Se encuentra usted aquí

La Iglesia en México y el Mundo

Autor:

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Iglesia católica y el proceso electoral 2018

 

Como siempre ocurre cuando hay una elección federal, es decir, cada tres años, la Conferencia del Episcopado Mexicano emite un documento a propósito de las elecciones, conminando a sus fieles a ejercer el voto según su conciencia. El primer documento de este tipo fue publicado en 1973, “El compromiso cristiano ante las opciones sociales y políticas”. Desde entonces hasta la fecha, cada tres años, en elecciones presidenciales, los obispos en conjunto emiten cartas pastorales para orientar a sus fieles conforme al magisterio de la Iglesia, pero sin inducir a un voto partidista. Ojo, la sutil diferencia entre orientación e inducción es algo que no se comprende fuera del contexto eclesial. Los obispos jamás indican por cuál partido votar, aunque muchos pensarían que de manera subliminal obligan a sus fieles a votar por opciones de derecha y conservadoras. Siento defraudar a quienes asumen la existencia de un ejército electoral católico.

La verdad es que el voto católico jamás ha sido comprobado en México. El catolicismo es muy diverso; en el seno de la Iglesia se encuentran fieles con identificados con todas las opciones del espectro político, sin que por ello renieguen de su adscripción religiosa. Quizá en el Bajío se pueda hablar de una relativa incidencia del clero en las opciones políticas. Pero más que la orientación desde el púlpito es el peso sociocultural de la Iglesia en esa región, zona de donde procede la mayoría de los sacerdotes. El Bajío es el “cinturón levítico” de México y dónde más se concentra el conservadurismo incluso en otras expresiones religiosas, como Luz del Mundo, grupo identificado corporativamente con el PRI.

Otro punto importante en el caso mexicano es que la educación pública laica sí tuvo un impacto fortísimo, por lo que el mexicano promedio ve mal que el clero manifieste posiciones políticas, aun cuando, desde hace más de 25 años, la legislación considera ciudadanos plenos a los ministros de culto, cuya única restricción es que no pueden ser votados para cargos de elección popular. En el caso de las iglesias históricas, los ministros de culto son reconocibles y, por lo que toca a la Iglesia católica, ella misma prohíbe a los sacerdotes participar en contiendas políticas. Por contra, en ciertos grupos cristianos adenominacionales y paracristianos (por ejemplo, testigos de Jehová), no existen restricciones internas para la participación política de sus ministros. A ello habría que agregar la existencia de subterfugios legales, como dejar de ser ministro de culto y luego regresar a serlo, o no registrar a miembros de las asociaciones que sí cumplen una función cultual, precisamente porque no hay diferencia entre fieles y ministros de culto. El caso paradigmático es el líder del Partido Encuentro Social, Hugo Erick Flores, el que se presume que no es ministro de culto y ha sido electo a cargos de elección popular. No se sabe si efectivamente lo fue con anterioridad o es un predicador con cierta responsabilidad en su congregación, pero su discurso público y sus posicionamientos políticos están teñidos de una religiosidad poco frecuente. Lo anterior viene a cuento para señalar que lo que sí existe es un voto evangélico que en 2006 favoreció a Felipe Calderón, gracias a los esfuerzos de Hugo Erick Flores y de la pareja Alejandro y Rosy Orozco, líderes de la agrupación pararreligiosa La casa sobre la roca. En 2012, no tuvieron tanto impacto, pero ahora en 2018, el voto evangélico estará con López Obrador, el voto de los católicos será básicamente el de ciudadanos seculares que se decantarán por diversas opciones, independientemente de su identidad religiosa.

La jerarquía católica sigue siendo la élite de un grupo de presión e interés importante a la que los candidatos deben acercarse durante la campaña, independientemente de su filiación religiosa. Desde 1988, aún antes de los cambios constitucionales en materia eclesiástica, los candidatos presidenciales se reunieron con la jerarquía católica en conjunto. A partir de 1994, esto se hizo de manera formal; desde entonces, generalmente los candidatos se presentan en el marco de la Asamblea Plenaria posterior a Semana Santa que convoca la CEM y como presidentes electos se reúnen con la jerarquía en la plenaria de noviembre, con el también recién electo presidente del Episcopado.

El candidato que más veces se ha reunido con los obispos, y ni por esas ha aprendido a tratarlos, políticamente hablando, es AMLO. Presumiblemente, tendrá algunos seguidores entre los obispos más “progres”, pero en general, trasciende que no es el favorito. Según se supo, de los cuatro candidatos que estuvieron en Lago de Guadalupe, los obispos consideraron que Meade y Anaya, en ese orden, presentaban las mejores propuestas para combatir los problemas más acuciantes. Opinaron que los dos mencionados y Margarita Zavala proponían cosas semejantes. Según se dice, se comenta y se menciona, los obispos no hallaron sentido a López Obrador, porque sólo se dedicó a ponderarles las bondades del cambio que él representa, pero nunca les dijo en concreto qué pretende hacer de llegar al poder - lo que parece bastante probable hasta ahora - , y mucho menos cómo lo va a hacer.

El Episcopado ha presentado dos documentos. El primero conminando a los sacerdotes a no influir en el voto de los feligreses ni utilizar los templos para fines políticos, los Lineamientos para la prevención de sanciones administrativas y/o penales para ministros de culto en materia electoral, del 1 de marzo pasado. En este documento se explican las limitaciones legales de los sacerdotes en materia electoral. El segundo es un diagnóstico de la situación del país en un par de cuartillas, Participar para transformar, del 19 de marzo, en la cual instan a la población a ejercer el voto.

Las cartas pastorales de la CEM generan un cierto recelo y, algunas veces. alarma. A pesar de que, Participar para transformar es un texto bastante discreto en comparación a muchos anteriores, especialmente el de 1988, esta vez el gobierno buscó conceder buena parte de lo que no quiso dar en 1991. El jueves 12 de abril, dos diputados priístas presentaron una iniciativa de reforma a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público a fin de simplificar las normas, para que las A.R.´s puedan adquirir bienes inmuebles sin el permiso de la SEGOB, que puedan ser concesionarias y operar medios de comunicación, así como generar mecanismos de cooperación entre el Estado y las asociaciones religiosas en materia de desarrollo social y cultural. En cuanto a los ciudadanos, la iniciativa reconoce: el derecho a la objeción de conciencia, sin menoscabo de los derechos de terceras personas; la no discriminación por profesar o no una creencia religiosa; el derecho de las personas a manifestar ideas religiosas en política social; el derecho a recibir y otorgar asistencia espiritual en espacios públicos; el derecho de una persona a definir el destino de sus restos mortales; y el derecho de las personas a contribuir al sostenimiento de las asociaciones religiosas y prestar servicios voluntarios a éstas.

