los dos caballos favoritos serán montados por jinetes mexicanos. Víctor Espinoza, nacido en Hidalgo —que lo ha ganado dos veces— y Martin García, veracruzano, que es hoy por hoy uno de los jinetes mejor cotizados dentro del panorama hípico estadounidense.

¡Suerte Muchachos!

Fecha: 
Miércoles, 29 de Abril 2015 - 18:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Demandamos Transparencia... Marcela y su Ley de Juegos con Apuesta

El pasado 10 de febrero Marcela González Salas, Directora General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), en una insólita conferencia de prensa —vestida y maquillada cual artista de cine— informó de los avances logrados en la estrategia de combate a las máquinas tragamonedas que operan sin autorización de la SEGOB y que proliferan por doquier en el país: estanquillos, farmacias, tiendas de abarrotes, etcétera.

La acompañó el vocero de la Presidencia de la República Eduardo Sánchez Hernández, demostrando así el respaldo de Los Pinos que tiene doña Marcela y ahora entiendo porque se siente "la muy, muy". El vocero hizo una breve disertación sobre el problema de la adicción al juego y del "grave riesgo que esto representa para niños y jóvenes que son los grupos vulnerables a que están expuestos por este "grave mal".

Marcela informó que 13 mil "chinitas" —así denominó a las tragamonedas— se han entregado voluntariamente y han dejado de operar, aunque acto seguido el vocero anunció que son 25 mil máquinas las decomisadas. Hicieron un llamado para denunciar su existencia, pues se calcula que hay funcionando 115,000 máquinas en el país, es decir solo el 20% de las confiscadas y pueden tardar un buen tiempo en erradicarlas.

Es probable que existan muchas más "chinitas" pues de acuerdo a lo que me comentó un especialista del tema, el INEGI refiere la existencia de alrededor 700 mil establecimientos mercantiles y calculando de manera simplista que solamente el 10% de establecimientos de éste país tuviera 3 máquinas promedio estaríamos hablando de 70,000  por 3 = 210,000 máquinas al menos.

Por lo visto, se ha logrado poco en más de 2 años que lleva en su encargo la maestra ahora convertida en luminaria. El Programa lleva sólo 6 meses de su aplicación. ¿Por qué tardó tanto en aplicarlo? Y de acuerdo a su informe, no hay sólo detenido por tanta corrupción de la "mafia que maneja" este millonario negocio.

El problema de las "chinitas" solo se va a poder combatir eficazmente con la participación de las autoridades municipales y estatales —SEGOB no puede sola— o de plano se pudiera cambiar el enfoque y permitirlas con estrictos candados, como se hace con la venta de cigarros; pago de derechos e impuestos y todo lo demás. ¿No sería mejor regularlas? En la siguiente liga se puede ver la mentada conferencia:

https://www.youtube.com/watch?v=2JTAwVsFndY

De hecho, todas las máquinas tragamonedas y demás juegos de azar son irregulares —ruletas, póquer, blackjack, dados y compañía— los tolera la Dirección que tiene a cargo doña Marcela pues la Ley de Juegos y Sorteos vigente —obsoleta— lo prohíbe terminantemente. Existen gracias a la aplicación discrecional de un reglamento que no puede permitir lo que la Ley prohíbe. Así funciona nuestro país... Extraña que ninguno de los seis periodistas asistentes a la conferencia de prensa cuestionaran sobre este particular. 

Como soy mal pensado, me pregunto por qué tanto bombo y platillo para anunciar los pocos resultados de Marcela en la rueda de prensa. ¿No será para que se proyecte como la primera directora del nuevo Instituto Nacional del Juego?...ambiciosa es.

Como consecuencia —si atino en mi pronóstico— la primera afectada será la Industria Hípica, pues no va a tener apoyo alguno como hasta ahora lo ha demostrado Marcela en su desempeño. ¡Cree que la Industria Hípica es un hobby! Para ella esta actividad no es prioritaria... y nada ha hecho para aplicar la Ley y su reglamento en beneficio de la misma.

La Nueva Ley de Juegos que aprobaron el 59% del total de nuestros 500 ilustres diputados se debe enmendar desde su concepción. pues el país está demandando transparencia en sus instituciones. Se trata de una Ley que va a permitir y regular por fin el juego de azar en el país, pues el Juego es un "derecho humano" de acuerdo al dicho de la funcionaria. Creo que exageró. Ahora resultó defensora de los derechos humanos...

