Se encuentra usted aquí

islam

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La pesadilla de los racistas trumpianos

 

Steve King es un republicano de 67 años de edad que representa a un distrito electoral del estado de Iowa ante la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Es un metodista que se convirtió al catolicismo, la religión de su esposa, 17 años después de casarse con ella.

En 1996, después de dedicarse a los negocios, ingresó a la política, ganando un escaño en el Senado de Iowa. Desde 2002 es representante de su estado ante el Congreso federal.

Es un conservador que se opone al aborto, al matrimonio de personas del mismo sexo, a los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT), a la investigación de células madre humanas y a los derechos de los animales. Es tan extremo el conservadurismo de este hombre blanco que hasta se opone al matrimonio civil, aceptando solo el religioso como válido, y a que medicamentos como el Viagra sean subsidiados por el gobierno a través de los seguros Medicare y Medicaid.

Cuando Trump lanzó su candidatura presidencial en junio de 2015 dijo, entre otras cosas, que los inmigrantes mexicanos ilegales son narcotraficantes, criminales y violadores. Aparentemente se inspiró en algo que dijo King en julio de 2013, cuando al referirse a los inmigrantes indocumentados dijo que “por cada uno que es el primero en su clase (valedictorian), hay otros 100 que pesan 130 libras - y tienen pantorrillas del tamaño de melones porque están transportando 75 libras de mariguana a través del desierto”. Es decir que, para King, los inmigrantes sin papeles son narcotraficantes.

En 2008, este político racista puso en duda el patriotismo del entonces candidato presidencial Barack Obama alegando que, si éste era electo, “los islamistas radicales, al-Qaeda, los islamistas radicales y sus partidarios, bailarán en las calles en mayor número que lo hicieron el 11 de septiembre”. Esta advertencia racista contenía además una gran mentira, la de que musulmanes habían celebrado en las calles de Estados Unidos los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001.

Casi un años después de afirmar falsamente de que los musulmanes habían bailado en las calles estadounidense, King se retractó. Sin embargo, la mentira fue después tomada y propalada por Trump, quien hasta ahora no se ha retractado.

Steven King comparte la ideología del estratega en jefe de la Casa Blanca, Steven Bannon, quien antes de convertirse en el director de la campaña electoral de Trump, en agosto de 2016, era el presidente ejecutivo de Breitbart News, un sitio web de noticias de extrema derecha que ha sido calificado como un medio que difunde material racista, xenofóbico y antisemita.

Hace dos años, en un evento en que participó en el Vaticano, Bannon resumió sus creencias así:

“Ciertamente creo que el secularismo ha socavado la fuerza del oeste judeocristiano para defender sus ideales, ¿verdad? Si ustedes regresan a sus países de origen y proponen defender el oeste judeocristiano y sus principios, a menudo, especialmente cuando tratan ustedes con las élites, se les ve como alguien que es bastante extraño. Por lo tanto, ha disminuido la fuerza. Pero creo firmemente que, cualesquiera que sean las causas del actual impulso al califato -y podemos debatirlas y la gente puede intentar desconstruirlas- tenemos que enfrentar un hecho muy desagradable. Y ese hecho desagradable es que hay una guerra de guerra importante, una guerra que ya es global. Va a la escala mundial, y la tecnología de hoy, los medios de hoy, el acceso de hoy a las armas de destrucción masiva, va a conducir a un conflicto global que creo que tiene que ser enfrentado hoy”.

Para Bannon, los únicos valores que importan son los de la civilización occidental, la de los blancos, la que hay que defender del islam, la de los cafés y negros.

Lo mismo piensa King. Hace unos días, al referirse al ultraderchista Geert Wilders, candidato puntero en las encuestas de las elecciones parlamentarias que hoy se realizan en Holanda, el gringo escribió en Twitter: “Wilders entiende que la cultura y la demografía son nuestro destino. No podemos restaurar nuestra civilización con los bebés de otra persona”. Al mencionar a los bebés de otra persona, el congresista aludía a los bebés no blancos, incluyendo latinos, que nacen en Estados Unidos y otros países.