Presentaron la iniciativa un día antes de la reunión de Meade con los obispos. Ello indica que el PRI corteja a la Iglesia católica, pero es una manzana envenenada que la jerarquía sopesará cuidadosamente. No siempre vale más tarde que nunca.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 25 de Abril 2018 - 15:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 25 de Abril 2018 - 17:15
Fecha C: 
Jueves, 26 de Abril 2018 - 06:15
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Itinerario del Papa Francisco en su visita a México

La visita papal del próximo año ha estado plagada de informaciones no oficiales por parte de autoridades eclesiásticas y civiles, todos, al parecer, intentando ganar la nota. El caso es que aparecieron una serie de notas fragmentadas, dando información no avalada oficialmente por la Santa Sede, ni siquiera por la Nunciatura Apostólica en México.

Pero ahora sí, la información es semi oficial, en tanto se trata de un itinerario provisional que nos da pistas de los lugares a los que el Papa acudirá, pero, advierto, esto es apenas provisional. Habrá que ver lo que se dice el 12 de diciembre, cuando se espera que se dé a conocer la agenda definitiva.

Por principio el Papa Francisco se reunirá con autoridades, empresarios, jóvenes, familias, adolescentes, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas.

Llegará a la ciudad de México el viernes 12 de febrero, y ese mismo día se tiene contemplado que visite la Basílica de Guadalupe y tenga un encuentro con el presidente Peña y legisladores. No es claro si el Papa acudirá al Senado o a San Lázaro, con mayor probabilidad, en caso de que sea así, estará en la sede de Reforma e Insurgentes. Pero dicho sea de paso, no hay un tema de agenda bilateral tan importante que implique ver a los legisladores como en Estados Unidos. Lo más seguro es que se haga como en ocasiones anteriores, o mejor dicho, como en 1990 y 1993, un encuentro con la clase política para evitar que se diga que hubo favoritismos o exclusiones…

Al día siguiente, es decir el sábado 13, se prevé que el Papa se reúna con obispos en la catedral metropolitana. Lo más probable es que haya actividades privadas y sea el día de los regaños…

El domingo 14, el Papa oficiará una misa multitudinaria en Ecatepec por la mañana. Se eligió esa sede debido a que es una catedral moderna, con mucho aforo y que puede albergar a cientos de miles de feligreses. Por la tarde, el Papa estará en el Auditorio Nacional. Suponemos que pernoctará en la ciudad de México y al día siguiente, el lunes 15, estará en San Cristóbal de las Casas, donde se reunirá con indígenas. Regresará a Tuxtla Gutiérrez por la tarde, para tener un encuentro con familias, en el estadio de fútbol Víctor Manuel Reyna, al que se calcula asistirán alrededor de cien mil personas

Por la mañana del día 16, viajará de Tuxtla a Morelia, donde celebrará una misa en el estadio Venustiano Carranza con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas. Posteriormente, irá a la catedral para reunirse con niños y después tendrá un encuentro con jóvenes y adolescentes en el Estadio Morelos. De Morelia saldrá al Distrito Federal, donde pernoctará, y al día siguiente, el miércoles 17, volará a Ciudad Juárez, último punto del viaje. Ahí, se reunirá con presos en el CERESO, con empresarios y finalmente presidirá una misa en El Chamizal, en la que se prevé que estarán fieles mexicanos y norteamericanos.

El itinerario recuerda un tanto el de la visita papal de 1990, durante la cual, el Papa Juan Pablo II se reunió con diversos grupos sociales y estuvo en varias ciudades como Chihuahua, Monterrey, Durango, Villahermosa, Aguascalientes, Veracruz, San Juan de los Lagos, Tuxtla Gutiérrez, Zacatecas, Tlalnepantla, Chalco y Cuautitlán. Claro, que ese viaje fue de diez días e incluyó una reunión con intelectuales…

Mientras tanto, en Roma tuvo lugar la primera audiencia del juicio en contra de los cinco acusados de haber filtrado información confidencial a la prensa. Se sentaron en el banquillo el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda, su colaborador Nicola Maio y Francesca Immacolata Chaouqui, los tres ex-miembros de la comisión que llevó a cabo el análisis para la organización económica y administrativa de la Santa Sede, imputados por “asociación criminal organizada” y por la divulgación de documentos reservados. También, estuvieron los periodistas Gianluigi Nuzzi y Emiliano Fitipaldi, acusados de presionar a Vallejo Balda para obtener documentos e información reservados, mismos que utilizaron para escribir los libros Vía Crucis y Avaricia, respectivamente.

Si bien en ninguno de los libros la figura del Papa Francisco sale raspada -al contrario, ambos periodistas coinciden en opinar que Francisco es víctima de los intereses de la Curia- el problema mayor reside en que un jefe de Estado no puede confiar en sus subalternos, por abuso de confianza en el caso de Vallejo Balda y sus colaboradores, o por abuso de autoridad, de confianza y corrupción, en el caso de los cardenales George Pell –encargado de los asuntos económicos- y del cardenal Tarsicio Bertone, quien no se resigna a pasar al segundo plano después de haber sido el mandamás de la Santa Sede, y que ahora vive en medio de un lujo inaudito.

El juicio proseguirá el próximo lunes 30 de noviembre y se prevé que la conclusión sea rápida.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 25 de Noviembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mes de gran ajetreo para la Iglesia y el "perdón" a los Legionarios causa un gran disgusto

Un mes muy ajetreado en la Santa Sede. Tras el viaje apoteósico del Papa Francisco a Estados Unidos, comenzó la vuelta a la realidad con el Sínodo de la Familia, reunión de obispos de todo el mundo para definir una serie de cuestiones pastorales, que no dogmáticas, acerca de la familia.

