Se encuentra usted aquí

internet de las cosas

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Un mundo digital, móvil y de videos

La ciencia del futuro es incierta porque se basa en el estudio de tendencias históricas y de su interpretación. Pero conocer el futuro es fundamental para prepararnos para tener mejores posibilidades en los nuevos tiempos.

Es por ello que es importante, en un mundo definitivamente digital, saber las tecnologías que lo dominarán en los próximos años. Y en este caso, cuando decimos que dominarán, nos referimos a que serán la base de toda actividad humana. En este contexto hay una certeza: el futuro será digital, móvil y de videos.

Mundo digital, móvil y de videos

Así lo concluyen diversos estudios, como es el caso del elaborado por la empresa sueca Ericsson sobre las tendencias del uso y la conectividad de las redes móviles de datos (Mobility Report). Según esta empresa, para el año 2021 habrá más contratos de telefonía móvil que habitante en el planeta. Se piensa que los contratos van a llegar a la cifra de 9,000 millones.

Este impresionante e imparable crecimiento, según Ericsson, se dará por dos fenómenos recientes que están transformando el futuro: 1) el Internet de las Cosas, y 2) el crecimiento de la conectividad y sus nuevas opciones de mayor ancho de banda, como es la entrada de las redes 5G.

El Internet de las Cosas, que se refiere a la interconexión de los diferentes dispositivos electrónicos de la vida cotidiana, se calcula que llegará en los próximos años a 1,500 millones de objetos conectados.

Y esta presión de interconexión, impulsará la entrada de la banda 5G, que se piensa que entrará al mercado entre 2018 y 2020. Se predice que será 70 veces más veloz que la red 4G. Un ejemplo de la velocidad que podría alcanzar, es que en menos de 80 segundos podría descargar un gran archivo de 50 GB.

Otro tema aparejado a éstas noticias, es que esta nueva capacidad de conectividad será usada principalmente para consumir videos. Se cree que el 70% de este nuevo ancho de banda será usado para ver vídeos en streaming.

¿Y quiénes aprovecharán esta situación? El 70% de esta nueva capacidad de visualizar vídeos será aprovechada por YouTube y el 20% por Netflix, si es que no salen nuevos jugadores a la palestra en los próximos años.

Conclusiones

Son muy interesantes estos datos del futuro del mundo digital, mismos que deben de generar grandes preocupaciones en el caso de México, donde seguimos esperando los resultados de la Reforma de las Telecomunicaciones que prometía mejores tarifas, de más calidad, cobertura y mayor capacidad de las conexiones.

Algo debemos hacer para no estar fuera de esta nueva revolución digital, donde el Internet de las Cosas, y su evolución al Internet Industrial para mejorar la productividad y la competitividad de las industrias, pueden significar una distancia insuperable para nuestro país si no hacemos algo en el muy corto plazo.

Ha llegado el tiempo de decidir desde hoy el futuro de México. Ya no podemos seguir posponiendo decisiones críticas, como en el caso de brindar una mejor conectividad, con calidad y capacidad, a precios competitivos. Es ahora o después será ya demasiado tarde.

 

Autor:

Fecha: 
Martes, 24 de Noviembre 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Uso de la Inteligencia Artificial: el futuro que viene

 

El crecimiento exponencial de los sitios web y las aplicaciones ha provocado que para su manejo se llegue al uso de métodos genéricos de diseño, como son los casos de las platillas. Adicionalmente, con los avances del Internet de las Cosas, ahora se presenta también el problema de cómo coordinar las órdenes a diferentes sistemas y dispositivos.

Ambos temas ya tienen novedosas soluciones a partir del uso de la inteligencia artificial, mediante la personalización basada en el contenido y el uso de la voz como medio para coordinar instrucciones a varios sistemas y dispositivos.

The Grid: adaptación del diseño al contenido.

En el tiempo hemos pasado varias etapas en el manejo del diseño en la web: primero separamos el diseño del contenido, después tuvimos que adaptar nuestros diseños a los navegadores, para después hacerlo a los dispositivos móviles, como es el caso de los teléfonos celulares y ahora a las tabletas. El resultado: un diseño despersonalizado que no ayuda a crear identidad y dificulta lograr los objetivos en los medios digitales.

Este problema es mayor en el caso de las redes sociales, donde las opciones de personalización nos limitan a colocar una foto o imagen, una reseña y un diseño de fondo, si bien nos va.

Así nace la plataforma The Grid, que busca que el diseño se adapte al contenido, usando para ello la inteligencia artificial. Esta iniciativa lanzada recientemente promete acabar con las platillas en la web. La idea es que el usuario sólo publique su contenido, y el algoritmo de la plataforma detecte de que tema se trata, si las fotos son de una persona o un animal, haga los retoques necesarios en su caso, seleccione los colores adecuados, y escoja el diseño que más se ajuste al perfil de los contenidos.

Lo que se busca es que con mejores diseños y más adecuados a los contenidos que se publica en la web, los usuarios puedan lograr mejores resultados en el mundo digital, como más seguidores, mejores ventas, más influencia en sus comunidades y demás.

La voz coordinará todo.

El avance creciente del Internet de las Cosas está trayendo consigo un problema muy difícil de resolver por la vía tradicional: cómo coordinar instrucciones a varios sistemas y dispositivos conectados entre sí.