Donald Trump, aunque no lo admita, como sí lo aceptan Bannon y King y muchos como ellos, tiene una pesadilla: que los no blancos y latinos sí lleguen a ser minoría a mediados de este siglo. Están aterrados y por eso insultan y agreden a mexicanos, árabes y otras minorías.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 12:00
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 15 de Marzo 2017 - 20:45
Fecha C: 
Jueves, 16 de Marzo 2017 - 08:00
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Terrorismo y economía

Si el Estado Islámico busca afectar las economías de los países de Occidente por medio del terror que generan sus ataques a civiles inocentes - sean estos turistas que viajan a bordo de un avión de una aerolínea rusa, comensales en un restaurante parisino, asistentes a un estadio para presenciar un partido de futbol, mujeres que con sus hijos realizan compras en un mercado o cualquier persona que nunca ha tenido el menor contacto con el islam – aparentemente empieza a lograr ese objetivo.

Francia está en estado de emergencia, lo que en alguna medida afecta el libre tránsito de personas y bienes, lo cual encarece el costo de hacer negocios y el de los bienes y servicios que adquieren los consumidores.

Bruselas se encuentra en un virtual estado de sitio que indudablemente golpeará a la economía de esa ciudad y de todo Bélgica.

En Nueva York y Washington impera cierto nerviosismo ante la posibilidad de un ataque terrorista por parte de los yihadistas de ISIS (o ISIL o Daesh, como prefiere llamar el gobierno de Estados Unidos al Estado Islámico del califa Baghdadi).

Para preocupar aún más a quienes viajan a diferentes destinos europeos y norteamericanos por cuestiones de negocios o de placer, el Departamento de Estado estadounidense emitió ayer una Advertencia Mundial de Viaje que dice lo siguiente:

“El Departamento de Estado advierte a los ciudadanos estadounidenses sobre los posibles riesgos al viajar debido al aumento de las amenazas terroristas. La información actual sugiere que ISIL (también conocido como Da'esh), al-Qaeda, Boko Haram, y otros grupos terroristas continúan planeando ataques terroristas en varias regiones. Estos ataques pueden emplear una amplia variedad de tácticas, utilizando armas convencionales y no convencionales, y dirigidas contra intereses oficiales y privados. Esta Advertencia de Viaje expira el 24 de febrero el 2016.

“Las autoridades creen que la probabilidad de ataques terroristas continuarán conforme los miembros de ISIL/Da'esh regresen de Siria e Irak. Además, existe una amenaza continua de personas no afiliadas [a grupos terroristas] que planean ataques inspirados por organizaciones terroristas importantes, pero llevadas a cabo de manera individual. Los extremistas han atacado grandes eventos deportivos, teatros, mercados abiertos, y servicios de aviación. En el último año, ha habido varios ataques en Francia, Nigeria, Dinamarca, Turquía, y Malí. ISIL/Da'esh ha reivindicado la autoría del atentado contra un avión ruso en Egipto.

“Los ciudadanos estadounidenses deben ejercer una vigilancia cuando estén en lugares públicos o usen medios de transporte. Deben ser conscientes de lo que ocurre en sus alrededores inmediatos y evitar grandes multitudes o lugares donde haya muchas personas. Deben tener especial precaución durante la temporada de vacaciones y en festivales o eventos festivos. Los ciudadanos estadounidenses deben monitorear los medios de comunicación y fuentes de información locales y tomar en cuenta dicha información para actualizar sus planes personales de viaje y actividades. Las personas con problemas de seguridad específicos deben comunicarse con las autoridades locales responsables de la protección y seguridad de todos los visitantes a su país de acogida. Los ciudadanos estadounidenses deben:

“Obedecer las instrucciones de las autoridades locales. Monitorear los medios de comunicación y fuentes de información locales y usar dicha información para actualizar sus planes personales de viaje y actividades.

“Estar preparados para un control de seguridad adicional e interrupciones inesperadas.

“Mantenerse en contacto con sus familiares y asegurarse de que saben cómo comunicarse con el viajero en caso de una emergencia.

“Registrarse en nuestro Smart Traveler Enrollment Program (STEP).

“Los gobiernos extranjeros han tomado medidas para protegerse de los ataques terroristas, y algunos han hecho declaraciones oficiales sobre las condiciones de mayor amenaza. Las autoridades siguen realizando redadas y desbaratando complots terroristas. Continuamos trabajando de cerca con nuestros aliados contra la amenaza del terrorismo internacional. La información se comparte rutinariamente entre Estados Unidos y nuestros socios clave con el fin de frustrar planes terroristas, identificar y tomar medidas contra los terroristas potenciales y fortalecer nuestras defensas contra las amenazas potenciales”.