El inicio fue atribulado por acontecimientos no previsibles, como la aceptación pública de un teólogo polaco que trabajaba en la Congregación de la Doctrina de la Fe sobre su orientación sexual, lo que finalmente terminó de manera previsible: fue reducido al estado laical. Otra de ocho columnas, el tumor cerebral benigno del Papa, que resultó ser una invención más, aunque no habría que descartar que se tratara de una “invención intencionada”, más interna que externa. Para colmo, la computadora del contralor general de la Santa Sede fue hackeada… Ya se supo quiénes fueron y para qué… lo que será motivo de otro artículo…

También, y de manera más importante, salió a la luz una carta de varios cardenales conservadores, cuestionando la metodología de las sesiones del Sínodo. Algunos de los abajo firmantes desmintieron haberlo hecho  - y sonó coherente -  pero algunos que ni siquiera habían sido mencionados, corrieron a señalar que ello son habían tenido nada qué ver …

Lo que más sensación causó, aparte del pleito, fue que quedaron claras las posturas de obispos y cardenales, su fidelidad al Papa y que hay un miedo cerval por parte de los tradicionalistas a que se acepte que los divorciados vueltos a casar, que no hayan obtenido la nulidad, puedan comulgar. La razón, dicen, es que ello implicaría ir en contra de la indisolubilidad del matrimonio que consideran es algo instituido por el mismísimo Jesús.

El final del Sínodo fue hasta cierto punto predecible, ningún cambio doctrinal, pero se dejó una rendija abierta para que cada párroco valore, caso por caso, quién puede comulgar y quién no entre los divorciados vueltos a casar que presenten su testimonio, y que por supuesto, sean consistentes con su fe. ¿Habrá muchos fieles laicos en esas circunstancias? Puede que no sean tantos, pero es importante que se abra al menos una rendija para que puedan sentirse en comunión completa con la Iglesia quienes busquen ese camino.

Por lo que toca a México, en la fiesta de Todos los Santos, el cardenal Rivera anunció que el Papa llegará a México el 12 de febrero y regresará a Roma el 20 del mismo mes. Cinco días, como se había anunciado inicialmente, eran demasiado pocos, aunque no llegan a los diez días de Juan Pablo II en 1990 … Del itinerario, apenas se sabe de cierto que estará en la ciudad de México y en Morelia, pero habrá un trabajo diplomático intenso que iniciará el martes 3 de noviembre, cuando Alberto Gasbarri, el encargado de las giras pontificias, llegue a México para reunirse con los obispos, el nuncio y las autoridades gubernamentales para detallar el itinerario. Probablemente, a ellos se sume el arzobispo de Los Ángeles, José Gómez, quien afirmó que el Papa buscará pasar a Estados Unidos desde una ciudad mexicana fronteriza, lo que hace pensar que el Papa irá a Tijuana y a Morelia, según lo que ha trascendido.

En ese sentido el cardenal Rivera se adelantó en el anuncio de la visita papal durante la homilía de la misa de Todos los Santos el pasado domingo 1 de noviembre, logrando así que la prensa le diera los titulares que hace mucho tiempo no obtenía.

El gobierno mexicano también se adelantó, al dar a conocer que concederá la Orden del Águila Azteca a cuatro funcionarios de la Santa Sede: en grado de placa a Mons. Márcelo Sánchez Sorondo, argentino canciller de la Pontificia Academia de Ciencias y de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales; y al laico uruguayo Guzmán Carriquiry Lecour, vicepresidente de la Pontificia Comisión para América Latina. Ambos, son muy cercanos al Papa; han estimulado la presencia de mexicanos en sus respectivas encomiendas y han fortalecido la relación de la Santa Sede con México. Pero lo más interesante es que en grado de venera, se entregará la condecoración al jesuita Federico Lombardi, director del Centro Televisivo Vaticana y de la Sala de Prensa, así como al inspector general de la Gendarmería Pontificia, Domenico Giani. Probablemente, es la única vez en que la presea se conceda a dos sacerdotes ….. lo que confirma, una vez más, el particular interés del gobierno mexicano en la visita papal.

Para terminar, hay un disgusto importante por el “perdón” concedido por el Papa a los legionarios de Cristo. Al respecto, vale la pena analizar las razones. La primera y más importante, es que en este año se celebra el Jubileo de la Vida Consagrada, y por esa razón, el Papa concedió indulgencias   - sin dinero de por medio, a diferencia de la Edad media -  a las órdenes y congregaciones religiosas por igual. Segundo, una indulgencia no es un perdón automático, sino que supone una serie de pasos personales e institucionales, además de los estipulado en oraciones y obras pías, para que realmente sea efectiva. Tercero, el Papa no perdonó a Marcial Maciel ni lo rehabilitó, justamente lo que está esperando es que los legionarios mismos reformulen la congregación, deshaciéndose de la herencia de Maciel. Cuarto, desde un punto de vista lógico, lo que se busca es recuperar lo bueno  - que lo debe haber -  y refuncionalizar , con una visión a largo plazo, las obras de los legionarios en consonancia con las nuevas orientaciones papales.

Lo que el Papa no quiere, y lo demostró desde el principio de su pontificado, es que los legionarios de Cristo obtengan una imagen de “víctimas” y prefiere mantenerlos bajo control y estricta vigilancia…

Por lo demás, no extraña que, en México, los propios legionarios hayan utilizado a los medios para generar la idea de que el Papa “los había perdonado” pues además de contar con seguidores en espacios clave, buscan de alguna manera desafiar al Papa desde el espacio que les es natural, México, y de cara a la próxima visita de febrero de 2016. 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 02 de Noviembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Las visitas del Papa a Cuba y a Estados Unidos

La visita del Papa Francisco a Cuba que iniciará el próximo sábado 19 de septiembre se prevé que será miel sobre hojuelas, mientras que la visita a Estados Unidos tendrá algunas aristas difíciles. Veamos por qué.

Lo primero es que en Cuba, Francisco se sentirá como en casa por la identidad lingüística y la proximidad cultural, y será muy bien recibido tanto por las autoridades como por la población. En Estados Unidos, la cosa será muy diferente, no sólo porque hay una distancia cultural y lingüística, sino porque un Papa latinoamericano no dejará de representar la perspectiva de una región que se percibe a sí misma como sometida a la vocación imperial norteamericana. No es que sea anti yanqui, pero hay razones más que evidentes para desconfiar

El catolicismo norteamericano no está de acuerdo con muchos postulados de Jorge Mario Bergoglio, tanto en los pastoral, como en la doctrinal, y qué decir de lo social. Según la encuesta última de Gallup realizada, la aceptación del Papa bajó del 79% al 59% en julio pasado. Por lo visto, ha calado el discurso a favor de los pobres, en contra del capitalismo y de la explotación irracional del medio ambiente. Pero quizá también ha molestado, entre los católicos, que haya disminuido el peso del discurso antiaborto y haya centrado el interés en aspectos más estructurales de la vida política, económica y social.

Habrá que ver qué pasa durante el viaje apostólico, pero la realidad es que los católicos norteamericanos no se encuentran cómodos con un Papa que ha roto muchas reglas y que cuestiona los fundamentos de la cultura norteamericana, liberal en lo político, capitalista en lo económico y conservadora en lo moral. De sobra está decir que la animosidad regional también estará presente por parte de los católicos norteamericanos.