En mi opinión, el director del nuevo Instituto no debe nombrarse de la forma como está propuesta en la Ley aprobada por los Diputados; en mi criterio el Instituto debe regirse —como se hace en los países que tienen una legislación moderna— por un Órgano Colegiado formado por especialistas, autónomos e independientes y nombrados en un proceso de selección que hagan los Senadores o los Diputados. Así como crear en el texto de la Ley una "Comisión de Nacional de Carreras de Caballos" formal para que la Industria Hípica —y en toda la Industria del Juego—  la discrecionalidad acostumbrada se destierre.

Los mexicanos demandamos transparencia —nitidez— a la hora de formar nuevas instituciones. Si los Senadores de la Republica no entienden lo que ha pasado en nuestro país con este tipo de decisiones, vamos a tener más de lo mismo.

Fecha: 
Miércoles, 18 de Febrero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Se Necesitan Crear Círculos Virtuosos... La Nueva Ley de Juegos

La perfección no es alcanzable, pero si perseguimos la perfección,

podemos alcanzar la excelencia... Vince Lombardi.

He encontrado que existe un similitud entre el mundo de las carreras de caballos y nuestro gobierno. Son mundos paralelos, valga la analogía. Para mi resulta claro que cuando los países son exitosos, sus hipódromos funcionan bien y viceversa. Es el resultado de crear círculos virtuosos para alcanzar la excelencia. Todo un reto.

De la analogía propuesta el Hipódromo de las Américas (HA) es un buen ejemplo.

Si a la empresa a la que se le otorgó la concesión federal de los terrenos de las Lomas de Sotelo y no cumple con las condiciones de su permiso —ni con el espíritu del mismo— y no hay quien la obligue, la consecuencia es el desastre que tenemos. De manera similar es con nuestro gobierno, las cosas tampoco funcionan del todo bien. Así se puede decir que la "empresa" es como el "gobierno".

Por otro lado, cuando los gobernados —los caballistas en nuestra analogía—, no exigen sus derechos —timoratos al fin— se comprende el fracaso que es el hipódromo (HA) en sus resultados. Hay decrecimiento.

Así, es claro que la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas sólo busca su interés; esto es generar utilidades para sus accionistas —a cosa de lo que sea— incumpliendo su permiso, pagando sueldos miserables y sin la capacitación correspondiente. Probablemente corrompiendo. De manera similar, si nuestros gobernantes sólo buscan su interés personal y adquieren bienes bajo sospecha —es probable que en muchos casos sea sólo la punta del iceberg de sus bienes mal habidos—  como se ha denunciado en la prensa nacional y extranjera, el país se vuelve un caos.

De esa manera, como vamos —en el hipódromo y con este gobierno— se están creando círculos viciosos que sufrimos todos los días en nuestra industria hípica y nuestra sociedad.

Para el hipódromo (HA) parece que es inevitable seguir en plena decadencia a menos que alguien empiece a poner orden; sean los funcionarios responsables; sean los legisladores con la aprobación de una excelente Ley en la materia; sean los caballistas y criadores quienes realmente no se han manifestado exigiendo mejores premios y una autoridad hípica independiente. Confiable.

Sí no hay condiciones para que se equilibren estas dos fuerzas, es decir entre gobernados y gobernantes —caballistas y permisionaria— no se va a poder engendrar un buen resultado. Los sucesos van a seguir igual o peor... Así se forjan las revoluciones. ¡Cuidado!

La corrupción, la impunidad y la discrecionalidad para aplicar la ley no se van acabar en México ni en el mundo por decreto —es imposible si se la achacamos a la condición humana— pero se pueden disminuir. En mi opinión, sólo se va poder reducir este mal —ya endémico— teniendo las leyes adecuadas y que se exija su aplicación. Aquel que infrinja, es decir, no cumpla con una ley, norma u acuerdo o actué en contra de lo dispuesto en ellas, debe recibir una sanción ejemplar y si es grave, a la cárcel.

Quien incurra en prácticas deshonestas en el HA debe ser castigado. Cero tolerancia... Hoy, la autoridad hípica está en manos de la empresa permisionaria con la complacencia de las autoridades de la SEGOB y sin cumplir lo que manda el Reglamento vigente. Es obvio el conflicto de interés que existe.

Entonces, cómo crear un círculo virtuoso para que nuestra industria hípica y nuestra sociedad salgan a flote. Sólo creando las condiciones y las leyes adecuadas que permitan el desarrollo para que el "México se Mueva" no sólo sea un slogan gubernamental.