Y todavía hay quienes no toman en serio este asunto. El Estado Islámico va contra las economías occidentales.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

La ciudad desierta

De Bruselas podría decirse lo mismo que Alfred Döblin escribió sobre Berlín: es una ciudad nada poética, de poco color, pero muy verdadera. La, así llamada, capital de Europa, en nada se parece a las ostentosas capitales europeas. Aunque posee grandiosos monumentos, no es en ellos donde radica su atractivo. Hay algo más. El apagavelas de la imaginación, como la llamó Charles Baudelaire, es una ciudad inabarcable, repleta de rincones y de rostros insólitos.

Lo cierto es que, con el tiempo, Bruselas ha llegado a gustarme.

Las calles de Bruselas siempre me han parecido desordenadas y un poco sucias. Bruselas es una ciudad de rostro extraño. Todavía, a pesar de haberla recorrido cientos de veces, no he conseguido definir su atmósfera. Desde hace algunos años hago street photography en sus calles. Sus múltiples paisajes urbanos y la diversidad de los seres humanos que la habitan, la hacen ideal para mi propósito: contar historias en imágenes; convertir instantes reales en realidades distintas.  

El viernes pasado, asoladas por el miedo, esas calles extrañas de la ciudad se quedaron desiertas. Y no es para menos, después de ver lo que el Estado Islámico hizo en París y en Beirut, con sus brutales atentados terroristas. Con sus brutales asesinatos.

Bélgica está en Alerta 3 y Bruselas en Alerta 4, la más alta para estos casos. La policía y el ejército no sólo patrullan las calles de Bruselas, sino que buscan terroristas por todo el país.

Algunas reflexiones acerca del terrorismo.

El terrorismo, lo sabemos, es una forma de utilizar el miedo con fines políticos. Pero, ¿qué es, en concreto, lo que estos terroristas buscan? Hasta donde entiendo, el califato de este, autonombrado, Estado Islámico, busca el apoyo de todos los musulmanes del mundo para que juren lealtad a su líder y, juntos, sean capaces de romper las fronteras entre Líbano y Jordania para, así, liberar a Palestina.

Los orígenes del terrorismo, como ahora lo conocemos, parece estar en la etapa jacobina de la Revolución Francesa, cuando se ejercía un terrorismo de estado que exhibía la violencia como una forma de gobernar sin reestricciones (tan sólo hay que leer el libro Fouché, el genio tenebroso, de Stefan Sweig, para comprender el terror que se vivía en aquella época).

Terroristas más contemporáneos fueron los marxistas del siglo XIX. Aquellos que llevaban la bandera de la revolución proletaria y que terminaron con la Rusia zarista.

Lo que hace muy peligroso al terrorista es que siempre cree tener la razón. Tiene la seguridad de que sus actos están llenos de pureza y de justicia (muchas veces divina) y utilizan la muerte de personas inocentes o de personas que consideran culpables, para poner un ejemplo al gobierno y a la sociedad. Para ellos, como dijo Nicolás Maquiavelo, el fin justifica los medios.

Muy grave es cuando los terrorista creen, además, que sus actos los salvan. Y que esa salvación proviene de su religión, que suelen interpretar de acuerdo a los intereses de su causa. Las religiones infunden miedo (miedos de todo tipo, incluyendo el terrible miedo a la condena eterna). La religión o la religión falseada, cobija a estos terroristas bajo sus alas, y no sólo justifica sus actos, sino que los impulsa a hacerlos. Matan por algo más grande que ellos, por eso también pueden matarse ellos mismos; suicidarse, inmolarse.  

Los terroristas buscan debilitar, resquebrajar la moral de la población para que ésta presione a su gobierno a ceder a sus demandas. O bien quieren, mediante sus prácticas, desprestigiar al Estado frente a la sociedad.

Pero vuelvo a Bruselas.  

Hoy es el tercer día que Bruselas cierra el transporte público y las escuelas. Que se recomienda a las personas que se queden en sus casas. A los que vivimos en Bélgica, aunque no estemos en la capital del país, nos han dado una serie de recomendaciones. Se dice que los servicios de Inteligencia han logrado obtener información sobre atentados inminentes. Quizá lo han conseguido mediante la captura de algunos yihadistas. Se dice también que que no sólo en el barrio de Moleenbek hay yihadistas (los yihadistas constituyen la rama más violenta y radical de los grupos terroristas del islam), sino que están en todo el país. Al parecer, Bélgica es un nido de terroristas.  

Los musulmanes de Francia ya se han pronunciado en contra de estos grupos extremistas. Sería absurdo pensar que el islam promueve el crimen, el asesinato. Conozco algunos musulmanes que tienen negocios o que atienden restaurantes a los que suelo ir. Tengo estudiantes musulmanes. Todos ellos, personas buenas. No sería justo generalizar. No son los musulmanes, sino una minoría de musulmanes, los terroristas. No hay religiones asesinas, lo que hay es asesinos en todas las religiones.