Para tener una idea de la complejidad de lo que hablamos, se dice que hasta el año pasado el Internet de las Cosas ha hecho posible la conexión de 4,000 millones de cosas, y la empresa Gartner espera que la cifra aumente a 25,000 millones de dispositivos en los siguientes cinco años. Esto quiere decir que vamos a estar rodeados en los próximos años de docenas de dispositivo conectados entre sí: celulares, computadoras, televisiones, refrigeradores, lavadoras de trastes y ropa, relojes, alarmas y muchos dispositivos más.

Por ello actualmente se está desarrollando, a través de la inteligencia artificial, una interfase universal basada en la voz, capaz de coordinar las instrucciones a los diferentes sistemas y dispositivos conectados. Esto es, vamos a poder coordinar lo que deseamos en nuestra casa u oficina a través de simples comandos de voz.

Todo ello evitará los actuales problemas que representan el uso de botones y funciones que cada vez son más complejas y provocan constantes problemas. Al usar la voz como medio de instrucción a los dispositivos, también se potencializará las capacidades de los sistemas, dispositivos y aplicaciones. Así al estar hablando de un tema, los aparatos y sistemas conectados al Internet de las Cosas nos pueden brindar opciones diversas y anticiparse a nuestra necesidades, sin necesidad de tocar ningún botón.

Conclusiones

  • La tecnología seguirá evolucionando y resolviendo los problemas de complejidad que se presentan. Una herramienta muy útil en ello, y que cada vez se utilizará más, es la inteligencia artificial.
  • Los sectores más beneficiados por ello, seguramente serán la salud, la educación, la seguridad y la mercadotecnia. Un nuevo mundo complejo, pero simplificado por nuevas herramientas como el web adaptado a nuestros contenidos y el uso de la voz como interfaz universal para coordinar los sistemas y aparatos conectados al Internet de las Cosas, está en proceso de desarrollo.

Pronto tendremos noticias de ello para seguir fascinándonos del mundo de la tecnología.

 

Autor:

Fecha: 
Martes, 25 de Agosto 2015 - 17:30
Redes sociales: 
1
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

Mercado de Dispositivos Vestibles

Entre las vertientes de Internet de mayor crecimiento en los últimos años, que además es fuente de constantes innovaciones, se encuentra “El Internet de las cosas”, que permite conectar a los diferentes dispositivos a la red para automatizar instrucciones y procesar información para desarrollar inteligencia.

Esta tendencia va aparejada con el crecimiento de la tecnología móvil, donde el dispositivo más utilizado será el celular inteligente. La tecnología móvil potenciará la conexión de dispositivos como los vehículos, los refrigeradores, pasando por la televisión, múltiples sensores en las ciudades y hasta en el cuerpo. Todo esto nos ayudará a conectar y enviar datos y recibir instrucciones de manera continua.

A la par del crecimiento de “El Internet de las cosas” se desarrolla una poderosa industria de los denominados dispositivos vestibles (wearables, en su forma inglesa).

Crecimiento de la industria de dispositivos Vestibles

Recientemente la empresa IDC dio a conocer un estudio sobre la tendencia del mercado de los dispositivos vestibles, mismo que ha crecido en el primer trimestre en 200% en comparación al mismo periodo en 2014.

  • La venta de dispositivos vestibles en los tres meses del año llegaron a 11.4 millones de unidades, en comparación con los 3.8 millones logradas el año pasado.
  • Para IDC, los factores que impulsan este crecimiento son: 1) el creciente interés por parte de los usuarios y la consolidación de las plataformas, servicios y aplicaciones que permiten su uso cotidiano; 2) la competencia entre los fabricantes de los dispositivos, que se refleja principalmente en los precios (40% de los dispositivos cuestan por debajo de los 100 dólares) y las opciones; y 3) el probable efecto causado por dispositivos que han creado grandes expectativas, como es el caso del Apple Watch.
  • Sin considerar todavía los resultados de la venta del iWatch de Apple, quienes dominan el mercado de los dispositivos Vestibles son Fitbit y Xiaomi.
  • Fitbit se especializa en accesorios para el deporte y la actividad física. Logró vender 3.9 millones de unidades durante el primer trimestre del año, 130% más que el pasado año. Sin embargo, pierde mercado, quedándose con 34%, en comparación con 45% que tenía el año pasado.
  • El fabricante chino Xiaomi vendió 2.8 millones dispositivos durante los tres primeros meses del año. Completan la lista de los cinco principales Garmin, Samsung y Jawbone.

Conclusiones

La tendencia del mercado de los dispositivos Vestibles se prevé siga en ascenso los próximos años. Se pronostica que para 2020 habrá entre 40 y 80 mil millones de dispositivos conectados al “Internet de las cosas”.

Todo ello nos acerca a un mundo más automatizado que busca explotar mejor la información que producen los artefactos tecnológicos para mejorar la salud, el ahorro de energía, la vinculación entre sistemas y la organización en general.

Esperemos pues que en los próximos años, la tecnología nos haga una vida más sencilla, placentera y fácil. Al menos es lo que prometen los fabricantes de los dispositivos vestibles. ¿Les podremos creer?

Autor:

Fecha: 
Martes, 16 de Junio 2015 - 16:30
Redes sociales: 
1