Una fracción de católicos que seguramente ven con recelo al Papa son precisamente los cubanos exiliados tras la revolución. Y, por supuesto, el establishment republicano católico tampoco comulga con las posiciones sociales y económicas que el Papa ha expuesto en diversas ocasiones. En todo caso, las cifras del último reporte del Pew Forum indican que la denominación que más fieles ha perdido en Estados Unidos es el catolicismo: de 2007 a la fecha, hay 3 millones menos de católicos.

Pese a lo anterior, el Papa Francisco goza de buena reputación entre los no católicos y más progresistas. Incluso la relación con Barack Obama parece ser de simpatía mutua, y los demócratas parecen aceptar más cómodamente el discurso papal.

El 24 de septiembre el Papa estará dirigiendo un discurso ante el Congreso en Washington, con senadores y representantes en sesión conjunta. Se espera que manifestará sus posiciones sobre el capitalismo, la justicia económica, el trabajo, la familia, el medio ambiente y los migrantes. Lo que no se sabe es si manejará el mismo tono que en Bolivia o se verá un poco menos frontal. Seguramente será una pieza de oratoria que cimbrará al Capitolio, en la primera ocasión que un Pontífice romano pise ese emblemático edificio. Quizá los puntos más sensibles serán que el Papa evidencie que Estados Unidos es la única superpotencia que sea ha negado a suscribir los Protocolos de Kyoto para la protección ambiental y que, con relación al problema migratorio, sus políticas trasgreden los derechos humanos.

Por lo que toca a la visita a la sede de la ONU, el 25 de septiembre, se espera un discurso en el mismo tono que en Bolivia, centrado en los temas expuestos en la encíclica Laudato sí y en la cuestión de la crisis migratoria. Es posible, aunque se ha negado, que tenga un encuentro con el presidente ruso, Vladimir Putin, quien asistirá a la sesión del Consejo General de Naciones Unidas.

Por último, un tema que supuestamente atañe sólo a la Iglesia, pero que ha causado revuelo es la canonización de Fray Junípero Serra, evangelizador de la Alta California. Si bien se trata de un mensaje acerca de la importancia de la Iglesia y de la herencia hispánica en la conformación histórica de los Estados Unidos, se prevé que los grupos indígenas muestren su inconformidad, porque consideran que Serra es el símbolo de una brutal colonización y para los migrantes hispanos significa bastante poco.

En suma, se trata de una gira apostólica en donde el Papa tendrá encuentros con altos dignatarios y actos multitudinarios, también lo hará con la gente común, visitará una escuela en Nueva York y una prisión. Y si bien el motivo del viaje era el Encuentro Mundial de las Familias, en la agenda papal quedó un tanto relegado. Eso pasa cuando el Papa se convierte en un referente mundial, pero a diferencia de Juan Pablo II que fue un referente político, Francisco es un referente social.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 14 de Septiembre 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Nuevamente el Papa Francisco hace titulares

El Papa Francisco anda en pos de las ovejas semi descarriadas y ha tomado medidas para que puedan regresar plenamente a la Iglesia. Una medida es la absolución para personas que abortaron o participaron en ello; la otra, es hacer más accesible la nulidad del matrimonio católico.

Con motivo del Jubileo de la Misericordia  - que iniciará el próximo 8 de diciembre, festividad de la Inmaculada Concepción, y terminará el 20 de noviembre de 2016 - el Papa Francisco concedió a los presbíteros la potestad para absolver el pecado del aborto (por comisión, apoyo, inducción, omisión y participación), considerado pecado grave con pena de excomunión (cánones 1331 y 1398), el cual, en tiempos normales, sólo puede ser absuelto por un obispo. A esto se le denomina indulgencia jubilar, a la que se accede sólo mediante un arrepentimiento sincero y un propósito de enmienda.

Si bien esto tuvo un impacto mediático, no es novedad: cada 25 años se declara un Año Jubilar para la Iglesia católica, en el cual se busca que los fieles concurran al sacramento de la confesión con el fin de que puedan comulgar, ya que la Eucaristía es el sacramento central que renueva los lazos de pertenencia a la comunidad católica.

Por otra parte, el manejo mediático ha querido dar a entender que el aborto ya no es un pecado grave; ello es falso: no ha cambiado en lo absoluto la enseñanza de la Iglesia al respecto. Pero eso sí, se están buscando los medios para que los católicos alejados regresen al redil, lo mismo que en el caso de los divorciados vueltos a casar.

La novedad está precisamente la forma en que el Papa ve personalmente el tema, muy distinta de las posiciones de sus predecesores, y así lo expresó en la carta del 1 de septiembre, dirigida a al presidente del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización y responsable de las actividades del Año Santo, Salvatore “Rino” Fisichella. En ella, el Papa reconoce que existe una mentalidad en la sociedad que no es favorable a tener hijos, que algunas personas viven superficialmente el aborto, pero otras personas viven ese momento como una derrota dramática sin otras alternativas. Pensando en esas personas, el Papa decidió conceder a todos los sacerdotes la facultad de absolución, en los casos en que haya arrepentimiento sincero.

Por lo que toca a la segunda medida, hoy martes 8 de septiembre, el Papa Francisco emitió dos motu proprio: el “Mitis Iudex Dominus Iesus”, sobre el Código de Derecho canónico, y “Mitis et misericors Iesus” sobre el código de los cánones de las Iglesias orientales; ambos se orientan a reformar el proceso canónico para las causas de declaración de nulidad del matrimonio.

¿Qué fue lo que cambió? Primero, se establece la gratuidad del juicio para los solicitantes, mientras que las Conferencias Episcopales se harán cargo de los emolumentos de jueces y abogados canónicos; habrá una sola sentencia ejecutoria si las partes están de acuerdo; el juez único estará bajo la responsabilidad del obispo, quien no delegará la competencia judicial completamente a los jueces. Se restableció el recurso a  la sede metropolitana como segunda instancia y se mantiene la potestad de la Santa Sede  - es decir el Tribunal de la Rota -  se reserva la tercera instancia. Finalmente, las Conferencias Episcopales deben respetar el derecho de los obispos a organizar el aspecto judicial de su propia diócesis.

Aunque lo anterior suena a mero tecnicismo, es un avance para que los fieles obtengan más rápidamente una nulidad que les permita volverse a casar eclesiásticamente, además de por lo civil, y poder comulgar como el resto de los fieles.