Europa está amenazada. El mundo también. Vivimos una disimulada angustia.

Tenemos miedo a quienes no tienen ningún respeto por la vida humana. El miedo, escribió José Antonio Marina, es una anticipación del peligro. Y el miedo genera angustia (Gobrowicz decía que la angustia es el miedo irracional a algo que no se conoce). El problema con los terroristas es que, igual que Hidra, el monstruo acuático de la mitología griega (al que cada vez que se le cortaba una cabeza, le salían otras dos) los grupos terroristas parecen multiplicarse, a medida que se les detiene.

No se habla de esto todo el tiempo. Afuera de Bruselas, las personas hacemos nuestra vida con relativa normalidad. Salimos a trabajar. Llevamos a nuestros niños a la escuela, a pesar de que hemos escuchado que las escuelas, los hospitales, el transporte público y todos los lugares concurridos, han sido amenazados por el Estado Islámico.

¿Y qué nos queda? Cuidarnos y tener valor.

Porque, como dice Marina: debemos comportarnos valerosamente, a pesar del miedo que sentimos.

Y es que en eso consiste, quizá, la dignidad humana.

___________________________________________________________

Bibliografía

Siete preguntas para entender qué es el Estado Islámico y de dónde surgió, El Mundo, 16 de noviembre de 2015.

Anatomía del miedo, José Antonio Marina, Ed. Anagrama, 2009. 

Autor:

Fecha: 
Lunes, 23 de Noviembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El mito de la islamización de Europa

A raíz de los ataques terroristas del viernes pasado en París circula en las redes sociales información que asegura que, debido a los millones de musulmanes que ahí radican, en cuestión de pocos años Europa será un continente en donde el islam será la religión mayoritaria. Los datos desmienten esta información y señalan que los seguidores de Mahoma seguirán siendo minoría en todos los países europeos durante lo que resta del siglo 21.

Hoy en día, el porcentaje de población musulmana en los países de la Unión Europea es como sigue: Chipre 25.3%; Bulgaria 13.7%; Francia 7.5%; Holanda 6.0%; Bélgica 5.9%; Alemania 5.8%; Austria 5.4%; Grecia 5.3%; Reino Unido 4.8%; Suecia 4.6%; Dinamarca 4.1%; Italia 3.7%; Eslovenia 3.6%; Luxemburgo 2.3%; España 2.1%; Croacia 1.4%; Irlanda 1.1%; Finlandia 0.8%; Rumania 0.3%; Estonia 0.2%; Malta 0.2%; Letonia 0.1%. Menos del 0.1% en Lituania, República Checa, Hungría y Polonia.

Es cierto que la población musulmana de Europa ha crecido mucho en las últimas décadas, casi un punto porcentual cada década, del 4% en 1990 al 6% en 2010 y, según las proyecciones, al 8% en 2030 y al 10.2% en 2050.

La mayor cantidad de musulmanes en un país europeo, en números absolutos, se encuentra en Rusia. Son 14 millones y representan apenas el 10% de la población total.

2.7% de los musulmanes del mundo vivían en Europa en 2010. En 2030 serán el 3.0%.

Los números arriba anotados indican que aún falta mucho tiempo para que se establezcan califatos en España, Francia o Alemania, como algunos aseguran. Las tasas de natalidad entre los musulmanes europeos, conforme disfruten de mejores estándares de vida y accedan a niveles de educación superiores, tenderán a disminuir, lo que hará más difícil que se conviertan en mayoría en los países de Europa, excepto, claro está, en Albania, que actualmente tiene una población mayoritariamente musulmana (82.1%).

Los números también nos muestran que la llegada de cientos de miles de refugiados sirios e iraquíes a Europa y otros países occidentales, como son Estados Unidos y Canadá, no afectarán sus porcentajes de población musulmana. Las proyecciones indican que en 2050 en número de seguidores del islam en Estados Unidos no será mayor del 2.1% de la población.