Deben saber los Senadores de la República —pues la iniciativa de la nueva Ley de Juegos está en sus manos— que la Industria Hípica genera una derrama económica mucho más significativa que los casinos. En un hipódromo que opere bien, un caballo estabulado debe crear 3.5 empleos directos y otros tantos indirectos. Incide además en la producción de granos y forrajes (para nuestro campo); medicamentos veterinarios; transportes, la industria restaurantera; empleos especializados como son jinetes, entrenadores, galopadores, caballerangos, herreros y talabarteros. Por ello hay que impulsar la operación de muchos hipódromos. Circuitos Hípicos. Es una industria millonaria en otros países, en el nuestro... era.

La actual iniciativa de la Ley de Juegos aprobada por la Cámara de Diputados es perfectible. Sí se aprueba como está se estará permitiendo —otra vez— una gran discrecionalidad con el Instituto del Juego planteado que debiera funcionar cómo un Órgano Colegiado y no como está propuesto.

Necesitamos excelencia en esta Ley. También se requiere crear una autoridad hípica dentro del texto de la Ley, no como está propuesta, pues por su especialidad las carreras de caballos se cuecen aparte.

En las manos del Congreso Mexicano está crear círculos virtuosos para nuestra Industria Hípica...

Fecha: 
Miércoles, 04 de Febrero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Dirección de Juegos y Sorteos de Gobernación... ¡Senadores al Rescate!

Cuando los premios ofrecidos en los sorteos que organizan diferentes instituciones y autoriza la Secretaría de Gobernación no se alcanzan a repartir —por cualquier razón— estos pasan a ser patrimonio de la Secretaría. Así puede haber automóviles, estufas, lavadoras, etcétera. Su producto se debe destinar para los fines sociales de la dependencia.

Como históricamente no hay mucho control en todo ello, se decía que la Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación era la "caja chica" del señor secretario. Ahora, si se aprueba la nueva Ley de Juegos con Apuesta esta Dirección —fuente de corrupción— desaparecerá. Se va a sustituir por un ente aparentemente autónomo: un Instituto.

Es un hecho que muchos de los directores de la citada dependencia han enfrentado denuncias por peculado y corrupción. Es el caso de Rafael de Antuñano Sandoval en tiempos de Francisco Labastida Ochoa y de Roberto Correa Mendez y Guadalupe Vargas en tiempos de Fernando Gómez Mont sólo por mencionar unos cuantos.

Sergio Orozco Aceves, el jefe de Antuñano tuvo que responder a denuncias en su contra. Desconozco si la acusación prosperó. Este individuo autorizó que 84 millones de pesos que la nueva permisionaria del Hipódromo de las Américas (AMH ahora CODERE) debía pagar para obtener dicho permiso  —para liquidar a los trabajadores de la anterior permisionaria—  permitió que dicho dinero, en respuesta a la solicitud que presentó el Ing. José Manuel Alavez representante en aquel entonces de la permisionaria, se fuera pagando de las participaciones que le correspondían a la Secretaría (Oficio 1709/98). También consintió una gran cantidad de modificaciones al permiso original y para beneficio de la empresa.

Marcela González Salas y Petricoli —quién presume de su amistad con el Presidente— es a quien se le encargó esta Dirección en la administración actual y en las reuniones que los representantes de los propietarios de caballos de carrera tuvimos con ella —y ante su total desconocimiento del tema— le explicamos que para que el Hipódromo funcione como es debido, se necesitan básicamente dos cosas: una autoridad hípica independiente de la empresa y premios suficientes para que los caballos se puedan mantener.

De acuerdo al artículo 47 del Reglamento vigente, los Órganos Técnicos de Consulta se deben conformar de la siguiente manera:

"Los órganos técnicos de consulta deberán organizarse de forma tal que incorporen como asociados a la mayoría de los participantes en las carreras de caballos y de galgos... sic. Serán participantes las asociaciones de caballistas, galgueros, empresarios, criadores de caballos y de galgos, jinetes, árbitros o jueces, entrenadores, pelotaris, permisionarios de hipódromos, galgódromos o frontones, pero no así el público en general".

Esta aberración se lo debemos a Santiago Creel...¿Cómo jinetes, entrenadores y permisionarias van a participar en un Órgano que se supone los debe vigilar y regular?

En mayo de 2013, las tres únicas asociaciones que realmente representan al gremio hípico y que hacen posible las carreras de caballos, le solicitamos por supuesto —respetuosamente— autorizara la conformación de un nuevo Órgano Técnico de Consulta que substituyera al formado por la empresa —por el mismo Ing. José Manuel Alavez— y fundamentamos que el actual es una "simulación" perfecta. La respuesta fue la típica: "su solicitud va ser estudiada...".