Para sorpresa de muchos, el pasado domingo, el Papa Francisco pidió a todas las parroquias, comunidades, monasterios y santuarios de Europa que hospeden a una familia de refugiados procedentes de Siria e Irak.

Muchas personas se han burlado de la propuesta aduciendo que eso no es nada frente a las enormes riquezas del Vaticano, pero viéndolo fríamente, aceptar que refugiados musulmanes se queden en los templos tiene su riesgo, sobre todo porque el Islam es muy crítico de  las tradiciones y costumbres ajenas, y se puede colar algún wahabi  - los islámicos antioccidentales -  que no necesariamente es yihadista ni mucho menos de ISIS, pero uno nunca sabe.

Además, la idea de que cada parroquia acepte a una familia de refugiados, al menos, significa que cualquiera en el territorio de la parroquia, no sólo el templo, pueda alojar a una familia de cinco. Si en Europa hay alrededor de 80 mil parroquias, entonces tenemos con que la Santa Sede y la Iglesia se mueven más que muchos estados nacionales para resolver la crisis migratoria.

En todo caso, como lo dijo el Papa, la otra palabra para el amor es misericordia. Y a eso se atiene.

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 09 de Septiembre 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La Santa Sede ignora a Trump, el Papa llama a la congruencia entre la fe y las acciones y la Iglesia en México pide correcciones a reformas

Poco tiempo falta para la segunda gira americana del Papa Francisco, y varios hechos relevantes han ocurrido en las pasadas dos semanas.

Una hecho, casi chusco, fue la declaración del magnate norteamericano Donald Trump, quien pretende ser candidato republicano a la presidencia de su país, asegurando que advertirá al Papa sobre el peligro que significa el diálogo con los musulmanes, porque éstos lo que realmente buscan es acabar con el Pontífice y la cristiandad entera. Trump dijo que tendrá que asustar al Papa al respecto, porque a pesar de que es protestante, el Papa le cae muy bien porque se ha pronunciado en temas como la familia y el cambio climático. Tales declaraciones las hizo Trump en el marco de lo que considera que el capitalismo deberá modificarse para funcionar adecuadamente… Por supuesto y como era de esperarse, la Santa Sede no hizo ningún comentario al respecto.

Por otro lado, el primer reo por paidofilia, abusos y posesión de material pornográfico del nuevo tribunal creado ex profeso por el Papa Francisco, el arzobispo Josef Wesolowski, ex nuncio ante la República Dominicana, falleció en El Vaticano por causas naturales la noche del pasado 27 de agosto, según lo reveló la necropsia ordenada por las autoridades vaticanas.

Wesolowski no pudo presentarse a la audiencia del pasado 11 de julio por haber sido hospitalizado. Cabe recordar que, por expresa decisión del Papa, Wesolowski estuvo bajo arresto domiciliario cautelar desde septiembre de 2014. Tuvo una suerte enorme de morir antes del juicio, pues el ex nuncio polaco pudo haber sido sentenciado a entre 6 y 12 años de prisión.

El deceso no resultó positivo para el impulso de impartición de justicia del Papa Francisco. Por ello fue muy significativo que el funeral fuese oficiado bajo el rito específico para los laicos, y no bajo el rito sacerdotal. Fue como decirle al mundo que Wesolowski, técnicamente, ya no era sacerdote y que sólo faltaba aplicar la pena corporal.

Pero el tema de mayor relevancia social en El Vaticano es el de la trata de personas. Durante el Ángelus del pasado domingo, y en referencia a las 71 migrantes encontradas muertas en un camión en la autopista Viena-Budapest, el Papa afirmó que estas masacres “son crímenes que ofenden a toda la familia humana”. Pidió rezar por ellos, pero más que eso, pidió una positiva cooperación entre países para evitar estos crímenes.

Justo antes, en la homilía dominical, el Papa Francisco hizo una reflexión sobre el pasaje de los fariseos argumentando en favor de la supremacía de la ley y la tradición que se encuentra en el Evangelio de San Marcos. Hizo énfasis en el llamado de Jesús a respetar los mandamientos de Dios en lugar de aferrarse a la tradición; remató diciendo que la observancia literal de las reglas y costumbres, si no hay una conversión del corazón, es algo estéril y lo es más aún, si la conversión no se traduce en hechos concretos como “abrirse al encuentro con Dios y a su Palabra, buscar la justicia y la paz, socorrer a los pobres, los débiles, los oprimidos”.

Palabras muy fuertes que deben ser interpretadas en el contexto de la próxima celebración del Sínodo de la Familia, pues muchos prelados se han mostrado abiertamente en contra de cualquier cambio en materia de costumbres, léase la comunión para los divorciados vueltos a casar.

De las palabras del Papa se desprende que, más allá de rezos y actos litúrgicos, lo que hay que hacer es ser congruente entre la fe y las acciones: concretar medidas integrales para evitar la trata de personas y no anteponer el prejuicio, la costumbre y la tradición a la misericordia con el pueblo de Dios…

Mientras tanto en México…

La página editorial del semanario Desde la Fe, de la arquidiócesis primada, advierte que a partir de septiembre, los nuevos diputados deberán corregir los errores de las reformas estructurales efectuados en la LXII Legislatura del Congreso de la Unión, pues dichas reformas han perjudicado el poder adquisitivo de los mexicanos, no han resuelto las condiciones de vulnerabilidad e inseguridad. Entre los temas que deberán discutir están la reforma fiscal, la inseguridad y la corrupción, amén de que la discusión del presupuesto de egresos deberá incluir la reducción de recursos para los partidos con el propósito de reasignarlos al combate a la pobreza.

Por su parte, el cardenal Rivera en la homilía del domingo, dijo que los católicos deben ser congruentes y pronunciarse en contra del aborto, la eutanasia y la manipulación genética.

Por cierto, el Papa Francisco nombró al arzobispo emérito de Santiago de Chile, el cardenal Francisco Javier Errázuriz, como su enviado especial para el VI Congreso Eucarístico Nacional de México, que se celebrará del 9 al 13 de septiembre en la ciudad de Monterrey, bajo el tema “Eucaristía, ofrenda de amor: Alegría y vida de la familia y del mundo".

Autor:

Fecha: 
Lunes, 31 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El Papa Francisco contra la trata y el narcotráfico

La semana que pasó, el Papa tuvo tres gestos discretos, pero de alto significado. El primero fue un mensaje para los participantes del 18° Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria que se efectuó en Colombia los días 13 y 14 de agosto, sobre el  el tema “Justicia transicional, paz y posconflicto”, cuyo propósito es identificar soluciones para la justicia y la paz en ese país. El mensaje enviado al presidente de la Suprema Corte de Justicia colombiana recalca la importancia que tiene el diálogo para el futuro y el impacto que tiene no sólo en la región, sino a nivel global, que el conflicto provocado por la guerrilla y el narcotráfico en Colombia vaya resolviéndose mediante cauces institucionales, respetando siempre el ordenamiento jurídico nacional e internacional.