En resumen, la inminente islamización de Europa es un mito.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 18 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

El suicidio y la defensa del islam

132 muertos y 352 heridos dejaron los ataques terroristas del viernes pasado en París. Los hechos se desarrollaron de la siguiente manera (todas las horas son Hora del Centro de Europa):

Noviembre 13: 21:20 – Primer atentado suicida con bomba en el Stade de France, en donde las selecciones de futbol de Francia y Alemania sostenían un partido amistoso en presencia de miles de aficionados, entre ellos el presidente francés François Hollande; 21:25 – Balacera en la calle Bichat; 21:30 - Segundo atentado suicida con bomba en el Stade de France; 21:32 – Balacera en la calle Fontaine-au-Roi; 21:36 – Balacera en la calle Charonne; 21:40 - Atentado suicida con bomba en el boulevard Voltaire; 21:40 – Tres hombres entran al teatro Bataclan y empiezan a disparar; 21:53 - Tercer atentado suicida con bomba en el Stade de France; 22:00 Toma de rehenes en el Bataclan.

Noviembre 14: 00:20 – Fuerzas de seguridad entran al Bataclan; 00:58 – Concluye el sitio del Bataclan.

No solo los cuatro terroristas en el Stade de France y en el boulevard Voltaire se suicidaron al hacer detonar los chalecos bomba que llevan puestos. También dos de los que atacaron el Bataclan decidieron acaban con sus vidas de la misma manera. El otro agresor del teatro fue muerto a tiros por la policía antes de que pudiera detonar su chaleco.

A quienes vivimos en Occidente nos parece terrible y nos preocupa que existan musulmanes fanáticos que sin mayor problema participen en ataques terroristas sabiendo que no sobrevivirán, que acepten ser bombas humanas y se hagan explotar con el único fin de matar a civiles inocentes. Sin embargo, lo que más debe preocuparnos es el número de musulmanes que, sin ser clasificados como extremistas, fanáticos o yihadistas, justifican los atentados suicidas con bombas para defender al islam.

Durante los meses de abril y mayo del año pasado la encuestadora Pew Research Center realizó una encuesta entre 14,244 personas en 14 países con una importante población musulmana. Entre las preguntas que les hizo a los encuestados estaba esta: “Algunas personas creen que los bombardeos suicidas y otras formas de violencia contra objetivos civiles se justifican con el fin de defender al islam de sus enemigos. Otras personas creen que, sin importar la razón, este tipo de violencia nunca se justifica. ¿Cree usted personalmente que este tipo de violencia es muchas veces justificada para defender al islam, a veces justificada, raramente justificada o nunca justificada?”.

Que los bombardeos suicidas se justifican muchas veces/a veces con el fin de defender al islam de sus enemigos fueron apoyados por los siguientes porcentajes de musulmanes encuestados:

Palestina: 46%; Líbano: 29%; Egipto: 24%; Turquía: 18%; Jordania: 15%; Túnez: 5%; Bangladesh: 47%; Malasia: 18%; Indonesia: 9%; Paquistán: 3%; Tanzania: 26%; Nigeria: 19%; Senegal: 15%; Israel: 16%.

Estas cifras de por sí son alarmantes y si les añadimos los porcentajes de quienes creen que raramente está justificado un bombardeo suicida, es decir que opinan que tal vez sí hay alguna razón que justifique este tipo de ataques, aumentan a los siguientes porcentajes:

Palestina: 59%; Líbano: 44%; Egipto: 59%; Turquía: 29%; Jordania: 44%; Túnez: 8%; Bangladesh: 61%; Malasia: 33%; Indonesia: 22%; Paquistán: 7%; Tanzania: 45%; Nigeria: 26%; Senegal: 31%; Israel: 46%.

En los 14 países arriba anotados viven aproximadamente 830 millones de musulmanes. Decenas de millones de ellos opinan que los bombardeos suicidas se justifican muchas veces/a veces con el fin de defender al islam de sus enemigos y millones más aceptan que raramente está justificado un bombardeo suicida. Con estos números no debe sorprendernos que siete de ellos hayan decidido detonarse el viernes pasado y que durante los años recientes centenas más hayan cometido ataques suicidas en Europa, África, Asia, Medio Oriente y Estados Unidos.

Antes esta realidad hay una sola pregunta que exige respuesta: ¿Cómo combatir a fanáticos que creen que al participar en un acto terrorista suicida defienden a su religión?

La Encuesta del Pew Research Center puede verse en http://www.pewglobal.org/2014/07/01/concerns-about-islamic-extremism-on-the-rise-in-middle-east/

Secciones:

Fecha: 
Martes, 17 de Noviembre 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

En ninguna parte: Exilio y desarraigo

Después de cuatro años de una cruenta guerra civil, en medio de un complejo éxodo y enfrentando muchas dificultades, algunos sirios están encontrando, poco a poco, países dispuestos a refugiarlos. Al filo de la tragedia y la desesperación, cada uno llega cargando su propia historia de dolor.