El 18 de diciembre pasado la Dirección Adjunta de Fundamentación Jurídica de la Dirección de Juegos a cargo de Marcela, comunica al secretario ejecutivo del Órgano Técnico de Consulta, mediante oficio # 0739/2014, su conformidad con la renuncia de los anteriores comisionados y el nombramiento de otros personajes: Patricio Eugenio Zambrano Plant, ex presidente de la Federación Mexicana Ecuestre —que nada tienen que ver con las carreras de caballos—; Jaime Castruita Padilla, ex presidente de la Presidente de la Asociación Mexicana de Charrería, ¿charros regulando el Hipódromo? y Juan Salgado Vázquez, médico veterinario hijo de un ex criador de caballos. Este es el Consejo de Comisionados sin que ninguno de ellos sean "participantes activos en las carreras de caballos" y por ende, sin cumplir con lo que manda el Reglamento.

Así es como Marcela González Salas sigue permitiendo que el Órgano Técnico de Consulta actual —propiedad por la permisionaria— funcione sin hacer caso al Reglamento y a las solicitudes de los participantes activos del Hipódromo.

En la nueva Ley de Juegos con Apuesta aprobada por los Diputados —si se aprueba como está— los Órganos Técnicos de Consulta se van a integrar de igual manera dejando a la discrecionalidad del nuevo Instituto que va a sustituir a la Dirección de Juegos. Se necesita corregir y legislar de mejor manera.

Nuestra propuesta es agregar un artículo a la Ley que pudiera quedar de la siguiente manera:

www.purasangre.com.mx/PropuestaSenado.pdf

Veremos si los Senadores se animan a enriquecer la iniciativa y pongan cimientos para desarrollar una Industria Hípica Mexicana que genere miles de empleos.

Y como el Presidente Enrique Peña Nieto quiere estar en contacto con los ciudadanos, le envió en tweet correspondiente para su información.

Fecha: 
Miércoles, 14 de Enero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Futuro Inmediato del País, ¿Se vislumbra como para el Hipódromo?

En el mensaje de año nuevo el Presidente Enrique Peña Nieto anuncia algunas medidas económicas para favorecer nuestros bolsillos sin decirnos por qué vamos a pagar menos luz si la CFE sigue igual. Anuncia que los gasolinazos se suspenden. Buena noticia hubiera sido escucharlo decir que la gasolina bajaba de precio ya que está por las nubes: pagamos 40% más que lo pagan los consumidores en los USA. Si el precio del petróleo baja la gasolina debiera bajar, ¿o no?

No hubo —por de pronto y como se esperaba— cambios en el gabinete y de hecho en su primera gira que hizo por los USA se hace acompañar por sus principales colaboradores, lo que al parecer significa los ratifica. Lo que es un hecho es que el gobierno empieza el año debilitado y con poca credibilidad.

En su parte más importante, el Presidente dice que "el país no puede seguir igual". Tiene mucha razón. Ofreció combatir la corrupción y la impunidad sin decirnos cómo lo va a lograr.

Teóricamente el Presidente debe ser el hombre mejor informado del país —y como un buen jinete— debe tener un fuete en las manos para usarlo cuando se necesite y las cosas funcionen. Para ello necesita escuchar a los ciudadanos como lo ofreció.

El problema que enfrenta todo Presidente es cómo lograr que los funcionarios que ha designado —los responsables directos— lo informen de lo que realmente pasa en su respectiva responsabilidad para hacerlos cumplir con sus obligaciones y respondan a las peticiones de los ciudadanos organizados. El Presidente sólo no lo puede hacer.

Lo que es un hecho es que si le va bien a Enrique Peña Nieto —en su responsabilidad, no en su patrimonio— nos va ir bien a todos los mexicanos y tiene todo un reto.

Veamos qué pasa en el Hipódromo de las Américas.

La Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación aprobó el programa de carreras para esta nueva temporada y no hay un aumento en los premios que la permisionaria ofrece para los caballistas cuando los costos van en aumento. Por diez años no ha habido un incremento en los mismos.

La autoridad hípica sigue siendo manipulada por la permisionaria —con la venia de Gobernación— y en contra de los que dicta el Reglamento vigente, es decir, las cosas están cada vez peor y ni el Presidente, ni el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; ni el subsecretario de Gobierno Luis Enrique Miranda; ni el Titular de la Unidad de Gobierno, David Garay obligan a la directora actual; Marcela González Salas —que es la responsable— para que cumpla con su obligación y hacer respetar el mentado reglamento en su artículo 47.