El punto más interesante de la misiva es el tema de la inclusión, pues el Papa sostuvo que “el Encuentro ayudará a la construcción de una sociedad cada vez más incluyente y a conseguir una paz estable y duradera”.

Pero más allá del narcotráfico en Colombia, llama poderosamente la atención es la posición que el Papa asume frente al fenómeno de la trata de personas, ya que buscará en su visita a Estados Unidos, presionar para que la ONU declare dicho fenómeno como crimen de lesa humanidad. Es muy probable que su discurso en la sede de las Naciones Unidas, previsto para el 25 de septiembre por la mañana, se enfoque precisamente a este tema.

En opinión de la activista argentina Alicia Peressutti, fundadora de la organización no gubernamental Vínculos en Red, el tema del cambio climático es una de las prioridades de la agenda papal, pero el Papa está más preocupado por la trata de personas, pues si bien sobre la protección al medio ambiente hay un consenso internacional, sobre el tráfico de personas aún no se llega a nada semejante.

Y la razón por la que el Papa insistirá en que la trata sea considerada crimen de lesa humanidad es que si bien hay estados nacionales que ya sancionan el delito y buscan mecanismos de reparación para las víctimas, en buena parte del mundo, es un tema tabú, sobre el cual ni siquiera hay un debate social sobre el asunto, mucho menos existe una legislación, y aún menos existen esfuerzos por crear un constructo legal para el combate, la sanción y la impartición de justicia en este tema preciso.

Ojalá, como Peressutti confía en que será, el Papa tome la tribuna y, con el prestigio moral que posee más allá de la Iglesia católica, ponga el tema como prioridad  - más bien emergencia -  en la agenda internacional.

Y para rematar, el Papa bautizó a dos niñas argentinas en el Vaticano. En una ceremonia privada, Francisco bautizó a Simona Schaerer y Charo, cuyos padres son Lucas y Ana Schaerer, muy activos en la fundación La Alameda  -  organización no gubernamental que lucha en contra de la trata de personas y el narcotráfico -, y que desde siempre ha contado con el apoyo de Bergoglio y que ya es una organización conocida en toda América Latina.

Justamente fue en un mail dirigido al director de La Alameda, en donde el Papa utilizó el concepto “mexicanización” para referirse al fenómeno de la infiltración del narcotráfico en todos los espacios sociales y gubernamentales.

A juzgar por las pocas imágenes trascendidas, no se trata de personas con recursos económicos, pero sí muy comprometidos con la lucha por los derechos humanos; hicieron un gran esfuerzo para ir a Roma. Hasta la madrina tuvo que pagar su boleto de avión a meses sin intereses …. Pero el Papa ofreció bautizar a la niña Simona aún desde antes de nacer y ha cumplido.

Otro aspecto singular es que de las dos niñas bautizadas, Simona es una niña de brazos, y Charo, que tiene nueve años, sólo es hija de Ana, pero no de Lucas Schaerer, lo que nuevamente, pone de relieve que el Papa hace caso omiso de convencionalismos.

Es muy interesante como el Papa, desde distintos flancos  - el diplomático, el social y el estrictamente sacramental -  busque dar relevancia al tema, encontrar soluciones consensadas y apoyar a las personas que se dedican a combatir la trata y el narcotráfico en su vida espiritual. Las tres acciones reflejan un pensamiento integral y acciones consistentes por parte del Pontífice argentino.

Y mientras tanto en México …

Mañana 18 de agosto y el miércoles 19, en la Universidad Iberoamericana de la ciudad de México, habrá una serie de conferencias denominadas “¿Qué es la trata de personas y qué puedo hacer yo?” enfocadas a la concientización sobre el fenómeno y las formas en que socialmente podemos contribuir a erradicarlo. Las conferencias están a cargo de la organización México LIBRE y habrá varios horarios, desde las 7 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Lo más interesante es que estarán sobrevivientes de la trata para exponer su testimonio y ayudar a concientizar a la sociedad de viva voz, para que se comprendan los mecanismos utilizados por la delincuencia organizada para enganchar a sus víctimas, especialmente niños, adolescentes y mujeres.

Esto demuestra que por lo menos los jesuitas en México, seguramente también otros religiosos, sí están haciendo eco de los temas que le interesan promover al Papa como parte del nuevo proyecto de evangelización.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 17 de Agosto 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La próxima gira del Papa a Cuba y a Estados unidos

Como dijimos, el tercer verano de Jorge Mario Bergoglio como pontífice ha sido de más trabajo. No tanto como los dos anteriores, pero ha seguido trabajando desde su búnker de Domus Sancta Marthae, un espacio sui géneris para ser la casa del Papa, pero le pareció mejor opción que vivir encerrado en los aposentos pontificios.

Y en medio del verano romano, el Papa se está preparando para un acontecimiento particular, el viaje apostólico a Cuba y a Estados Unidos, en ese preciso orden, lo que no deja de ser sorprendente, pues la gira norteamericana lleva mucho tiempo en la agenda y la de Cuba fue incluida tras la apertura de las relaciones diplomáticas entre ambos países, aunque es probable que esto se concretara de fijo durante la visita de Raúl Castro al Vaticano el pasado 10 de mayo.

El resto del mes de agosto, el Papa no tiene agendados compromisos públicos ni las misas con los fieles en Santa Marta, que se reanudarán en septiembre, aunque sí audiencias generales y el Ángelus dominical.

Ha hecho unas cuantas declaraciones acerca de la situación de los cristianos en África y sobre la participación de los divorciados en la Iglesia, lo que finalmente fue nada más la ratificación de que no están excomulgados, lo único es que no pueden participar de la Eucaristía. La aclaración vino al caso debido a que durante los pasados dos pontificados hubo un endurecimiento del discurso contra las divorciados vueltos a casar, pero sin un verdadero fundamento canónico.