¿Debe Europa recibirlos?

Van a la deriva y, una vez en su nuevo destino, comienzan el período de adaptación. Para algunos será más fácil que para otros. El sentimiento que tiene una persona cuando abandona su país, a causa de la guerra, es muy diferente que cuando lo hace por motivos personales.

La guerra es devastadora.   

El desarraigado, escribió el poeta Enrique Lihn, no está de turista en una tierra extranjera; está todos los días de paso. El destierro es estar en ninguna parte, es el fantasma para el que no hay lugar.

De acuerdo con algunos relatos de refugiados, durante el período que el refugiado pasa en busca de un sitio donde asentarse y, una vez ya instalado, experimenta una inquietante inmovilidad, acompañada de una insoportable incertidumbre. Escucha voces, tiene visiones y sueños relacionados con su vida anterior, con sus muertos y sus agresores. Su mundo se ha trastocado por completo. Desconfía de todo el mundo. Tiene cambios de personalidad. Se le ha roto el espíritu.  

El exiliado, sobre todo el refugiado de guerra, siempre arrastra consigo la melancolía de lo que ha perdido. Los refugiados han abandonado sus casas, familias y amigos; los lugares que frecuentaban, su cultura y sus costumbres. Su identidad. Se sienten ajenos a la vida del lugar donde llegan y ese sentimiento los persigue durante mucho tiempo. A veces, para siempre.

Todo refugiado de guerra tiene que hacer un duelo por sus pérdidas. Y en medio de esa vulnerabilidad, reconstruir un hogar, una familia y un nuevo entorno social. Pegar sus piezas rotas. Rehacerse a sí mismos. Muchas veces se buscan entre ellos para sentirse menos solos. Se reunen en casas y cafés y hablan de su país. De los dictadores que tienen que caer, para que ellos puedan regresar. Muchas veces no regresan nunca. Algunas veces, en los países de acogida, son bien recibidos por la gente y otras, rechazados. En todo caso, el rechazo es mejor que vivir la guerra.

El escritor Roberto Bolaño, que era un maestro de exilios, escribió que exiliarse no es desaparecer, sino empequeñerse, ir reduciéndose lentamente o de manera vertiginosa, hasta alcanzar la altura verdadera, la altura del ser. Y se preguntaba: ¿La «tierra extraña» es una realidad objetiva, geográfica, o más bien una construcción mental en movimiento permanente? 

Lo cierto es que algunos refugiados o exiliados de guerra, con el tiempo, no sólo consiguen adaptarse a su nuevo hogar, sino que hacen importantes aportes al país que los recibió.

Luego de que los países árabes más ricos les dieran las espalda a sus, supuestos hermanos, árabes y musulmanes: los sirios; Europa, que por obvias razones ha tratado de frenar los flujos migratorios hacia sus países miembros, se ve en la obligación moral de recibir a estos millones de seres humanos que huyen de la guerra. La situación llega en un momento muy difícil. Europa está en crisis y tiene muchos problemas con el Islam.

Recibirlos no debe limitarse a proporcionarles las necesidades básicas. Tienen que dar trabajo a los adultos y educación a los niños. Insertarlos a los sistemas de salud. Enseñarles el nuevo idioma. Hacerlos productivos. Buscar qué pueden aportar al país de acogida. Sólo así se sentirán útiles y se integrarán de una forma sana a la sociedad. Su repatriación podría tomar mucho tiempo y, en muchos casos, nunca llegar.

Hay cosas que no están en discusión y ésta es una de ellas. No hacer nada o no hacer lo suficiente, sería un error histórico imperdonable.

No es una cuestión de política, raza, religión o nacionalidad.

Se trata, ante todo, de un acto de humanidad. 

Autor:

Fecha: 
Miércoles, 09 de Septiembre 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 1925 - Nace Malcolm X

Malcolm X (Omaha, 19 de mayo de 1925-Nueva York, 21 de febrero de 1965), nacido como Malcolm Little, y cuyo nombre oficial completo era El-Hajj Malik El-Shabazz, fue un orador, ministro religioso yactivista estadounidense. Fue un defensor de los derechos de los afroamericanos, un hombre que acusó a los estadounidenses blancos en las más duras condiciones de sus crímenes contra sus compatriotas negros. Ha sido descrito como uno de los más influyentes afroamericanos en la historia estadounidense.

