Se encuentra usted aquí

interpol

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

A pesar de lo ONU-TIL

¿Cuándo vale una vida humana?

Para la ONU y la Corte Penal Internacional, la respuesta parece dárnosla José Alfredo Jiménez con su inolvidable canción “No vale nada la vida”...

At the end of the day, (como dicen los gringos), it’s all about money.

¿Cuánto valor le dio Donald “Clairol” Trump a la vida de Jamal Khashoggi, que fue asesinado y rebanado en el Consulado de Arabia Saudita en Estambul?

Alguno que otro “timorato” del Congreso de Estados Unidos, propuso dejarle caer todo el peso de la ley al Príncipe Mohamed Bin Salman, por cuyas órdenes directas tuvo lugar el asesinato.

¡Ah, pero...!

¿Cómo podría castigarse por asesinato al mejor cliente de la industria militar de los Estados Unidos?

It’s all about money...

Donald “Clairol” Trump acaba de mandar asesinar al general Qasem Soleimani, llevándose de paso a un número no especificado de “víctimas colaterales”.

En Estados Unidos los abogados discuten si el asesinato de Soleimani puede considerarse legal o ilegal, y claro está, como buenos leguleyos se escurren por el tobogán de la gramática diciendo que en la legislación penal gringa no se regulan los “asesinatos” sino los homicidios...

(¿Qué no son sinónimos?)

Mi opinión sobre el asesinato del general Qasem Soleimani, se rige por el derecho aplicable.

¿Cuál es el derecho aplicable?

El derecho aplicable es el Código Penal de la República Islámica de Irán y el Código Penal de Irak.

En este punto, y para no caer en el resbaladizo terreno de las opiniones gratuitas, me remito como parámetro, a lo que dice el Código Penal Federal de México:

Artículo 4º.  “Los delitos cometidos en territorio extranjero por un mexicano contra mexicanos o contra extranjeros, o por un extranjero contra mexicanos, serán penados en la República, con arreglo a las leyes federales, si concurren los requisitos siguientes:

II. Que el reo no haya sido definitivamente juzgado en el país en que delinquió.

III. Que la infracción de que se le acuse tenga el carácter de delito en el país en que se ejecutó y en la República.”

De acuerdo a lo que establece el Código Penal Federal de México,  y sin duda alguna de acuerdo a lo que establecen los códigos penales de Irak y de Irán, tenemos lo siguiente.

Irak no ha iniciado ninguna carpeta de investigación para establecer la responsabilidad penal de Donald “Clairol” Trump, por la sencilla razón de que Irak se encuentra invadido por fuerzas de los Estados Unidos.

El homicidio es delito tanto en Irak como en Irán.

El artículo 4º del Código Penal  Federal de México, me permite decir lo siguiente.

La República Islámica de Irán, en vez de caer en la guerra de los adjetivos contra Trump y las fuerzas armadas de Estados Unidos, debería asumir una postura JURÍDICA impecable de acuerdo a su propio derecho soberano, y conforme al Derecho Internacional.

En consecuencia, y toda vez que Trump reconoció su autoría intelectual y su orden directa para asesinar al general Soleimani, la República Islámica de Irán solo tiene que declararlo responsable confeso de homicidio doloso, y librar en su contra, la correspondiente orden de aprehensión.

Como Estados Unidos e Irán no tienen un tratado de extradición, Irán puede y debe aprovechar su membresía en INTERPOL, y pedir que se emita la ficha roja para detener a Donald “Clairol” Trump en cualquier parte del mundo.

No tengo duda de que mi propuesta puede parecer infantil, ingenua o peor, pero no lo es tanto.

En el momento político que se vive en Estados Unidos, la emisión de una ficha roja de INTERPOL en contra de Trump, le daría municiones a sus adversarios del Partido Demócrata, y dificultaría su anhelada reelección.

Si los demócratas no fueran increíblemente tontos o corruptos, podrían agregar un artículo adicional de impeachment contra su presidente demente,  porque el asesinato de un líder político extranjero, es un delito de acuerdo al Derecho Internacional.

Irán no puede acudir ante la Corte Penal Internacional para que intervenga en su acción contra Trump, porque de pura casualidad, ¡Estados Unidos NO es miembro de ese tribunal!