La esperanza es que con la aprobación de la nueva Ley de Juegos con Apuesta —si bien nos va, calculo por abril o mayo—, es que los nuevos funcionarios responsables atiendan nuestra actividad y se implemente un programa de rescate para que no desaparezcan las carreras de caballos Pura Sangre en el país.

Es necesario saber que para entender la problemática de la Industria Hípica se necesitan conocer 50 principios fundamentales y estos se aprenden uno cada año, por ello hemos insistido que la hípica, por su especialidad, debe estar conducida, regulada y vigilada por expertos.

Vamos a insistir con los Senadores de la Republica para enriquecer la iniciativa de la Ley aprobada por la Cámara de Diputados.

Fecha: 
Miércoles, 07 de Enero 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Ley de Juegos con Apuesta... Omisiones de la Comisión de Juegos

Hace tiempo no veía al país tan convulsionado. Del escándalo de la llamada Casa Blanca; la sospechosa licitación del tren bala a Querétaro que ahora va costar, dicen los medios de información, 590 millones de pesos para indemnizar al grupo ganador de la licitación incluyendo, supongo, al dueño legal de la Casa Blanca; la corrupción de Pemex en el caso de Oceanografía; la matanza de los muchachos en Iguala que se suman a los miles de desaparecidos producidos por la delincuencia organizada que manda en partes del territorio nacional. Todo ello son ejemplos de lo que sucede en el país y ha generado una indignación nacional e internacional. La desconfianza en el Gobierno aumenta en forma exponencial.

Para acabarla de amolar, la baja de los precios en el petróleo ponen a la economía en el borde de una posible crisis difícil de superar por haber llegado muy tarde la modernización para este sector y que va a tardar varios años en generar los beneficios que presupone.

Todo ello se debe a la falta del Estado de Derecho, transparencia y corrupción institucional y ello tiene su origen en la manera en que se crean las leyes en nuestro país y cómo las Comisiones de investigación que se crean en la Cámara de Diputados sirven para poca cosa. Lo digo por lo siguiente.

La Comisión Especial de Juegos y Sorteos de la Cámara de Diputados —ahora extinta— se creó para indagar la cuestión de los permisos otorgados para casas de juego y al final derivó en la formulación de la nueva Ley Federal de Juegos con Apuesta y Sorteos —muy importante para este sector, la cual parece bien para los casinos, para la Hípica no es suficiente— .

La referida Comisión no investigó las irregularidades del permiso otorgado para el funcionamiento del Hipódromo de las Américas —ubicado en 52 hectáreas del terreno perteneciente al Patrimonio Inmobiliario Federal— y que la permisionaria tiene, por su falta de vigilancia y mala operación, al borde de la posible desaparición de las carreras de caballos Pura Sangre en nuestro país. Claro, ante los grandes problemas nacionales a quién le importa la pérdida de esta fuente de empleo.

Es cierto que la referida Comisión convocó a foros para conocer la opinión de los que hacen posible esta actividad económica. Para la redacción de la Ley sólo se tomaron en cuenta las opiniones de los representantes de los "casineros" —su influencia fue decisiva— así como del criterio de la Directora de Juegos y Sorteos, Marcela González Salas que piensa que las carreras de caballos no son importantes cuando es su responsabilidad darles su lugar y poner orden en esta actividad. Nunca lo hizo.

Seguramente su "buena relación" que mantiene con los ejecutivos de la permisionaria del Hipódromo de las Américas, la empresa española CODERE, pudieron influirla para que la nueva Ley no se regule como se debe para esta actividad, es decir, sentar bases para rescatar y hacer crecer la Industria Hípica.

Para ella, en la nueva Ley, solo se copió en el texto de la iniciativa lo que dicta el viciado Reglamento del 2004 cuando propusimos que para su redacción se revisaran las Leyes de Panamá, de Argentina y de los muchos estados de los USA y Canadá —eso que se llama derecho comparado— y así enriquecer la Ley. No se hizo y como resultado tenemos una iniciativa que deja, en mi opinión, a la discrecionalidad de los posibles nuevos funcionarios del nuevo organismo regulador que se propone muchas cuestiones.

Propusimos en su parte medular, que se formara una Comisión de Juegos que funcionara como un "órgano colegiado" de la misma manera que funcionan este tipo de instituciones en muchos países que han autorizado el juego con apuesta regulado. Ahora se crea un Instituto.

Y también propusimos que en el texto de la Ley se creara de una vez un Órgano Técnico de Consulta especializado para la Industria Hípica con funciones claras y especificas. Nuestra propuesta es la siguiente:

www.purasangre.com.mx/PropuestademodificaciónLeyJuegosySorteos30octubre 2014.pdf

Esperemos que los Senadores de la República consideren modificar la iniciativa de la Ley en este aspecto y como no hay peor lucha que la que no se hace, entregaremos una solicitud formal a la Comisión de Gobernación de la Cámara revisora para su consideración y análisis. Vía twitter también la estamos haciendo.