Malcolm X nació en Omaha (Nebraska). A los seis años su padre fue asesinado por su labor en defensa de los derechos de los trabajadores y su madre ingresó en un hospital psiquiátrico a causa de la locura que le produjo el hecho de que le quitaran la custodia de sus hijos. Después de vivir en una serie de casas de acogida, Malcolm X se involucró en el hampa de Boston y Nueva York, y en 1945 fue condenado a entre ocho y diez años de prisión.

En la cárcel, Malcolm X se convirtió en miembro de la Nación del Islam, una secta musulmana dirigida por Elijah Muhammad, y tras su libertad condicional en 1952, se convirtió en ministro de la organización. Durante casi una docena de años fue la cara pública de la Nación del Islam, pero las tensiones entre él y Muhammad llevaron a su salida de la organización en marzo de 1964.

Tras abandonar la Nación del Islam, Malcolm X hizo la peregrinación a La Meca y se convirtió al sunismo. Viajó extensamente por toda África, Oriente Medio e incluso visitó la Unión Soviética. Esos viajes le cambiaron la visión que tenía del mundo y de la lucha por las libertades civiles. Fundó la Muslim Mosque, Inc., una organización islámica, y la secular Organización de la Unidad Afroamericana. Menos de un año después de abandonar la Nación del Islam, Malcolm X fue asesinado antes de dar un discurso en Nueva York.

Fecha: 
Viernes, 19 de Mayo 2017 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 2011 - Cae el gobierno egipcio como consecuencia de la Primavera Árabe

Siguiendo a lo ocurrido en Túnez, el candidato a la presidencia de Egipto, Mohamed El Baradei advirtió de una explosión política similar en Egipto a la de Túnez.

Las protestas en Egipto comenzaron el 25 de enero de 2011 y se prolongaron durante 18 días. A partir de medianoche del 28 de enero el gobierno egipcio decidió cortar completamente el acceso a Internet para impedir que los manifestantes se organizaran a través de las redes sociales. Al día siguiente, decenas de miles de personas protestaban por las calles de las principales ciudades de Egipto. El presidente Mubarak cesó formalmente al gobierno y declaró que crearía uno nuevo. Mubarak también depuso a su primer vicepresidente, el cual llevaba en el cargo más de 30 años. El 2 de febrero activistas pro-Mubarak lideraron una anti-protesta contra los manifestantes, y estos mismos violentos atacaron a periodistas internacionales, asesinando a uno de ellos.

El 10 de febrero Mubarak cedió todo el poder presidencial al vicepresidente Omar Suleiman, pero anunciando que permanecería como Presidente, al menos hasta que acabara la legislatura. Sin embargo, las protestas continuaron hasta que Omar Suleiman anunció que Mubarak dimitía de la presidencia y cedía el poder al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Inmediatamente después la junta militar disolvió el Parlamento, suspendió la Constitución de Egipto y prometió levantar el estado de emergencia en el país, que llevaba en vigor desde hacía 30 años. También declaró que habría elecciones libres en un plazo de 6 meses, o al acabar el año.

La mayoría de los estados y los ciudadanos mostraron su apoyo a la revolución, y muy pocos países, apoyaron a Mubarak.

En las primeras elecciones Mohamed Morsi resultó vencedor con un 51,9% de los votos frente Ahmed Shafik que obtuvo el 48,1%. Tras estas elecciones el presidente elegido de Egipto dio a conocer que se promulgarían cambios constitucionales, lo cual ocasionó nuevas protestas populares y caos en las calles debido a que este cambio en la constitución le daba poderes ilimitados a fuerzas militares, que incluían la posibilidad de arrestar civiles por la fuerza entre otras prerrogativas; además, suponía un evidente retroceso en materias como laicismo y separación religión-Estado, con el aumento del peso de la religión islámica y de la ley islámica osharía en la vida pública.

Como consecuencia de la creciente represión gubernamental a las protestas y de una serie de políticas económicas regresivas que afectan a la clase trabajadora así como a las capas populares, tiene lugar a partir del sábado 29 de Junio, un nuevo movimiento de protestas masivas, que llegan a registrar una afluencia de 30 millones de personas por todo el país.

Como reacción a esta oleada de protestas, el presidente del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, Abdul Fatah al-Sisi, lidera, con ayuda del Ejército un golpe de Estado que derroca, el 3 de Julio de 2013, a Mohamed Morsi.

Foto: Jonathan Rashad

Fecha: 
Lunes, 29 de Enero 2018 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un futuro complicado

Concluí mi columna del viernes pasado afirmando que “2015 se ve como un año complicado”.

Y no solo yo sino muchos así lo vemos.