Para los gringos de nada sirve que el homicidio de Soleimani sea un crimen de guerra y un homicidio político confesado por su autor intelectual y responsable de haber dado la orden expresa para el asesinato.

No olvidemos que la sede de la  ONU está en Estados Unidos.

Estados Unidos puede suspender y congelar cualquier acción ante la Corte Penal Internacional, a pesar de no ser miembro.

Lo anterior, porque Estados Unidos tiene un peculiar derecho de veto para hacer que la dichosa Corte Penal Internacional sea otro adorno ONUTIL (1) como el Consejo de Seguridad.

Para los racistas gringos es facilísimo desestimar los reclamos de Irán, con solo transmitir los videos de cientos de miles de iraníes “vestidos de fachas” y barbudos, acompañados por sus retrogadas mujeres ocultas bajo sus “disfraces de brujas” manifestándose indignados por la muerte de Soleimani.

Si a la furia callejera de los iraníes, le agregamos la desventaja de su singular indumentaria, a las autoridades de la República Islámica les pasa lo mismo que al astrónomo turco que descubrió el asteroide B 612 en el cuento de “El Principito”.

Cuando ese astrónomo presentó su descubrimiento en un Congreso Mundial,  vestido con la indumentaria  tradicional de Turquía, NADIE LE HIZO CASO, porque se veía fachoso para los estándares occidentales.

PERO cuando el  mismo astrónomo volvió a presentar su descubrimiento en un Congreso celebrado tiempo después, vestido COMO LA GENTE DECENTE, o sea, de saco y corbata, entonces todos le creyeron.

Pasa lo mismo hoy.

Irán debe girar la orden de aprehensión contra Donald Trump por el delito de homicidio doloso en agravio de Soleimani.

De esta manera, daría al mundo una imagen de seriedad institucional y de credibilidad jurídica.

La sorpresa sería tan grande como impactante.

Dejaría ver lo ONUTIL que es la famosa ONU y la Corte Penal Internacional, pero por otro lado, INTERPOL no podría negarse válidamente a emitir la ficha roja contra Trump solicitada por Irán en su calidad de miembro del organismo penal.

Algo parecido le pasó al Primer Ministro Ariel Sharon de Israel, que no pudo viajar a Bélgica por existir en su contra una ficha roja de INTERPOL hace algún tiempo por su responsabilidad en las masacres de palestinos en Sabrah y Shatila.

Una ficha roja de INTERPOL podría hacer que Trump perdiera su ambicionada reelección.

Ese solo resultado, sería algo muy de agradecérsele a la República Islámica.

Además, el líder supremo de los Chiitas iraníes, Ali Kamanei,  es casi casi mexicano, porque tiene un pariente  chipocludo que todos conocemos en Mexicalpan de las Tunas, y es nada menos que su primo,  JUAN KAMANEI.

La ONU, como ya lo he dicho, es totalmente ONUTIL, pero INTERPOL no puede negarse a obedecer la orden de aprehensión emitida por un país miembro, como lo es la República Islámica de Irán.

Ya sabemos que it is all about money, pero algunos temas de Derecho Internacional como el de INTERPOL y la ficha roja, son dignos de tenerse en cuenta.

Difícilmente veremos a Trump con un  overall de recluso  haciendo juego con su maquillaje facial, la FICHA ROJA puede darle a los demócratas la posibilidad de sacar de la Casa Blanca al anciano pervertido.

    ________________________

  1.  ONUTIL. Sinónimo de inútil. Se aplica a todas las disposiciones contenidas en la Carta de las Naciones Unidas que no se aplican nunca, excepto en los casos en que Estados Unidos lo quiere.
Fecha: 
Miércoles, 08 de Enero 2020 - 08:15
Redes sociales: 
1
Fecha B: 
Miércoles, 08 de Enero 2020 - 10:30
Fecha C: 
Miércoles, 08 de Enero 2020 - 23:30
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 2

Los resultados de la investigación “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”, realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y difundida el domingo pasado ha causado un revuelo internacional debido a que entre los probables evasores de impuestos que de 1998 a 2007 abrieron cuentas en la sucursal suiza del banco inglés HSBC hay empresas internacionales y personalidades de la política, el deporte, el mundo empresarial y la delincuencia. La investigación señala que fueron poco más de 100,000 millones de dólares provenientes de 106,000 clientes relacionados con 203 países.