El país necesita transparencia en todos los actos de gobierno para empezar a ganar credibilidad y si no hay modificaciones en la Ley —lo cual es muy probable— lo último será esperar que el C. Secretario de Gobernación, se remangue la camisa, se suba al templete y haga una buena designación de los funcionarios que estarán al frente del Instituto. 

Fecha: 
Miércoles, 10 de Diciembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Nueva Ley de Juegos y Sorteos vs. la Industria Hípica

Después de participar en dos foros organizados por la "Comisión Especial de Juegos y Sorteos" de la H. Cámara de Diputados y haberles entregado una Ponencia en dónde se detalló la precaria situación que padece la Industria Hípica y después de leer el texto de la iniciativa de la nueva Ley advierto que muy poco se logró.

En este proceso, logramos tener reuniones con algunos de los diputados de la referida Comisión, entre ellos dos de sus presidentes, el combativo diputado de Movimiento Ciudadano Ricardo Mejía Berdeja y la influyente diputada panista Aurora Aguilar Rodríguez. También nos reunimos con el diputado perredista Agustín Barrios Gómez.

A todos ellos explicamos detalladamente los requerimientos que necesitamos para rescatar nuestra actividad y contar con una ley moderna que apoye decisivamente la industria hípica, la cual sostengo que bien planeada y regulada puede  llegar a ser importante por la creación de empleos que genera.

También denunciamos lo que consideramos violaciones importantes en el permiso otorgado a la permisionaria del Hipódromo de las Américas, lo cual aparentemente no se ha investigado.

Para la Ley, solicitamos:

1) Que los miembros directivos del "Instituto Nacional de Juegos y Sorteos" que se propone crear en la iniciativa fueran completamente autónomos en su gestión y para ello se requiere que no sea potestad del C. Secretario de Gobernación nombrarlos sino que se seleccionen de la misma forma en que se han elegido funcionarios del IFAI, INE y organismos similares.

2) Por su especialidad, solicitamos se introdujera de una vez en el texto de la Ley la creación de un Órgano Técnico de Consulta que coadyuvará en materia de carreras de caballos al Instituto, integrado por personas que han probado su experiencia, capacidad, honorabilidad e integridad en la actividad hípica.

3) Solicitamos que las empresas permisionarias, jinetes y entrenadores no podrán tener representación en el Órgano Técnico de Consulta pues a ellos precisamente hay que vigilar, reglamentar y sancionar en su caso.

4) Propusimos que los hipódromos y escenarios temporales en donde esté permitido el cruce de apuestas y estén autorizados por el Instituto, estarán bajo la vigilancia de este Órgano Técnico de Consulta y bajo las siguientes condiciones:

I. El Órgano Técnico de Consulta se denominará "Comisión Nacional de Carreras de Caballos" y tratará los asuntos relacionados con la industria hípica, con funciones de promover, regular y vigilar esta actividad.

II. El Órgano Técnico de Consulta presentará para su aprobación al Instituto el Reglamento Nacional de Carreras, que contendrá las reglas técnicas, criterios y demás normatividad para que guíe la actividad hípica en el país.

III. El Órgano Técnico de Consulta presentará al Instituto para su aprobación su presupuesto anual de operación que incluirá los costos de la contratación de los laboratorios especializados para la detección de sustancias prohibidas y así garantizar los intereses del público apostador.

IV. El Órgano Técnico de Consulta vigilará el buen funcionamiento del Stud Book Mexicano que es el organismo encargado de llevar el Registro Genealógico de la raza caballar del Pura Sangre en país de acuerdo al decreto Presidencial del 3 de abril de 1946.

V. El Órgano Técnico de Consulta promoverá para que en todas las casas de apuesta autorizadas por el Instituto en el país, los hipódromos y escenarios temporales que cuenten con la tecnología para hacerlo, puedan transmitir y recibir apuestas en beneficio del centro hípico de que se trate y de todos sus participantes.

VI. El Órgano Técnico de Consulta presentará al Instituto para su aprobación en un término de 120 días de creado un  "Programa de Fomento y Desarrollo para la Industria Hípica Mexicana" que contendrá las bases para el crecimiento acelerado de la Industria Hípica y en beneficio de todos los sectores que participan con ella.

