Se encuentra usted aquí

justin trudeau

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

EPN en contra, JT a favor

Al inaugurar ayer el 4º Foro Nacional Sumemos Causas por la seguridad, Ciudadanos+Policías, organizado por la ONG Causa en Común, el presidente Enrique Peña Nieto dijo: “En lo personal, para mí no sería deseable, ni estoy en favor de una eventual legalización en el consumo de la marihuana. Pero esta posición tampoco riñe con la aceptación y convicción personal que tengo para abrir un debate”.

No fue la de ayer la primera vez en que el presidente ha manifestado su rechazo a la legalización de la mariguana. Por ejemplo, en una entrevista que concedió al diario madrileño El País, publicado el 9 de junio de 2014, dijo lo siguiente: “… personalmente he declarado que no estoy en favor de la legalización de las drogas. Y tampoco de la marihuana porque me parece que es una puerta por la que se puede incursionar al consumo de drogas mucho más dañinas para la salud”.

En esa misma entrevista añadió que “Es una paradoja terrible: EE UU está financiado las dos partes de la guerra. Por un lado, ayuda a los gobiernos y a sus fuerzas de seguridad, Colombia, México, a luchar contra los traficantes; y por otra parte, los consumidores estadounidenses financian a los narcotraficantes y a sus bandas… Siendo paradójico y tan absurdo es evidente que demanda que pronto se abra un debate sobre el tema. Y ya veremos qué hacemos con el asunto. Ahí están las experiencias de partes del mundo que en un momento se abrieron, legalizaron, luego dieron marcha atrás o por lo menos limitaron la apertura inicial con la que habían querido tratar el tema de drogas… Hay que abrir un debate y aquí en México empieza a haber posiciones ya que demandan, como es natural, por esta inconsistencia e incongruencia que se aprecia, que demandan la eventual legalización de la marihuana, por lo pronto”.

La posición del presidente de México es radicalmente distinta a la del nuevo primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien como candidato al cargo que ganó en las elecciones del mes pasado propuso legalizar la mariguana argumentando que debido a la prohibición actual a la droga “los ingresos obtenidos por el comercio ilegal de las drogas apoyan al crimen organizado y a las mayores amenazas a la seguridad pública como son el tráfico de seres humanos y las drogas duras”.

El plan de Trudeau es que la mariguana se venda bajo regulaciones similares a las que rigen la venta del alcohol y el tabaco. El nuevo sistema de ventas y distribución se diseñará “con la asesoría de expertos en salud pública, abuso de substancias y seguridad pública”. La venta de mariguana será gravada con impuestos provinciales y federales. La propuesta completa puede leerse en https://www.liberal.ca/realchange/marijuana/

De acuerdo al Banco Mundial, la tasa de homicidios de Canadá fue de 2.0 en 2012. La de México fue de 22.0.

La disparidad en las tasas de ambos países es suficiente para concluir que la guerra que con violencia se libra en México contra las drogas no está rindiendo los resultados esperados, ni los rendirá.

La disparidad en los enfoques de los gobernantes de ambos países hacia la mariguana es obvia. Personalmente, apoyo la del canadiense.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El año de la revuelta

El Partido Liberal ganó las elecciones federales realizadas el domingo pasado en Canadá. De tener solo 36 asientos en la Cámara de los Comunes, los liberales ahora tendrán 184, lo que les permitirá formar un gobierno de mayoría sin la necesidad de aliarse con ningún otro partido. El Partido Conservador del primer ministro saliente, Stephen Harper, ganó solo 99 escaños, 60 menos de los que obtuvo en las elecciones de 2011, mientras que el Nuevo Partido Democrático se quedó con 44, que son 51 menos que las que consiguió hace cuatro años.

El factor que explica el crecimiento desmesurado del Partido Liberal en solo cuatro años se llama Justin Trudeau, de 43 años de edad, hijo mayor del finado Pierre Trudeau, quien fue primer ministro canadiense de 1968 a 1979 y de 1980 a 1984. En 2008 fue electo por primera vez al parlamento canadiense y en 2013 se convirtió en el líder de los liberales. En solo dos años Justin hizo que su partido accediera al poder después de que en 2011 apenas obtuvo el 18.9% de los votos. Por eso, dentro de pocos días se convertirá en el vigesimotercer primer ministro de su país.

Pese a su apellido famoso, Justin no es visto como un político por los electores en vista de que gran parte de su vida la ha dedicado a la academia y a la defensa de causas sociales. No pasó desapercibido el hecho de que dudó en aceptar el liderazgo de su partido por el temor de no dedicarle el tiempo suficiente a su esposa, quien es una conductora de televisión, y a los tres pequeños hijos de ambos.

Al elegir a un gobierno liberal dirigido por un político que no es percibido como tal, los votantes se sublevaron contra la clase política representada por Harper, un veterano con casi 30 años de carrera, 10 de ellos al frente del gobierno canadiense.

La revuelta de los ciudadanos contra la clase política acaba de verse en Canadá; se está viendo en Estados Unidos, en donde dos hombres que nunca han ocupado un cargo público –Donald Trump y Ben Carson- encabezan las encuestas de preferencias entre quienes se declaran republicanos; la vimos el 6 de junio pasado en México, cuando un candidato independiente ganó la gubernatura de Nuevo León sin que a nadie le pareciera importar que militó durante 33 años en el PRI.

2015 podría ser recordado como el año del inicio de la revuelta de millones de ciudadanos contra la clase política de sus respectivos países. Revuelta que se origina en la falta de capacidad de los políticos para resolver el creciente número de problemas económicos, sociales y políticos que afectan la vida de millones de personas, y en la percepción de que los políticos solo usan sus cargos para enriquecerse mientras que gran parte de la población enfrenta cada vez más carencias.

Habrá que ver si Trudeau y el flamante gobernador de Nuevo León no terminan actuando igual que los que los antecedieron. Mientras eso sucede o no, los no políticos podrán seguir beneficiándose de la revuelta de los votantes.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 21 de Octubre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1