También pido a los jóvenes que se fortalecieran e instituyó la Jornada mundial de oración por el cuidado de la Creación, que se celebrará todos los días primero de septiembre, en conjunción con el patriarcado ecuménico de Constantinopla

Pero lo importante empezará realmente en la segunda quincena de septiembre y en octubre. El Papa estará en Cuba del 19 al 21 de septiembre y en Estados Unidos del 22 al 28. Poco después de su regreso a Roma, empezará el Sínodo de la Familia, del 4 al 25 de octubre, el que se prevé será un proceso conflictivo, pues será el marco de las confrontaciones internas de la Iglesia, y lo que ahí se decida, definirá la orientación del resto del pontificado de Bergoglio. Posteriormente, se celebrará el Congreso eclesial de Florencia y la visita a África en noviembre -se sabe que visitará una mezquita- y en diciembre inicia el Año Santo extraordinario dedicado a la Misericordia.

Pero volviendo a lo relativamente inmediato, es decir la gira a Cuba y a Estados Unidos, el itinerario revela aspectos sumamente interesantes. En esta entrega sólo tocaremos el tema de Cuba y la próxima semana, la segunda parte de la gira, que promete ser bastante más ajetreada.

El Papa saldrá de Roma rumbo a la Habana el sábado 19 de septiembre, a donde llegará a las 16 hrs. Supuestamente tomará toda la tarde descanso -no se descarta la posibilidad de que los hermanos Castro lo visiten rápidamente en la Nunciatura- y al día siguiente celebrará Misa en la Plaza de la Revolución, después hará una visita de cortesía a Raúl Castro y gabinete; tras ello, celebrará Vísperas con sacerdotes, religiosos y seminaristas; por la noche tendrá un breve encuentro con jóvenes en en el Centro Cultural Padre Félix Varela.

El lunes 21 celebrará Misa en la ciudad de Holguín en la zona oriental de la Isla y donde Cristóbal Colón desembarcó por primera vez en 1492. Ese mismo día, el Papa se trasladará a Santiago de Cuba, donde se efectuará el encuentro con los obispos cubanos; después, el Papa y los obispos visitarán el Santuario de la Virgen de la Caridad del Cobre, donde celebrará Misa al día siguiente.

Los melómanos sacros esperamos que durante la celebración de la Liturgia sea interpretada la Misa Cubana de la Virgen de la Caridad del Cobre, compuesta por José María Vitier [La Habana, 1954] en 1996 como un ex voto, y que la antífona de entrada sea cantada por Amaury Pérez. Aquí les dejo el link, por si se animan a escucharla, https://www.youtube.com/watch?v=mORKV04ZAHY. Creo que es la pieza sacra más original de fines del siglo XX, con una estructura tradicional en latín pero con ritmos propios de la isla y tres piezas en castellano en honor de la Virgen de la Caridad. Ojalá …

Después de la digresión melódica, volvamos a la gira papal. El último acto en Cuba será la reunión del Papa con las familias en la catedral de Nuestra Señora de la Asunción de Santiago de Cuba, desde donde partirá a Washington, D.C. para encontrarse con una Iglesia dividida en su favor y en su contra, un país cuyo gobierno demócrata lo recibe con admiración, pero que la oposición republicana manifiesta abiertamente sus reticencias sobre la visita papal.

En ese contexto, la visita a Cuba parece ser una bocanada de oxígeno antes de sumergirse a las profundidades de la mar profunda que significa la gira norteamericana.

Autor:

Fecha: 
Lunes, 10 de Agosto 2015 - 18:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Quién será el sucesor de Norberto Rivera?

Como lo prometí las semana pasada, seguiré comentando acerca del arzobispo primado de México, en un somero balance de su trabajo al frente de la Arquidiócesis de México.

Muchos han sido sus defectos, especialmente en la conducción pastoral. Eso puede dividirse en dos grandes rubros. El primero, el gobierno interno de la Iglesia. Hasta donde se sabe, sus ocho obispos auxiliares son los que llevan el peso del gobierno eclesial en sus respectivas vicarías, lo cual es hasta cierto punto normal. El problema es que de todos, no hay uno que destaque por su amplia labor entre los grupos marginados, ni tampoco se ve una catequesis expansiva. Algunos templos de carácter histórico han sido remozados, especialmente los ubicados en zonas de alto ingreso, pero eso no significa que sean comunidades del todo vivas, especialmente las diocesanas. En los templos y parroquias donde hay comunidades religiosas -dominicos, jesuitas, agustinos, claretianos, franciscanos, carmelitas, etc.- se ve mucho más trabajo pastoral e involucramiento de los laicos, y eso se debe precisamente a que la cabeza nominal de la arquidiócesis primada tiene menos injerencia y tampoco los obispos auxiliares se meten de lleno en esas comunidades, sea por tradición o porque no tienen ganas de interferir en el trabajo de los religiosos -los que dicho sea de paso, no son muy del agrado de los diocesanos-.

En la parte de medios, el semanario Desde la Fe, publicación oficiosa que no oficial de la Arquidiócesis, ha sido la caja de resonancia del cardenal-arzobispo, aunque él mismo raras veces hace declaraciones a la prensa. Cada domingo, por interpósita persona, el cardenal fija las posiciones eclesiales sobre los temas de interés nacional, y, por supuesto, sobre la ciudad de México. También está el programa televisivo, pero como es de televisión restringida, poca gente tiene acceso.

Sin embargo, ni los medios de comunicación social propios ni la estructura oficial de la Iglesia particular, es decir, la arquidiócesis, reflejan lo que está ocurriendo realmente entre la feligresía, esto es, en la Iglesia en su sentido amplio. La insatisfacción de los fieles con respecto a los pastores inmediatos crece, aunque también va a la alza la popularidad del Papa Francisco, aunque no venga a México.

Lo cierto es que los fieles se alejan ante las noticias que se llegan a conocer sobre los sacerdotes católicos, gracias a que se filtran demandas judiciales por delitos cometidos. Ahora mismo en Hidalgo hay un lío enorme porque una capilla de interés histórico fue derruida por los feligreses, con el conocimiento y aval del párroco.

La reputación de los clérigos está a la baja y hay que decirlo, de los dieciocho obispos que ha promovido Norberto Rivera, ninguno se caracteriza por su brillantez pastoral. Eso sí, las finanzas de la Arquidiócesis van mejorando gracias a los recursos de la Basílica de Guadalupe.