Lo único que se logró, dice el artículo 66, fracción VI, inciso "b" es lo siguiente:

"... en el caso del Órgano Técnico de Consulta especializado en materia hípica, con las siguientes obligaciones adicionales":

a) Proponer al Instituto un reglamento de carreras de caballos que contenga las reglas, técnicas y criterios que garanticen la imparcialidad y transparencia de la actividad hípica, y

b) Presentar al Instituto para su aprobación un Programa de Fomento y Desarrollo de la Industria Hípica Nacional.

Como esperábamos, nuestra propuesta no cuajó, a pesar de contar con la aparente simpatía de los diputados mencionados. Alguien lo impidió.

Es muy importante señalar que en la iniciativa de la Ley, nuestra propuesta en su punto IV aparentemente nadie sabe que existe un decreto presidencial de 1946 referente a la creación del Stud Book Mexicano.

En mi opinión, sí la Ley se aprueba como está redactada se vuelve dejar a la discrecionalidad de nuevo Instituto muchas cuestiones y se podría prestar a componendas entre los permisionarios y los funcionarios del mismo. Es decir, más de lo mismo...¿O no? Veremos si con los Senadores de la Republica logramos algún cambio.

Fecha: 
Miércoles, 03 de Diciembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Situación de las 52 Hectáreas del Hipódromo de las Américas

La tormenta desatada por las noticias de las últimas semanas y las cuales han cimbrado, conmovido e indignado a la opinión pública nacional e internacional por la desaparición y cruel asesinato de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, así como de la investigación periodística que ahora se descubre y pone en evidencia el obvio conflicto de interés por el asunto de la llamada Casa Blanca en donde está involucrada la familia del presidente de la Republica. Todo ello preocupa ciertamente y lleva a que necesitamos urgentemente un Sistema Nacional Anticorrupción.

A lo largo de los diez artículos que he publicado gracias a la generosidad del periodista Eduardo Ruiz-Healy, en su magnífico portal de noticias, opinión, análisis y cultura www.ruizhealytimes.com, he fundamentado la importancia de la expedición de una nueva Ley de Juegos y Sorteos que favorezca, sobre todo, el desarrollo de la industria hípica. Al parecer la iniciativa duerme el sueño de los justos y no se va a aprobar pronto.

Todos los artículos de referencia se pueden leer en la siguiente liga:

http://www.ruizhealytimes.com/colaboradores/enrique-rodriguez-cano-ruiz

Lo que más me llama la atención y he intentado demostrar en todo este proceso informativo, es que el negocio de la actual concesionaria que explota, "el mejor terreno urbano de la ciudad de México" en donde se ubica el Hipódromo de las Américas merece ser investigado.

Esta importante propiedad ­—estamos hablando de 51.42 hectáreas que pertenecen al Patrimonio Inmobiliario Federal— ubicadas en las Lomas de Sotelo y por el cual la concesionaria no paga renta alguna. El IFAI no pudo conseguir la información en que se acredite que exista contrato de arrendamiento por el uso y goce del mismo. Es decir, aparentemente la explotan a título gratuito. Ignoro si se pagan las contribuciones a que están obligados por la Ley correspondiente y desconozco sí la Comisión de Juegos y Sorteos de la H. Cámara de Diputados, creada para tal efecto, ha indagado algo al respecto, sobre todo que la permisionaria tiene graves problemas financieros y por ello, en mi opinión, basta para revocar dicho permiso.

Hay que señalar que dentro las instalaciones, lo que fue el Club Derby —deben ser cuando menos unos 3,000 metros cuadrados construidos—, dan acomodo a las oficinas del grupo concesionario (CIE, ahora CODERE) y que nada tienen que ver con las carreras de caballos disminuyendo considerablemente el aforo original de la planta hípica a menos de la mitad de su capacidad original. Es decir, la empresa hace un pingüe negocio con todo ello.

Así, graciosamente, los bienes públicos se dejaron en manos de un particular y es evidente que alguien se despachó con la cuchara grande aprovechando la discrecionalidad con que se resolvió todo este asunto.

Apunto otra grave anomalía que se convino en el otorgamiento del permiso; el permisionario actual, Administradora Mexicana de Hipódromo logró obtener una gran cantidad de modificaciones al permiso original (para explotar las carreras de caballos con apuesta) de la cual destaca entre otros, que 84 millones de pesos que debía pagar empresa para cubrir los pasivos laborales de la anterior permisionaria y era condición necesaria e indispensable para obtener el permiso en comento; de manera extraña la permisionaria logró la autorización para que "del porcentaje de las participaciones" que le correspondían a la Secretaría de Gobernación se fuera amortizando este dinero. (Oficio # DGG/SP/1709/98 del 19 de septiembre de 1998).