Como lo escribí el viernes, los científicos que colaboran con la revista Bulletin of Atomic Scientists de la Universidad de Chicago opinan que el mundo hoy está más cerca a una catástrofe nuclear o ambiental de proporciones globales de lo que había estado desde 1984, cuando, de acuerdo a la revista, “las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética alcanzaron su punto más álgido en décadas y el diálogo entre las superpotencias prácticamente se detuvo”.

También anoté el viernes que 10 días antes el Foro Económico Mundial publicó su Global Risks Report 2015, en el cual enumeró los 10 riesgos globales en términos de la probabilidad de que ocurran: Conflictos entre Estados con consecuencias regionales; Fenómenos climáticos extremos; Ingobernabilidad de los países; Colapso o crisis de Estado; Desempleo y subempleo estructural; Catástrofes naturales; Falta de adaptación al cambio climático; Crisis del agua; Fraude o robo de datos, y; Ataques cibernéticos.

Por si todo lo anterior no fuera suficiente, ayer encontré unas declaraciones de Habeeb Al Sadr, el embajador de Irak ante la Santa Sede, que me causaron una gran preocupación.

Lo que dijo el diplomático pasó desapercibido para casi todo el mundo. Después de todo, ¿desde cuándo es importante lo que dice un embajador iraquí ante El Vaticano?

Durante una entrevista al diario florentino La Nazione, el musulmán chiíta Al Sadr aseguro que “la amenazas contra el Papa son creíbles. Las declaraciones públicas y los crímenes contra el cristianismo perpetrados por el Estado Islámico (ISIS) son un hecho… Quiero ser claro, no tengo conocimiento de hechos específicos o de proyectos operacionales. Pero lo que han dicho los terroristas del autoproclamado Estado islámico es claro. Quieren matar al Papa. Esta banda de delincuentes no sólo amenaza: En Irak ya ha violado e incluso destruido algunos de los sitios más sagrados del Islam chiíta. Lo mismo ha hecho con lugares de culto de la religión yazidí y el cristianismo. Ha obligado a 150,000 cristianos a huir de Mosul y también lo hizo con los yazidíes. Si creemos que no son más que palabras, no entendemos la naturaleza de la amenaza. Ellos dicen: ‘quien no está con nosotros está en contra; O te conviertes o tengo el derecho de matarte’. Y lo hacen en realidad: es un genocidio… Tenemos que garantizar la seguridad del Papa en todas partes porque creo que ellos tratarán de atacarlo durante sus viajes o incluso en Roma. Porque los miembros del ISIS no solo son árabes, sino canadienses, estadounidenses, franceses, británicos e italianos. Tienen pasaportes occidentales. Por ello ISIS puede ordenar a estos combatientes a cometer actos de terrorismo en los países europeos… Estas personas no tienen conciencia y su locura no tiene límites…”.

Para algunos analistas, el Papa podría ser víctima de un ataque terrorista durante uno de sus viajes, lo cual desencadenaría una guerra religiosa entre católicos y musulmanes, similar a las cruzadas medievales y la yihad original del profeta Mahoma. 

Una gran guerra se desencadenaría en el Medio Oriente. Los campos petroleros dejarían de producir y el precio de un barril de petróleo se dispararía a los 300 dólares. Los precios más altos de los energéticos matarían a la economía, provocarían una recesión y harían que el mercado de valores se desplomara por un 50% o más.

Un ataque fatal del Estados Islámico o cualquier otra organización terrorista musulmana contra Francisco es una posibilidad que no es remota para los analistas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania.

El futuro se ve más complicado de lo que muchos quisieran que fuera.

Secciones:

Fecha: 
Lunes, 26 de Enero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

De 570 - Nació Mahoma

Mahoma nació el 19 de enero de 570. De acuerdo a la religión musulmana es considerado el «sello de los profetas», por ser el último de una larga cadena de mensajeros, enviados por Dios para actualizar su mensaje, que según el Islam, sería en esencia, el mismo que habrían transmitido sus predecesores, entre los que se contarían Ibrahim (Abraham), Isa (Jesús) y Musa (Moisés). Mahoma era de carácter reflexivo y rutinariamente pasaba noches en una cueva (Hira), cerca de La Meca, en meditación. Los musulmanes creen que en el año 610, mientras meditaba, Mahoma tuvo una visión del ángel Gabriel. Esta visión perturbó a Mahoma, pero su esposa Jadiya le aseguró que se trataba de una visión real y se convirtió en su primera discípula.

Fecha: 
Viernes, 19 de Enero 2018 - 09:20

Efemérides:

Redes sociales: 
1