Es importante recalcar que depositar dinero en una cuenta en Suiza no es constituye delito alguno, lo ilegal es que el titular de dicha cuenta no haya declarado el ingreso de dicho dinero a su patrimonio y evadido el pago del impuesto sobre la renta correspondiente.

En lo que a México se refiere, los archivos del HSBC filtrados por un ex empleado del banco indican que entre 2006 y 2007 un total de 2,642 personas de alguna manera asociadas con México, de las cuales 39% tenían un pasaporte o nacionalidad mexicana, depositaron o escondieron aproximadamente 2,200 millones de dólares en 1,893 cuentas que supuestamente fueron diseñadas para que sus titulares evadieran el pago de impuestos al fisco mexicano. El monto máximo que se encontró en una de estas cuentas fue de 596.4 millones de dólares.

Algunos de los mexicanos cuyos nombres hasta el momento han sido relacionados con estas cuentas han explicado el porqué de las mismas. Si procede, le toca ahora al SAT determinar si los fondos depositados tuvieron un origen lícito y si en su momento fueron declarados como un ingreso en las declaraciones de impuestos correspondientes a esos años.

Los nombres de estos mexicanos se han difundido ampliamente durante esta semana y la información que hasta el momento se puede ver en el sitio www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data es insuficiente para llegar a conclusión alguna.

Secciones:

Fecha: 
Miércoles, 11 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

¿Evasores mexicanos revelados?

Está visto que los tiempos que corren no son los de los secretos, sino los de las revelaciones. Julian Assange, Chelsea Manning y Edward Snowden, por citar a los más famosos, nos han develado un mundo de secretos de Estado, espionaje y canalladas. A quienes se maravillan de estas “revelaciones” habrá que recomendarles asistir más al cine o leer novelas puesto que nada de lo que se da a conocer es realmente sorpresivo. De una u otra forma ya se sospechaba. Si acaso la concreción con nombre y apellido de lo sospechado ha confirmado que vivimos en un mundo de intereses evidentes y no tan evidentes, como ha sido siempre la sociedad humana, sólo que ahora con tecnología.

En esta idea de las “revelaciones”, dos investigaciones diferentes amenazan balconear a varios políticos y empresarios mexicanos con cosas que ya suponíamos todos: que poseen propiedades y depósitos en el extranjero, obtenidos vaya usted a saber cómo, pero todos sospechamos que hay un gato encerrado que se llama corrupción. Por cierto que ninguna de las dos investigaciones periodísticas tenía como meta sacar a la luz a los mexicanos, pero ahí donde parece haber corrupción se ha vuelto un lugar común que haya nacionales, así sea del otro lado de la frontera o del océano.

La primera de las investigaciones corresponde a una serie de cinco reportajes del New York Times que se abocó a saber quiénes estaban detrás de las compras de bienes raíces de altos precios en la Gran Manzana. Un desfile de rusos, indios, chinos y otros personajes tercermundistas han desfilado en las páginas como poseedores de estos inmuebles de lujo. Mañana miércoles saldrá la parte en donde se seguirá sacando a balcón a José Murat, pero al parecer habrá más nombres mexicanos.

La otra investigación está hecha por Le Monde y el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación a partir de información secreta revelada por un trabajador del banco HSBC. En principio, fue un escándalo relacionado con la evasión de impuestos, pero ha devenido en político. Artistas, deportistas, hombres de negocios y políticos han sido expuestos. En América Latina el asunto tendrá repercusiones. Brasil es el país latinoamericano con más cuentas, pero Venezuela tiene los depósitos más cuantiosos. De México se han exhibido nombres conocidos: Camil, Hank, Elías, Ebrard, entre otros.

Por lo pronto, el banco enfrenta una seria investigación en Estados Unidos y varios países europeos, con excepción de la Gran Bretaña. Es probable que muchos de los personajes aparecidos en las investigaciones periodísticas aludidas enfrenten cargos en sus países de origen. Sería deseable que en México no se viera sólo como una nota de color, sino que el SAT anunciara que al menos va a dar un vistazo a los datos, a ver si los impuestos pagados por estos personajes corresponden a su guardadito en Suiza. Digo, al menos para guardar las apariencias.

Foto: elmanana.com.mx

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 17:00
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Swiss Leaks 1

En www.icij.org/about puede leerse que “el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) es una red global de 185 periodistas de investigación en más de 65 países que colaboran en la realización de investigaciones a profundidad sobre diversos temas.