Faltan dos años para que el cardenal Rivera renuncie, pues el derecho canónico establece que a los 75 años, los obispos deben renunciar a sus sedes. En el caso de los cardenales, esto puede ampliarse cinco años más. Pero en el caso de Rivera, es poco probable que cumpla los ochenta años de edad en el ejercicio del cargo. Hay versiones que sostienen que está enfermo, pero esto no parece tan plausible. Quizá lo que le sucede es que esté tenso ante los acontecimientos en el Vaticano. La nueva estructura judicial que emprenderá juicios contra los obispos que hayan abusado de la autoridad -léase encubrimiento de sacerdotes acusados de abuso sexual– es un espada que pende sobre la cabeza de varios obispos, espada que puede acortar los tiempos en el cargo. Quizá solicite un obispo coadjutor con derecho a sucesión, pero eso no garantiza el lapso de la estancia ni que el eventual coadjutor, a la mera hora, sea efectivamente el sucesor de Rivera

¿Quién será el sucesor de Norberto Rivera? Difícil es saberlo, porque el Papa no se muestra muy satisfecho con la calidad del clero mexicano, excepto con un solo personaje que, por el momento, está en Roma: el arzobispo Jorge Carlos Patrón Wong, hoy secretario para seminarios en la Congregación para Clero. Patrón Wong, originario de Mérida, fue obispo de Papantla, donde hizo un buen papel como coadjutor y luego como obispo residencial desde 2009. Nacido en 1958, fue ordenado sacerdote en 1988. Parecería ser una buena opción para el cargo… Habrá que ver cómo se desarrollan los acontecimientos de aquí a 2017.

Mientras tanto, en Roma…

El Papa Francisco ya no está más de vacaciones… Y en Estados Unidos arrecian las críticas…

Autor:

Fecha: 
Lunes, 03 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Los veinte años de Norberto Rivera al frente de la arquidiócesis primada de México

Norberto Rivera cumplió este fin de semana veinte años al frente de la Arquidiócesis Primada de México, dos décadas bastante turbulentas no sólo en la demarcación eclesiástica, sino en todo el país. Es el trigésimo quinto sucesor de Fray Juan de Zumárraga y al igual que al primer obispo de México, le ha tocado una época turbulenta, aunque las diferencias entre ambos no podrían ser mayores…

Cuando llegó a ser arzobispo de la ciudad de México, Norberto Rivera no se imaginó que dos años más tarde llegaría a ser jefe de gobierno de la ciudad el Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, el primero en ser electo, y cuya victoria prefiguró la alternancia en el Ejecutivo Federal en el año 2000.

Tampoco se imaginó que tendría que vérselas con gobiernos capitalinos de izquierda desde 1997 hasta la fecha, pero se las ha ingeniado para mantener una buena relación con los jefes de gobierno capitalinos, a excepción hecha de Marcelo Ebrard, con quien tuvo varios desencuentros, especialmente en lo que respecta a la legalización del derecho a la interrupción del embarazo y al matrimonio igualitario. Y sin embargo, fueron casi vecinos, porque la casa -ahora en litigio- que en algún momento fue hogar de la familia Ebrard Bueso está a unos pasos de la sede de la Arquidiócesis Primada donde están las oficinas del cardenal Rivera.

Como sea, el cardenal primado ha tenido una relación regularmente buena con la clase política, curiosamente, menos con los panistas que con el PRI y el PRD. Las batallas las ha librado a través de los medios, muy especialmente las editoriales del semanario Desde la Fe, que es la caja de resonancia de las posiciones del arzobispado.

También, el cardenal Rivera ha tenido una buena relación con los hombres del dinero. Ya desde su estancia como obispo de Tehuacán, mantuvo una excelente relación con los dueños de una empresa avícola, misma que era bastante generosa con las limosnas. En la ciudad de México, Rivera se ha acercado a empresarios como Olegario Vázquez Raña, los hermanos Autrey y otros devotísimos hombres de empresa, que no han dudado en dispensarle su mecenazgo.

En realidad, los problemas del cardenal Rivera han sido básicamente intraeclesiales y muchos de ellos se originaron en que fue designado arzobispo primado por el entonces nuncio Girolamo Prigione, sin tomar en cuenta el perfil necesario para una diócesis enorme y problemática, y sin llegar a los necesarios consensos con el antiguo arzobispo, el cardenal Ernesto Corripio, fallecido en 2008, para hacer una transición relativamente tersa. Sobra decir que Prigione promovió a Rivera porque éste se mostraba dócil con el nuncio y mostraba un talante los suficientemente anti progresista como para pasar la prueba de fidelidad a Juan Pablo II.

Norberto Rivera nació en Tephuanes, Durango en 1942 y fue ordenado sacerdote en 1966; de origen humilde, logró llegar hasta la Universidad Gregoriana en Roma gracias al apoyo del arzobispo de Durango, Antonio López Aviña, uno de los eclesiásticos más singulares de la segunda mitad del siglo XX por su eficacia para crear un grupo propio y empujar a sus alumnos al episcopado. Entre 1982 y 1985, Rivera fue profesor de eclesiología en la Universidad Pontificia de México, antes de ser obispo de Tehuacán, en donde se le recuerda por haber cerrado, casi violentamente, el Seminario Interdiocesano del Sur, de marcada filiación progresista, es decir, cercano a la teología de la Liberación. Quizá fue precisamente por esta decisión que Prigione lo consideró el candidato idóneo para acabar con el progresismo y cualquier clase de disidencia eclesial o laical en la arquidiócesis de México. Además de que Rivera mostraba cercanía, respeto y admiración por Marcial Maciel, una de las principales voces que conformaban la opinión de Prigione.

El caso es que cuando Rivera llegó en 1995, decidió acabar con cualquier resabio de disidencia en su contra por parte de los corripistas, de los religiosos que no le acababan de gustar, como los jesuitas. Pero su principal batalla fue en contra del abad Guillermo Schulenburg, con quien entabló una pelea a muerte por la Basílica de Guadalupe. Cabe decir que el arzobispo ganó la escaramuza y aparentemente, la guerra. Sin embargo, la perspectiva histórica terminará dándole la razón a Schulenburg en lo tocante a la autonomía de la Basílica como una colegiata, la única existente en América y que ahora no es más que una parroquia que reporta sus beneficios al arzobispado exclusivamente y no al conjunto de la Iglesia en México, como debería ser.

Pero si el pleito por la canonización de Juan Diego es uno de los capítulos más sombríos de la historia reciente de la Iglesia en México, fue superado con creces por la defensa que Norberto Rivera hizo de Marcial Maciel y una serie de curas pederastas, de lo cual hablaremos en la siguiente entrega con más detenimiento.

Lo más grave es que Norberto Rivera no estuvo a la altura de las necesidades pastorales de una de las ciudades más grandes del mundo. La decatolización del Distrito Federal es palpable, apenas hay 7 millones y medio de católicos, apenas el 83% de la población… cuando en la década de los noventa el porcentaje era del 89%…

Foto: quien.com

Autor:

Fecha: 
Lunes, 27 de Julio 2015 - 19:00
Redes sociales: 
1