Así, sencillamente se negociaron estos turbios "negocios" durante el gobierno del Presidente Zedillo. Se sabe que funcionarios de la Secretaría de Gobernación fueron acusados de peculado, aunque no por este asunto en particular.

En cuanto a la moribunda industria que se genera con las carreras de caballos —yo no me he cansado de repetir— la empresa la tiene en terapia intensiva puesto que no han cumplido con el objeto para que se les otorgó.

¿Qué van a dejar morir esta fuente de empleo... o los caballistas y trabajadores del centro hípico van a tener que organizar una marcha, con todo y caballos,  para exigir su cumplimiento?

Fecha: 
Miércoles, 26 de Noviembre 2014 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Nueva Ley de Juegos y Sorteos. Algunas propuestas

Pude obtener un borrador de la iniciativa de la nueva de "Ley de Juegos y Sorteos Responsables" que al parecer el martes 4 los diputados de la Comisión Especial volvieron a discutir para buscar el consenso y presentarla al pleno de H. Cámara de Diputados.

Con objeto de enriquecer el texto de la Ley puedo sugerir lo siguiente:

En primer lugar el nombre: ¡Ley de Juegos y Sorteos "Responsables" !... mmm, bueno, sólo lo anoto, parece que algún tipo de moralina le mordió a quien la intituló. En fin, no es tan importante.

En cuanto a los casinos, en mi opinión la Ley no debe restringir que alguna permisionaria quiera extender créditos a sus clientes así como impedir que haya salas VIPS pues los "high rollers" (jugadores que apuestan grandes cantidades de dinero) quieren privacidad "a la hora que se la están rifando" y aunque podría suponer que lo hacen para "garantizar cierta seguridad" no me parece que una Ley pudiera limitar a los permisionarios en ese sentido.

En lo que si la Ley es incompleta y poco generosa es en la cuestión hípica —ya lo he comentado en otras ocasiones— y se lo hicimos saber a los diputados de la Comisión Especial con los que hemos platicado.

En el proyecto de la Ley se copia el Reglamento del 2004 que derogó la "Comisión Nacional de Carreras de Caballos y de Galgos" y creó, por medio de una Asociación Civil, la denominada "Comisión Mexicana de Carreras de Caballos y de Galgos, A.C.", un Órgano Técnico de Consulta con la que la empresa permisionaria del Hipódromo de las Américas controla a su conveniencia todo ese centro de apuestas. Y también dizque las regula. Se puede suponer —hay evidencias— que a los dueños de caballos favoritos de la empresa se les permite todo y a los que la critican pues aplican todo el peso de su propio reglamento. A mí, apoderado de más de 84 caballistas no le permiten el paso al centro hípico sin fundamento alguno.

Cuando le solicitamos a la Dirección de Juegos y Apuestas de la Secretaría de Gobernación que interviniera en el asunto nos contestaron que "la única interacción que tiene esa dirección con esa asociación (el Órgano Técnico de Consulta actual) son consultas técnicas". El documento se puede leer en la siguiente liga:

www.purasangre.com.mx/Respuesta11nov2013red.pdf

Es decir, la Dirección General de Juegos y Sorteos, léase Marcela González Salas no quiso cumplir con sus atribuciones que claramente la facultan para ello de acuerdo al artículo segundo del mencionado reglamento y a la fecha permite que el Órgano Técnico de Consulta creado por la permisionaria en tiempos de Santiago Creel sea la que regule y vigile ese centro de apuestas.

Por lo anterior, para que no se vuelvan a repetir las omisiones del pasado es necesario y fundamental crear de una vez en la nueva Ley un Órgano Técnico especializado, es decir, una nueva "Comisión Nacional de Carreras de Caballos" y de acuerdo la propuesta que le entregamos a la diputada presidente de la Comisión Especial de Juegos y Sorteos que se puede leer en la siguiente liga:

www.purasangre.com.mx/PropuestademodificaciónLeyJuegosySorteos30octubre 2014.pdf

Para que la hípica empiece a funcionar como es debido, antes que nada se necesita una autoridad independiente de las empresas permisionarias.

Para garantizar la autonomía del Instituto y su director no sea un "amigo del preciso" bien se puede tener un acuerdo entre el Ejecutivo y la Comisión Especial de la H. Cámara de Diputados para que se nombre previa selección de una lista de aspirantes y así garantizar la transparencia en esta nueva institución.

¡Ojalá que nuestra contribución prospere!

Fecha: 
Miércoles, 05 de Noviembre 2014 - 17:30
Redes sociales: 
1