“Fundada en 1997… ICIJ se inició como un proyecto del Centro para la Integridad Pública de Washington, DC, para difundir el estilo de periodismo de investigación del Centro, enfocándose en cuestiones que no se detienen en las fronteras nacionales: la delincuencia transfronteriza, la corrupción, y la rendición de cuentas del poder. Respaldado por el Centro y sus especialistas en periodismo asistido por computadora, expertos en registros públicos, verificadores y abogados, los periodistas y editores de ICIJ proporcionan recursos en tiempo real y herramientas con tecnología de última generación y técnicas para periodistas de todo el mundo”.

Entre las investigaciones que ha realizado el ICIJ vale la pena mencionar, además de la que esta semana expone las cuentas multimillonarias depositadas en la sucursal suiza del frecuentemente impugnado banco inglés HSBC, las siguientes: Filtraciones de Luxemburgo: Los secretos de las compañías globales expuestos; Secrecía a la Venta: En el Interior del Laberinto Global de los Paraísos Fiscales; El Saqueo de los Mares I, II y III; Piel y Hueso: El Lucrativo Negocio del Reciclaje de Humanos Muertos; Cortina de Humo: Las Grandes Tabacaleras Están Reenfocando su Cabildeo en los Mercados Emergentes; La Bandera Roja de Interpol: Las Naciones Alineadas a la Interpol Han Usado Al Grupo como Una Herramienta contra Opositores Políticos y Refugiados. En http://www.icij.org/projects puede consultarse la lista completa de dichos proyectos.

Todo lo anterior lo anoto para que no quede duda de que el ICIJ es una organización que realiza cuidadosamente sus investigaciones, como la que difundió el domingo pasado y que lleva por nombre “Swiss Leaks: Dinero Turbio Resguardado por el Secreto Bancario: Como uno de los bancos más grandes del mundo ayudó a esconder millones en cuentas relacionadas a traficantes de armas, dictadores y evasores de impuestos”.

En www.icij.org/project/swiss-leaks/explore-swiss-leaks-data el ICIJ aclara que “Hay usos legítimos para cuentas bancarias y fideicomisos suizos. No pretendemos sugerir o implicar que algunas personas, empresas o entidades incluidas en la aplicación interactiva de Swiss Leaks del ICIJ hayan violado la ley o de alguna manera se hayan comportado indebidamente. Si encuentra un error en la base de datos, por favor comuníquese con nosotros”.

¿Qué es Swiss Leaks? El ICIJ lo explica: “El proyecto se basa en un tesoro de casi 60,000 archivos filtrados que proporcionan detalles de más de 100,000 clientes de HSBC y sus cuentas bancarias”. La mayoría de la información sobre clientes y sus cuentas cubre el período 1998-2007. La información sobre los montos de dinero es de los años 2006 y 2007. En la aplicación interactiva pueden compararse los países de origen de los cuenta-habientes y más sobre algunos de estos clientes. En el sitio no aparece información para países que enviaron cero dólares o con tres o menos clientes. Cada cliente podría estar relacionado con varios países y hay más de 19,000 clientes no asociados con un país.

La aplicación interactiva muestra los 34 países que más clientes generaron para HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 11,235 clientes, seguido por Francia (9,187), Reino Unido (8,844), Brasil (8,667), Italia (7,499), Israel (6,554), Estados Unidos (4,183), Argentina (3,625), Turquía (3,105)  y Bélgica (3,002). Con 2,642 clientes, México aparece en el lugar 13.

También aparecen los 34 países que más dinero aportaron a las cuentas de los clientes de HSBC. Los 10 primeros son Suiza, con 31,200 millones de dólares. Luego aparecen Reino Unido (21,700 millones), Venezuela (14,800 millones), Estados Unidos (13,400 millones), Francia (12,500 millones), Israel (10,000 millones), Italia (7,500 millones), Bahamas (7,000 millones), Brasil (7,000 millones) y Bélgica (6,300 millones). Nuestro país, con 2,200 millones aparece en el lugar 30.

Mañana: los nombres de algunos de los criminales, traficantes, evasores fiscales, políticos y celebridades que depositaron dinero en estas cuentas.

Secciones:

Fecha: 
Martes, 10 de Febrero 2015 - 12:00
Redes sociales: 
1